Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Alicante, Murcia, Torrevieja y Valencia.

  • Detectar la obesidad mórbida y cómo prevenirla con estos consejos

    La obesidad mórbida es una enfermedad crónica que se caracteriza por el acúmulo patológico de un exceso de grasa en el organismo.

    Esta patología se define por un Índice de Masa Corporal. El IMC, es el peso en kg dividido por el cuadrado de la talla en metros. Este índice cuando un paciente padece de obesidad mórbida es superior a 40, o mayor de 30 con comorbilidades o enfermedades asociadas a la obesidad, como pueden ser: la diabetes tipo 2, Hipertensión Arterial, Dislipemia, Síndrome de Apnea del Sueño, Hiperuricemia, Esteatosis Hepática - hígado graso, Ovario Poliquístico, artropatía de caderas y rodillas, hipertensión endocrina, problemas psicológicos como baja autoestima, depresión …

    Obesidad_morbidaObesidad_morbida

    El origen de la obesidad mórbida es multifactorial, por los que el tratamiento debe ser multidisciplinar. Es decir, cada caso es distinto y por ello requiere de un estudio personalizado, un tratamiento en el que intervengan distintos especialistas y un seguimiento por parte de profesionales.

    El equipo de médicos que intervienen en la decisión sobre el tratamiento está compuesto por nutricionistas, psicólogos, cirujanos bariátricos especializados, endocrinólogos, y radiólogos, internistas, digestólogos endoscopistas…

    Actualmente, en España más del 60% de la población tiene exceso de peso, y el 20% padece obesidad. En 2030, se calcula que afectará al 70% de la población, es decir, a 27 millones de personas.

    Esta pandemia la denominamos globesidad, y dada su frecuente asociación a la Diabetes tipo 2, se llama diabesidad. De hecho, el 15% de los valencianos padecen Diabetes tipo 2, pero solo la mitad de ellos están diagnosticados.

    Diferencia entre obesidad y obesidad mórbida

    La diferencia entre los diferentes tipos de obesidad, tipo I, II y III, se establece en base al IMC, es decir, la relación entre el peso y la talla.

    Sin embargo, actualmente tenemos en consideración muchos otros factores como las enfermedades asociadas a la obesidad, que nos hacen adecuar las técnicas quirúrgicas hacia su resolución además de la consecución de un peso saludable.

    La obesidad tipo I corresponde a pacientes con un IMC entre 30 y 35,

    La obesidad tipo II entre 35 y 40, y

    La obesidad tipo III o mórbida igual o mayor de 40. Cuando el IMC es mayor de 50 lo denominamos triple obesidad o extrema.

    Cada vez con mayor frecuencia vemos y tratamos pacientes más jóvenes y con un IMC entre 30-40, no con valores extremos, pero con muchas más comorbilidades asociadas, es decir, más enfermos.

    Síntomas de la obesidad mórbida

    La grasa que consumimos se empieza a acumular en distintos lugares del cuerpo y se empieza a engordar.

    Una de las zonas más comunes en las que se acumula esta grasa suele ser en la parte baja del diafragma o en la pared torácica. Al acumularse en esa zona, la grasa puede ejercer cierta presión sobre los pulmones y provocar sensación de dificultad para respirar y sensación de ahogo. Esto se puede presentar en actividades cotidianas como caminar o subir las escaleras, es decir, en actividades que requieran de mínimos esfuerzos.

    Otro de los síntomas puede ser la llamada apnea del sueño. La respiración puede interferir de forma grave en el sueño, produciendo una parada momentánea de la respiración.

    Los problemas en las articulaciones y los huesos también son frecuentes. Problemas como la artrosis en las piernas, dolores en la zona lumbar…

    Las personas con obesidad mórbida suelen tener una excesiva sudoración.


    Cómo se diagnostica la obesidad mórbida

    Para diagnóstico de la obesidad tipo III, el especialista deberá realizar al paciente a una serie de pruebas para su diagnóstico entre las que se encuentran:

    • Se deberá elaborar una ficha con los antecedentes médicos del paciente.
    • Se realizará una exploración física general.
    • Se calculará el IMC del paciente.
    • Se medirá la circunferencia de la cintura.
    • Se someterá al paciente a un análisis de sangre.
    • Se controlarán otros problemas de salud que presente el paciente.

    Tratamiento para la obesidad mórbida

    Para definir un tratamiento individual del paciente es necesaria una valoración personalizada de cada paciente, considerando las condiciones particulares, los antecedentes, las enfermedades asociadas, etc. Todo esto ayuda a los especialistas de Quirónsalud a recomendar la mejor propuesta terapéutica adaptada a cada caso.

