Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Torrevieja y Murcia

  • Reduce tu peso con el balón intragástrico. Descubre qué tipos hay y cómo es la operación

    El balón intragástrico es un dispositivo ideado para facilitar la pérdida de peso en pacientes con obesidad.

    Se trata de una esfera de silicona que una vez introducida en el estómago bajo control endoscópico, se rellena con 600 cc de agua y se deja flotando libremente en la cavidad gástrica durante un máximo de 6 meses.

    El balón, al ocupar parcialmente el estómago y dificultar su vaciado, produce una disminución de la sensación de hambre y la aparición de saciedad precoz al comer.

    Balon_intragastricoBalon_intragastrico

    Tipos de balón intragástrico

    Balón intragástrico Orbera de 6 meses

    El balón más comúnmente usado es el Orbera, previamente conocido como Balón Intragástrico BioEnterics.

    Se trata de un balón elástico de silicona diseñado para ser implantado en el estómago manteniéndolo durante 6 meses.

    Se rellena con suero salino (450-700ml) al que habitualmente se añade azul de metileno. En caso de rotura inesperada del balón, el azul de metileno liberado será absorbido, eliminándose por vía urinaria, lo que hará que la orina se tiña de color verde; lo que sirve de alerta para el paciente.

    El sistema de posicionamiento, que incluye un catéter de llenado del balón, se introduce a ciegas en el estómago. Posteriormente, ya con visión endoscópica, se comprueba el adecuado posicionamiento del BIG y se procede a su llenado con suero salino mezclado con azul de metileno a través del catéter y bajo control endoscópico directo.

    Pasados 6 meses desde su implantación, el balón se retira endoscópicamente, para lo cual primero se ha de aspirar el contenido del balón con una aguja de aspiración y luego se extrae con ayuda de asa o pinzas


    Balón intragástrico Orbera de 12 meses

    Se trata de un balón con las mismas características que el de seis meses pero con una pared más resistente por lo que su duración es de un año.

    Por otro lado, la técnica de colocación y extracción es exactamente la misma.

    ReShape Duo

    El ReShape Duo® (ReShape Medical) consiste en 2 balones esféricos conectados por una varilla flexible de silicona y su diseño tiene como objetivo mejorar el efecto ocupante de espacio.

    Este dispositivo se inserta por vía endoscópica, se hincha con 900ml de suero salino (al que también se añade azul de metileno), que se distribuye de manera equitativa entre los 2 balones.

    Al disponer de 2 balones, si uno de los balones se rompe, el otro balón podría mantener el dispositivo en el interior del estómago, disminuyendo la probabilidad de migración del dispositivo. Se recomienda la retirada del balón a los 6 meses de su implantación.

    Spatz

    El Spatz Adjustable Balloon System (Spatz Medical) es un balón de silicona que se rellena con suero salino.

    El sistema incluye un catéter de llenado, que se extrae endoscópicamente y permite un ajuste de volumen intragástrico de 400-800ml

    El volumen del BIG puede ser modificado para mejorar la tolerancia del paciente y aumentar la pérdida de peso. Se puede mantener implantado 12 meses.

    Elipse

    El ElipseTM (Allurion Technologies) es un BIG que se traga, autorrellena y se expulsa de manera natural.

    Está recubierto por una capa vegetal y fijado a un catéter flexible fino. La sustancia reabsorbible de su interior degrada el balón, permitiendo que se vacíe de manera espontánea tras un cierto periodo de tiempo.

    El balón deshinchado se expulsa de manera natural por el tracto digestivo. Se hincha con 550ml de líquido y puede estar en el estómago durante 4 meses. No es necesaria la endoscopia para su inserción o extracción.

    Obalon

    El Obalon Gastric Balloon® (Obalon Therapeutics Inc) es un balón que se rellena con 250ml de aire.

    Tiene una válvula de autosellado unida a un catéter y está integrado en una cápsula de gelatina.

    El balón está empaquetado en la cápsula y se traga quedando el catéter fino en el exterior. Se usa fluoroscopia para definir la localización del BIG, la cápsula de gelatina se desintegra y se libera el balón. Entonces se hincha el balón usando un dispositivo que contiene gas. Una vez hinchado, se separa el catéter del balón y se retira


    Heliosphere Bag

    El Heliosphere Bag® (Helioscopie) contiene una doble bolsa polimérica cubierta con un reservorio externo de silicona. Se rellena lentamente con 960ml de aire para un volumen de hinchado final de 700ml.

    Silimed Balloon

    El Silimed Gastric Balloon es un balón esférico de silicona que se sitúa en el interior de una vaina de silicona.

    Se atrapa con un asa a través del endoscopio y se coloca vía endoscópica en el fundus gástrico.

    Se rellena con 650ml de suero salino mezclado con contraste y 10ml de azul de metileno.

    Adjustable totally implantable intragastric prosthesis

    El Adjustable Totally Implantable Intragastric Prosthesis (ATIIP) es un BIG de poliuretano que tiene forma de balón de rugby, de 12cm de longitud y un volumen de 300ml cuando se hincha con aire.

