Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Alfonso Vidal Marcos. Anestesiología y Reanimación. Hospital Sur.

  • Neuralgia Postherpética: el dolor del siglo XXI

    Neuralgia postherpética_1Neuralgia postherpética_1

    Los virus Herpes (serpiente) tipo 3, responsable de la varicela y el Zoster, nos vienen acompañando en nuestra evolución como otros seres vivos, desde que el hombre es hombre, comparten nuestra historia, nuestro medio ambiente y nuestro cuerpo, pues son gérmenes parásitos puros muy lábiles. De hecho no pueden sobrevivir fuera de nosotros y toleran muy mal casi cualquier sistema de desinfección. Somos su único hábitat conocido, por eso se han adaptado para sobrevivir acantonados en nuestros ganglios sensitivos cuando nuestro sistema inmune les persigue y son extremadamente contagiosos.

    En nuestro medio la mayoría de los niños ha tenido contacto con la infección. La varicela es una afección sistémica, que suele ser benigna en la infancia, y más grave en la edad adulta.

    La evolución no solo nos ha beneficiado a nosotros como especie, también a nuestros parásitos que se extinguirán con nosotros si desaparecemos de la Tierra.

    Como todos los virus viven integrados dentro una célula acoplando su ADN al de la victima, que lo reproduce al tiempo que el suyo propio. Esto explica la ineficacia del tratamiento y la razón por la que solo podemos adoptar medidas preventivas o sintomáticas ante su presencia.

    En determinadas circunstancias esos virus pueden reactivarse dando lugar a una infección localizada, el herpes zoster, que se asocia con dolor muchas veces persistente, la neuralgia postherpética.

    El herpes zoster es una enfermedad relativamente frecuente que afecta, sobre todo, a individuos de más de 50 años. Esta enfermedad afecta a un grupo nervioso y el dermatomo que lo cubre, dando lugar a una afectación cutánea con lesiones que evolucionan de eritema a vesículas y, después, a costras (rash cutáneo), y neuralgia.

    La presentación clínica puede iniciarse con el rash o por la neuralgia, y en ocasiones puede existir una sola de las sintomatologías. Suele aparecer sin que exista un factor claro desencadenante, aunque un 50% de los afectados presentan síntomas prodrómicos. El primer síntoma local es el dolor o la hiperalgesia en el dermatomo afecto, seguido 3-4 días después por la aparición de cúmulos vesiculares localizados a lo largo de aquél. El rash del herpes zoster se caracteriza por la aparición de vesículas o ampollas sobre una base eritematosa, que tiene una distribución unilateral sobre el dermatotomo afecto.

    Las lesiones vesiculares suelen durar alrededor de siete dias, que evolucionan a costras que dejan una erosión superficial. La curación puede dar lugar a cicatrización. Los segmentos torácicos son los que se afectan con mayor frecuencia (50%).

    Neuralgia postherpética_2Neuralgia postherpética_2 Neuralgia postherpética_3Neuralgia postherpética_3


    La rama oftálmica del trigémino, es la más frecuentemente afectada de los pares craneales. Las lesiones pueden acompañarse de quémosis y queratoconjuntivitis y ulceras corneales persistentes por la anestesia que suele asociarse al cuadro.

    Las complicaciones del herpes zoster incluyen la sobreinfección bacteriana, la cicatrización, la afectación oftalmológica, el síndrome de Ramsay-Hunt, la meningo-encefalitis y la parálisis motora.

    En personas mayores, la complicación más habitual es la neuralgia postherpética, con dolor intenso, de muy difícil control. El dolor puede ser continuo o de características paroxísticas y puede durar desde semanas a meses. A veces puede asociarse parálisis motora por la posible diseminación a fibras motoras.

    El diagnóstico de la varicela y del herpes zoster se basa en la historia clínica y en el examen clínico de las lesiones, y por los estudios serológicos con una elevación de los títulos de anticuerpos específicos.

    El tratamiento del herpes zoster debe ser sintomático, para evitar la sobreinfección de las lesiones.

