Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Fernández Letamendi. Geriatría. Hospital Quirónsalud Zaragoza

“A mi padre se le ha ido la cabeza". La importancia de conocer el delirium y cómo prevenirlo

Una de las experiencias más desagradables que podemos vivir cuando las personas mayores están enfermas, es que sufran concomitantemente un cuadro clínico que se denomina Delirium o Síndrome Confusional Agudo (SCA). Es una urgencia médica, por lo que es muy importante su diagnóstico precoz por parte del personal sanitario y sobretodo su prevención, ya que no tiene un tratamiento específico.

Se caracteriza por una alteración del nivel de conciencia y de la atención, así como de diversas funciones cognitivas (memoria, orientación, pensamiento, lenguaje o percepción). Se distingue de la demencia, en que su inicio es agudo y su curso fluctuante, pudiendo durar varios días en el caso del síndrome confusional agudo, o semanas en el subagudo.

Los familiares nos refieren su desconcierto, porque el paciente pasa de tener una conversación coherente a, al poco rato, tener un discurso incoherente, incluso fabulador, desconfiado, con delirios (de perjuicio, de envenenamiento o de robo por ejemplo) y a tener alucinaciones de predominio visual. Todo esto puede condicionar su comportamiento y expresar miedo o agresividad ante las personas que les atienden, no reconociéndolas. Así mismo, existe habitualmente una inversión del ritmo circadiano, con cuadro de somnolencia diurna y agitación nocturna.

Es uno de los trastornos cognitivos más importantes en el anciano, tanto por su elevada prevalencia (20-50% de los mayores ingresados) e incidencia (15% de los ancianos que ingresan en el hospital) como por su pronóstico (que va a ser peor en los pacientes con deterioro cognitivo previo, y que puede condicionar una mortalidad hospitalaria que varía del 11 al 41%, y una mortalidad al año de un 38%).

Traduce una alteración orgánica, un fallo en la actividad cerebral, que puede ser, además, la forma clínica de presentación de múltiples patologías en el anciano (a veces de varias simultaneas, por ejemplo una infección de orina y estreñimiento), pero que qué también puede aparecer durante el ingreso, asociado a complicaciones o secundario al tratamiento farmacológico que se ha precisado.

El desarrollo de un SCA o delírium tiene mayor riesgo de caídas, estancias hospitalarias más prolongadas, mayor institucionalización al alta, además de la importante sobrecarga que supone en el cuidador y/o familiar, que se encuentra completamente desbordado y muchas veces no entiende qué está sucediendo y no sabe cómo afrontarlo.

Presentación clínica
Existen tres tipos clínicos de presentación del síndrome confusional agudo:

  • Hiperactivo: Se caracteriza por hiperactividad, agitación, agresividad, confusión, alucinaciones e ideación delirante. Se da en un 15-25% de los pacientes que lo padecen.
  • Hipoactivo: Se da con más frecuencia en mayores y se caracteriza por hipoactividad, enlentecimiento psicomotor, bradipsiquia, lenguaje lento, inexpresividad facial, letargia, actitud apática, inhibición y dificultades para la ingesta. Se desarrolla en un 20-25% de los pacientes. Son los más difíciles de identificar, pues sus síntomas no son tan evidentes y puede pasar desapercibido para el personal sanitario si no está formado en identificar esta forma de presentación del síndrome confusional.
  • Mixto (hiper e hipoactivo): Supone el 35-50% de los síndromes confusionales. Alternan la hiper e hipoactividad en el tiempo. 


Factores predisponentes para el delirium en personas mayores

  • Infecciones
  • Intervenciones Quirúrgicas (en la fractura de cadera tiene una incidencia que supera el 50%). También el tipo de anestesia empleado (anestesia general) puede influir, especialmente en pacientes con deterioro cognitivo que, en muchas ocasiones, no está diagnosticado previamente.
  • Deshidratación.
  • Dolor
  • Fiebre
  • Estreñimiento o retención aguda de orina
  • Deterioro cognitivo previo
  • Inmovilidad, contenciones físicas, uso de vías y catéteres…
  • Determinados fármacos que tienen que usarse en el tratamiento.
  • Factores ambientales: estancias en salas de observación de urgencias, UCIs, no estar con familiares…
  • Aislamiento sensorial: presbiacusia, disminución importante de la agudeza visual….

