Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Fernández Letamendi. Geriatría. Hospital Quirónsalud Zaragoza

La importancia de prepararnos como familiares antes del alta de los pacientes mayores, especialmente los frágiles

Una de las situaciones que más conflictos puede generar ante el alta de un paciente mayor es la que se da cuando ese paciente entra autónomo para sus actividades de vida diaria, o con cierto grado leve de dependencia, y cuando el médico plantea el alta hospitalaria a la familia se provoca un tsunami de emociones, empezando por la ansiedad de cómo organizarnos porque vemos que necesitan ayuda importante.

FACTORES DE RIESGO PARA INMOVILIDAD DE LOS PACIENTES ADULTOS MAYORES.

Es fundamental ir educando a la sociedad (incluido el estamento sanitario, que cada vez va siendo mas consciente de su importancia) en la movilidad precoz del paciente mayor. Un antiguo jefe del Servicio donde hice la especialidad, decía que "un día de cama para un adulto mayor, es el equivalente a un mes para uno joven". Este ejemplo tan gráfico nos ayuda a ponernos en situación y ser más conscientes de lo grave que puede ser inmovilizarlos. Eso no quiere decir que tengamos que ir en contra del criterio médico, porque en determinadas circunstancias está claro que debe guardarse reposo, pero en cuanto se esté en condiciones de empezar a sedestar e incluso deambular con ayuda, debe hacerse.

Determinadas circunstancias pueden ser factores de riesgo asociados a esta inmovilidad:

  • SINDROME CONFUSIONAL: para nosotros los Geriatras, el principal factor de riesgo. Os remito a mi post " A mi padre se le ha ido la cabeza: la importancia de conocer el delirium y cómo prevenirlo" para conocer los factores de riesgo y como evitarlo, o al menos minimizarlo. Entre los factores de riesgo que hay que resaltar está el deterioro cognitivo previo, muchas veces no diagnosticado porque se considera por parte de la familia que son "peculiaridades o fallos de memoria normales por la edad"
  • LA INMOVILIDAD POR FRACTURAS: vertebrales, de extremidades inferiores, colocación de prótesis programadas… etc. En este caso el óptimo manejo del dolor y de la anemia si aparece, la revisión de la medicación previa y conciliarla con la nueva, la movilización precoz cuando el Traumatólogo autorice por estabilidad de la fractura o de la osteosíntesis/prótesis, el uso de corsé+/- vertebroplastia (en el caso de fracturas vertebrales) y la indicación de osteoformadores, con la prevención de las complicaciones asociadas favorecerá una recuperación precoz de las mismas. Por eso los Geriatras trabajamos codo con codo con los Traumatólogos en la gran mayoría de hospitales en las Unidades de Ortogeriatría.
  • EL USO DE CONTENCIONES MECÁNICAS: debemos evitarlas a toda costa, ya que ocasionan más peligro que beneficio y empeoran el síndrome confusional. Es muy importante la formación de todo el personal sanitario involucrado en la atención, para que a su vez puedan adiestrar en el manejo del mismo a los familiares y/o cuidadores. La gran mayoría de los síndromes confusionales mejoran con el alta al volver a su lugar de residencia, o al menos, a un ambiente menos "agresivo" para ellos. En el hospital es difícil respetar las horas de sueño, que invierte el ritmo circadiano, y se usan accesos venosos, sondas vesicales u oxigenoterapias que en ese momento el paciente confuso puede percibir como agresiones y que además favorecen la inmovilización.
  • NUESTRA PROPIA COMODIDAD COMO CUIDADORES O UN EXCESO DE HIPERPROTECCIONISMO AL PACIENTE: la inmensa mayoría de las veces, por no saber cómo actuar, otras (gracias a Dios las menos) por pensar que pertenece al trabajo sanitario la responsabilidad única de la recuperación del paciente. Se debe preguntar al personal sanitario si se le puede levantar, si puede deambular y cómo hacerlo… y potenciarlo siempre que se pueda. Pensar que todo lo que colaboréis como familia y/o cuidadores redundará en un mayor beneficio posterior para vosotros que, antes o después, vais a ser los cuidadores definitivos del paciente.


¿QUÉ TENEMOS QUE PLANTEARNOS EN CUANTO INGRESA UN FAMILIAR MAYOR EN EL HOSPITAL?

Y con esto incluimos las visitas a Urgencias y por supuesto las cirugías programadas. Mi consejo como Geriatra, es que os pongáis siempre en el peor de los escenarios: ¿es seguro que al alta esté sólo/a en casa sin ayuda o teniendo cómo cuidador/a otra persona mayor? ¿podrá ayudarle si se encuentra mal y lo/a tiene que acostar? ¿serán capaces de avisarnos si pasa algo? ¿serán capaces de dar la medicación correctamente desde el principio?¿está la casa preparada? (si se dispone de plato de ducha para que pueda entrar solo/a, si existen ayudas técnicas como andador o silla de ruedas, alzador de WC….etc, etc…). Cualquier respuesta dudosa ante estas circunstancias expuestas debe hacernos plantear opciones de supervisión y/o ayuda suficientes preparadas para el alta.

Lo ideal siempre es que el paciente pueda volver a su núcleo familiar donde pueda recibir ayuda de familiares y/o cuidadores que puedan física y cognitivamente hacerlo correctamente. Pero en ocasiones o la propia evolución de la enfermedad o la situación de fragilidad previa, condicionan que al alta se establezca una carga de cuidados alta, con un proceso de recuperación funcional prolongado o no viable que nos haga plantearnos la opción de estancia en un centro residencial, o bien temporal (hasta organizarnos o habilitar el domicilio ) o definitiva.

¿Cuándo es el momento de plantearse estas distintas opciones? Pues desde el mismo momento del ingreso hay que situarse en los distintos escenarios posibles, y analizar con el equipo médico que lleve al paciente la situación sociofamiliar, para que pueda orientaros en las distintas opciones y que podáis encontrar la mejor para vosotros. En el caso de las cirugías programadas debe plantearse ya antes del ingreso. Cualquier proceso quirúrgico mayor va a llevar implícito un periodo de recuperación de semanas, y en los adultos mayores

Buscador de Llenar de vida los años
Sobre este blog

En el blog de la Dra. Fernández Letamendi, queremos acercar el mundo de la Geriatría a nuestros mayores y sus familiares, presentando una especialidad que, hasta no hace mucho tiempo, era desconocida para la mayoría de la población y que cada vez esta tomando más protagonismo, debido al envejecimiento progresivo y a la mayor esperanza de vida de la población.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.