Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

  • ¿Sabes lo que revela un análisis de orina? Parte 1. Te lo contamos en varios posts

    Todos sabemos que un análisis de orina es un estudio que se realiza de manera casi rutinaria en multitud de consultas médicas.

    Pero... ¿sabemos la información que encierra la orina en relación con la salud que podemos tener o la enfermedad que podemos llegar a sufrir?

    2022 10 25 Sabes lo que revela un análisis de orina (1) 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 10 25 Sabes lo que revela un análisis de orina (1) 1

    El estudio de la orina forma parte importante de la historia clínica del paciente, junto con la anamnesis (la entrevista), la exploración física (el tacto rectal … en el caso que estemos en la consulta del urólogo), y de todos los estudios complementarios necesarios (estudios de moleculares, de imagen, anatómicos o funcionales) para el estudio y diagnóstico preciso de un proceso de salud.

    La uroscopia, o el arte de diagnosticar y/o pronosticar una enfermedad, con el examen macroscópico (a simple vista) de la orina, ha representado un papel muy importante en la Medicina del pasado. Los antiguos decían que "… la orina no solo se debe inspeccionar y oler, sino que incluso debe ser probada" (CW Friedrich Hufeland, Alemania 1762–1836). Desde el s. XIX se conoce que la orina va a ser un elemento muy importante en el diagnóstico clínico. A través de ella se puede averiguar la constitución de la sangre y de los procesos químicos corporales.

    Sin embargo, no será hasta el desarrollo de diversas técnicas químicas y, sobre todo, microscópicas cuando se le dé el carácter científico que contemplamos en el día de hoy.

    Para entender toda la información que encierra la orina en su intimidad, todos sus secretos, comenzaremos explicando algunos conceptos básicos

    ¿Qué es la orina?

    ¿Por qué reúne tanta información de nosotros mismos y de lo que nos pasa?

    Una definición adecuada sobre la orina podría ser "aquel elemento líquido de color amarillo que es secretado por los riñones como resultado de la depuración y el filtrado de la sangre, resultado final del metabolismo celular y por ende del funcionamiento de todos los órganos". Producida por los riñones, se almacena en la vejiga hasta ser expulsada por la uretra en el proceso de orinar. La acción de orinar es un proceso dinámico, en el que la vejiga pasa por dos fases, la fase de llenado mientras recoge y almacena la orina que le está llegando de ambos riñones a través de los uréteres, y la fase de vaciado, cuando se encarga de eliminarla al exterior a través de la uretra.

    ¿Qué es un análisis de orina?

    Ahora que ya sabemos lo que es la orina, antes de entrar a profundizar en los diferentes parámetros, que en un estudio analítico de la orina se pueden realizar, y antes de entrar a describir que es lo que cada uno expresa, voy a detenerme en este primer post en varios aspectos que considero primordiales de conocer.

    1.- El primero me lleva a recordar a los "médicos clásicos" y a invitarles a ustedes, los lectores, a todos, a ser curiosos y observadores. Es muy importante que tengamos inquietud en inspeccionar nuestra propia orina porque las características organolécticas de la orina, es decir el olor, el color, y recordar el sabor para los clásicos, … van a ser muy importantes como datos a trasladar al médico al que hemos pedido cita y consulta.

    2.- El segundo aspecto que quiero contarles es que hay que saber muy bien cómo y cuándo hay que recoger la orina. Hay que prepararse adecuadamente para hacer una buena recogida de la muestra de orina. No siempre va a ser igual. Van a existir diferencias según lo que sea necesario estudiar y según nos indique nuestro médico.

    Una muestra mal recogida, en cantidad, momento, en un recipiente no adecuado, … no solo puede llegar a ser inútil para la investigación que estamos necesitando, si no que puede conllevar a errores en la interpretación de los resultados.

    El modo y manera de recoger la muestra van a ser claves para una perfecta exploración. Son varios y diferentes aspectos los que hay que considerar. Sera preciso determinar entre otros muchos el momento de la recogida, que parte de la micción interesa, la cantidad (a veces se requiere orina/24h), estar en ayunas o no, el tipo de recipiente, la temperatura, la guarda y custodia hasta que llega al laboratorio y el tiempo que pase hasta ser analizada, etc.

    3.- El tercer aspecto, que deseo señalar es que habrá determinados procesos de salud/enfermedad que van a requerir investigaciones concretas y específicas que no se determinan en un análisis rutinario/convencional de una muestra de orina.

    En estos casos es el médico quien señala expresamente al personal del laboratorio lo que se desea investigar, que será de valor exclusivo, para el estudio de diagnóstico que está realizando.

    • Algunos ejemplos:
    • Test de embarazo
    • Un estudio microbiológico (Cultivo de orina)
    • Celularidad tumoral en la orina (Citología de orina)
    • Exámenes de detección de drogas ilícitas
    • Estudios para el metabolismo óseo / litiásico /endocrino (hormonas) ….
    • Marcadores tumorales para enfermedades oncológicas concretas
    • Eliminación de determinados minerales, medicamentos por la orina, … en casos de control de dosis de tratamientos.

