Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Unidad de la Mujer del Hospital Quirónsalud Zaragoza

  • Incontinencia urinaria femenina

    Artículo del Dr. Alberto Lanzón, médico especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud Zaragoza

    La incontinencia urinaria es un problema muy común en la mujer sobre todo a partir de la etapa postmenopáusica.

    En muchas ocasiones se trata de una situación embarazosa para las pacientes que sienten cierta vergüenza a la hora de admitir el problema. En otras, se considera como algo fisiológico y dentro de la normalidad en la transición a la etapa menopáusica. Por tanto se trata de una patología, infradiagnosticada, infravalorada e infratratada y que puede alterar de forma muy importante la calidad de vida de la persona afecta.

    Se define como la manifestación por parte de la paciente de la pérdida involuntaria de orina.

    Los tipos de IU más frecuentes en la consulta ginecológica son:

    • Incontinencia urinaria de esfuerzo: pérdida involuntaria de orina que coincide con el aumento de la presión abdominal desencadenado por la actividad física
    • Incontinencia urinaria de urgencia-vejiga hiperactiva: pérdida involuntaria de orina asociada con un fuerte deseo de orinar (urgencia). Suele acompañase de aumento en la frecuencia diurna y nocturna
    • Incontinencia urinaria mixta: asociación de los síntomas de esfuerzo y de urgencia miccional

    La prevalencia de esta patología, en muchas ocasiones infradiagnosticada, es del 30-40 % entre los 50 y los 70 años. Por debajo de los 50 años es mucho menos frecuente, en torno al 10%.

    Existen una serie de factores de riesgo bien establecidos para la IU:

    • Parto vaginal. Número de partos. Duración de los mismos. Peso de los recién nacidos
    • La edad, por desgaste de los tejidos.
    • La obesidad o sobrepeso
    • Factores ocupacionales (trabajos que supongan grades esfuerzos físicos, deportes de impacto)
    • Enfermedades respiratorias crónicas
    • Toma de ciertos medicamentos: antihipertensivos, diuréticos, antidepresivos
    • Prolapso de órganos pélvicos
    • Historia familiar, factores genéticos

    El diagnostico se basa en la anamnesis o historia cínica y una detallada exploración física. Con estas dos herramientas deberemos lograr los siguientes objetivos:

    • Objetivar y cuantificar la pérdida de orina
    • Comprobar si existen factores predisponentes
    • Evaluar el impacto sobre la calidad de vida
    • Descartar patología ginecológica o urológica asociada
    • Decidir estudios complementarios
    • Considerar el tratamiento más oportuno

    Las medidas o tratamientos para minimizar o corregir la sintomatología son las siguientes:

    • Favorecer las dietas equilibradas ya que se ha demostrado que el sobrepeso es un factor de riesgo independiente para la incontinencia.
    • Evitar el consumo de bebidas y alimentos irritantes vesicales que contengan gas, cafeína, teína, el chocolate y comidas con mucho picante
    • Hay alimentos que aumentan la producción de orina como la sandía, el melón, las ensaladas, los espárragos….De igual manera el alcohol también tiene efecto diurético
    • Reeducación o entrenamiento vesical. Evitar malos hábitos miccionales
    • Fisioterapia. Los ejercicios del suelo pélvico, ejercicios de Kegel, pueden mejorar hasta en un 60 % la IU.
    • Tratamiento farmacológico para la IU de urgencia. Son tratamientos crónicos, normalmente un comprimido al día, con una eficacia entre el 40-60%.
    • Tratamiento de al atrofia urogenital con geles vaginales con estrógenos.
    • Tratamiento quirúrgico de la IU de esfuerzo con mallas suburetrales libres de tensión con uno índices de mejoría de la calidad de vida y de curación muy altos, 85-90%.

    La conclusión final es que se trata de una patología muy frecuente y que aunque pueda resultar incomoda de exponer debemos consultar con nuestro ginecólogo ante la aparición de los síntomas ya que en un porcentaje elevado de pacientes podremos mejorar de manera significativa la calidad de vida.

  • Osteoporosis en la menopausia

    Artículo de la Dra. Laura Baquedano, médico especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud Zaragoza

    La osteoporosis es una enfermedad sistémica del esqueleto que se caracteriza por una baja masa ósea acompañada de un deterioro en la arquitectura del hueso, dando lugar a un aumento de la fragilidad ósea. Su prevalencia es mayor en mujeres, sobre todo tras la menopausia, debido al cese brusco de los estrógenos.

