Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

  • ¿Sufres de cistitis?

    ¿Te acuerdas de la última vez que tuviste una cistitis? Si sólo has tenido un episodio aislado en tu vida, o si hace mucho de éste, quizás no lo recuerdes, pero, sin duda, lo recordarás si has tenido un episodio reciente o sufres de episodios de repetición. Sobre todo, te acordarás de lo mal que lo pasaste.

    2020 03 09 Sufres de cistitis (1).pngImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2020 03 09 Sufres de cistitis (1).png

    ¿Cómo lo solucionaste?

    Es importante que lo recuerdes porque hay asuntos que posiblemente debes conocer para atenderlos mejor. Muchas veces el cuadro se repite porque hay cosas que no hacemos bien.

    En este post te contaré sólo qué es, cómo se produce y cuáles son los síntomas para que empieces a familiarizarte con un proceso muy común, que seguro ya has vivido o que vivirás en algún momento de tu vida.

    La cistitis es la infección urinaria mas frecuente en la mujer.

    Es una afección muy común que afecta, posiblemente, a todas las mujeres en algún momento de su vida, y en algunas de manera repetida. Siendo muy común, no es en absoluto grave en la gran mayoría de las ocasiones. Es decir, que en la mayoría de los casos no tiene más trascendencia clínica, no se extiende a otros órganos, no provoca complicaciones y no se contagia. Con esto quiero aliviar ese temor que tienen sobre todo aquellas mujeres en las que los episodios se repiten y es difícil evitar que vuelvan a aparecer.

    La llegada de bacterias a la vejiga está favorecida fundamentalmente por la relación sexual. La anatomía femenina del suelo pélvico lo facilita. La zona anal, vaginal y uretral están en el mismo territorio. El coito y el masaje uretral ante una uretra corta, como es la femenina (3-4 cm), hacen que las bacterias entren con facilidad a la vejiga. La bacteria mas frecuente es E. coli, pero hay otras como klebsiella, proteus, enterococo… todas enterobacterias que, viviendo en el tubo digestivo y ayudando en procesos de digestión, cambian de sitio, se trasladan a la vejiga y provocan los síntomas descritos.

    En la orina, las bacterias crecen, se multiplican y se van a adherir a las paredes de la vejiga. Las bacterias adheridas a las paredes de la vejiga producen inflamación, y es ésta la que expresa los síntomas. Junto a las molestias en la zona baja del abdomen, la micción es muy frecuente, urgente, de escasas gotas, dolorosa y ardiente como una quemazón o agujas punzantes.

    La acción de orinar no alivia. Ver a veces la orina sonrosada-roja asusta. La sensación de malestar general, acompañada de escalofríos, con alguna alteración en el pulso (frecuencia cardiaca), sin que llegue a aparecer fiebre, provoca una situación de destemplanza. No es raro que nos impida hacer vida normal, que vayamos a trabajar con una sensación de tremendo disconfort que impide hacer las tareas habituales.

    Si hemos entendido esto, es fácil relacionar un cuadro de cistitis con una relación sexual reciente. Así lo cuentan muchas mujeres que empiezan con molestias unas horas después de haber mantenido un contacto sexual.

    Con el comienzo de la vida sexual es muy característico que muchas mujeres sufran la denominada pielonefritis de la noche de bodas o de la luna de miel. ¿Lo has oído alguna vez? La inflamación mantenida de la vejiga favorece que las bacterias suban por el uréter y alcancen el riñón. En ese caso, el cuadro es mucho más serio. Cursa con fiebre, postración general, dolor renal, alteraciones analíticas… Requiere un diagnóstico preciso y una atención centrada en antibióticos de amplio espectro.

    2020 03 09 Sufres de cistitis (2)Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2020 03 09 Sufres de cistitis (2)

    El beber poca agua y orinar pocas veces durante el día, es decir, tener las micciones de manera muy distanciada entre una y otra vez, son hábitos que se suelen asociar con la probabilidad de tener cistitis. Además, hay que saber que hay otras circunstancias que favorecen la entrada y llegada de bacterias a la vejiga. Os señalo las más conocidas:

    ·El estreñimiento y otros trastornos del tránsito intestinal (crisis diarreicas…).

    ·Cambios hormonales a lo largo de la vida, como la menstruación, el embarazo, el parto, el puerperio, la menopausia, la ancianidad…

    ·El frío es muy negativo, y así muchas mujeres lo relacionan con haber mantenido el bañador mojado mucho tiempo, hacer submarinismo o trabajar en ambientes de bajas temperaturas (cámaras frigoríficas, congeladores…).

    ·Cierta ropa interior, un pantalón muy pegado, muy ajustado…

    ·Momentos de stress emocional, de agobio por alguna situación, un examen, una oposición, un disgusto, una ruptura sentimental, un despido laboral, un duelo…

    ·A veces coincide con estar padeciendo otra enfermedad, como un cuadro catarral o gripal. Es más frecuente en pacientes que tienen enfermedades serias (diabetes, esclerosis múltiple…), procesos oncológicos o estar recibiendo un tratamiento fuerte (quimioterapia, radioterapia, etc).

    No conocemos muchos datos del sistema inmunológico que lo relacionen con la infección urinaria, pero posiblemente una situación concreta inmunológica puede predisponer a ciertas mujeres a sufrir cuadros de cistitis con mayor frecuencia que otras. No es raro conocer mujeres de la misma familia que sufren más episodios que a otras, teniendo el mismo estilo de vida. Y por esta misma razón, momentos de debilidad inmunológica ante ciertas enfermedades pueden ser determinantes para que los cuadros se repitan.