    4.- El cuarto aspecto es señalar que determinadas condiciones de la vida cotidiana, como el ejercicio físico, el haber comido recientemente, el consumo de alcohol, la fiebre, etc., pueden alterar ciertos parámetros habituales de la orina sin que ello suponga la existencia de una enfermedad.

    ¿Para qué se realiza un análisis de orina?

    El análisis de orina es un estudio común que aporta una gran información clínica. Se realiza habitualmente con rapidez y no supone un alto coste, salvo determinaciones muy específicas y especializadas como pudiesen ser ciertas determinaciones de biología molecular en el campo de la Oncología.

    Por sí solo, no brinda un diagnóstico definitivo. Dependiendo del motivo por el que el médico recomienda este estudio, y ante resultados inusuales, podría necesitar un seguimiento, y una repetición de estudios. En otras palabras, la evaluación de los resultados del análisis de orina, junto con otros estudios, puede ayudar al médico a determinar los siguientes pasos en el diagnóstico, pero aisladamente puede llegar a tener en determinadas situaciones un significado limitado.

    Por otra parte, se debe de saber que tener bien los resultados estándar de un análisis de orinano garantiza estar sano, no descarta enfermedades o no estar enfermo. Pudiese ser que, el estudio se haya hecho demasiado pronto para detectar la enfermedad o que la orina esté demasiado diluida. Ante estos resultados se debe informar bien al médico si todavía se tienen signos y síntomas de un determinado proceso, que le ayuden a realizar un seguimiento de los datos del análisis de orina, o de otros estudios.

    ¿Cuándo se so debe de solicitar un análisis de orina?

    Se puede solicitar por diferentes motivos y por lo tanto en diferentes momentos:

    2022 10 25 Sabes lo que revela un análisis de orina (1) 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 10 25 Sabes lo que revela un análisis de orina (1) 2

    1.- Para evaluar la salud en general

    El análisis de orina puede ser parte de un examen médico de rutina como:

    • Control de los parámetros urinarios habituales y convencionales.
    • Un diagnóstico de embarazo.
    • Una preparación prequirúrgica.
    • Detección sospechosa de diversos trastornos, como diabetes, enfermedades renales o hepáticas, etc, o en diversas situaciones, como por ejemplo como cuando se ingresa en un hospital.

    2.- Para diagnosticar una enfermedad

    Cuando acudimos a una consulta médica porque notamos que algo no funciona bien en nuestro organismo, es más que probable que, entre otras pruebas a realizar, el médico, antes de emitir su diagnóstico, solicite un análisis de orina y otro de sangre.
    Un análisis de orina puede ayudar a diagnosticar la causa de signos y síntomas que puede estar expresando una enfermedad. Los más comunes: dolor abdominal, dolor de espalda, micción frecuente o dolorosa, sangre en la orina u otros problemas urinarios.

    3.- Para controlar una enfermedad

    Si se le ha diagnosticado una afección, como enfermedad renal o infección de las vías urinarias, el médico puede recomendar realizar análisis de orina con regularidad para controlar la enfermedad y el tratamiento.

    Tenemos muchas más contar que dar a conocer sobre los misterios que guarda la orina por su composición, como los identificamos y que es lo que expresan

    No se lo pierdan. Seguiremos contándolos en los próximos posts.


    Dra. Carmen González Enguita

    Jefe del Servicio de Urología

    Hospitales de Quirónsalud intgrados en la red pública madrileña



  • Pon en forma tu vejiga (2). La fisioterapia o los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico (EMSP) en vejiga hiperactiva

    Tras haber aprendido qué es y cómo trabajar la reeducación vesical, como terapia de primera línea para adultos que sufren problemas de vejiga hiperactiva (VH) comenzaremos con el tratamiento del suelo pélvico mediante fisioterapia.

    ¿Qué es el suelo pélvico?

    Primero necesitaremos tener alguna noción básica para conocer qué es el suelo pélvico, dónde se encuentra, cuál es su función, y qué pasa cuando sufre lesiones o problemas.

    El suelo pélvico es una zona anatómica, un sistema interrelacionado de huesos, músculos, fascias-ligamentos y órganos, siendo el tejido conectivo un elemento constitutivo fundamental y el más vulnerable en el caso de lesiones.

    Se encuentra situado en la zona inferior del tronco cerrando la anatomía del mismo por la parte más inferior. Soporta, sujeta y sostiene los órganos abdominales, sobre todo los órganos pélvicos

    Toda lesión en alguna de las estructuras que componen el suelo pélvico puede producir disfunciones y en ocasiones dolor. Las alteraciones funcionales pueden afectar al aparato urinario, al tracto intestinal y al sexual por afectación de órganos como la vejiga, la uretra, el recto, la vagina, el útero... La laxitud de los ligamentos y la lesión de fascias produce prolapsos (POP) (desplazamiento de órganos pélvicos) y el desplazamiento, alteraciones en la función de los órganos. Hay que recalcar que en el POP no son los órganos los que están enfermos o estropeados, sino que son los ligamentos y las fascias que los sujetan y sustentan. Cuando haya que trabajar en patología de POP nos tendremos que centrar en cómo se encuentran y como se reparan las fascias y ligamentos, para reconstituir la anatomía y para evitar que los órganos que sustentan (soportan), sujetan o sostienen (suspenden) recuperen las funciones perdidas.

