Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Fernández Letamendi. Geriatría. Hospital Quirónsalud Zaragoza

  • Mitos sobre la nutrición en personas mayores

    alimentacionalimentacionSabemos, por estudios, que la desnutrición es 3 veces más frecuente en personas mayores de 70 años que en los adultos de menor edad. Este riesgo, lógicamente, variará en función de los problemas de salud asociados o del ámbito de población que se analice (institucionalizada en centros residenciales, hospitalizada o que viva en la comunidad). Es un problema real, que cada vez va a ser mayor por el envejecimiento de la población. Hay varios factores asociados al envejecimiento (como los problemas de masticación, deglución, digestivos…) o más de orden psicosocial (dificultades para hacer la compra y cocinar, soledad, depresión…) que explican que, cerca del 35% de la población mayor que vive en casa, esté en riesgo nutricional y que un 7% esté ya desnutrido.

    La desnutrición se asocia a un mayor riesgo de mortalidad, mayores tasas de infección, aumento del número de caídas y fracturas, pérdida de masa muscular con mayor riesgo de deterioro funcional y dependencia, mala cicatrización de heridas o úlceras, estancias hospitalarias mas largas y agravamiento de las enfermedades agudas y/o crónicas subyacentes. Por lo tanto, supone un riesgo y un deterioro general de la calidad de vida y por eso es tan importante activar mecanismos para su prevención y detección precoz.

    Recomendaciones sobre dieta saludable para una persona mayor:

    • Será la que le aporte la energía necesaria para mantener su actividad diaria y un peso estable, es decir, la que mantiene un equilibrio entre la ingesta energética y el gasto calórico. ¿La dieta prototipo?: la "dieta mediterránea" (consumo de frutas, verduras, pescado, legumbres, frutos secos y aceite de oliva).
    • Pero en las personas mayores, además, tenemos que tener en cuenta que debe estar adaptada a las recomendaciones de los distintos especialistas si padecen patologías crónicas (como hipertensión, diabetes, o insuficiencia renal), si tienen dificultades para masticar o tragar o toman determinados fármacos.
    • Es fundamental mantener una buena salud bucodental.
    • Las personas mayores sanas pueden digerir la mayor parte de los alimentos, si bien presentan un enlentecimiento fisiológico de este proceso de digestión, y por ello se toleran peor las ingestas copiosas, los fritos, los asados, los guisos y las salsas.
    • Es aconsejable limitar las bebidas estimulantes, carbonatadas y alcohólicas (1 vasito pequeño de vino al día y siempre que no esté contraindicado), controlar la sal (por debajo de 6 g/día), las especias y los condimentos, moderar el consumo de azúcar y reducir el consumo de embutidos a un máximo de 1-2 días por semana.
    • Muchas veces nos preguntáis por la suplementación de preparados nutricionales que venden en farmacia "para fortalecer". Hay que tener en cuenta que se debe hacer un aporte de proteínas adecuado y no suplementarlas sin supervisión medica. Tomarlas en exceso puede ser peligroso, porque puede provocar una sobrecarga de la función renal y mayor riesgo de gota o de litiasis renales. Sin embargo, hay muchos problemas de salud asociados a la edad, que pueden conllevar una ingesta proteica menor de la recomendada. También existen determinadas enfermedades que "hiperconsumen" estas proteínas (como una fractura de cadera, procesos oncológicos…). Consulta siempre al geriatra si están indicados o no en tu caso y qué tipo.
    • En los pacientes polimedicados es muy importante la revisión periódica de los fármacos que tome, ya que muchos de ellos pueden influir u ocasionar alteraciones del gusto, del olfato o pérdida de apetito y hay que valorar su continuidad.
    • Por ultimo, recordar que en los mayores, el verdadero equilibrio dietético se alcanza cuando se combina la dieta saludable junto a ejercicio o actividad física regular, acorde siempre a las posibilidades de cada persona. Si es posible, se recomiendan paseos de 25-30 minutos, dos veces al día, a un ritmo de paseo cardiovascular (aquel en el que pueden caminar sin fatigarse , pero no podría ir hablando y caminando a la vez a ese ritmo porque tendrían que parar). En resumen, como decimos los Geriatras: "menos pastillas y más zapatillas".

    Otros mitos sobre la nutrición en el anciano que hay que desterrar:

