Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Francois Peinado. Urología. Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo

  • Cirugía de próstata y disfunción eréctil

    Cirugía próstata y disfunción eréctilCirugía próstata y disfunción eréctilUna de las consecuencias más temidas por los pacientes en relación con la cirugía de próstata es la repercusión sobre la erección. Para entender bien esta posible consecuencia, hay que diferenciar las dos principales patologías más habituales de la próstata: la hiperplasia benigna y el cáncer.

    Ambas entidades son totalmente diferentes puesto que la hiperplasia es un proceso benigno asociado al envejecimiento. Este crecimiento no maligno de la parte interna de la próstata origina una obstrucción a la salida de la orina con todas las consecuencias conocidas: dificultad para iniciar la micción, chorro fino o levantarse varias veces por la noche a orinar. En cambio, el cáncer de próstata es una enfermedad que no produce síntomas generalmente, asienta en la parte externa o periférica de la glándula y es un proceso tumoral por lo que precisa de un tratamiento específico según el resultado de la biopsia de próstata.

    Un dato anatómico relevante para entender la repercusión de la cirugía de próstata en la erección es la localización de los nervios erectores; ambos nervios pasan a ambos lados de la próstata en su trayecto hacia el pene; estos nervios "abrazan" a la próstata y pasan íntimamente unidos a este órgano lateralmente.

    Un punto que genera confusión en los pacientes es distinguir entre los tipos de cirugía que se realizan según el proceso sea benigno o maligno: en la cirugía de la hiperplasia benigna de próstata no se elimina toda la próstata sino solo la parte agrandada responsable de la obstrucción de la salida de la orina mientras que en la cirugía del cáncer de próstata, se extrae toda la próstata al completo. Para entenderlo mejor y si imaginamos la próstata como una naranja, en la intervención de la hiperplasia se extrae la naranja dejando la cáscara por lo que los nervios erectores permanecen en su lugar mientras en la intervención de cáncer de próstata se elimina toda la naranja por lo que la probabilidad de causar daño a los nervios erectores es mucho más alta.

    Cirugía próstata y disfunción eréctilCirugía próstata y disfunción eréctil

    En la cirugía benigna de la próstata, la lesión de los nervios erectores es mucho menos probable (alrededor de un 5%) pudiendo suceder por perforación de la cápsula prostática o debido a la transmisión de calor o electricidad de los instrumentos utilizados. Hemos de recordar que los factores responsables de la disfunción eréctil (edad, factores de riesgo cardiovascular y hormonales) también son causantes del crecimiento benigno de la próstata por lo que muchos pacientes padecen ambas situaciones de manera concomitante.

    La cirugía del cáncer de próstata o prostatectomía radical extrae por completo toda la próstata. Se intenta siempre que las condiciones clínicas del paciente lo permitan, preservar los nervios erectores mediante una disección fina pero en muchas ocasiones es complicado, difícil o no se logra hacer. En los últimos años, en primer lugar la cirugía laparoscópica y posteriormente con la aparición de la cirugía robótica que permite una visión en 3D y una mayor precisión han intentado paliar este efecto secundario para mantener la erección aunque no siempre obtienen estos resultados. A pesar de estos avances y dependiendo de la técnica quirúrgica, puede haber entre un 60-80% de disfunción eréctil postoperatoria.

    Un punto clave tras la cirugía por cáncer de próstata es iniciar un programa de rehabilitación de los cuerpos cavernosos que puede durar varios meses para evitar la disfunción eréctil y pérdida de longitud de pene característica. Este programa de mejora consiste en la utilización de una bomba de vacío varias veces al día que permite un aflujo de sangre a los cuerpos cavernosos del pene combinado con el estiramiento del pene. Estos ejercicios se suelen complementar con un tratamiento farmacológico diario de un potenciador de la erección.

    Cirugía próstata y disfunción eréctilCirugía próstata y disfunción eréctil

    A partir de los 12-18 meses tras la cirugía radical de próstata, si no se ha objetivado una mejora de la erección, se puede valorar un tratamiento mediante inyecciones intracavernosas de prostaglandina que producen una erección sin estímulo sexual.