    En otro post hablaremos de lo importante que es hacer un buen diagnóstico, establecer un correcto tratamiento y de múltiples consejos para la prevención. ¡No te lo pierdas!

    Dra. Carmen González Enguita

    Jefe del Servicio corporativo de Urología de los Hospitales Públicos gestionados por Quirónsalud en la Comunidad de Madrid: los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz (Madrid), Infanta Elena (Valdemoro), Rey Juan Carlos (Móstoles) y General de Villalba

  • ¿Conoces los motivos para ir al urólogo?

    Como ocurre habitualmente, no solemos ir al médico hasta que no nos pasa algo. Hasta que no tenemos alguna dolencia, notamos algún síntoma concreto, vemos algún signo de alarma que nos inquieta y nos preocupa, no nos vemos obligados a consultar. Es entonces cuando pedimos cita en nuestro médico de familia, quien nos orienta y resuelve lo que nos está pasando, o nos envía al médico especializado en los problemas que estamos teniendo.

    2020 02 24 Conoces los motivos para ir al urólogoImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2020 02 24 Conoces los motivos para ir al urólogo

    Y yo me pregunto, ¿conoces que problemas puedes sufrir que tengan que ser valorados por un especialista en Urología? O dicho al revés, ¿conoces los problemas que atiende el urólogo? El urólogo es el médico que se ocupa de éstos de manera especializada.

    Seguramente pensabas que los urólogos se ocupaban exclusivamente de temas que afectan a los hombres, por la semejanza entre la ginecología y la mujer, y es absolutamente falso. Muy lejos de lo que podrías pensar, es una especialidad que se ocupa de temas que afectan a todos, a hombres y a mujeres, y en todas las edades de la vida, desde la infancia hasta la ancianidad.

    Es la parte de la Medicina que estudia los asuntos de salud y enfermedad del aparato urinario de ambos sexos, así como del aparato genital y reproductor masculino.

    Te diré además que los problemas que atiende el urólogo son tan comunes que todos en algún momento de nuestra vida vamos a sufrir alguno de ellos.

    La Urología previene, estudia, diagnostica y trata tanto problemas clínicos como quirúrgicos.

    Hombres y mujeres, niños y mayores, acuden al urólogo por muchas razones. Te mostraré algunos ejemplos:

    ·El cólico renal, y otras dolencias relacionadas con piedras en el riñón.

    ·La infección urinaria.

    ·Alteraciones del aspecto de la orina como la hematuria (sangre en la orina).

    ·La incontinencia urinaria.

    ·La enuresis (orinarse en la cama por la noche) en la infancia.

    ·Problemas de dificultad al orinar, incluida la retención aguda de orina, que están relacionados con problemas prostáticos y de vejiga.

    ·Enfermedades oncológicas de los tumores de riñón, vejiga, próstata, testículo y pene.

    ·Malformaciones del aparato urinario y genital masculino.

    ·Traumatismos genitales y del aparato urinario.

    ·Problemas del suelo pélvico como el prolapso o el dolor crónico pélvico.

    ·El trasplante renal.

    ·Enfermedades genitales masculinas.

    ·Problemas sexuales masculinos, fundamentalmente problemas de erección y eyaculación.

    ·Enfermedades de trasmisión sexual.

    ·La infertilidad masculina…

    Queremos que conozcas que los urólogos somos médicos y cirujanos, que atendemos asuntos que se resuelven con tratamientos farmacológicos, instrumentales o con cirugía. Y que hemos sido muy innovadores a lo largo de la historia: el desarrollo de la cistoscopia en el siglo XIX permitió ver el interior de la vejiga, la litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC), para la destrucción de las piedras en el riñón, supuso uno de los mayores avances en la Urología del siglo XX. Hoy, se ofrece cirugía endourológica intrarrenal y procedimientos laparoscópicos, incluidos los asistidos por robot, que permiten abordajes a través del interior del aparato urinario, y procedimientos de mínima invasión.

    Nos parece cuando menos asombroso que, siendo un área con tanta afluencia asistencial, sea tan desconocida, y estemos todos tan poco familiarizados con ella.

    Mi interés personal, y como responsable de un gran equipo, es que entre todos os hagamos cercana, próxima y accesible nuestra especialidad.

    Iremos trabajando todos y cada uno de los temas de mayor interés para todos.

    Y recordad que los profesionales de la Urología somos tanto hombres como mujeres (urólogos y urólogas), enfermeros y enfermeras que te ayudaran a conocer, manejar y entrenar tus habilidades en todos los autocuidados.

    Entre todos te vamos a ayudar a prevenir y mejorar tu estado de salud urológica.


    Dra. Carmen González Enguita

    Jefe del Servicio corporativo de Urología de los Hospitales Públicos gestionados por Quirónsalud en la Comunidad de Madrid: los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz (Madrid), Infanta Elena (Valdemoro), Rey Juan Carlos (Móstoles) y General de Villalba

Buscador de NIGOTA, Ni-gota, ni.go.ta
Sobre este blog

Desde nuestra formación, conocimientos y experiencia, queremos promover y promocionar la Salud, el bienestar urológico en toda la sociedad. Queremos crear un espacio atractivo, rico y útil donde los temas mas prevalentes, relevantes y de interés popular y poblacional puedan tener la mejor respuesta, una respuesta adecuada y avalada por un equipo de profesionales que vive la Medicina y la Urología con vocación de servicio a los demás

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.