    La primera recomendación es la disminución del peso del paciente con obesidad mórbida. Esto provocaría una mejoría de la calidad de vida.

    Un cambio de hábitos alimentario con seguimiento de profesionales nutricionistas y la práctica de deporte ayudaría a bajar una parte importante del exceso de peso.

    En los casos en los que el cambio de alimentación y deporte no sea efectivo, se podría plantear la opción de llevar a cabo una intervención quirúrgica.

    La opción quirúrgica para acabar con la obesidad mórbida es la llamada cirugía de la obesidad, de la que existen varias técnicas. No obstante, estas se realizan mediante laparoscopia, de forma mínimamente invasiva con pequeñas incisiones que permiten un postoperatorio sencillo y una rápida recuperación.

    Las opciones de tratamiento de la cirugía de la obesidad son, el balón intragástrico, el bypass gástrico o la gastrectomía vertical o reducción de estómago.

    Prevención de la obesidad mórbida

    La obesidad puede ser fruto de muchos factores, entre ellos la alimentación. Los pacientes pueden tratar de prevenirlo tomando medidas para evitar el aumento de peso y por tanto las patologías asociadas al aumento de peso.

    Para evitar el aumento de peso es necesario llevar un estilo de vida saludable, la práctica de deporte y el control de las ingestas diarias.

    Realizar ejercicio de forma regular, se recomienda caminar, correr o nadar.

    Conseguir un cambio de hábitos en los que se lleve una alimentación sana y equilibrada. Ingerir alimentos ricos en nutrientes y con pocas calorías. Evitar las grasas saturadas y reducir el consumo de alcohol y dulces. Hacer 4 a 5 comidas al día de menor cuantía.

    Identificar y evitar situaciones fuera de control.

    Ser constante y controlar el peso de forma semanal.

    Texto elaborado por el doctor Carlos Sala, jefe de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Valencia y Alicante















  • Adiós al verano, adiós a los kilos de más. Consejos para bajar de peso después del verano

    La llegada del verano supone una relajación en nuestros hábitos y rutinas. Reuniones con amigos y familiares, viajes, chiringuitos, comidas y cenas fueras de casa, picoteo entre horas, cervezas, helados…

    Los meses antes del verano son lo que conocemos como los meses de operación bikini. Nos esforzamos por mejorar nuestra alimentación y nos animamos en la práctica de algún deporte, sin embargo cuando llega el verano estas buenas prácticas desaparecen.

    Todo esto tiene sus consecuencias y la báscula lo nota, durante las vacaciones de verano solemos engordar de 2 a 3 kilos. ¿Pero por qué suele pasar esto? Los especialistas de los centros de Quirónsalud te lo contamos, y tienes que saber que está muy relacionado con los hábitos de alimentación de cada uno.

    Razones por las que en verano se engorda

    Ganamos peso en verano porque salimos a comer fuera de casa con más frecuencia, tenemos vacaciones y no estamos sujetos a horarios y orden de comidas, se producen más encuentros familiares y con amigos, pero sobre todo, porque no entendemos los tratamientos dietéticos como un cambio de hábitos.

    Algunas personas entienden las vacaciones como un momento de liberación frente a las obligaciones y rutinas aprendidas, de manera que durante el verano se comportan de otra manera, y el riesgo está en que las conductas repetidas pueden gestar nuevas costumbres.

    Esta señal de liberación puede interpretarse como una forma de perjudicar nuestro bienestar personal porque descuidamos habilidades y estrategias que habitualmente seguimos para auto-cuidarnos, por ejemplo: en casa hemos conseguido hacer un desayuno saludable cada día, pero cuando estamos de vacaciones y en un hotel, no sabemos poner fin a una ingesta placentera y posponer la gratificación.

    Sería útil poder disfrutar del tiempo de descanso desde la atención a nuestras necesidades, además de fomentar el bienestar emocional siendo conscientes del momento presente, estas acciones nos ayudan a no pecar en los eventos sociales, la comida deja de ser lo más importante, nos ayudan a manejar el autocontrol frente a las conductas impulsivas.

    Perder peso después de veranoPerder peso después de verano

    Recomendaciones para quitarse los kilos cogidos en verano

    La mejor recomendación es pensar e idear lo que podemos hacer antes de que acabe el verano, para prevenir la ganancia de peso.