    En los casos de fracasos de todos los tratamientos previos, la única opción es la colocación de una prótesis de pene con unos resultados excelentes. Esta prótesis consta de 2 cilindros que se introducen en los cuerpos cavernosos y mediante la colocación de un dispositivo en el interior del escroto (entre los testículos), el paciente puede provocarse la erección a su criterio. Obtendrá la rigidez suficiente para la penetración. El índice de satisfacción es muy alto puesto que permite ofrecer una respuesta garantizada a las relaciones sexuales.


  • Satisfacción de la prótesis de pene

    Las prótesis de pene son unos dispositivos de forma cilíndrica que se colocan en el interior de los cuerpos cavernosos del pene, que son los responsables de la erección. Cuando los fármacos o las inyecciones fallan y el paciente desea mantener relaciones sexuales, es la única opción de tratamiento. Es un tratamiento definitivo y los pacientes manifiestan un alto grado de satisfacción puesto que pueden tener todas las relaciones sexuales que desean.

    Las actuales prótesis son auténticas obras de ingeniería e incorporan la más moderna tecnología. Estos implantes incorporan un pequeño dispositivo que se coloca en el escroto y permite inflar o activar la prótesis. Todo el material del implante no se ve por fuera. La cirugía suele durar 1 hora y la recuperación postoperatoria es muy buena.

    Satisfacción prótesis de peneSatisfacción prótesis de pene

    Prótesis de pene con 2 cilindros, la bomba y el reservorio

    En un estudio del Instituto de Urología de Londres, las prótesis de pene pueden aumentar en algunos casos un poco la longitud del pene frente al acortamiento habitual que se produce tras esta cirugía. Estos hallazgos han sido presentados en la Reunión de la Sociedad Norteamericana de Medicina Sexual.

    El concepto de la utilización de dispositivos protésicos como expansores del tejido es bien conocido en cirugía plástica y por ello se ha estudiado si se cumple en relación con los implantes de pene. Este equipo de urólogos revisó a 50 hombres, con una media de edad de 55 años, sometidos tanto a cirugía de prótesis de pene como a recambios de prótesis de pene en los últimos 5 años. La mayoría de los hombres del estudio estaban totalmente satisfechos con la función sexual y la longitud de su pene. Uno de los consejos que se les dio a los pacientes era inflar la prótesis alrededor de 1 hora al día durante varios meses para incrementar la longitud de su pene.

    Satisfacción prótesis de peneSatisfacción prótesis de pene

    Las prótesis inflables de pene (PIP) se describieron por primera vez hace casi 50 años y son procedimientos comunes en todo el mundo. Los datos de Medicare de los Estados Unidos muestran que del 2001 al 2010 más de 53 000 hombres estadounidenses de ≥ 65 años se sometieron a una cirugía de implante de pene. De ellos, el 93% eran prótesis hidraúlicas de pene de 3 componentes.

    Akakpo y col. evaluaron casi 50 artículos sobre la satisfacción de los pacientes con implantes de pene entre el 2006 y el 2016. Los datos muestran una elevada tasa de respuesta positiva (según una puntuación de ≥3/5) en el estudio de validación inicial. Un estudio de seguimiento en una gran población de varones italianos también mostró una alta satisfacción del paciente con una puntuación media total de 68/75. Los resultados aquí fueron similares a los estudios anteriores, con 84% de los hombres que puntuaban ≥3/5 (que era la definición utilizada para la satisfacción).

    El cuestionario se realizó en 118 hombres de 4 centros de EE. UU. que tenían un estado post operatorio de colocación inicial de la prótesis de 6 meses a 5 años. No se excluyó a los hombres por complicaciones quirúrgicas, comorbilidades, estado de relación o vinculación sexual. Los datos preliminares muestran una alta satisfacción del paciente con una puntuación media global de 4,15 sobre 5. Con respecto a los subdominios, la satisfacción global tuvo una puntuación media de 4,15, la puntuación media del dolor fue de 4,56, la apariencia fue de 3,72 y la función tuvo una media de 4,16 (todos en una escala de 5 puntos).