    • "La perdida de apetito en los mayores es normal": FALSO. No es normal y debe considerarse un signo de alerta y , por ello, consultar siempre con nuestro médico de Atención Primaria o Geriatra. A menudo traduce una enfermedad orgánica o psicoafectiva y puede mejorar con el tratamiento, antes de que tenga mayores consecuencias.
    • "Los mayores con cardiopatías o problemas renales deben restringir el aporte de líquidos": FALSO. Sólo debe hacerse en situaciones de descompensación aguda y bajo indicaciones especificas médicas. En fase estable se debe consumir las cantidades recomendadas diariamente, ya que el riesgo de deshidratación aumenta en estos pacientes.
    • "Las personas mayores, cuando están encamadas no necesitan apenas comer": FALSO. Aún en reposo o encamado se produce un consumo basal de energía, que en presencia de enfermedades (infecciones, quemaduras, etc.) puede incluso aumentar.
    • "La desnutrición en mayores solo aparece en personas con ingresos menores": FALSO. Una dieta puede ser equilibrada en nutrientes, con un coste razonable. Sin embargo, sí que puede existir, relación entre un mayor consumo de alimentos precocinados, conservas, bollería industrial …etc y que no esté presente un cuidador que supervise la alimentación o ayude para realizar la compra ( y no tiene porqué estar relacionado con mayores ingresos, ese cuidador que supervise o ayude puede ser el familiar).
    • "Tiene anemia porque come poco": FALSO. Es una creencia errónea muy extendida. La anemia siempre tiene que ser un signo de alarma y debemos investigar su origen de manera adaptada a la situación del paciente.
    • "Da igual lo que coma que siempre voy estreñid@": FALSO. La dieta sí que influye, y mucho, en el ritmo deposicional, al igual que el consumo de líquidos y el ejercicio. Consulta con el geriatra que adaptaciones puedes hacer y que laxantes son necesarios en tu caso, nunca te automediques ni utilices productos de naturopatía sin consultar, puede ser peligroso.
  • ¿Qué problemas ocasiona el estreñimiento crónico en el adulto mayor?

    El estreñimiento crónico es un problema muy relevante, que afecta con gran frecuencia a los mayores y que impacta sociosanitariamente de manera muy importante. No en vano, es uno de los denominados síndromes geriátricos mas prevalentes, que puede derivar en importantes complicaciones si no se evalúa y trata correctamente por el médico.

    Existen muchos condicionantes que predisponen al estreñimiento, siendo su origen , en la mayoría de las ocasiones, multifactorial, confluyendo dos o varios de los siguientes factores:

    • Cambios en los hábitos de vida
    • Envejecimiento que afecta a la fisiología intestinal
    • Determinadas enfermedades o cirugías previas
    • Inmovilidad
    • Escasa ingesta de líquidos
    • Fármacos que tienen que tomar y les provocan estreñimiento como efecto adverso

    Complicaciones más frecuentes


    • Hemorroides: mayor predisposición a padecerlas por la laxitud del tejido y el mayor esfuerzo defecatorio, y a que se compliquen con trombosis de la misma.
    • Fisura anal: también muy relacionada, principalmente relacionada con el trauma directo que ejercen las heces duras pero también por la isquemia de la zona durante la defecación.
    • Prolapso rectal: también el estreñimiento crónico, el esfuerzo defecatorio y la laxitud del tejido, así como la debilidad del suelo pélvico, pueden favorecer la aparición de un prolapso rectal.
    • Incontinencia fecal : especialmente en la población institucionalizada, la acumulación de heces podría conducir a incontinencia fecal por rebosamiento
    • Impactación fecal es la acumulación de heces en el colon que el paciente es incapaz de evacuar por sí mismo . Es una de las complicaciones más temidas, porque es fácil que pase desapercibida hasta que dé complicaciones más importantes.

    Se puede estar haciendo escasa deposición, o incluso deposiciones liquidas pero escasas y con mucosidad e incontinencia (lo que se denomina pseudodiarrea), por lo que no se piensa en ello habitualmente, e incluso se refiere que "hace deposición diaria y liquida". Esto hace que se tomen medidas astringentes empeorando el cuadro.

    Se da más frecuentemente en pacientes dependientes, inmovilizados y con mucha frecuencia institucionalizados, y puede derivar en otras muchas complicaciones:

    • Cuadros de suboclusión –oclusión intestinal que acaben terminando en:
      • COLITIS ISQUÉMICA: el estreñimiento puede provocar una isquemia colónica, una "falta de riego" en el colon, al comprimir sobre su pared y afectar al flujo venoso
      • VÓLVULO: especialmente en pacientes inmovilizados y con estreñimiento de larga evolución
    • Síndrome confusional agudo
    • Favorece la retención aguda de orina y la infección de orina
    • Hiporexia o negativa a la ingesta en pacientes con demencia….

    Hay que tener en cuenta que, la mayoría de fármacos que se utilizan en los pacientes mayores con deterioro cognitivo o trastornos del animo importantes, provocan estreñimiento, y a su vez, al tener que filtrase y eliminarse por el hígado, este estreñimiento puede favorecer que no se elimine bien, acumulando mayor efecto de dosis.

    Está absolutamente desaconsejado manejar el estreñimiento crónico sin supervisión médica ya que, muchos productos de parafarmacia (laxantes u otros productos denominados "naturales" como las semillas de sen, por ejemplo) pueden provocar importantes efectos secundarios, algunos de ellos muy graves.

    Acudiendo al Geriatra podrá valorar qué tipo de laxante va a ser más beneficioso en su caso, podrá ajustar la medicación que toma previamente eliminando los fármacos que no sean imprescindibles y puedan empeorarlo, o sustituyéndolos por otros más adecuados, además de recomendarle hábitos higiénico-dietéticos adecuados a su estado.

Buscador de Llenar de vida los años
Sobre este blog

En el blog de la Dra. Fernández Letamendi, queremos acercar el mundo de la Geriatría a nuestros mayores y sus familiares, presentando una especialidad que, hasta no hace mucho tiempo, era desconocida para la mayoría de la población y que cada vez esta tomando más protagonismo, debido al envejecimiento progresivo y a la mayor esperanza de vida de la población.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.