    Lo menos indicado es autoconvencernos de que no pasa nada, y que "ya en septiembre empezaremos la dieta de nuevo", porque no estamos contribuyendo a mejorar nuestra conducta y patrón alimentario.

    Pero los objetivos en este período tienen que ser pocos, realistas, claros y medibles, sencillamente porque estamos de vacaciones y descanso.

    Para entenderlo, veamos un ejemplo: Es posible que en casa no bebamos alcohol, pero en un contexto social, es difícil evitarlo; podemos plantearnos lo siguiente: "beber solo una copa de vino en la cena del sábado". Registrar estos logros puede motivarnos en lugar de llenarnos de culpa y arrepentimiento.

    Prepararnos mentalmente para determinadas situaciones puede ser una herramienta útil, podemos idear un plan de intervención para ser flexibles con nosotros mismos y resolutivos con el resto.

    Lo importante es tratar de ser conscientes de lo que decidimos hacer y no tratar de realizar conductas compensatorias ante los momentos de malestar emocional, puesto que esto únicamente fomentará la sensación de pérdida de control, lo que conllevará una probable sensación de fracaso que agravará el problema con nuestra alimentación.


    Tipo de alimentación a llevar después de los excesos del verano

    Las comidas que hacemos en casa durante el verano no deberían de cambiar demasiado. Podemos planificar el menú semanal en casa para asegurar la ingesta de legumbres, pescado, y verduras, e incluir algún extra durante la semana, por ejemplo "una pizza el viernes por la noche", además la pizza puede ser casera e incluir ingredientes saludables.

    También es importante cambiar nuestro discurso interno y externo. En lugar de pensar y hablar de cometer "excesos" en verano, podemos permitirnos la posibilidad de "flexibilizar" la dieta, incorporar algún alimento o plato más calórico y quizás menos saludable, pero siempre siendo consciente del tamaño de la ración y la frecuencia de consumo.

    Porque la solución no es ganar y perder peso cada año, es necesario conciliar lo que nos gusta para comer y lo que conviene a nuestra salud.

    Como perder peso después del verano de forma saludable

    Esta es una de las consultas frecuentes al equipo de profesionales sanitarios en Quirónsalud, es importante tener en cuenta los hábitos de cada persona y su ritmo de vida, por ello:

    • No dejes para después del verano lo que puedes hacer hoy.
    • Márcate un objetivo realista cada día.
    • Fomenta tu bienestar personal y escucha a tus emociones.
    • Refuerza tu auto-cuidado y aprende a posponer (que no eliminar) determinadas elecciones basadas en la alimentación
    • Si necesitas ayuda, cuenta con nuestro equipo de profesionales, estamos para cuidarte.

    Texto elaborado por Rocío Práxedes, dietista de la Unidad de Obesidad del hospital Quirónsalud Valencia

  • Detecta a tiempo la diabetes, estos son sus síntomas

    La diabetes es una enfermedad muy común debido a la falta de secreción de insulina por parte del páncreas y/o a la disminución de su efecto.

    Según el estudio di@bet.es, uno de los mejores estudios epidemiológicos en nuestro país, demuestran que el 13,8% de los españoles tiene diabetes Mellitus tipo 2, lo que equivale a 5,3 millones de españoles. De ellos casi el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad.


    DiabetesDiabetes

    Porqué se produce la diabetes

    La diabetes puede ser debida a la falta de secreción de insulina por parte del páncreas y/o a la disminución de su efecto. Dado que esta hormona tiene la misión de transformar en energía los hidratos de carbono de los alimentos, su defecto origina un aumento del azúcar en la sangre.

    La elevación anormal de azúcar en la sangre puede ser originada por causas diversas. Las formas más frecuentes de diabetes son: tipo 1 y tipo 2.

    Cuáles son los síntomas de diabetes

    Una de las dudas frecuentes que suelen hacer los pacientes es cómo detectar los síntomas que pueden indicar una posible diabetes.

    Cada caso es distinto sin embargo podemos mencionar algunos de los síntomas que se suelen presentar frecuentemente en pacientes y que son una señal de alarma.

    Aumento de las ganas de orinar.

    La acumulación de glucosa en la sangre obliga a los riñones a trabajar con más intensidad para filtrar y eliminarla con la orina, de modo que aumenta la frecuencia y las ganas de orinar.

    Esto conlleva la necesidad de reponer líquidos y por tanto la sed. Por tanto otro de los síntomas es el aumento de la sed.

    Pérdida de peso.

    Este síntoma es más propio de la diabetes tipo 1 y suele ir acompañada de una sensación de hambre continua.

