Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Isabel Campos, nutricionista del Centro Médico Quirónsalud Toledo

Más allá del hambre real y emocional

¿Qué es el hambre? hambre real y emocional_servicio nutricion quironsalud toledohambre real y emocional_servicio nutricion quironsalud toledo
El hambre es, básicamente, la sensación que indica la necesidad de comer. Pero el proceso es mucho más complejo, ya que factores biológicos, psicológicos y sociales (factores biopsicosociales) interactúan para jugar un papel importante en la actividad y conducta humana.
El proceso del hambre no es tan sencillo o puramente fisiológico como se tiende a pensar. Cada vez más se escucha en boca de nutricionistas, coaches y gurús de la nutrición y alimentación saludable, que existen dos tipos de hambre: "hambre real y hambre emocional".
Nos hemos empeñado en etiquetar nuestro hambre en real o emocional, pero a veces incluso nos cuesta saber diferenciar cual es cual, puesto que, como hemos dicho antes, el hambre es un proceso complejo con una dimensión biopsicosocial.
Además, está la creencia de que el hambre emocional es malo o hay que evitarlo o "controlarlo". Todo lo contrario, el hambre (real o emocional) es la forma que tiene nuestro organismo de comunicar que hay una necesidad insatisfecha. El hambre tiene una identidad única para cada persona y para cada momento, es decir, que se despierta por diferentes estímulos y, según estos y otros factores individuales, se expresa de una manera u otra, a través de uno o varios tipos de hambre.
En el libro Comer Atentos (Mindful Eating), de Jan Chozen Bays, se describen varios tipos de hambre, que yo he clasificado en: psicológica (hambre de corazón y mental), real (estomacal), y sensitiva (hambre olfativa, táctil, visual, auditiva y bucal).

  • Hambre de corazón

Es el hambre emocional por excelencia, ya que se despierta para llenar un vacío emocional, para disminuir un malestar o aumentar el placer o satisfacción. Está conectada a emociones tanto agradables como desagradables.

  • Hambre mental o restrictivo

Tipo de hambre estimulado por el pensamiento, el diálogo interno y la conducta, y modulado por creencias de "bueno" o "malo", la rigidez y el exceso de control de las ingestas. Cuando se prohíbe un alimento que gusta y surge el deseo y apetencia por comerlo.

  • Hambre social

Hambre despertado por el momento social, la compañía, la presión y los juicios sociales e internos. Necesidad de comer para agradar, para integrase en un grupo o ambiente o incitado por los demás.

  • Hambre olfativa

El sentido del olfato es el que más recuerdos y emociones evoca, ya que está muy vinculado al sistema límbico del cerebro. Un olor nuevo, habitual, apetitoso, agradable, complejo, químico, frutal, dulce, etc., puede despertar las ganas de comer.

  • Hambre táctil

Apetencia por comer al notar la esponjosidad, dureza, viscosidad, cremosidad o liquidez cuando se toca con las manos, los dedos o con utensilios. La temperatura al tocarlo también puede estimular el hambre.

  • Hambre auditiva

Hambre que se incita al escuchar el sonido que hace un alimento, fuera o dentro de la boca, al partirlo, morderlo y masticarlo o los ruidos al cocinar.

  • Hambre visual

La forma, la textura, la combinación de colores, el brillo, la presentación y emplatado, o incluso si es una fotografía o publicidad, hace que apetezca comerlo.

  • Hambre bucal

El sabor, el olfato y la textura estimulan el gusto, el cual es responsable de generar hambre bucal. Un sabor agradable y placentero estimula las ganas de comer al estar conectado con el sistema de recompensa y el sistema límbico.

  • Hambre estomacal

Aparece cuando el cuerpo pide combustible para funcionar y se expresa con sensación de vacío y/o dolor estomacal y necesidad de comer para calmarlo.

  • Hambre fisiológica

El "hambre fisiológica" no aparece en la clasificación de Jan Chozen Bays. Este tipo de hambre lo he incorporado tras observar que muchos pacientes no sienten las señales de vacío, el rugido, las náuseas o el dolor del vientre y del estómago que su cuerpo envía para satisfacer una demanda de energía y nutrientes, pero sí prestan atención, pueden encontrar otras señales, como el mareo, el temblor, la debilidad o el dolor de cabeza que sienten antes y que se les pasa al ingerir alimentos.
El hecho de hacer dietas estrictas o seguir pautas de ayuno a pesar de sentir hambre, hace que se impidan honrar esas mismas señales del hambre, y puede hacer que se produzca una desconexión de las vías de comunicación entre estas señales con el cuerpo.
Si quieres pasar a una dimensión superior para honrar o calmar el hambre, presta atención a la forma en la que tu cuerpo lo expresa, e intenta satisfacerla, no solo comiendo.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Nutre tu cambio
Sobre este blog

Te enseñamos a cuidarte por dentro. Consejos sobre cómo mejorar tu alimentación y ganar en calidad de vida.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.