    En mayores de 50 años, inmunocomprometidos o en pacientes con afectación ocular está indicada la administración de tratamiento oral con antivirales (Aciclovir, Famviclovir o Valaciclovir durante una semana).

    El tratamiento del dolor debe igualmente ser precoz e intenso, haciendo esto que un cuadro de neuralgia sea menos intenso en caso de presentarse.

    La inmunidad celular juega un papel central en el desarrollo del herpes zoster -los niveles de anticuerpos contra el virus de varicela-zoster permanecen estables con la edad-. La incidencia y severidad del herpes zoster y de la neuralgia postherpética está relacionada con una disminución de la respuesta inmunitaria celular frente al virus, propia de la edad.

    Ángeles es una paciente de 63 años, acudió tras haber padecido un herpes intercostal y desarrollar una neuralgia de difícil control. Ya había recibido antes de acudir a la Unidad del Dolor, amitrptilina, pregabalina y tramadol a dosis altas con escasa respuesta. Su dolor, quemante eléctrico, le atormentaba, impidiéndole el contacto con cualquier cosa, haciéndola estar en casa con apenas una blusa de gasa fina para minimizar el roce de la ropa, hasta una corriente de aire le molestaba.

    Iniciamos tratamiento con oxicodona con naloxona por su hábito estreñido hasta 40 mg al día y le empezamos a aplicar crema anestésica tópica (EMLA).

    El resultado fue prometedor y decidimos añadir lidocaína en parches tópicos al 5%, mejorando de forma intensa pero incompleta y relacionada con el uso de los parches.

    Decidimos entonces emplear capsaicina tópica en parche al 8%. La capsaicina bloquea las fibras C depleccionando de sustancia P las terminaciones nerviosas. Su uso es simple pero muy doloroso, por lo que precisa la preparación de la zona con crema anestésica una hora antes y la vigilancia del paciente mientras se aplica (se debe hacer con vigilancia por lo que está reservado para su uso en centros sanitarios).

    Tras retirarlo Ángeles quedo con una zona enrojecida, pero a las pocas horas notó como si la interferencia se hubiera apagado. Su dolor desapareció y no volvió a presentarse (más de 36 meses después).

    Neuralgia postherpética_4Neuralgia postherpética_4

    La razón de la reactivación no la conocemos a ciencia cierta, pero sabemos algunas estrategias de prevención. La dieta rica en frutas y verduras disminuye la incidencia y el uso de una vacuna disminuye el número y severidad de cuadros de neuralgia postherpética.


    Neuralgia postherpética_5Neuralgia postherpética_5 Neuralgia postherpética_6Neuralgia postherpética_6


    Se ha demostrado que la administración de una vacuna de virus atenuado de varicela zoster que contenga una concentración de unidades formadoras de colonias suficiente (12 veces superior a la de la vacuna de la varicela) puede reducir en un 51% de la incidencia del zoster y de un 67% la de neuralgia postherpética. Estas vacunas como otras son una gran esperanza de salud para el futuro y permitirán reducir la incidencia y severidad del cuadro.

    Neuralgia postherpética_7Neuralgia postherpética_7


  • Dolor y obesidad

    La configuración del ser humano como mamífero, vertebrado, cuadrúpedo, omnívoro es la definición de un diseño inicial. Es discutible incluso que nuestra especie haya sido diseñada, parece más bien la consecuencia de un proceso evolutivo en el que el azar los múltiples cambios climáticos y el ascenso y declive de otras especies ha jugado un papel decisivo.

    obesidad1obesidad1

    Pensemos en la era de los dinosaurios y las más que remotas posibilidades de supervivencia de nuestra especie frente a competidores tan colosales. Sin embargo, los otros depredadores como grandes felinos, úrsidos o cánidos, capaces de discutirnos la hegemonía o, incluso las otras especies humanas como la de los neandertales, fueron finalmente "domeñadas" por nuestra gran capacidad de adaptación y competencia, hasta desaparecer o hacerse intranscendentes.

    obesidad2obesidad2

    Ese diseño, se basó en un análisis rápido de las situaciones, toma de recursos y retirada a entorno más seguro, es decir una vida absolutamente activa, en la recolección de frutos de la tierra, búsqueda de carroñas y ocasionalmente caza de algún animal.