    Fundamento de la Fisioterapia

    El tratamiento de fisioterapia está centrado en tres ejes importantes, que detallamos:

    1. Los ejercicios de la musculatura de suelo pélvico (EMSP).

    Los EMSP datan de 1948 y fueron creados por el Dr. Arnold Kegel con la finalidad de restaurar el tono y la función de la musculatura perineal laxa mediante horas de trabajo de físico sobre los mismos: 20-40 horas de ejercicios progresivos de resistencia repartidos entre 20-60 días.

    Los EMSP deben ser considerados como el tratamiento conservador de primera línea en la vejiga hiperactiva (VH), sabiendo que no es el único tratamiento ofrecido para los síntomas de la misma1. La farmacología juega un importantísimo papel. Lo veremos en un futuro post.

    Las fibras que componen la musculatura del suelo pélvico son de dos tipos: lentas y rápidas.

    Con los EMSP se pretende activar dichas fibras y consecuentemente inhibir la urgencia miccional.

    Los ejercicios se realizarán en diferentes posiciones, siendo importante coordinar los ejercicios con la respiración y evitar contraer los músculos abdo­minales, glúteos y aductores (contracciones parásitas).

    La supervisión del tratamiento y el aumento de intensidad aportan mayor beneficio al tratamiento2 El mayor problema que influye negativamente en los resultados es la mala adherencia a los ejercicios por falta de motivación del paciente, sobre todo si no es supervisado.

    2. Biofeedback (BFB)

    El BFB es un tipo de terapia conductual que permite trabajar, de una manera precisa, sobre una determinada musculatura, pudiendo diferenciar un lado sobre otro. El objetivo principal es localizar, potenciar y relajar la musculatura mediante un estímulo visual o auditivo que sirve de feedback para disociar la musculatura del suelo pélvico del resto de músculos que pueden llegar a contraerse de forma sinérgica al activarlos (aductores, glúteos o abdominales).

    Existen dos tipos de registros. El registro electromiográfico (EMG) o la sonda de presión, siendo el electromiográfico el que se suele usar para el tratamiento de la VH. Dentro de este tipo de BFB, se pueden utilizar electrodos de superficie (electrodos adhesivos que se colocan en zonas concretas de la musculatura perineal) o intracavitarios (electrodos vaginales para problemas de suelo pélvico anterior y electrodos rectales para problemas de suelo pélvico posterior).

    2022 09 14 Pon en forma tu vejiga (2) 1 y 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 09 14 Pon en forma tu vejiga (2) 1 y 2

    No hay beneficios significativos al incorporar BFB en la realización de EMSP en pacientes que pueden contraer de manera efectiva su suelo pélvico (3). Sin embargo, para algunos pacientes la capacidad de visualizar la activación correcta es extremadamente beneficiosa en el reaprendizaje motor y control neuromuscular. Por lo tanto, dentro de la práctica clínica, el BFB puede ser un complemento adicional muy útil para el tratamiento.

    3. Electroestimulación (EES)

    La EES del suelo pélvico consiste en la aplicación de una corriente eléctrica no dolorosa, similar a la que emiten los nervios de nuestro cuerpo, sobre una zona determinada de la anatomía, provocando la contracción del músculo tratado.

    Está indicada en VH para estimular a baja frecuencia los nervios del suelo pélvico, inhibiendo así las contracciones involuntarias del detrusor y produciendo un efecto relajante sobre ella.

    Sin embargo, se debe de conocer que NO en todos los casos de VH está indicada la EES.

    Contraindicaciones:

    • Cuando una persona es portadora de marcapasos
    • Existen infecciones
    • En casos de embarazo.

    Además, es preciso conocer que se debe tener precaución con aquellas mujeres que son portadoras de algunos tipos de DIU (dispositivo intrauterino), como aquellos que contienen cobre en su estructura. Aunque no hay efecto térmico sobre el mismo, éste se puede calentar. También es aconsejable no realizar la EES durante la menstruación porque aumenta el sangrado, no aplicar sobre tumores en estado activo por riesgo de proliferación celular y prestar atención en zonas de hipoestesia/anestesia.

    La EES debe ser ofrecida como una opción efectiva para el manejo de la VH2. Señalar que con EES el 30-50% de los pacientes se quedan libres de síntomas, y que un 60-70% obtienen mejoría en los mismos.

    Y si el tratamiento rehabilitador convencional no termina de mejorar los síntomas de VH ¿qué más puedo hacer doctor?

    Ya hemos comentado que existe un importante capítulo sobre la farmacología en VH, que abordaremos en otro POST. En la mayoría de las ocasiones los tratamientos medicamentosos van asociados a estos tratamientos físicos que acabamos de describir.

    Y… ¿existe algo más tras el tratamiento farmacológico?