    Las prótesis de pene tienen uno de los mayores índices de satisfacción dados los buenos resultados y el cambio de vida que suponen para el paciente. En nuestra unidad de disfunción eréctil, los pacientes con prótesis de pene también los más altos índices de satisfacción por la libertad que les aporta y poder tener un pene erecto el tiempo y el número de veces que desean.

    BIBLIOGRAFÍA

    1. Scott FB, Bradley WE and Timm GW: Management of erectile impotence. Use of implantable inflatable prosthesis. Urology 1973; 2: 80.

    2. Lee DJ, Najari BB, Davison WL et al: Trends in the utilization of penile prostheses in the treatment of erectile dysfunction in the United States. J Sex Med 2015; 12: 1638.

    3. Chouhan JD, Pearlman AM, Kovell RC et al: A quality analysis of the last decade’s most heavily cited data relative to outcomes after penile pros- thesis placement. J Sex Med 2020; 17: 861.

    4. Akakpo W, Pineda MA and Burnett AL: Critical analysis of satisfaction assessment after penile prosthesis surgery. Sex Med Rev 2017; 5: 244.

    5. Cayan S, Asci R, Efesoy O et al: Comparison of long-term results and couples’ satisfaction with penile implant types and brands: lessons learned from 883 patients with erectile dysfunction who underwent penile prosthesis implantation. J Sex Med 2019; 16: 1092.

    6. Brinkman MJ, Henry GD, Wilson SK et al: A survey of patients with inflatable penile prostheses for satisfaction. J Urol 2005; 174: 253.

    7. Caraceni E and Utizi L: A questionnaire for the evaluation of quality of life after penile prosthe- sis implant: quality of life and sexuality with penile prosthesis (QoLSPP): to what extent does the implant affect the patient’s life? J Sex Med 2014; 11: 1005.

    8. Capogrosso P, Pescatori E, Caraceni E et al: Satisfaction rate at 1-year follow-up in patients treated with penile implants: data from the multicentre prospective registry INSIST-ED. BJU Int 2019; 123: 360.

    9. Carlos EC, Nose BD, Barton GJ et al: The absence of a validated English-language survey to assess prosthesis satisfaction: a prospective cohort using the sexual quality of life after penile prosthesis. J Sex Med 2020; 17: 2307.

    10. Salter CA, Bach PV, Jenkins L et al: Development and validation of the Satisfaction Survey for Inflatable Penile Implant (SSIPI). J Sex Med 2021; 18: 1641.

  • Entrevista en la revista "Directivos & Empresas"

    El Dr. François Peinado, Jefe de Servicio de Urología y Andrología del Hospital Ruber Juan Bravo 39 de Madrid, expone en esta entrevista a la revista "Directivos & Empresas" los últimos avances en la medicina sexual del varón: eyaculación precoz, disfunción eréctil y Enfermedad de La Peyronie, entre otros.

    Para leer la entrevista completa haz click aquíEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

  • Chequeo para todo hombre mayor de 50 años - 2ª parte

    Chequeos mayores de 50 añosChequeos mayores de 50 años

    El riesgo de tener hipertensión arterial se eleva con la edad. Está relacionado con el peso y el estilo de vida. La tensión arterial alta puede producir severas complicaciones sin tener síntomas. Es importante controlarla para evitar una angina de pecho, un infarto de miocardio, un ictus o incluso una insuficiencia renal. Cómprese un aparato de medición de tensión arterial y de forma periódica, tómela.

    La tensión arterial tiene dos mediciones: la presión arterial sistólica es el número alto y refleja la presión en las arterias cuando el corazón late y la presión arterial diastólica, presión de las arterias entre los latidos. La tensión normal sanguínea se sitúa en 120/80 o menos. La tensión alta se produce cuando supera los 130/80 y entre esas dos medidas se puede hablar de prehipertensión. La frecuencia con la que se debe medir la presión arterial depende de lo alta que se tenga y de los factores de riesgo del paciente.