    La osteoporosis es un problema de salud pública y tiene mayor incidencia en las mujeres posmenopáusicas. En todo el mundo, alrededor de 200 millones de personas padecen osteoporosis y se estima que cada año se producen en consecuencia 1.6 millones de fracturas de cadera, 1.7 millones de fracturas de antebrazo y 1.4 millones de fracturas vertebrales. La OMS estima que el 40% de las mujeres mayores de 50 años puede sufrir una fractura en su vida:

    • Fracturas vertebrales: Son las fracturas osteoporóticas más frecuentes, y también las más difíciles de detectar, ya que 2 de cada 3 son asintomáticas. Sus consecuencias son: dolor de espalda, pérdida de altura disminución de la calidad de vida, aumento del riesgo de nuevas fracturas y aumento de mortalidad.
    • Fracturas de cadera: Aumentan con la edad, produciéndose unos 15 años después de las fracturas de muñeca y vertebrales. Son las más devastadoras en cuanto a complicaciones y mortalidad. El mayor riesgo de muerte se produce en los 6 meses posteriores a la fractura (20%), reduciéndose posteriormente con el tiempo. Del 80% restante, aproximadamente el 50% sufrirá pérdida de la capacidad funcional.
    • Fracturas de Colles: Según series son las de más temprana aparición. Pueden impactar negativamente sobre de calidad de vida.

    Es importante conocer la cronología de la pérdida de masa ósea; una vez alcanzado el pico de masa ósea en torno al inicio de la edad adulta, se produce una lenta pérdida de masa ósea, en meseta, hasta llegar al momento de la menopausia; en ese momento, coincidiendo con el descenso brusco de los niveles de estrógenos, se produce una pérdida ósea acelerada.

    El diagnóstico de osteoporosis se basa en la detección de los factores de riesgo mediante la historia clínica médica y la medición de la densidad de masa ósea mediante densitometría ósea de columna lumbar y cadera. Entre los primeros destacan: edad avanzada, tabaco, delgadez (IMC<19), antecedentes familiares de fracturas, menopausia precoz, dieta pobre en calcio y vit D y toma de algunos tratamientos como corticoides o fármacos utilizados para el cáncer de mama. Haber tenido una fractura previa por osteoporosis también indica que los huesos son más frágiles y susceptibles a sufrir nuevas fracturas.

    La prevención en la pérdida de masa ósea en fundamental: los hábitos de vida saludable, determinados por la alimentación, ejercicio regular y la ausencia de tóxicos sobre todo tabaco, y un consumo moderado de alcohol, juegan un papel importante para evitar la osteoporosis y en la menopausia adquieren especial importancia., En general, se recomienda tomar 1.200 mg de calcio elemental diario total (de la dieta y suplemento si es necesario), y 800 unidades internacionales de vitamina D. Las principales fuentes dietéticas de calcio incluyen la leche y otros productos lácteos, como queso, yogurt, verduras verdes, como la col rizada y el brócoli, las sardinillas en aceite y la quinoa La vitamina D se absorbe en la piel gracias a la luz solar, pero dado el ritmo de vida de la población en activo pasando gran parte del día en los interiores y la utilización de cremas de alta protección solar, no es infrecuente encontrar niveles por debajo de lo normal siendo necesaria su suplementación.

    Cuando las medidas higiénico-dietéticas no son suficientes, es necesario instaurar un tratamiento farmacológico. Las personas con mayor riesgo de fractura son las que tienen más probabilidades de beneficiarse de ello. Se recomienda seguir una terapia con medicamentos en aquellas mujeres posmenopáusicas con antecedentes de fractura vertebral o de cadera por fragilidad o que tengan osteoporosis diagnosticada en la medición de la densitometría. Además, se recomienda tratamiento farmacológico para las personas con osteopenia (paso previo a la osteoporosis) y que tengan además otros factores de riesgo asociados de fractura.

    Las caídas aumentan significativamente el riesgo de fracturas por osteoporosis en adultos mayores. La adopción de medidas para prevenir las caídas puede reducir el riesgo de fracturas. Dichas medidas pueden incluir evitar alfombras, caminar con escasa luz o sobre superficies húmedas.

    Existen múltiples alternativas para mejorar la densidad mineral ósea y la microarquitectura del hueso evitando así la aparición de fracturas. Se indicará terapia hormonal cuando la paciente tenga además síntomas de menopausia como sofocos, sudores nocturnos.. Hay otros fármacos que van dirigidos exclusivamente a mejorar el tejido óseo y pueden administrarse fundamentalmente vía oral o subcutánea con diferentes posologías. El profesional sanitario, atendiendo a las preferencias de la paciente, decidirá cuál es la alternativa más segura y eficaz en cada caso de necesitarla, según el tipo de osteoporosis y la historia personal de cada paciente.