    Efectivamente, si tras el tratamiento farmacológico no terminan de mejorar los síntomas, o si el paciente decide que no desea tomar fármacos, existe la opción de la neuromodulación del nervio tibial (NMT).

    Neuromodulación del nervio tibial (NMT)

    2022 09 14 Pon en forma tu vejiga (2) 3Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 09 14 Pon en forma tu vejiga (2) 3

    La NMT es un tratamiento considerado de tercera línea en la VH4. Se basa en estimular el nervio tibial en la zona medial del tobillo.

    El nervio tibial tiene su origen en las divisiones anteriores de las vértebras lumbares L4, L5 y sacras S1, S2 y S3, por lo que comparte el mis­mo segmento espinal que las inervaciones del suelo pélvico y de la vejiga. La estimulación eléctrica de dicho nervio logra que, de forma retrógrada, se estimulen (neuromodulación) las raíces del plexo sacro, las que están relacionadas con el control visceral y muscular del suelo pélvico, produciendo una inhibición de las contracciones del detrusor. Estas están gobernadas por el centro sacro de la micción.

    En definitiva, que estimulando un nervio en el tobillo se puede conseguir que, de manera retroactiva, se produzcan acciones sobre la musculatura del suelo pélvico y la vejiga.

    La NMT se realiza mediante un electroestimulador tipo TENS (transcutaneos electrical nerve stimulation o electroestimulación nerviosa transcutánea) de bajo voltaje. Trabajando con parámetros específicos, la NMT utiliza bien la inserción de una aguja de acupuntura o un transductor de superficie. El electrodo de superficie se adhiere al borde interno del arco plantar. Se han observado similares resultados entre la estimulación con aguja (percutánea) y con el parche de superficie (transcutánea)5. Hay que tener en cuenta que se pueden realizar sesiones de recuerdo en el caso de producirse empeoramiento de los síntomas, situación que puede ocurrir pasados 6 -12 meses después de haber finalizado la neuromodulación.

    Las sesiones de tratamiento duran 30 minutos. Se programa una sesión por semana y durante un total de 12 semanas. El tratamiento busca conseguir flexión plantar del primer dedo, movimiento del resto de dedos u hormigueo en el pie.



    Dra. Carmen Urbaneja Dorado.

    Facultativo especialista en Medicina Física y Rehabilitación.

    Unidad de Suelo Pélvico. Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Madrid.


    Bibliografía

    1. Takahashi S, Takei M, Nishizawa O, Yamaguchi O, Kato K, Gotoh M, et al. Clinical Guideline for Female Lower Urinary Tract Symptoms: Clinical Guideline for Female LUTS. LUTS Low Urin Tract Symptoms. enero de 2016;8(1):5-29.

    2. Robert M, Ross S. RETIRED: No. 186-Conservative Management of Urinary Incontinence. J Obstet Gynaecol Can. febrero de 2018;40(2):e119-25.

    3. Dumoulin C, Hunter KF, Moore K, Bradley CS, Burgio KL, Hagen S, et al. Conservative management for female urinary incontinence and pelvic organ prolapse review 2013: Summary of the 5th International Consultation on Incontinence: Conservative Management for UI and POP. Neurourol Urodyn. enero de 2016;35(1):15-20.

    4. Aoki Y, Brown HW, Brubaker L, Cornu JN, Daly JO, Cartwright R. Urinary incontinence in women. Nat Rev Dis Primer. 21 de diciembre de 2017;3(1):17042.

    5. Bhide AA, Tailor V, Fernando R, Khullar Vik, Digesu GA. Posterior tibial nerve stimulation for overactive bladder—techniques and efficacy. Int Urogynecology J. mayo de 2020;31(5):865-70.

  • Pon en forma tu vejiga (1). La rehabilitación y la vejiga hiperactiva… Comenzamos

    ¿Sabías que la reeducación vesical es la terapia de primera línea para los adultos que sufren problemas de vejiga hiperactiva (VH)?

    Muchos pacientes acuden a la consulta de la Unidad de Rehabilitación del Suelo Pélvico refiriendo:

    • Un aumento del número de veces con necesidad de ir al baño a orinar. Este aumento de frecuencia se denomina polaquiuria.
    • Que cuando tienen que ir al aseo a orinar tiene que hacerlo con premura porque si no se les escapa. Se conoce con el nombre de urgencia.
    • Que las noches son el peor momento del día por la cantidad innumerable de veces que tienen que despertarse con el deseo de orinar. Es la denominada nocturia.

    Todos estos síntomas están englobados en algo que se denomina síndrome de vejiga hiperactiva. La International Continence Society (ICS) lo define como la asociación de los síntomas de urgencia y aumento de frecuencia miccional (polaquiuria), con o sin incontinencia urinaria de urgencia (IUU), cuando aparece en ausencia de patología local, es decir de otras enfermedades asociadas.

    2022 07 18 Pon en forma tu vejiga (1) 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 07 18 Pon en forma tu vejiga (1) 1

    En las consultas de una Unidad de Rehabilitación del Suelo Pélvico también nos ocupamos de los problemas asociados a la vejiga hiperactiva.

