Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del servicio de Traumatología de los Hospitales Quirónsalud Alicante, Torrevieja, Murcia y Valencia

Dolor en las articulaciones, osteoartritis y cómo tratarla

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis o artrosis es la forma más común de artritis y afecta a millones de personas en todo el mundo. Ocurre cuando el cartílago que recubre los extremos de los huesos se desgasta, esto hace que el hueso roce uno contra el otro produciendo dolor, rigidez y deformidad en las articulaciones.

La osteoartritis a menudo se conoce como una enfermedad por desgaste. Pero además de la degradación del cartílago, la osteoartritis afecta a toda la articulación.

Provoca cambios en el hueso y deterioro de los tejidos conectivos que mantienen unida la articulación y unen el músculo al hueso. También causa inflamación del revestimiento de las articulaciones.

OsteoartritisOsteoartritis

Causa de la artrosis

No existe una causa conocida para la osteoartritis, aunque sí que se han identificado una serie de factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer artrosis.

Edad avanzada.

El riesgo de artrosis aumenta con la edad.

Sexo.

Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar osteoartritis, aunque no está claro por qué.

Obesidad.

Cargar peso corporal adicional contribuye a la osteoartritis de varias maneras, y cuanto más se pesa, mayor es su riesgo.

El aumento de peso agrega tensión a las articulaciones que soportan peso, como las caderas y las rodillas. Además, el tejido graso produce proteínas que pueden causar inflamación dañina en las articulaciones y alrededor de ellas.

Lesiones articulares.

Las lesiones, como las que se producen durante la práctica de deportes o por un accidente, pueden aumentar el riesgo de artrosis.

Incluso las lesiones que ocurrieron hace muchos años y aparentemente sanaron pueden aumentar su riesgo de osteoartritis.

Esfuerzo repetido en la articulación.

Si en tu trabajo o en el deporte que practica ejerces un estrés repetitivo en una articulación, esa articulación podría eventualmente desarrollar osteoartritis.

Genética.

Algunas personas heredan la tendencia a desarrollar osteoartritis.

Deformidades óseas.

Algunas personas nacen con articulaciones malformadas o cartílago defectuoso.

Ciertas enfermedades metabólicas.

Estos incluyen diabetes y una afección en la que su cuerpo tiene demasiado hierro (hemocromatosis).

Síntomas de la osteoartritis

Los síntomas de la artrosis se suelen desarrollar con lentitud y pueden ir empeorando con el tiempo.

Los signos y síntomas de la artrosis que suelen presentar los pacientes son:

- Dolor durante o después del movimiento.

- Rigidez, que se puede notar al despertar o después de estar inactivo.

- Sensibilidad, al aplicar presión cerca o sobre ellas.

- Pérdida de flexibilidad, puede darse que no s epoda mover la articulación en todo su rango de movimiento.

- Sensación chirriante, puede que se escuchen chasquidos.

- Bultos duros alrededor de la articulación afectada producidos por crecimiento anormal del hueso (osteofitos o picos de loro) de hueso.

- Hinchazón por la inflamación de los tejidos de la articulación.


Partes del cuerpo que puede afectar la osteoartritis

Aunque la osteoartritis puede dañar cualquier articulación, el trastorno afecta con mayor frecuencia las articulaciones de las manos, las rodillas, las caderas y la columna.

El diagnóstico es clínico tras realizar una historia clínica completa, exploración de la articulación afectada. Se confirma con una radiografía simple, aunque en algunos casos dudosos solicitaremos pruebas más complejas como la tomografía computarizada o la resonancia magnética.

La artrosis precisa un enfoque en ocasiones multidisciplinar en el que intervienen el médico de atención primaria, reumatólogo, cirujano ortopédico, rehabilitador y fisioterapeuta.

Tratamiento osteoartritis

Para tratar esta enfermedad se puede hacer de diversas formas, dependiendo del grado y de la articulación que se vea afectada.

Medicamentos

Los medicamentos que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la osteoartritis, principalmente el dolor, incluyen:

- Analgésicos y antiinflamatorios

- Condroprotectores.