  • Latidos con Arte visibiliza la menopausia a través de historias en primera persona

    latidos con Arte_menopausia_2latidos con Arte_menopausia_2La sala de espera de la Unidad de la Mujer de Quirónsalud Zaragoza acoge una nueva obra realizada por la artista aragonesa Ruth Villagrasa para visibilizar un momento importante en la vida de la mujer: la menopausia. Esta reciente creación, que podrá verse expuesta a lo largo de los próximos meses, forma parte del proyecto colaborativo ‘Latidos con Arte’, en el que artistas, pacientes y especialistas del grupo hospitalario se unen para representar diferentes etapas como la infertilidad, la menopausia, la maternidad y el cáncer de mama desde un enfoque singular.

    Así, a través del relato en primera persona de cuatro pacientes y la aportación de los especialistas en cada caso, varias artistas reflejan las vivencias que han experimentado de forma personal y que les han provocado diversos sentimientos, emociones y miedos. En esta ocasión, Ruth Villagrasa (Zaragoza) ha sido la encargada de realizar un collage con la historia de María Ruiz como inspiración. "Yo no he vivido la menopausia como una crisis, sino como una oportunidad para conocerme mejor. Me ha aportado estabilidad y seguridad en mí misma", asegura la paciente. "Por eso -añade-, la tarea de información y el apoyo emocional son cuestiones fundamentales para desmontar esos mitos que existen en torno a esta etapa".

    La artista ha apostado por el collage incluyendo diversas texturas para representar la experiencia de María. "He querido mostrar un mensaje positivo. La seguridad, el cuidado de una misma y el autoaprendizaje son conceptos que están ahí", apunta. "He reinterpretado -continúa- la alegoría de la oportunidad que se manifiesta como una mujer bella, con alas y sobre la rueda de la fortuna. Además, lleva un curioso peinado, calva la nuca y larga cabellera en el flequillo, que sirve para que cualquier mujer cuando la vea no la deje pasar".

    Afectará a más del 90% de las mujeres
    La menopausia es un momento en la vida de la mujer en el que cesa la menstruación y comienza lo que se conoce como climaterio. Se produce en torno a los 50 años, por lo que, dada la esperanza de vida de las mujeres en nuestro país, terminará afectando a más del 90%.

    La doctora Laura Baquedano, ginecóloga de la Unidad de la Mujer de Quirónsalud Zaragoza, indica que "la menopausia no es una enfermedad, sino un proceso natural que conviene conocer y en el que la prevención y promoción con hábitos de vida saludables son primordiales". "En el caso de que aparezcan síntomas -puntualiza-, hay que acudir al ginecólogo para administrar el tratamiento correspondiente, aunque no todas las mujeres lo necesitan".

    Asimismo, la especialista hace hincapié en que "el asesoramiento y el soporte psicológico son esenciales para acompañar a las pacientes. Por ello, nuestros tratamientos aportan una visión global de la menopausia, coordinando un equipo multidisciplinar de profesionales".

    En este sentido, el tratamiento más eficaz es el hormonal, que ha demostrado ser seguro y tiene como objetivo suplir los efectos beneficiosos de los estrógenos ováricos. No obstante, no todas las mujeres lo necesitan. Existen alternativas naturales seguras, aunque menos eficaces en el alivio de la sintomatología. Por otro lado, en el caso de la sequedad vaginal, se recomienda terapia local con lubricantes, hidratantes y a veces con estrógenos locales o algunas de las opciones más novedosas como las inyecciones de ácido hialurónico o láser vaginal.

    Una iniciativa en colaboración con Believe in Art
    Esta segunda entrega de ‘Latidos con Arte’ forma parte de la cooperación entre el grupo hospitalario y Believe in Art, organización zaragozana sin ánimo de lucro que busca introducir la creación artística en el ámbito hospitalario con la intención de contribuir a mejorar el día a día de quienes padecen ingresos o esperas en espacios habitualmente fríos y faltos de belleza.

    Beatriz Lucea, cofundadora de Believe in Art, señala que "esta iniciativa es muy especial, ya que cuenta experiencias personales reales y refleja diversas etapas relacionadas con la salud de la mujer". Con respecto a la obra, explica que "la elección de Ruth Villagrasa para llevar a cabo este trabajo vino dada por diferentes motivos. De hecho, una de las premisas de ‘Latidos con Arte’ fue abordar las obras desde diferentes disciplinas artísticas y Ruth es una de las mejores collagistas de Zaragoza, una disciplina poco frecuente". "Asimismo -destaca-, lo que nos movió a su elección fue su arraigado compromiso con la perspectiva feminista, la tradición y el respeto a los ancestros y al medio ambiente. De formación también teórica, pues es historiadora del arte, su trabajo siempre ofrece un discurso meditado y conectado con la realidad que nos invita a reflexionar".