Medidas de prevención

  • Durante las primeras 48 horas hay que procurar ACOMPAÑAR a su familiar, también por la noche
  • Siempre que sea posible, y esté autorizado por el médico responsable, hay que estimular la MOVILIZACIÓN (moverse, caminar…) aunque sea dentro de la habitación. Si tiene que hacer reposo, potenciar los cambios posturales. En pacientes con nula movilidad, estos cambios posturales deberían ser cada 2h o poner un colchón antiescaras y protección de talones para evitar las úlceras por decúbito.
  • Si lleva GAFAS O AUDÍFONOS, llevárselos siempre para que los pueda usar durante el ingreso
  • Procurar que DESCANSE POR LA NOCHE y esté activo durante el día (promoviendo conversación, lectura, juegos de mesa…), no dejarles dormir durante el día (las siestas como mucho de 30’ y sólo después de comer).
  • REORIENTACIÓN A LA REALIDAD. Siempre que tenga ocasión, explique qué ha pasado, donde está, si es de día o de noche, día de la semana….Si son capaces de leer, llevarles el periódico a diario.
  • Mantener una buena iluminación en la habitación durante el día. No bajarles las persianas para " que descansen" durante el día. Por la noche es recomendable oscuridad, aunque se puede dejar una luz tenue para que no todo este a oscuras si despiertan.
  • Se recomienda TRAER OBJETOS PERSONALES sencillos y manejables, para conseguir un entorno más agradable y conocido (su transistor, por ejemplo, o una foto..)
  • Asegurar INGESTA DE LÍQUIDOS Y COMIDA que le indiquen. En este punto hay que incidir en el riesgo de broncoaspiración de estos pacientes, por lo que si observamos que tosen al beber sobretodo avisar al personal. NUNCA USAR PAJITAS PARA FACILITAR LA INGESTA HIDRICA A LOS MAYORES SI SOSPECHAMOS UN DELIRIUM.
  • Vigilar el ritmo deposicional (contando con el tiempo que lleva sin deposición en casa) y avisar al personal si vemos que el paciente orina poco o lleva 48h o más sin deposición.

¿Y qué hago si ya tiene delirium?

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología ha elaborado un tríptico de información para familiares en el que nos da estas recomendaciones muy importantes:

  • Comunica al personal sanitario cualquier cambio del estado mental o de comportamiento, como desorientación, confusión, agitación o somnolencia excesiva.
  • Ante todo mucha calma. Al hablar, utilizar palabras claras y sencillas, tono suave y tranquilo.
  • No le llevéis la contraria, no elevéis el tono de voz. Explicar las cosas las veces que sea necesario.
  • Limitar el número de visitas hasta que remita el delirium, y a ser posible a familiares muy cercanos.
  • Acompañar al paciente de noche si vuestra presencia le da tranquilidad. Intentar que ese cuidador sea siempre la misma persona y que sea conocida para el paciente hasta que la situación revierta.
  • Mantener las mismas estrategias de prevención de delírium explicadas anteriormente

Ha mejorado, y le han dado el alta... pero sigue algo despistad@...

En este caso lo mas recomendado es que sea valorado por un geriatra, quien podrá valorar el ajuste de tratamiento necesario y, si de base, podíamos tener como condicionante un deterioro cognitivo no diagnosticado.

Buscador de Llenar de vida los años
Sobre este blog

En el blog de la Dra. Fernández Letamendi, queremos acercar el mundo de la Geriatría a nuestros mayores y sus familiares, presentando una especialidad que, hasta no hace mucho tiempo, era desconocida para la mayoría de la población y que cada vez esta tomando más protagonismo, debido al envejecimiento progresivo y a la mayor esperanza de vida de la población.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.