Fisioterapia

Terapia física.

Un fisioterapeuta puede mostrarle ejercicios para fortalecer los músculos alrededor de la articulación, aumentar su flexibilidad y reducir el dolor.

El ejercicio suave regular que hace por su cuenta, como nadar o caminar, puede ser igualmente efectivo.

Terapia ocupacional.

Un terapeuta ocupacional puede ayudarlo a descubrir formas de realizar las tareas cotidianas sin ejercer presión adicional sobre la articulación que ya está dolorida.

Por ejemplo, un cepillo de dientes con un agarre grande podría facilitar el cepillado de los dientes si tiene osteoartritis en las manos. Un banco en la ducha podría ayudar a aliviar el dolor de estar de pie si tiene osteoartritis de rodilla.

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS).

Utiliza una corriente eléctrica de bajo voltaje para aliviar el dolor. Proporciona alivio a corto plazo para algunas personas con osteoartritis de rodilla y cadera.

Cirugía y otros procedimientos

Inyecciones de cortisona.

Las inyecciones de un corticosteroide en la articulación pueden aliviar el dolor durante algunas semanas. Su médico adormece el área alrededor de su articulación, luego coloca una aguja en el espacio dentro de su articulación e inyecta el medicamento. L

a cantidad de inyecciones de cortisona que puede recibir cada año generalmente se limita a tres o cuatro, porque el medicamento puede empeorar el daño articular con el tiempo.

Inyecciones de lubricación.

Las inyecciones de ácido hialurónico pueden aliviar el dolor al proporcionar algo de amortiguación en la rodilla, aunque algunas investigaciones sugieren que estas inyecciones no ofrecen más alivio que un placebo. El ácido hialurónico es similar a un componente que normalmente se encuentra en el líquido articular.

Realineación de huesos.

Si la osteoartritis ha dañado un lado de la rodilla más que el otro, una osteotomía podría ser útil. En una osteotomía de rodilla, un cirujano corta el hueso por encima o por debajo de la rodilla y luego extrae o agrega una cuña de hueso. Esto aleja el peso de su cuerpo de la parte desgastada de su rodilla.

Reemplazo de la articulación.

En la cirugía de reemplazo articular, su cirujano extrae las superficies articulares dañadas y las reemplaza con piezas de plástico y metal. Los riesgos quirúrgicos incluyen infecciones y coágulos de sangre. Las articulaciones artificiales pueden desgastarse o aflojarse y es posible que sea necesario reemplazarlas.

Cura de la artrosis

Por desgracia la artrosis no se cura, es una enfermedad que nos acompaña a lo largo de la vida cuando vamos cumpliendo años. Una vida activa, ejercicio suave y control del peso pueden retrasar la evolución de la osteoartritis y permitirnos hacer una vida normal.

Estilo de vida de pacientes con osteoartritis

Una buena dieta y ejercicio regular ayudarán a mantener los músculos fuertes y controlar su peso, lo cual es bueno para la osteoartritis y también tiene otros beneficios para la salud.

Tome su tratamiento

Es importante que tome su tratamiento según lo recetado, incluso si comienza a sentirse mejor. La medicación continua a veces puede ayudar a prevenir el dolor, aunque si sus medicamentos se han recetado "según sea necesario", es posible que no necesite tomarlos entre episodios dolorosos.

Revisiones regulares

Debido a que la osteoartritis es una afección a largo plazo, estará en contacto regular con su equipo de atención médica.

Texto elaborado por el doctor Diego Giménez, jefe del Servicio de Traumatología de Quirónsalud Murcia













Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de No más lesiones, te cuidamos
Sobre este blog

Bienvenido al blog "No más lesiones, te cuidamos", espacio donde encontrarás todo lo que necesitas saber sobre lesiones y patologías musculoesqueléticas avaladas por los mejores médicos traumatólogos de los Hospitales Quirónsalud Alicante, Torrevieja, Murcia y Valencia

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.