    La artista Ruth Villagrasa
    Historiadora del arte, educadora en museos y collagista, la artista zaragozana combina esta técnica analógica con el digital, pero sin retoques ni modificaciones de las imágenes, es decir, implementa la misma técnica analógica en el soporte digital. Entiende el collage como un laboratorio muy versátil en el que puede explorar el proceso creativo, la búsqueda de materiales y el uso combinado de otras técnicas.

  • Entre Nosotras: Hablamos de menopausia, una etapa, todavía, tabú

    "En primer lugar, debemos aclarar que la menopausia no es una enfermedad, sino un proceso natural que conviene conocer y prevenir adoptando hábitos de vida saludables", afirma la doctora Laura Baquedano, ginecóloga de la Unidad de la Mujer de Quirónsalud Zaragoza.

    La menopausia es el momento en la vida de la mujer en el que cesa la menstruación y comienza lo que se conoce como climaterio. Se produce en torno a los 50 años, por lo que, dada la esperanza de vida de las mujeres en nuestro país, más del 90% pasarán por esta etapa.

    A pesar de ser un proceso natural y común sigue suscitando dudas y miedos entre muchas de ellas, por eso Entre Nosotras aborda esta etapa, todavía tabú para muchas, que conviene conocer y prevenir.

  • Salud vaginal en la menopausia

    Artículo de la Dra. Laura Baquedano, especialista en ginecología de la Unidad de la Mujer

    La salud vaginal es el estado de la vagina que no produce molestias y permite mantener relaciones sexuales satisfactorias. Los estrógenos son responsables en gran parte de la conservación de la salud vaginal, por eso en la menopausia, debido al declive hormonal, la vagina sufre diversos cambios, ya que es el órgano con más receptores de estrógenos.

    La mayoría de las mujeres que están en la etapa posmenopáusica sufren pérdida de elasticidad y atrofia en la vulva y vagina. Además aparecen síntomas asociados como dolor con la penetración, sangrado, escozor o picor tras las relaciones sexuales e incluso los mismos síntomas sin tener relaciones sexuales.

    Igualmente, se producen cambios en la microbiota vaginal (antes conocida como "flora"), produciendo predisposición para las infecciones vaginales y urinarias, cambios en el olor del flujo vaginal, y de nuevo picor o escozor vaginal aún sin existencia de infección. Todo ello puede suponer una merma en la calidad de vida de las mujeres, en especial en la esfera sexual

    Para mejorar la salud vaginal es importante intentar mantener una adecuada higiene, tener hábitos de vida saludables, evitando tóxicos como el alcohol y el tabaco, realizar ejercicios de Kejel e hipopresivos, mantener una alimentación variada, equilibrada, baja sobre todo en azúcares de rápida absorción.

    Para mejorar los síntomas de escozor y dolor con la penetración es fundamental asegurar una hidratación adecuada de los genitales. Por eso se recomiendan tanto los hidratantes vulvares como vaginales. Además, si hay un problema de lubricación y la penetración duele, se recomienda el uso de lubricantes acuosos para disminuir las sensaciones desagradables en las relaciones sexuales.

    Cuando los síntomas son moderados o severos, el tratamiento más frecuentemente indicado son los estrógenos locales, que administrados en forma de cremas, óvulos, comprimidos o anillo vaginal son igualmente seguros y eficaces. Además, contamos con la prasterona, una molécula que actúa también de forma local y favorece especialmente las relaciones sexuales.

    El avance en este campo de la Medicina es importante debido a la progresiva demanda de soluciones por parte de las pacientes. Así, existe un tratamiento vía oral aprobado para la sequedad y el dolor asociado a las relaciones sexuales y también puede utilizarse el láser como técnica regenerativa con buenos resultados a corto y largo plazo.

    La valoración ginecológica de los síntomas y la correcta información por parte del sanitario de las diferentes opciones terapéuticas teniendo en cuenta las preferencias y connotaciones personales de cada paciente, contribuirá a encontrar la mejor solución para cada mujer con clínica vulvo-vaginal asociada a la menopausia.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Ellas
Sobre este blog

Un blog del servicio de ginecología de Quirónsalud Zaragoza en el que se abordan las patologías más habituales de las diferentes etapas de la vida de una mujer.

Perfil profesional
EllasUnidad de la MujerHospital Quirónsalud Zaragoza
Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.