    ¿Qué es lo que se ofrece?

    Con el tratamiento de rehabilitación, el objetivo fundamental es mejorar los síntomas y, por tanto, la calidad de vida percibida por los pacientes. Par ello, se realizan programas dirigidos a cada persona con las características propias de la individualidad. Son programas y actuaciones muy bien aceptados que apenas tienen riesgo de reunir efectos secundarios. El personal que lo realiza está muy cualificado.

    En una primera consulta de la Unidad de Rehabilitación de Suelo Pélvico, el paciente va a ser atendido por el médico rehabilitador, que se va a encargar de realizar una buena historia clínica. Esta entrevista pretende recoger toda la información necesaria del paciente para conocer a la persona, su problema y sus deseos de recuperación, con el fin principal de poder ofrecerle el mejor tratamiento.

    Interesa conocer todos los factores que inciden o son favorecedores en la aparición de las disfunciones de suelo pélvico. Así en la anamnesis (entrevista) se deben recoger:

    • Antecedentes familiares.
    • Edad.
    • Sexo.
    • Profesión.
    • Comorbilidades asociadas (otras enfermedades que padezca el paciente).
    • Cirugías previas de suelo pélvico.
    • Antecedentes personales ginecológicos.
    • Tratamiento médico domiciliario habitual.
    • Actividad física.
    • Índice de masa corporal (IMC).
    • Tabaquismo.
    • Hábito miccional / intestinal.
    • Alimentación habitual.

    Después de esta entrevista, se debe de realizar una exploración física sistemática y dirigida a la patología. La vejiga debe de estar preferentemente llena para esta exploración. Físicamente se valora:

    • La cincha abdominal. Interesa saber el estado de la musculatura abdominal (diástasis de los rectos abdominales, activación del músculo transverso abdominal, rectos abdominales y oblicuos).
    • El tono del diafragma (palpación).
    • Los genitales externos (inspección) en la búsqueda de celes o prolapsos, distancia anovulvar, apertura vulvar, tono del centro tendinoso del periné, lubricación y coloración, canal vaginal (cicatrices, escoriaciones, eritema o micosis).
    • Maniobra de Bonney para demostrar/corregir la perdida de orina que se produce durante el esfuerzo (con valsalva).
    • La competencia del suelo pélvico, la sensibilidad cutánea y los reflejos.
    • El tono muscular en el suelo pélvico mediante la Escala de Oxford modificada y el protocolo PERFECT.

    ¿Qué puede aportar el tratamiento rehabilitador a los casos de vejiga hiperactiva?

    Es importante conocer los factores de riesgo que reúne el paciente y que son precisos modificar. Se deberá conocer la existencia de:

    • Estreñimiento.
    • Consumo de cafeína o teína: estas sustancias aumentan las ganas urgentes de orinar y por tanto el aumento de veces que se acude al aseo a orinar.
    • Obesidad: disminuir entre un 3-5% el peso, disminuye de manera consistente los episodios de urgencia.
    • Tabaquismo, etc.

    Además, es importante explorar cómo, cuándo y qué número de veces se produce la micción, la ingesta de líquidos u ocurre la pérdida de orina. Contamos con una valiosa herramienta de recogida de estos datos que se denomina diario miccional, diseñado para realizar durante 3 días. Como decimos, refleja los hábitos miccionales, la ingesta hídrica y las pérdidas de orina.

    2022 07 18 Pon en forma tu vejiga (1) 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 07 18 Pon en forma tu vejiga (1) 2

    Tras esta primera fase, comienza una muy importante que se denomina reeducación vesical. Consiste en:

    • Realizar micciones pautadas: vaciar la vejiga a intervalos regulares, por ejemplo, sistemáticamente cada 2h, tengamos o no deseo miccional, para ir ampliando este intervalo progresivamente.
    • Usar técnicas de inhibición de la urgencia para de alguna manera "tranquilizar la vejiga" entre las micciones. El objetivo es disminuir el número total de micciones y de episodios de incontinencia urinaria a lo largo del día.
    • Realizar modificaciones de conducta con una ingesta correcta de líquidos. Lo adecuado es que la ingesta oscile entre 1,5-2 litros (agua) al día. Se deben distribuir adecuadamente a lo largo del día (tomas de agua en pequeños volúmenes a lo largo de todo el día). A partir de media tarde restringir la ingesta de líquidos con el fin de disminuir el número de micciones nocturnas.

    Con esta reeducación miccional se plantea un objetivo inicial que es conseguir un intervalo entre micciones de 2-3 horas. Según la Asociación Europea de Urología (EAU), la reeducación vesical es la terapia de primera línea para adultos con vejiga hiperactiva.

    Tras este primer escalón de tratamiento comenzaremos con el tratamiento de fisioterapia del suelo pélvico, pero… éste será motivo de un próximo post, donde le esperamos para seguir mejorando los problemas asociados a la vejiga hiperactiva.