    Visión borrosa.

    El exceso de glucosa en la sangre induce un aumento de la pérdida de líquidos del organismo, incluyendo los que mantienen la humedad del cristalino, lo que reduce la capacidad del ojo para enfocar correctamente, produciendo así la sensación de ojo seco.

    Si esta sequedad no se controla los vasos sanguíneos que irrigan la retina pueden resultar dañados y generar una retinopatía diabética e incluso ceguera.

    Cansancio.

    El aumento de la presencia de glucosa en la sangre se debe a una insuficiencia en la producción de insulina, que hace que el azúcar penetre en las células y se transforme en la energía necesaria para un adecuado funcionamiento del organismo.

    Si no se produce la energía suficiente, aparece el cansancio. No obstante, esto puede deberse también a otros factores generalmente asociados a la diabetes: obesidad, hipertensión arterial o deshidratación.

    Infecciones frecuentes.

    La diabetes reduce la capacidad del organismo para eliminar los agentes patógenos, lo que favorece la aparición de infecciones. Entre las más frecuentes se encuentran la gingivitis o periodontitis, patologías que afectan a las encías.

    Cómo se detecta la diabetes en un paciente

    Cuanto antes se detecte la existencia de diabetes, es mejor para la salud y vida del paciente. Uno de los principales inconvenientes de esta enfermedad es que los síntomas iniciales apenas son perceptibles, concretamente en el caso de diabetes tipo 2, por lo que al presentarse se ignoran o es posible que se relacionan con problemas puntuales de salud.

    Es por eso que es importante realizarse controles médicos rutinarios para detectar, puesto que una diabetes no diagnosticada y por tanto no tratada puede ocasionar problemas en los pacientes como pueden ser: enfermedades renales, trastornos en la vista, cómo diabético, problemas cardiacos, entre otros.

    En caso de presentar los síntomas anteriormente mencionados, es importante que acudas a tu centro de Quirónsalud Alicantepara así poder realizarte las pruebas y el seguimiento necesario.

    Un análisis de sangre practicado en el laboratorio, midiendo el nivel de la glucosa en ayunas, es suficiente para el diagnóstico, y con ello se podría confirmar o descartar la existencia de una diabetes en el paciente. En el caso de que lo haya el equipo de profesionales trabajan por encontrar el tratamiento más adecuado para controlarla, con el fin de mejorar la salud del paciente y evitar cualquier complicación mayor que pueda surgir.


    Cómo es el tipo de alimentación que debe llevar una persona con diabetes

    Un diabético debe seguir, como todo el mundo, una alimentación equilibradaque incluya, en las cantidades adecuadas, todos los alimentos de la pirámide nutricional, salvo los de alto contenido en sacarosa, como es el azúcar, las bebidas azucaradas etc.

    La alimentación del diabético ha de incluir cada día una cantidad suficiente e individualizada de alimentos que contengan hidratos de carbono de absorción lenta como son el cereal, el pan y la pasta.

    Cómo es el estilo de vida recomendado para las personas con diabetes.

    Un paciente diagnosticado de diabetes debe llevar una vida saludable, la dieta y el ejercicio son los primeros pasos de actuación en el tratamiento de la diabetes tipo 2.

    El ejercicio en los diabéticos mejora el control glucémico, disminuye la presión arterial, reduce o mantiene el peso corporal y mejora el colesterol y los marcadores de riesgo cardiovascular.


    Texto elaborado por el doctor Jorge Cid, endocrino del Hospital Quirónsalud de Torrevieja y Alicante



































  • Detecta a tiempo la diabetes, estos son sus síntomas.

    La diabetes es una enfermedad muy común debido a la falta de secreción de insulina por parte del páncreas y/o a la disminución de su efecto.

    Según el estudio di@bet.es, uno de los mejores estudios epidemiológicos en nuestro país, demuestran que el 13,8% de los españoles tiene diabetes Mellitus tipo 2, lo que equivale a 5,3 millones de españoles. De ellos casi el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad.

    Porqué se produce la diabetes

    La diabetes puede ser debida a la falta de secreción de insulina por parte del páncreas y/o a la disminución de su efecto. Dado que esta hormona tiene la misión de transformar en energía los hidratos de carbono de los alimentos, su defecto origina un aumento del azúcar en la sangre.

    La elevación anormal de azúcar en la sangre puede ser originada por causas diversas. Las formas más frecuentes de diabetes son: tipo 1 y tipo 2.

