Quirónsalud

Saltar al contenido

Cinco mujeres a través del valle del Annapurna para demostrar que después del cáncer hay mucha vida

Epílogo: El hielo fue nuestro espacio en blanco en el que cada uno escribió su relato.

Escribir sin preguntarse para qué. La noche nos recibió oscura y con humildes galas verdes, el cielo se contoneaba: eran las auroras boreales. La noche oscura y sin luna.bandera reto polar quirónsalud

Amaneció con lluvia y así, los primeros días se hicieron incómodos y fastidiosos. Pasamos del mar y navegar a colinas tapizadas de colores y frutos por las que nos tocaba subir buscando el hielo. Todo era ilusión y entusiasmo. No había obstáculos para nuestras cinco campeonas. El segundo día llegamos al glaciar, blanco, frío y duro. Nos ataviamos de invierno y con los crampones en las botas comenzamos el ascenso por la superficie helada. Hielo y cada vez más hielo. Subimos una colina y luego otra y así nunca acabar. Cada vez había más blanco, hasta que nos engulló. Había montículos, grietas profundas y mucha agua por todos lados. Los días empezaron a ser iguales: frío, caminar, de comer más bien poco y cansancio que se iba acumulando poco a poco. Vosotras, siempre enteras y alegres, unidas y animosas. De salud bien, con algunos pequeños achaques que fuimos solucionando poco a poco. A veces un baile, risas y siempre dispuestas para seguir adelante. El hielo nos dio el hueco donde despertar, las horas necesarias de quietud para escuchar, el espacio vacío donde nada repara. El hielo fue nuestro espacio en blanco en el que cada uno escribió un relato. Fue una pausa y, como todo, este proyecto es un mensaje, supongo que la enfermedad fue también un espacio vacío desde el que todas vosotras despegasteis con la energía que habéis exhibido estos días de expedición. También hubo sus más y sus menos, como en cualquier trozo de vida. No faltó incertidumbre y miedo, aunque ellas no se acuerden ahora. El balance final, increíble.

agua

Gracias por vuestra compañía y por la humildad de vuestro intenso mensaje de cómo las auroras adornan todo lo que habéis conseguido. Después del reventón: reto más que conseguido. Lorena, Micaela, Ana, Esther, Encarnación, desde Quirónsalud os damos una gran enhorabuena, se despide, vuestro médico: Alberto Francés.

Antes de la última frase, conviene añadir un epígrafe también para agradecer a las cuatro personas que han estado en la expedición que dice así: quiero agradecer también la importante labor que han realizado nuestros guías Carmen, Curro, Francesco y Gill. Nos han guiado con tesón, con ilusión y nos han cuidado todo lo que han podido, que ha sido mucho. También agradecer a los expedicionarios que se han encargado del reportaje gráfico para poder transmitir este mensaje. Grabar en las condiciones en las que hemos estado ha sido francamente complicado y todo su trabajo tiene un mérito que sólo se conoce cuando se ha estado viviendo la expedición desde dentro. Muchas gracias a Raúl Vaquero y a Julián. Unos fenómenos de la cámara.vuelta a casa

Gracias también a Eric Fratini que nos acompañó en la primera parte de la expedición hasta que, por motivo de una lesión, tuvo que ser trasladado a una base para volver al campamento de Qassiarssuk.

Sin duda: Reto conseguido.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Cuaderno de bitácora del Reto Pelayo Vida
Sobre este blog

Quirónsalud repite, por tercer año consecutivo, como Proveedor Médico Oficial de esta iniciativa de Grupo Pelayo Vida que persigue divulgar los beneficios del trabajo en equipo, del afán de superación, de esperanza y, como no, de la práctica deportiva para superar el cáncer. Este año, cinco valientes mujeres que han luchado y vencido al cáncer, se embarcan en una aventura que las llevará desde sus lugares de origen a Nepal, donde les esperan más de 300 kilómetros en bicicleta a 4.000 metros de altura.

Perfil profesional
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.