    Dra. Carmen Urbaneja Dorado

    Facultativo especialista en Medicina Física y Rehabilitación

    Unidad de Suelo Pélvico

    Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

    Madrid

  • Qué tengo que saber si voy a ser portador de una sonda vesical

    El proceso del sondaje vesical consiste en la introducción de un tubo a través de la uretra hasta la vejiga que ayudar a evacuar la orina cuando la vejiga no puede vaciarse en la esperada dinámica habitual de la micción. Este catéter o sonda puede ser de distinto calibre y longitud; dependerá de la indicación médica y del sexo del paciente.

    2022 06 20 Sonda vesical 12022 06 20 Sonda vesical 1

    Por su duración o temporalidad a mantener la sonda vesical, se diferencian dos tipos de sondaje:

    • Sondaje intermitente. Es cuando el paciente tiene incontinencia urinaria o un vaciado incompleto de la vejiga. Este sondaje lo realiza el propio paciente o bien es practicado por alguna persona allegada al mismo. Es el cateterismo limpio intermitente (CLI) o autosondaje, que explicaremos en otro post
    • Sondaje permanente. Es el tipo de sondaje donde nos vamos a centrar en este post. Como su nombre indica, ser permanente significa que la sonda permanecerá en la uretra y vejiga durante un tiempo prolongado. Para esta misión el tipo de sonda a elegir tendrá que ser una de características autoestáticas, es decir que se sujete de alguna manera ella sola y no se salga ella sola espontánea o accidentalmente. Este tipo de sondas tiene en su extremo una estructura hinchable, un globo, que se rellena con suero, agua o aire, una vez realizado el sondaje. Este globito es lo que las sujeta e impide que se salgan.

    2022 06 20 Sonda vesical 22022 06 20 Sonda vesical 2

    Depende de la indicación urológica del sondaje, esta sonda vesical tendrá que permanecer conectada a una bolsa de recogida de orina de manera continua o llevar un tapón. Una circunstancia u otra va a depender del problema urológico. Esta determinación la decide el urólogo en su indicación. Si se decide por lleva tapón, es preciso desconectarlo de la sonda para vaciar la vejiga varias veces al día. Es recomendable realizar el vaciado vesical en intervalos de 3 horas (máximo 3h).

    2022 06 20 Sonda vesical 42022 06 20 Sonda vesical 4

    También es importante saber que existen distintos tipos de bolsas para recoger la orina:

    • Bolsas de pierna. No son muy grandes. Suelen tener una capacidad de 500-750 ml. Tienen un tubo de diferente longitud como conexión a la sonda vesical y un grifo para facilitar el vaciado. Su uso generalmente es diurno (para durante el día). Es un elemento más discreto y cómodo que la bolsa de recogida convencional, de esta manera los pacientes puedan llevar una vida normal pudiendo llevar a cabo las actividades habituales y cotidianas.

    2022 06 20 Sonda vesical 42022 06 20 Sonda vesical 4

    Bolsas nocturnas. Es la bolsa de recogida convencional. Son de mayor capacidad (generalmente hasta 2.000 ml). También tienen un grifo de vaciado. Es la indicada si el paciente es dependiente, está encamado o para todos los portadores de sonda vesical durante la noche.

    Es recomendable que ambos tipos de bolsas sean cambiadas a diario por una nueva.

    Todas estas bolsas están financiadas por el Sistema Nacional de Salud.

    Cuidados de la sonda vesical

    El paciente portador de sonda vesical no tiene ni debe permanecer confinado en casa, en su propio hogar ni en la cama. Puede y debe tener y seguir con su vida habitual, ser autónomo e independiente llevando a cabo todas las actividades que realizaba antes, antes del sondaje. Sí es cierto que deberá de conocer y tener en cuenta una serie de recomendaciones y cuidados para evitar ciertos inconvenientes del sondaje:

    2022 06 20 Sonda vesical 52022 06 20 Sonda vesical 5

    • La bolsa recolectora (tanto nocturna como de pierna) siempre debe permanecer por debajo del nivel de la vejiga.
    • Es muy desaconsejable que la bolsa toque el suelo.
    • Prevenir tensiones sobre la sonda y evitar vueltas o pinzamientos en el tubo que va desde la sonda a la bolsa colectora.
    • Evitar tirones accidentales.
    • Se recomienda vaciar la bolsa a la mitad de su capacidad o, como máximo, cuando se encuentre en las tres cuartas partes de su llenado.
    • Cambiar la bolsa a diario.

    Recomendaciones para evitar la infección urinaria o de la zona anatómica

    • Inspeccionar periódicamente el meato uretral (zona por donde se introduce la sonda) vigilando la aparición de zonas de enrojecimiento, tumefacción, edemas, supuración, etc.
    • Vigilar perdidas de orina alrededor de la sonda, lo que se denomina una perdida involuntaria de orina perisonda. Estas pérdidas de orina pueden ser debidas a pequeños espasmos de la vejiga o a que la sonda se haya obstruido por sedimento, propio que la orina. Esta circunstancia requiere valoración por la enfermera del centro de salud (Atención Primaria).
    • Para evitar el sedimento urinario, es necesario aumentar abundantemente la ingesta hídrica. Se recomienda beber al menos 1,5-2 litros de agua al día. Con su médico, valorará si existe alguna circunstancia que contraindique esta ingesta abundante de líquidos.
    • Lavarse bien las manos antes de manipular sonda y/o bolsa.
    • Realizar una escrupulosa higiene genital adecuada.