    Sin embargo, la inteligencia un arma cargada de futuro, como la poesía, fue haciéndonos aprender e integrar experiencias propias y ajenas haciendo que las otras especies fueron convirtiéndose en presas y nosotros en los máximos y casi únicos depredadores.

    obesidad3obesidad3

    De esa manera la actividad imprescindible para la supervivencia dejó de serlo y los recursos limitados y las hambrunas se sustituyeron por opulencia y con ella vino la enfermedad de nuestro tiempo y de nuestra civilización, la obesidad, llamada de forma eufemística sobrepeso para hacer más liviano el fatídico diagnóstico.

    obesidad4obesidad4

    La obesidad es fruto de este diseño imperfecto, pero sobre todo lo es de nuestro estilo de vida.

    Vivimos en un mundo en el que hay un gran excedente de alimentos, alimentos pensados para un consumo rápido, con alto valor calórico y que invita a repetir el consumo por una recompensa tanto física como psíquica de su consumo.

    obesidad5obesidad5

    Hay otros actores no inocentes, grandes grupos empresariales han fomentado un consumo sin control, alimentos de fácil producción y digestión llenos de principios inmediatos cargados de calorías.

    Un último aspecto tiene que ver con la aparente ayuda del progreso a los desplazamientos y el trabajo cada vez menos activo. Ascensores, trenes, automóviles, tractores o aviones, han venido a facilitarnos el desplazamiento, el corto y el largo y al tiempo ahorrar las calorías consumidas en el día a día que cada vez más tienden a cero.

    obesidad6obesidad6

    Por tanto la tormenta perfecta está en marcha, abundancia, alimentos poco saludables con alto valor calórico, vida sedentaria y un último detonante, el estrés.

    La bomba ya ha estallado. La obesidad es responsable de mucha de la patología cardiovascular o de la diabetes, pero además es una gran facilitadora de los daños de la artrosis, osteoporosis y del dolor lumbar o articular de nuestra sociedad.

    La obesidad produce dolor y, desgraciadamente, agrava el dolor originado por otra causa.

    obesidad7obesidad7

    Pero qué es obesidad, más de un 5%, de un 10%, la respuesta no está clara no es la misma para todos los casos, la variabilidad depende de la naturaleza de cada paciente y de sus circunstancias y necesidades.

    El concepto de obesidad basado en el índice de masa corporal actualmente está en revisión pese a la enorme utilidad que ha supuesto un concepto tan simple de obtener como dividir el peso en kilos entre el cuadrado de la estatura en metros.

    • Si es igual o superior a 25, tienes unos kilos de más.
    • Si el IMC está por encima de 30, podemos hablar de obesidad.

    La tasa de obesidad en la población española se ha duplicado en los últimos 20 años estimándose que más de la mitad de la población adulta, está por encima de su peso, un 36% de la población con sobrepeso y un 17% con obesidad.

    Las razones habría que buscarlas en un cambio global de forma de vida:

    - Menos ejercicio desde la infancia, empujado por los cambios en el ocio del deporte al aire libre hacia el video juego y las redes sociales

    - Cambio en el paradigma alimentario de la dieta mediterránea a la fast food, de la fibra, los vegetales, el pescado y los hidratos de carbono complejos de absorción lenta, a los alimentos ultraprocesados, atractivos a la vista, ricos en grasas saturadas y azucares a mansalva (todo prefabricado, a domicilio y envasado en plástico al vacío).

    - La organización social en suma llena de estrés, con largas distancias de los puestos de trabajo a la vivienda que impiden integrar la vida laboral y familiar e invitan al sedentarismo y a la incomunicación.