    Cuáles son los síntomas de diabetes

    Una de las dudas frecuentes que suelen hacer los pacientes es cómo detectar los síntomas que pueden indicar una posible diabetes.

    Cada caso es distinto sin embargo podemos mencionar algunos de los síntomas que se suelen presentar frecuentemente en pacientes y que son una señal de alarma.

    Aumento de las ganas de orinar.

    La acumulación de glucosa en la sangre obliga a los riñones a trabajar con más intensidad para filtrar y eliminarla con la orina, de modo que aumenta la frecuencia y las ganas de orinar.

    Esto conlleva la necesidad de reponer líquidos y por tanto la sed. Por tanto otro de los síntomas es el aumento de la sed.

    Pérdida de peso.

    Este síntoma es más propio de la diabetes tipo 1 y suele ir acompañada de una sensación de hambre continua.

    Visión borrosa.

    El exceso de glucosa en la sangre induce un aumento de la pérdida de líquidos del organismo, incluyendo los que mantienen la humedad del cristalino, lo que reduce la capacidad del ojo para enfocar correctamente, produciendo así la sensación de ojo seco.

    Si esta sequedad no se controla los vasos sanguíneos que irrigan la retina pueden resultar dañados y generar una retinopatía diabética e incluso ceguera.

    Cansancio.

    El aumento de la presencia de glucosa en la sangre se debe a una insuficiencia en la producción de insulina, que hace que el azúcar penetre en las células y se transforme en la energía necesaria para un adecuado funcionamiento del organismo.

    Si no se produce la energía suficiente, aparece el cansancio. No obstante, esto puede deberse también a otros factores generalmente asociados a la diabetes: obesidad, hipertensión arterial o deshidratación.

    Infecciones frecuentes.

    La diabetes reduce la capacidad del organismo para eliminar los agentes patógenos, lo que favorece la aparición de infecciones. Entre las más frecuentes se encuentran la gingivitis o periodontitis, patologías que afectan a las encías.

    Cómo se detecta la diabetes en un paciente

    Cuanto antes se detecte la existencia de diabetes, es mejor para la salud y vida del paciente. Uno de los principales inconvenientes de esta enfermedad es que los síntomas iniciales apenas son perceptibles, concretamente en el caso de diabetes tipo 2, por lo que al presentarse se ignoran o es posible que se relacionan con problemas puntuales de salud.

    Es por eso que es importante realizarse controles médicos rutinarios para detectar, puesto que una diabetes no diagnosticada y por tanto no tratada puede ocasionar problemas en los pacientes como pueden ser: enfermedades renales, trastornos en la vista, cómo diabético, problemas cardiacos, entre otros.

    En caso de presentar los síntomas anteriormente mencionados, es importante que acudas a tu centro de Quirónsalud Alicante para así poder realizarte las pruebas y el seguimiento necesario.

    Un análisis de sangre practicado en el laboratorio, midiendo el nivel de la glucosa en ayunas, es suficiente para el diagnóstico, y con ello se podría confirmar o descartar la existencia de una diabetes en el paciente. En el caso de que lo haya el equipo de profesionales trabajan por encontrar el tratamiento más adecuado para controlarla, con el fin de mejorar la salud del paciente y evitar cualquier complicación mayor que pueda surgir.

    Cómo es el tipo de alimentación que debe llevar una persona con diabetes

    Un diabético debe seguir, como todo el mundo, una alimentación equilibrada que incluya, en las cantidades adecuadas, todos los alimentos de la pirámide nutricional, salvo los de alto contenido en sacarosa, como es el azúcar, las bebidas azucaradas etc.

    La alimentación del diabético ha de incluir cada día una cantidad suficiente e individualizada de alimentos que contengan hidratos de carbono de absorción lenta como son el cereal, el pan y la pasta.

    Cómo es el estilo de vida recomendado para las personas con diabetes.

    Un paciente diagnosticado de diabetes debe llevar una vida saludable, la dieta y el ejercicio son los primeros pasos de actuación en el tratamiento de la diabetes tipo 2.

    El ejercicio en los diabéticos mejora el control glucémico, disminuye la presión arterial, reduce o mantiene el peso corporal y mejora el colesterol y los marcadores de riesgo cardiovascular.

    Texto elaborado por el doctor Jorge Cid, endocrino del Hospital Quirónsalud de Torrevieja y Alicante













  • Reduce tu peso con el balón intragástrico. Descubre qué tipos hay y cómo es la operación

    El balón intragástrico es un dispositivo ideado para facilitar la pérdida de peso en pacientes con obesidad.