    Higiene diaria en portadores de sonda vesical

    • Debe ducharse a diario sin desconectar la bolsa de la sonda vesical, a no ser que usted pueda usar el tapón descrito anteriormente. Se desaconsejan los baños de inmersión.
    • Lavarse las manos antes y después de la manipulación de la sonda o la bolsa.
    • Higiene genital con agua y jabón dos veces al día. Los hombres deberán retirar bien el prepucio hacia atrás para poder acceder al meato y al glande. La higiene genital y la limpieza debe ser adecuada. Debe quedar la zona escrupulosamente limpia, y ser luego bien secada antes de poner el prepucio en su posición. La mujer deberá separar bien los labios para ver o palpar bien el meato. La higiene genital femenina adecuada requiere que sea de adelante a atrás (nunca al revés).
    • Es recomendable durante la higiene genital realizar un ligero movimiento en sentido rotario para movilizar la sonda, así como cambiar puntos de apoyo durante el día para evitar ulceraciones en la piel.

    Recomendaciones alimentarias

    • Como ya hemos dicho, una ingesta abundante de líquidos diarios (al menos 1,5- 2 litros al día). Además del agua se incluyen zumos, infusiones, caldos…
    • Evitar bebidas como el café, té, refrescos y alcohol.
    • Se recomienda una dieta rica en fibra para evitar estreñimiento.
    • No asustarse ante cierto olor de la orina que puede ocurrir con ciertos alimentos. Es decir, se debe de conocer que ciertos alimentos modifican el olor de la orina (espárragos, coliflor o repollo).

    Consulte con su responsable/especialista de salud si…

    • Presenta fiebre superior a 38ºC.
    • Si la zona de inserción de la sonda presenta dolor, supuración o enrojecimiento.
    • Si hay perdida de orina alrededor de la sonda.
    • Si deja de salir orina por la sonda.
    • Si hay presencia de sangre en la orina.
    • Cuando toque cambio programado de la sonda (su médico/enfermera la habrá mencionado la periodicidad de los cambios).

    Salida accidental de la sonda.

    Y, sobre todo, no se apure ni se deprima si en algún momento es o va a ser portador de una sonda vesical. Llevar una sonda vesical es una maniobra común y habitual en las enfermedades urológicas. Soluciona muchos problemas y muchas circunstancias que empeoran o deterioran el estado de salud, y que pueden ser solucionadas con el simple gesto de colocar una sonda vesical.

    En un siguiente post definiremos que es el CLI. En aquellos pacientes que precisan del vaciamiento vesical a largo plazo, el CLI es la maniobra más conveniente siempre que el paciente sea capaz física y cognitivamente de entender en que consiste y como realizarlo.


    Equipo de Enfermería Urológica

    Servicio de Urología. UDT-Urología: Unidad de Diagnóstico y Tratamiento en Urología

    Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Madrid

  • Lavados vesicales para aplicar tratamientos en el interior de la vejiga. Conoce en que consiste la BCG

    Todo paciente urológico que ha vivido problemas con su vejiga puede haber llegado a conocer que existen tratamientos para aplicación en el interior de la vejiga (intravesical/endovesical) con el fin de actuar directa y localmente en la superficie y las estructuras de la pared vesical, para hacer desaparecer ciertas lesiones y/o procesos de crecimiento en el interior de la vejiga (endoluminal).

    2022 04 18 Lavados vesicales 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 04 18 Lavados vesicales 1

    Existen diferentes tipos de tratamientos y fármacos aplicados tanto para procesos oncológicos como no oncológicos. Son tratamientos periódicos, siguiendo un programa establecido, que se realizan en el Hospital de Día de Urología y de carácter ambulatorio. La medicación llega a la vejiga a través de una sonda vesical.

    Veamos hoy alguno de ellos en relación con el cáncer de vejiga no musculo-infiltrante (CVNMI).

    ¿Puede la vacuna de la tuberculosis ser útil en el tratamiento del cáncer de vejiga? ¿Podrías imaginar una relación entre la vacuna de la tuberculosis y la prevención de cáncer de vejiga?

    La inmunoterapia es un tipo de tratamiento contra el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo para combatir contra el mismo.

    En la actualidad el desarrollo de tratamientos inmunológicos para el cáncer de vejiga está muy de actualidad científica esperando aportar grandes esperanzas en el control y la curación de la enfermedad. Debemos de recordar que la terapia inmunológica y el CVNMI es muy conocida desde hace muchos años de experiencia urológica.

    ¿Qué es el bacilo de Calmette-Guerin y qué relación guarda con la tuberculosis?