    Se coloca mediante técnica de gastrostomía endoscópica percutánea seguido por la liberación de un sistema totalmente implantable subcutáneo a través de un procedimiento quirúrgico.

    Este método puede reducir la probabilidad de dislocación del dispositivo y permite el ajuste del volumen del balón. La posición proximal del balón en el fundus-cuerpo podría afectar a la acomodación gástrica, procesos neurohormonales y actividad eléctrica gástrica, modificando así varios procesos de control de la saciedad.

    ¿Para quién está indicado cada uno de ellos?

    La indicación de cualquiera de los balones intragástricos disponibles es para pacientes con IMC entre 30 y 40, salvo el balón Elipse que está recomendado para pacientes solo con sobrepeso, es decir con IMC entre 26 y 29.

    Los balones mas utilizados en España son el Balón de 6 meses de Orbera o Medsil y los de 12 meses de Orbera y Spatz3. No existen estudios científicos encaminados a comparar los resultados entre ellos. Tampoco está definida la indicación precisa para cada uno de ellos.

    Cómo se coloca un balón intragástrico

    La colocación de un balón intragástrico se realiza bajo control endoscópico y anestésico.

    Se debe realizar inicialmente una gastroscopia diagnóstica para comprobar que no existe ninguna contraindicación y si está todo bien, se procede a la introducción del balón en la cavidad gástrica y al hinchado bajo control endoscópico.

    No precisa ingreso hospitalario y el paciente puede marcharse a su domicilio en poco tiempo.

    Para la retirada del balón se aconseja una anestesia general ya que la intubación endotraqueal permite proteger la vía aérea, evitando así la posibilidad de paso de líquido a los pulmones. Para la retirada del balón tampoco se precisa un ingreso hospitalario.

    Postoperatorio de balón intragástrico.

    Los primeros días tras la colocación de un balón intragástrico se produce cierto rechazo gástrico ya que el estómago no está acostumbrado al balón e intenta expulsarlo. Las manifestaciones clínicas suelen consistir en espasmos, náuseas e incluso vómitos. Para mitigar estos síntomas se recomienda tomar una medicación durante tres a siete días.

    Pasado el periodo de adaptación, el único medicamento que hay que tomar durante todo el tiempo que dura el balón es un protector gástrico que evitará los síntomas de reflujo y protegerá la mucosa gástrica para evitar la formación de alguna úlcera.

    Contraindicaciones de la colocación del balón intragástrico

    Las contraindicaciones absolutas para la colocación de un balón intragástrico son las siguientes:

    - Paciente no colaboradores o con incapacidad para entender los objetivos y seguir las normas establecidas en el protocolo.

    - Enfermedades sistémicas que impidan un correcto seguimiento.

    - Enfermedades psiquiátricas mayores.

    - Drogadicción o alcoholismo activos.

    - Embarazo y lactancia.

    - Contraindicación absoluta anestésica

    - Negación del paciente a firmar el consentimiento

    - Esofagitis péptica grave, úlcera gastroduodenal y Enfermedad de Crohn.

    - Cirugía gástrica previa.


    Una vez colocado el balón al paciente, en el seguimiento es primordial el papel que va a jugar el psicólogo y evidentemente el nutricionista. Hay que motivar continuamente al paciente para que cumpla las pautas recomendadas y a su vez animarle a que realice ejercicio.

    Todo ello es fundamental para el éxito del balón. El objetivo fundamental es lograr que el paciente cambie sus hábitos tanto alimentarios como de ejercicio físico siendo esto la clave para que esa pérdida de peso se pueda mantener en el tiempo.

    En Quirónsalud Alicante contamos en la Unidad de Obesidad con el equipo de profesionales que se encargarán de ofrecerte un programa completo, dirigido por un equipo multidisciplinar en el que se te realizarán controles médicos, planificación de una dieta completamente personalizada a tu caso, así como asesoramiento en la actividad física y apoyo/ ecuación para que tu alimentación sea placentera y consciente.

    Si quieres cambiar tu salud, Quirónsalud Alicante es tu centro.

    Texto elaborado por el doctor Juan Antonio Casellas, endoscopista de la Unidad de Obesidad de Alicante y Valencia


  • Balón gástrico, recomendaciones del especialista

    Balón intragástricoBalón intragástrico

    El Balón intragástrico, es un balón, lleno de solución salina, que se implanta en estómago con el fin de ocupar buena parte de su espacio y producir sensación de saciedad.

    La finalidad es ayudar al paciente a bajar de peso,Este enlace se abrirá en una ventana nueva por tanto, una vez colocado se requiere un compromiso con un estilo de vida más saludable. Cambios en la dieta y el ejercicio físico regular, ayudará a garantizar el éxito a largo plazo del procedimiento.

    Entre sus beneficios al adelgazarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, es posible reducir el riesgo de que se presenten problemas de salud potencialmente graves relacionados con el peso como son las enfermedades cardíacas.

    El uso del balón gástrico como método para bajar de peso, se realiza únicamente después de haber intentado bajar de peso con mejores hábitos alimenticios y ejercicio, sin los resultados esperados.