    Con estos datos y la relación cierta de la obesidad con enfermedades como la diabetes, la hipertensión o la cardiopatía isquémica y la más que demostrada correlación de la obesidad con las alteraciones osteoarticulares degenerativas tenemos que pedir a la sociedad que se conciencie y a los administradores y profesionales que pongan los medios para prevenir y tratar una epidemia.

    obesidad8obesidad8

    No se trata de que todos seamos iguales con un único patrón de distribución de la grasa corporal o la musculatura, la nariz o el cabello, sino una forma armónica individualizada y sostenible que aúne la salud y la autoaceptación de nuestra imagen corporal.

  • Los héroes olvidados de la ciencia

    La Ciencia, la nueva religión que gobierna e interpreta el pasado y el futuro, tiene toda una serie de herramientas de desarrollo y de investigación. Por supuesto que el papel de los científicos es fundamental. Hombres y mujeres abnegados, sin horarios, muchas veces poco o nada reconocidos y, desde luego mal pagados. Investigar en muchos países, y quizá en España, es llorar; y requiere recursos económicos, pero también motivación que no se paga con dinero sino con reconocimiento social y apoyo institucional (amén de esos recursos).

    héroes1héroes1

    Estos días/meses venimos teniendo conciencia de la importancia de la ciencia para afrontar retos impensables o presuntamente derrotados en el pasado, sí señor, ¿qué Ciencia? ¿Cuál es nuestra Ciencia?

    Muchas cuestiones pueden proponerse. La Ciencia ¿debe investigar sobre las necesidades de los ciudadanos que la financian? Por tanto, ¿nuestra Ciencia debe investigar en las necesidades de los españoles, de los europeos, de los occidentales? O ¿debe investigar las necesidades de la humanidad, las causas que más enfermedad o muerte producen?

    ¿Quién debe capitanear esas iniciativas, investigadores a título individual, centros de investigación, universidades, consejos superiores de investigaciones, o más bien, empresas privadas, laboratorios farmacéuticos o empresas de servicios sanitarios?

    ¿Es lícito ganar dinero tras desarrollar soluciones a problemas generales, y cobrar a cada usuario por el empleo de las soluciones encontradas por iniciativas particulares, o debe facilitarse el acceso libre a todos los que lo necesiten? ¿Quién debe asumir los costes en uno u otro caso? ¿Deben ser los Estados, las agrupaciones de naciones, la ONU? Las ONG?

    No es fácil la respuesta, los ricos y los pobres se interesan por sus propios problemas y suelen estar menos interesados en los problemas de los demás. Cuando pensamos en la justicia social, siempre acotamos el entorno de forma más o menos inconsciente, a nuestro espacio social y dejamos fuera, otros entornos quizá menos favorecidos.

    El sida, el ébola, la malaria, el dengue, el covid, el hambre, las guerras, la discriminación por sexo o raza, son grandes retos para la humanidad, pero no preocupan por igual en los diferentes países y continentes.

    Pero, no es de esto de lo que quería hablar hoy, quería recordar a los héroes anónimos, que dedican y han dedicado su vida a la Ciencia de una forma desinteresada y completa, los animales de experimentación.

    La ciencia viene progresando desde hace siglos gracias al método, a la sistemática, a la observación de la naturaleza y a la repetición de modelos en condiciones específicas. Los modelos animales han sido y son esenciales y no suelen ser voluntarios los que se someten a los diversos experimentos.

    La ética en el manejo de estos modelos animales ha cambiado sus condiciones de vida. Los animalarios la alimentación, temperatura. La forma de realización de los experimentos y el sufrimiento innecesario se han limitado al máximo, pero distan mucho de ser voluntarios o de disponer de las condiciones de vida de la naturaleza.

    héroes2héroes2

    Debemos aceptar que su sacrificio, su fisiología, su disposición nos ayuda a otros seres a mejorar nuestra vida y ayudarnos en nuestro camino hacia el conocimiento y el futuro.