    La BCG (Bacilo de Calmette-Guerin) puede ser considerada la primera vacuna del siglo XX. El bacilo de Calmette-Guerin o BCG fue producido en 1925 en el Instituto Pasteur de París por el microbiólogo León Charles Albert Calmette y el médico veterinario Camille Guérin. Se trata de una cepa atenuada de Mycobacterium bovis, un tipo de bacteria de la misma familia que el Mycobacterium Tuberculosis, que ha perdido su virulencia en cultivos artificiales y conserva su poder antigénico (capacidad de activar el sistema inmune).

    Además del efecto protector descrito contra la tuberculosis, esta bacteria tiene otras características que la hacen de utilidad en el tratamiento del cáncer vesical. La BCG tiene la capacidad, una vez expuesta a la superficie vesical mediante instilación, de activar la respuesta inmune, es decir tiene la capacidad de activar unas células de nuestro sistema inmune, denominados linfocitos T y desencadenar una cascada de reacciones mediante las cuales estas células reconocen y atacan a las células tumorales.

    ¿Qué efectos produce la BCG en nuestro organismo?

    La BCG desencadena una respuesta inflamatoria en la vejiga para tratar de eliminar las células tumorales que nuestro propio sistema inmune reconoce y ataca.

    Como consecuencia de la reacción inflamatoria que provoca se pueden originar síntomas derivados de su mecanismo de acción sobre la vejiga. Podemos considerar que son efectos secundarios de la medicación mientras la reacción inflamatoria acaba con las células tumorales.

    2022 04 18 Lavados vesicales 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto2022 04 18 Lavados vesicales 2

    Se pueden clasificar en función de su gravedad en menores y más graves:

    1.- Los efectos menores son aquellos relacionados con inflamación a nivel local. Y se identifican toda la sintomatología del tracto urinario inferior (STUI) como hematuria (sangre en la orina), escozor al orinar, sensación de urgencia, … y en alguna ocasión febrícula.

    Se trata de síntomas similares a los de una infección urinaria del tracto urinario inferior (TUI). Son autolimitados y se suelen resolver en 24-48h sin necesidad de tratamiento.

    2.- Como otros efectos más graves se señala fiebre mantenida (>48h), sepsis y otras reacciones sistémicas más raras y graves como la afectación de la médula ósea, neumonía o incluso tuberculosis diseminada. Estos últimos efectos son raros y suelen responder a tratamiento antituberculoso.

    ¿Existen contraindicaciones para este tipo de tratamiento?

    Naturalmente existen una serie de condiciones que, en caso de darse, contraindican el tratamiento con BCG. Entre ellas se encuentran:

    • Hematuria macroscópica (sangre en la orina visible).
    • Instrumentalización de la vía urinaria reciente.
    • Infección de tracto urinario activa.
    • Fiebre.
    • Situaciones de inmunodepresión.
    • Reacción adversa previa a BCG.

    ¿Cómo se estructura el tratamiento mediante BCG?

    De manera similar a la quimioterapia endovenosa, la terapia intravesical mediante BCG, se estructura en un programa de ciclos. Los programas actuales incluyen un ciclo de inducción seguido de un ciclo de mantenimiento (que suele incluir al menos 3).

    El ciclo de inducción consiste en un total de 6 instilaciones administradas semanalmente (1/semana). El primer ciclo de mantenimiento se iniciaría a los tres meses de finalización del ciclo de inducción en caso de persistir libre de enfermedad. Este ciclo de mantenimiento consiste en tres instilaciones que se administran de manera análoga, una por semana durante tres semanas.

    El segundo ciclo se administraría de nuevo a los 3 meses. De ahí en adelante, el resto de los ciclos de mantenimiento se administrarían exactamente igual cada 6 meses durante una duración total de 1-3 años en función del tipo de tumor, siempre y cuando el paciente se encuentre libre de enfermedad.

    Las revisiones periódicas mediante citología, cistoscopia y/o TAC abdominal suelen coincidir con el final de cada ciclo descrito de cara a facilitar la toma de decisiones terapéuticas.

    ¿Qué evidencia científica tiene este tipo de terapia respecto al cáncer vesical?

    La supervivencia global a los 5 años en pacientes con CVNMI tratados mediante BCG se sitúa en torno al 80 por ciento.

    La terapia endovesical mediante BCG ha demostrado una respuesta completa en la erradicación del CVNMI en torno al 60 por ciento en un año. Disminuye la probabilidad de recurrencia (reaparición del mismo tipo de tumor) al 20 por ciento al año y 42 por ciento a los 5 años. También ha demostrado disminuir las tasas de progresión (aparición de un tumor más invasivo que el previo).

28 resultados
Páginas: 1 2 3 4 5 Página siguiente >>
Buscador de NIGOTA, Ni-gota, ni.go.ta
Sobre este blog

Desde nuestra formación, conocimientos y experiencia, queremos promover y promocionar la Salud, el bienestar urológico en toda la sociedad. Queremos crear un espacio atractivo, rico y útil donde los temas mas prevalentes, relevantes y de interés popular y poblacional puedan tener la mejor respuesta, una respuesta adecuada y avalada por un equipo de profesionales que vive la Medicina y la Urología con vocación de servicio a los demás

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.