Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Alfonso Vidal Marcos. Anestesiología y Reanimación. Hospital Sur.

  • Dolor y obesidad

    La configuración del ser humano como mamífero, vertebrado, cuadrúpedo, omnívoro es la definición de un diseño inicial. Es discutible incluso que nuestra especie haya sido diseñada, parece más bien la consecuencia de un proceso evolutivo en el que el azar los múltiples cambios climáticos y el ascenso y declive de otras especies ha jugado un papel decisivo.

    obesidad1obesidad1

    Pensemos en la era de los dinosaurios y las más que remotas posibilidades de supervivencia de nuestra especie frente a competidores tan colosales. Sin embargo, los otros depredadores como grandes felinos, úrsidos o cánidos, capaces de discutirnos la hegemonía o, incluso las otras especies humanas como la de los neandertales, fueron finalmente "domeñadas" por nuestra gran capacidad de adaptación y competencia, hasta desaparecer o hacerse intranscendentes.

    obesidad2obesidad2

    Ese diseño, se basó en un análisis rápido de las situaciones, toma de recursos y retirada a entorno más seguro, es decir una vida absolutamente activa, en la recolección de frutos de la tierra, búsqueda de carroñas y ocasionalmente caza de algún animal.

    Sin embargo, la inteligencia un arma cargada de futuro, como la poesía, fue haciéndonos aprender e integrar experiencias propias y ajenas haciendo que las otras especies fueron convirtiéndose en presas y nosotros en los máximos y casi únicos depredadores.

    obesidad3obesidad3

    De esa manera la actividad imprescindible para la supervivencia dejó de serlo y los recursos limitados y las hambrunas se sustituyeron por opulencia y con ella vino la enfermedad de nuestro tiempo y de nuestra civilización, la obesidad, llamada de forma eufemística sobrepeso para hacer más liviano el fatídico diagnóstico.

    obesidad4obesidad4

    La obesidad es fruto de este diseño imperfecto, pero sobre todo lo es de nuestro estilo de vida.

    Vivimos en un mundo en el que hay un gran excedente de alimentos, alimentos pensados para un consumo rápido, con alto valor calórico y que invita a repetir el consumo por una recompensa tanto física como psíquica de su consumo.

    obesidad5obesidad5

    Hay otros actores no inocentes, grandes grupos empresariales han fomentado un consumo sin control, alimentos de fácil producción y digestión llenos de principios inmediatos cargados de calorías.

    Un último aspecto tiene que ver con la aparente ayuda del progreso a los desplazamientos y el trabajo cada vez menos activo. Ascensores, trenes, automóviles, tractores o aviones, han venido a facilitarnos el desplazamiento, el corto y el largo y al tiempo ahorrar las calorías consumidas en el día a día que cada vez más tienden a cero.

    obesidad6obesidad6

    Por tanto la tormenta perfecta está en marcha, abundancia, alimentos poco saludables con alto valor calórico, vida sedentaria y un último detonante, el estrés.

    La bomba ya ha estallado. La obesidad es responsable de mucha de la patología cardiovascular o de la diabetes, pero además es una gran facilitadora de los daños de la artrosis, osteoporosis y del dolor lumbar o articular de nuestra sociedad.

    La obesidad produce dolor y, desgraciadamente, agrava el dolor originado por otra causa.

    obesidad7obesidad7

    Pero qué es obesidad, más de un 5%, de un 10%, la respuesta no está clara no es la misma para todos los casos, la variabilidad depende de la naturaleza de cada paciente y de sus circunstancias y necesidades.

    El concepto de obesidad basado en el índice de masa corporal actualmente está en revisión pese a la enorme utilidad que ha supuesto un concepto tan simple de obtener como dividir el peso en kilos entre el cuadrado de la estatura en metros.

    • Si es igual o superior a 25, tienes unos kilos de más.
    • Si el IMC está por encima de 30, podemos hablar de obesidad.

    La tasa de obesidad en la población española se ha duplicado en los últimos 20 años estimándose que más de la mitad de la población adulta, está por encima de su peso, un 36% de la población con sobrepeso y un 17% con obesidad.

    Las razones habría que buscarlas en un cambio global de forma de vida:

    - Menos ejercicio desde la infancia, empujado por los cambios en el ocio del deporte al aire libre hacia el video juego y las redes sociales

    - Cambio en el paradigma alimentario de la dieta mediterránea a la fast food, de la fibra, los vegetales, el pescado y los hidratos de carbono complejos de absorción lenta, a los alimentos ultraprocesados, atractivos a la vista, ricos en grasas saturadas y azucares a mansalva (todo prefabricado, a domicilio y envasado en plástico al vacío).

    - La organización social en suma llena de estrés, con largas distancias de los puestos de trabajo a la vivienda que impiden integrar la vida laboral y familiar e invitan al sedentarismo y a la incomunicación.