    Uno de los ejemplos paradigmáticos por su relevancia, por la mala fortuna y también por su relación con la anestesia, los monos ardilla Abel y Baker, pioneros de la carrera espacial en los años 50 y 60.

    héroes3héroes3

    Fueron embarcados en los primeros vuelos estratosféricos de la NASA para realizar circunnavegaciones espaciales en los primeros cohetes. Realizaron su tarea a la perfección y regresaron a la Tierra con una valiosísima información, después de ser sometidos a las pruebas de altura, velocidad, aceleración con éxito. Uno de ellos se conserva disecado en el museo aeroespacial de Washington como homenaje, el otro vivió hasta los 27 años de edad.

    Fue la mala fortuna de una infección y complicaciones anestésicas la que malogró su vida, su sacrifico no fue en balde y creo que, aunque personalizado en ellos debemos reconocer a estas otras especies su ayuda para la supervivencia de la vida en nuestro planeta.

    Para acabar con la vida, no pedimos ayuda a nadie, nos bastamos solos.

  • PILATES: ESTRATEGIA ÚTIL CONTRA EL DOLOR LUMBAR

    La patología lumbar constituye la primera causa de dolor crónico en nuestra sociedad. Al menos un 20% de la población padece dolor crónico y de estos la inmensa mayoría son dolores vertebrales. Un 80% de la población sufre de dolor vertebral en algún momento de su vida.

    La causa más frecuente de dolor lumbar es la lumbalgia inespecífica, relacionada con alteraciones en la estática y desequilibrios en el tono y fuerza de los músculos de los canales vertebrales y de la prensa hidro-aérea abdominal y también los músculos de brazos y piernas. Su fatiga y su rigidez afectan al normal movimiento de la co­lumna, provocando con el tiempo so­brecargas articulares a varios niveles, que son el origen del dolor.

    El Método Pilates es una forma de ejercicio, que facilita en pocas sesiones potencia, flexibilidad y control sobre el tono muscular y el cuerpo en movimien­to.

    Está indicado para mejorar la forma físi­ca, siendo el método número uno en los principales gimnasios de todo el mun­do, pero también como método de prevención y tratamiento es una de las técnicas de rehabilitación y fi­sioterapia mas empleadas por su eficacia.

    Las sesiones se adaptan a cada persona según su capacidad, desde pacientes con problemas de mo­vilidad (incluso mayores de 80 años), a deportistas de élite que busca mejorar su técnica o prevenir lesiones y evitar molestias.

    pilates1pilates1

    Las clases de Pilates utilizan diferentes estrategias tanto apa­ratos, como ejercicios en el suelo sobre una colchoneta. Sin embargo, en contra de la creencia general, se inicia la actividad con aparatos ya que el tra­bajo en el suelo es un trabajo avanzado pues ya a muchas personas les cuestas agacharse y luego levantarse.

    Para el tratamiento de la patología lumbar con el Método Pilates, lo más importante son los princi­pios que subyacen en cada ejercicio y que nos permiten obtener beneficio aplicados a nuestros gestos coti­dianos de este "yoga occidental" en cual­quier situación. Esa es una de las razo­nes del éxito de escuelas de Pilates, que incorpora conceptos prove­nientes de las numerosas técnicas que se han desarrollado en las últimas dé­cadas, como, liberación miofascial, osteopatía, etc... No olvidemos que Joseph Pilates murió en 1967 y el método ha seguido creciendo y perfeccionándose.