    ¿Cuál es la media de pérdida de peso con un balón?

    Según los resultados de diversos estudios publicados, la pérdida de peso medio se sitúa entre los 15 y 20 Kg. Esto quiere decir que habrá pacientes que pierdan más de 20 Kg y pacientes que pierdan menos de 15 Kg.

    El resultado siempre va a depender de la actitud del paciente y serán mejores si existe un protocolo de seguimiento de un equipo multidisciplinar que tiene que estar formado por psicólogo, endocrino, nutricionista, médico endoscopista y cirujano bariátrico.

    ¿Cómo se realiza la técnica?

    Paso 1. La valoración

    Una vez valorado al paciente tanto por el psicólogo como por el endocrino y si existe una indicación de balón intragástrico, el siguiente paso es realizar una consulta con el médico endoscopista que le explicará todo lo relacionado con la colocación y sus posibles complicaciones.

    El balón intragástrico es un tratamiento muy seguro con muy pocas complicaciones publicadas.

    La colocación endoscópica del balón se realiza bajo control anestésico. Generalmente se trata de una sedación profunda con lo que el paciente no se entera de nada.

    Paso 2. La gastroscopia

    Previamente hay que realizar una gastroscopia diagnóstica que nos servirá para descartar alguna contraindicación para el balón como puede ser una hernia de estómago de gran tamaño.

    Paso 3. La colocación del balón

    Si la gastroscopia es normal se procede a la implantación del balón que se coloca manualmente dentro del estómago, por supuesto con el paciente dormido.

    Mediante control endoscópico podemos ver cómo se va hinchando al introducir suero fisiológico hasta un volumen de unos 550 cc.

    También se debe inyectar un líquido colorante que sirve para poder detectar una rotura del balón ya que, en ese caso, se produciría un cambio en la coloración de la orina.

    La duración de todo el procedimiento es de unos 30 minutos y al finalizar el paciente permanecerá algo menos de una hora en una sala de despertar y se podrá ir a su domicilio.

    En el momento de la retirada sí que es recomendable realizar una anestesia general con el fin de proteger la vía aérea para que no pase nada de líquido del balón durante su vaciado.

    Post operatorio del balón intragástrico

    Si la gastroscopia es normal se procede a la implantación del balón que se coloca manualmente dentro del estómago, por supuesto con el paciente dormido.

    Mediante control endoscópico podemos ver cómo se va hinchando al introducir suero fisiológico hasta un volumen de unos 550 cc.

    También se debe inyectar un líquido colorante que sirve para poder detectar una rotura del balón ya que, en ese caso, se produciría un cambio en la coloración de la orina.

    La duración de todo el procedimiento es de unos 30 minutos y al finalizar el paciente permanecerá algo menos de una hora en una sala de despertar y se podrá ir a su domicilio.

    En el momento de la retirada sí que es recomendable realizar una anestesia general con el fin de proteger la vía aérea para que no pase nada de líquido del balón durante su vaciado.


    Seguimiento después de colocar el balón intragástrico

    En el seguimiento de estos pacientes es primordial el papel que va a jugar el psicólogo y evidentemente el nutricionista.

    Hay que motivar continuamente al paciente para que cumpla las pautas recomendadas y a su vez animarle a que realice ejercicio. Todo ello es fundamental para el éxito del balón.

    El objetivo fundamental es lograr que el paciente cambie sus hábitos tanto alimentarios como de ejercicio físico siendo esto la clave para que esa pérdida de peso se pueda mantener en el tiempo.


    En qué casos está contarindicado el balón

    Las contraindicaciones absolutas para la colocación de un balón intragástrico pueden ser propiamente digestivas, como es el caso de una esofagitis severa, una hernia de gran tamaño o una úlcera gástrica.

    También se pueden dar contraindicaciones derivadas del propio paciente como es los trastornos psiquiátricos, la drogadicción activa, causas endocrinas de la obesidad y pacientes no colaboradores.

    Por otro lado, existen unas contraindicaciones relativas como es la toma de anticoagulantes que debe ser el propio médico endoscopista el que valorará cada caso.

    ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

    Las complicaciones del balón intragástrico son relativamente poco frecuentes.

    En menos de un 0.5 % el paciente no está preparado para sufrir los síntomas de los primeros días y solicita voluntariamente que se le retire el balón. En algunos casos se debe aumentar las dosis del protector gástrico por aparecer síntomas de reflujo ácido.

    Una complicación que puede ocurrir por debajo del 1 % es la impactación del balón en la salida del estómago provocando una oclusión que impide el paso del contenido gástrico al duodeno, apareciendo un cuadro de vómitos e intolerancia que obliga a la retirada del balón.

    En cualquier caso, es imprescindible que el equipo médico valore al paciente ante cualquier cambio que ocurra durante la evolución y tomar las medidas oportunas.

    El equipo de médicos de Quironsalud está cualificado para aconsejar y acompañar en este proceso al paciente.

    Texto elaborado por el doctor Juan Antonio Casellas, Este enlace se abrirá en una ventana nuevajefe de endoscopias de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Valencia yEste enlace se abrirá en una ventana nueva AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.