Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. José Azofra

  • La curiosa relación entre las tuercas, el elefante, y el lavado de manos

    Einstein definió como loco aquél que espera obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo. Y esto viene a cuento de que este cinco de mayo se ha celebrado un año más el día de la higiene de manos.

    Lavado de manosLavado de manos

    Y de nuevo hemos presenciado los mismos rituales formativos/de recuerdo/de estímulo/de..., que hacemos año tras año... alcanzando los mismos (magros) resultados...

    Ya escribí sobre el lavado de manos anteriormenteEste enlace se abrirá en una ventana nueva, tras un estudio concienzudo basado en una experiencia personal, y lo publiqué aquí... Esta vez el estimulo para escribir sobre esto otra vez se basa en una documentación que ha publicado el CDC norteamericano coincidiendo con la efeméride... De este documento destaco dos puntos:

    1. El primero, que reconoce abiertamente que el lavado de manos se realiza por parte de los profesionales en menos de un 50% de las ocasiones (totalmente de acuerdo, claro).
    2. El segundo, que es el que me fascina/horroriza, que un profesional puede necesitar lavarse las manos 100 veces por turno de 12 horas, dependiendo de su carga de trabajo. ¿Alguien normal cree que alguien normal se va a lavar las manos 100 veces o más? ¿Y el tiempo que eso llevaría? Un simple cálculo, partiendo de 30 segundos por lavado/secado (rápido) estamos hablando de casi 1 hora. Alguien dirá que es un turno de 12 horas y aquí el personal de enfermería (el que más está en contacto con los pacientes) suele hacerlo de 8 horas; a eso se contesta que en USA en las plantas habituales nunca (hasta donde yo sé) hay más de 6 pacientes por enfermera y aquí no es excepcional que la proporción sea doble, hasta 12 o más pacientes por enfermera.

    En mi época de responsabilidad en esto de la Seguridad del paciente siempre me había sorprendido cómo en las discusiones en los distintos foros nunca se mencionaba la carga de trabajo en relación con el cumplimiento del lavado de manos. Todo era cultura, y poner carteles, y demostraciones prácticas... Era como lo del elefante en la habitación, que todo el mundo lo veía pero nadie se decidía a mencionarlo...Entendible, claro, porque el elefante era un elefante muy caro...!

    Líbreme el cielo de enmendar la plana a la OMS, y al CDC, e incluso al Ministerio de Sanidad, pero me encantaría encontrar gente lista que empiece a pensar por fuera de lo tradicional, que deje de dar la vara año tras año con las mismas soluciones que se han mostrado tan poco rentables, y plantee opciones nuevas... Seguir usando el martillo no va a hacer que la tuerca se convierta en clavo..

  • Sobre el complejo mundo de las dietas hospitalarias

    Este tema ya lo he tocado tangencialmente en un blog anterior, pero aquí quiero extenderme un poco más.

    Sobre el complejo mundo de las dietas hospitalariasSobre el complejo mundo de las dietas hospitalariasLas variedad de dietas disponibles en un hospital y que pueden prescribirse a un paciente son muchísimas si sumamos todas las posibles combinaciones. Y es sorprendente tal diversidad, porque la evidencia científica que respalda que la evolución de un paciente hospitalizado por un problema médico vaya a depender de que reciba un tipo de dieta u otra es muy escasa, por decir algo en lugar de nada. Anda por algún lugar entre la hidrología y la homeopatía.

    Igual de curioso es la facilidad con la que un médico prescribe dieta absoluta. Un estudio publicado en la revista de la Clínica Mayo el año pasado mostró que un 20% de las órdenes de dieta absoluta no estaban justificadas. Esto es un negocio extraordinario para los laboratorios que fabrican parenterales light (que pueden administrarse por vía periférica) y una fuente no despreciable de gasto sanitario innecesario.

    Volviendo a lo de las dietas. Pongamos por ejemplo la dieta de 1000 ó 1500 calorías para diabético, baja en grasas y sin sal, que es la que puede sufrir cualquier ingresado obeso, diabético e hipertenso. Creo que casi nadie sabe lo que es una dieta "sin sal" hasta que la prueba en un hospital. Si al hecho reconocido universalmente de que la palatabilidad de la comida del hospital no es de las mejores le añadimos unas peculiaridades como las descritas, y que el apetito de la gente enferma es por definición muy escaso, no parece muy inteligente provocar semejante tormenta perfecta si queremos que el paciente se nutra lo mejor posible. Y para terminar de pintar el cuadro, no debemos olvidar que la enfermedad, cualquiera, se caracteriza en mayor o menor medida por una situación catabólica en la que el organismo consume energía por encima de la habitual.

    Es entendible que lo que hacen los médicos con la mejor intención es prescribir el tipo de dieta que se supone, más o menos, que el paciente debería hacer en su casa en relación con sus patologías. Parece claro que un diabético de tipo II debe hacer un tipo de dieta, menos clara es la relación de los hipertensos o los pacientes con insuficiencia cardíaca, y la sal en la dieta. Pero fíjense en el debería... Un compañero sabio, y obeso, decía que con la iglesia, hacienda, y la dieta es muy difícil sentirse con la conciencia tranquila.

    Así que yo lo que haría es preguntarle al paciente ingresado algo así como: "Estimado paciente, partiendo de la base de que está en un hospital y no en su restaurante favorito, dígame: A usted, ¿qué dieta le apetece seguir?" Y ya habrá tiempo para educarle cuando se le de el alta...

Buscador de Gestión sanitaria para el paciente
Sobre este blog

Me llamo Jose Azofra y soy médico internista. Mi idea es compartir y discutir con vosotros algunas de las novedades que van surgiendo en el mundo de la gestión y política sanitaria, y que entiendo pueden tener una repercusión más directa e inmediata sobre la relación del mundo sanitario con los pacientes.

El cambio de cantidad por calidad, el rol central del paciente en las decisiones que le afectan, el cambiante papel del médico en el mundo asistencial, la relación entre primaria y especializada... Todos estos puntos y muchos más se están revisando en el mundo de la salud, empujados por los cambios en la política sanitaria que se están dando en los países de nuestro entorno.

Perfil profesional
Dr. José AzofraDr. José AzofraMedicina Interna, Dirección de Sistemas
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.