    Estos principios los podemos esquematizar en varios conceptos:


    pilates2pilates2

    • Respiración adaptada al movimiento y relacionada con todas las dimensiones del mismo. Al inspirar se produce un aumento de la lordosis lumbar. Esto debemos contemplarlo a la hora de realizar ejercicios. Según las circunstancias, habrá ejercicios que convendrá realizarlos sol­tando el aire, en espiración, para blo­quear esa lordotización.
    • Potenciar el alargamiento axial de la columna y los miembros en movimiento para evi­tar la compresión de las articulaciones cuando se mueven. Los ejercicios de este tipo permiten añadir potencia y flexibilidad al conjunto.
    • Facilitar la articulación de todas y cada una móviles, articular perfectamente cada estructura que se mueve: evitar mover en bloque, buscar armonía y la movilización sucesiva de to­das las articulaciones.
    • Control central, es decir, el movimiento surge del centro de gravedad y se desplaza hacia fuera. De­bemos pues mantener un absoluto control de la zona central, esto es, los abdominales, diafragma y suelo pélvi­co.

    pilates3pilates3

    • Realizar todos los ejercicios, siempre, con los diferentes segmentos corporales bien alineados. Las articulaciones así, no sufrirán y educamos nuestro cuerpo en la postura correcta. Nuestro sistema propioceptivo se acostumbrará a tra­bajaren la postura más correcta.
    • Organización inicial de los elementos anatómicos pro­ximales para facilitar, después, el movimiento de los distales. Esto quiere decir que de­bemos aprender a disociar los movimientos de la mano de los del hombro, por ejemplo. En muchos casos implicamos a más estructuras de las que necesita­mos, con lo que el movimiento pierde fluidez. Son conceptos lógicos, que requieren entrenamiento y paciencia pero estudiados en cada ejer­cicio son los responsables del éxito fi­nal.

    pilates4pilates4

    Intentaremos siempre: mantener la pelvis estable cuando nos movemos, pues desde la pelvis se yergue la co­lumna vertebral. Aprender a articular cada segmento de la columna, flexi­bilizándola para evitar cargar todo el movimiento sólo sobre unas pocas arti­culaciones. Trabajar los músculos en alargamiento para conseguir que sean fuertes y flexi­bles. Evitar los movimientos de brazos, hombros y cuello en tensión para preve­nir los dolores. En definitiva, darle a la columna toda su fuerza y estabilidad y a los músculos facilitarles su labor.

    Entre los problemas de columna para los que puede existir una clara indicación del Método Pilates, están:

    • Lumbalgias y dorsalgias: ali­viando la tensión de los músculos y me­jorando el alineamiento de cada una de las diferentes curvaturas
    • Hernias de disco y ciatalgias: descompri­miendo los nervios y reestructurando la arquitectura de la columna para evitar las recaídas y los dolores.
    • Escoliosis: contribuyendo a evitar su avance y en ocasiones mejorando las curvaturas.
    • Espondilitis anquilopoyética y otras ri­gideces: mejorando la movilidad de la columna y la del tórax para la respira­ción.
    • Osteoporosis: reduciendo la pérdida de hueso y mejorando las curvas de la espalda (cifosis dorsal y lordosis lum­bar).
    • Recuperación de cirugías de co­lumna: es un método muy seguro, que acelera el tiempo necesario para rehabilitarse tras una opera­ción.
    • Dolores mecánicos por sobrecarga muscular: fortaleciendo los músculos y recuperando la movilidad para la actividad del día a día.

    Lo importante para tener éxito es un buen diagnóstico del proble­ma, un tratamiento integral adecuado, con medicación si precisa, un buen diseño de los ejercicios para el tratamiento y un buen conocimiento de los ejerci­cios Pilates. En todo ello es esencial la elección de un centro adecuado, con monitores cualificados que junto con los médicos y fisioterapeutas adapten el trabajo físico las necesidades y limitaciones del paciente.


  • BAROJA Y EL DOLOR: TESIS, ANTITESIS Y SINTESIS

    Baroja ha pasado a la historia por ser un escritor de la generación del 98, fundamentalmente de novela y ensayo, aunque inicialmente su vida le llevó por otros derroteros.