    Con estos datos y la relación cierta de la obesidad con enfermedades como la diabetes, la hipertensión o la cardiopatía isquémica y la más que demostrada correlación de la obesidad con las alteraciones osteoarticulares degenerativas tenemos que pedir a la sociedad que se conciencie y a los administradores y profesionales que pongan los medios para prevenir y tratar una epidemia.

    obesidad8obesidad8

    No se trata de que todos seamos iguales con un único patrón de distribución de la grasa corporal o la musculatura, la nariz o el cabello, sino una forma armónica individualizada y sostenible que aúne la salud y la autoaceptación de nuestra imagen corporal.

  • Osteoporosis, su nombre lo dice todo

    La osteoporosis es una enfermedad progresiva caracterizada por la pérdida de masa ósea. El profesor de anatomía patológica Friedrich Von Recklinhausen perfiló a finales del siglo XIX la primera clasificación de las enfermedades óseas según fueran malácicas, poróticas o esclerosantes. Durante el siglo XX se ha perfilado el diagnóstico y se ha definido con mayor claridad.

    El hueso constituye un conglomerado vivo de proteínas e hidroxiapatita modelado por la actividad física, la presencia de minerales y vitamina D.

    Osteoporosis

    La presencia de grupos celulares especializados osteoblastos y osteoclastos y la influencia hormonal y metabólica (incluyendo los niveles de calcio en sangre y el complejo papel de este ion en el metabolismo), la contracción muscular o la transmisión del dolor convierten al hueso en actor esencial de la estructura orgánica y de su función.

    La osteoporosis suele asociarse a la menopausia y, en todo caso, su incidencia se incrementa con la edad, aunque con un gran predominio femenino. Su etiología es multifactorial aunque el déficit hormonal constituye la primera causa en las mujeres postmenopaúsicas y la primera línea de tratamiento (con análogos hormonales del tipo bacedoxifeno). Sin embargo, existen muchos otros factores implicados en su aparición: el sedentarismo, el alcohol, el tabaco, el déficit de vitamina D o de Calcio, o el tratamiento crónico con esteroides son algunos factores coadyuvantes.

    Los tratamientos empleados van desde el reemplazo hormonal o el uso de análogos como el bacedoxifeno, los bifosfonatos como el zoledronato, alendronato (solo o asociado a Vitamina D), ibandronato de uso mensual o los nuevos agentes como el denosumab de uso semestral.

    La dosificación semanal, mensual o semestral han aportado un gran beneficio y comodidad a los pacientes en el seguimiento del tratamiento aunque también han traído nuevos inconvenientes y precauciones.

    La aparición de fracturas atípicas, necrosis avascular de mandíbula, relacionadas con los bifosfonatos y agravadas por una odontología actual, cada vez más intervencionista; y la incidencia mayor de infecciones subcutáneas o cistitis para los moduladores del sistema inmune; o los trastornos cardiovasculares asociados al ranelato de estroncio; nos indican que los tratamientos para la osteoporosis no son perfectos y necesitan la natural precaución y seguimiento profesional de una enfermedad crónica.

    Por una vez, sabemos de esta enfermedad muchos factores de riesgo evitables y que convierten la prevención en el mejor tratamiento.

    La densidad de la masa ósea se incrementa hasta la tercera década de la vida. Ese techo óseo es el punto desde el que el hueso va perdiendo densidad. El ejercicio físico, la exposición solar y la alimentación adecuada durante el desarrollo elevan ese techo mejorando la evolución en el futuro.

    Esos mismos hábitos y en el mismo sentido mantienen la masa ósea más tiempo. Sólo nos quedan dos consejos complementarios: evitar el tabaco y el alcohol.

    El caso que acudió a nuestra unidad era de un varón de 55 años de edad con un cuadro de dolor torácico y lumbar. El paciente había sido diagnosticado hace años de osteoporosis en probable relación con su patología respiratoria severa, su tabaquismo empedernido, el uso de corticoides crónico y su sedentarismo. Todos ellos factores agravantes.

    Osteoporosis

    Osteoporosis

    El paciente acude por dolor torácico, al ser interrogado refirió que no empleaba tratamiento para la osteoporosis al estar en pleno proceso de revisión e implantes dentales. Su odontólogo le aconsejó no usar temporalmente el tratamiento para evitar la temida osteonecrosis mandibular.

    El resultado fue un incremento de su cuadro doloroso vertebral que precisó introducir tratamiento con etorecoxib y oxicodona, y agilizar el tratamiento dental para recuperar el uso de bifosfonatos que habían mantenido el cuadro a raya.

    Realizar ejercicio, mantener una dieta variada y evitar los hábitos comentados fue otro de los tratamientos prescritos. Un mes después de la primera visita pudo dejar el etorecoxib y cuatro meses después comenzamos a reducir el uso de oxicodona hasta dejarlo a demanda con 10mg cada 12-24h.

    Osteoporosis

    Osteoporosis

    De nuevo, la solución a un problema complejo empieza y termina como los cuentos infantiles con las mismas palabras: HABITOS DE VIDA SALUDABLES, EJERCICIO, AIRE LIBRE Y ALIMENTACION VARIADA, qué difícil es lo sencillo.

Buscador de Doloralia
Sobre este blog

Un blog de dolor, anestesia y reanimacion desde un punto de vista clinico y sanitario pero tambien social y cultural

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.