    Los niveles de colesterol son otro elemento importante de control de la salud. Un alto colesterol LDL (el malo) puede producir placas en las arterias que incrementan el riesgo de enfermedades cardíacas. Los cambios en el estilo de vida y la medicación pueden reducir este valor. Un análisis de sangre en ayunas ayuda a determinar el perfil lipídico que incluye el colesterol total, el LDL colesterol ("malo"), el HDL colesterol ("bueno") y los triglicéridos. A partir de los 35-40 años es necesario un análisis de este tipo.

    La diabetes es una de las enfermedades más prevalentes en la sociedad occidental. Un tercio de los norteamericanos tienen diabetes y no lo saben. La diabetes incontrolada puede conducir a enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, enfermedad renal, ceguera por el daño de las arterias de la retina y disfunción eréctil. Se puede evitar si se diagnostica a tiempo. La dieta, el ejercicio, la pérdida de peso y la medicación pueden controlar todo este proceso.

    Una prueba de VIH no se debe descartar. Se transmite de persona a persona cuando las secreciones entran en contacto con la vagina, área anal, boca, ojos o una herida en la piel con una persona infectada. Sigue habiendo mucha gente que tiene esta infección y no lo sabe. Los modernos tratamientos son muy eficaces en el control de la enfermedad.

    El glaucoma o elevada tensión ocular, puede dañar progresivamente el nervio óptico y conducir a la ceguera. Por encima de los 50 años, todos los hombres deberían hacerse un chequeo oftalmológico completo.

  • La testosterona, una hormona vital para el hombre (I Parte)

    TestosteronaTestosterona

    La testosterona es la hormona sexual más importante del hombre. Los testículos son los responsables de la producción de esta hormona. Ayuda no solo a tener los elementos diferenciadores masculinos como son el vello facial, corporal o la masa muscular, sino que está implicada en el deseo sexual o la salud ósea entre otros. También colabora en la regulación de la glucemia o del colesterol en sangre. Su participación en el bienestar emocional de los hombres y en los problemas de erección cuando sus niveles son más bajos es característica. La repercusión no es solo sexual como se tiende a pensar, sino que tiene consecuencias múltiples en el organismo.

    Las cifras de testosterona van disminuyendo con la edad en todos los hombres. Es un proceso fisiológico ligado al envejecimiento (andropausia). El problema se da si esos niveles caen por debajo de las cifras consideradas como normales. Con la edad, tener un deseo sexual más bajo y menos erecciones entra dentro del proceso de envejecimiento normal.

    Hay estudios que señalan que casi un 40% de los hombres mayores de 45 años pueden tener niveles de testosterona más bajos. La caída de la testosterona se inicia alrededor de los 40 años y se produce a un ritmo del 1% anual, pero eso no significa que vaya a tener los niveles por debajo de los límites establecidos; por ello tener los niveles por debajo de los límites normales no es normal y esta situación afecta a la calidad de vida y salud.

    Dado que los síntomas de hipogonadismo son difusos, la mayoría de los hombres no suelen mencionar los mismos en consulta por lo que el número de pacientes con bajos niveles es mucho mayor de lo que solemos diagnosticar. Muchos hombres acuden a consulta porque no tienen deseo sexual o se encuentran anímicamente más decaídos. En muchos casos, se asocian problemas de disfunción eréctil, pérdida de energía o disminución de la fuerza.

    Las mamas dolorosas o el crecimiento de estas también pueden sugerir bajos niveles de testosterona. La pérdida de vello corporal y tener que afeitarse con menos frecuencia es otro signo. La presencia de sofocos puede ser otro signo indirecto de esta situación.

    La producción de células rojas sanguíneas también está relacionada con este déficit por lo que los bajos niveles de esta hormona pueden causar anemia, depresión y dificultades de concentración.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Men’s Health
Sobre este blog

Blog especializado en el tratamiento de los problemas de próstata y salud sexual del varón.

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.