    Baroja1Baroja1

    Baroja nace en San Sebastián un 28 de diciembre (día de los inocentes) de 1872. Hijo de un ingeniero de minas, recorre varias localidades durante su infancia y juventud, según el destino de su padre. Madrid, Pamplona, de nuevo Madrid donde concluye sus estudios de Bachiller iniciando a continuación la Carrera de Medicina, sin mucha vocación (a decir verdad lo hace por exclusión de otras profesiones que no le gustaban)

    Tras varios años concluye la carrera en Valencia en 1891 y 1893 concluye su tesis sobre el Dolor. Estudio psico-fisico

    baroja2baroja2baroja3baroja3

    La tesis, de la que conserva una copia digital la Biblioteca de la Universidad complutense escrita de puño y letra del Dr. Baroja, recoge un compendio del saber fisiológico sobre el dolor del final del siglo XIX. Fue defendida ante figuras del renombre de Gómez Ocaña, San Martín o Cajal, y describe el dolor como una percepción del sistema nervioso, relacionado de forma proporcionada con estímulos externos.

    Atribuye una menor sensibilidad a personas con una inteligencia inferior, aunque reconoce que la percepción esta también mediatizada por el tipo de vida y el temperamento de las personas.

    Habla del concepto de cenestesia, un estado de percepción neutra de uno mismo, que podría decantarse en sentido placentero o por el contrario en sentido doloroso. En suma, describe de una forma somera el dolor como un atributo fisiológico del cuerpo humano y del sistema nervioso.

    Sin embargo, tras un breve periodo de ejercicio profesional de la medicina en Cestona donde no encuentra mucho sentido a la forma de vida de los médicos, cargada de esfuerzo incluso físico (recuerda la necesidad de desplazarse a asistir a los pacientes en condiciones precarias a lomos de una mula) por un salario mísero y sobre todo por el escaso beneficio que la medicina de aquella época produce en los grandes males del momento (especialmente la tuberculosis que trata de forma magistral en algunas de sus obras posteriores).

    Abandona la vida de médico y comienza a regentar con su hermano una pastelería en Madrid mientras se intenta abrir camino en las letras, en una especie de contrario o antítesis de su vida anterior. De su concepto cientifista del dolor pasa a uno más humano, más basado en la experiencia personal de una sociedad en crisis que no solo provoca dolor por las enfermedades del momento, sino por la ausencia de liderazgo y la crisis histórica de la pérdida de las colonias de ultramar y del papel de España en la esfera internacional. La ausencia de proyecto de futuro y la casi nula vertebración de una sociedad llena de desigualdades y prejuicios.

    En ese contexto colabora como cronista con diversos diarios y conoce a Unamuno, Azorín, Ortega, con los que comparte tertulia y pesimismo.

    Las lecturas de filósofos como Schopenhauer, y después Nietzsche, tiñen de gris su horizonte.

    Esas primeras novelas como "El Arbol de la vida" relatan esa visión, mas allá de la puramente cientifista del dolor y más cargada de una cierta desesperación.

    Después de las primeras novelas, comienza a redimir en su interior al ser humano basando esa redención en la acción, en una respuesta activa frente a la adversidad, enfrentando el destino a pecho descubierto pero sin resignación y surgen Zalacaín, La fuerza del destino, Santi Andía. Héroes de acción de un escritor que apenas sale de casa a pasear por el Retiro y que progresivamente se recoge en si mismo hasta el fin de sus días.

    baroja4baroja4

    La síntesis de su vida y su obra está impregnada de ese sentido trágico, del dolor que campa por sus respetos en cada hombre. Un dolor exterior pero también interior debido a la debilidad de la condición humana y a los enormes trabajos que conlleva la vida. Un dolor que condiciona la existencia hasta truncarla, pero un dolor que puede sobrellevarse y que para algunos elegidos puede superarse.

    El arma principal será la conmiseración, el aprender a ponerse en el lugar del otro: empatía. El Dr. Baroja pese a su pesimismo nos invita a comprender y ayudar a los otros, a no dejarnos llevar y a pelear con todas nuestras fuerzas por aquello que queremos. No es mal consejo.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Doloralia
Sobre este blog

Un blog de dolor, anestesia y reanimacion desde un punto de vista clinico y sanitario pero tambien social y cultural

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.