    Se trata de una esfera de silicona que una vez introducida en el estómago bajo control endoscópico, se rellena con 600 cc de agua y se deja flotando libremente en la cavidad gástrica durante un máximo de 6 meses.

    El balón, al ocupar parcialmente el estómago y dificultar su vaciado, produce una disminución de la sensación de hambre y la aparición de saciedad precoz al comer.

    Balon_intragastricoBalon_intragastrico

    Tipos de balón intragástrico

    Balón intragástrico Orbera de 6 meses

    El balón más comúnmente usado es el Orbera, previamente conocido como Balón Intragástrico BioEnterics.

    Se trata de un balón elástico de silicona diseñado para ser implantado en el estómago manteniéndolo durante 6 meses.

    Se rellena con suero salino (450-700ml) al que habitualmente se añade azul de metileno. En caso de rotura inesperada del balón, el azul de metileno liberado será absorbido, eliminándose por vía urinaria, lo que hará que la orina se tiña de color verde; lo que sirve de alerta para el paciente.

    El sistema de posicionamiento, que incluye un catéter de llenado del balón, se introduce a ciegas en el estómago. Posteriormente, ya con visión endoscópica, se comprueba el adecuado posicionamiento del BIG y se procede a su llenado con suero salino mezclado con azul de metileno a través del catéter y bajo control endoscópico directo.

    Pasados 6 meses desde su implantación, el balón se retira endoscópicamente, para lo cual primero se ha de aspirar el contenido del balón con una aguja de aspiración y luego se extrae con ayuda de asa o pinzas


    Balón intragástrico Orbera de 12 meses

    Se trata de un balón con las mismas características que el de seis meses pero con una pared más resistente por lo que su duración es de un año.

    Por otro lado, la técnica de colocación y extracción es exactamente la misma.

    ReShape Duo

    El ReShape Duo® (ReShape Medical) consiste en 2 balones esféricos conectados por una varilla flexible de silicona y su diseño tiene como objetivo mejorar el efecto ocupante de espacio.

    Este dispositivo se inserta por vía endoscópica, se hincha con 900ml de suero salino (al que también se añade azul de metileno), que se distribuye de manera equitativa entre los 2 balones.

    Al disponer de 2 balones, si uno de los balones se rompe, el otro balón podría mantener el dispositivo en el interior del estómago, disminuyendo la probabilidad de migración del dispositivo. Se recomienda la retirada del balón a los 6 meses de su implantación.

    Spatz

    El Spatz Adjustable Balloon System (Spatz Medical) es un balón de silicona que se rellena con suero salino.

    El sistema incluye un catéter de llenado, que se extrae endoscópicamente y permite un ajuste de volumen intragástrico de 400-800ml

    El volumen del BIG puede ser modificado para mejorar la tolerancia del paciente y aumentar la pérdida de peso. Se puede mantener implantado 12 meses.

    Elipse

    El ElipseTM (Allurion Technologies) es un BIG que se traga, autorrellena y se expulsa de manera natural.

    Está recubierto por una capa vegetal y fijado a un catéter flexible fino. La sustancia reabsorbible de su interior degrada el balón, permitiendo que se vacíe de manera espontánea tras un cierto periodo de tiempo.

    El balón deshinchado se expulsa de manera natural por el tracto digestivo. Se hincha con 550ml de líquido y puede estar en el estómago durante 4 meses. No es necesaria la endoscopia para su inserción o extracción.

    Obalon

    El Obalon Gastric Balloon® (Obalon Therapeutics Inc) es un balón que se rellena con 250ml de aire.

    Tiene una válvula de autosellado unida a un catéter y está integrado en una cápsula de gelatina.

    El balón está empaquetado en la cápsula y se traga quedando el catéter fino en el exterior. Se usa fluoroscopia para definir la localización del BIG, la cápsula de gelatina se desintegra y se libera el balón. Entonces se hincha el balón usando un dispositivo que contiene gas. Una vez hinchado, se separa el catéter del balón y se retira


    Heliosphere Bag

    El Heliosphere Bag® (Helioscopie) contiene una doble bolsa polimérica cubierta con un reservorio externo de silicona. Se rellena lentamente con 960ml de aire para un volumen de hinchado final de 700ml.

    Silimed Balloon

    El Silimed Gastric Balloon es un balón esférico de silicona que se sitúa en el interior de una vaina de silicona.

    Se atrapa con un asa a través del endoscopio y se coloca vía endoscópica en el fundus gástrico.

    Se rellena con 650ml de suero salino mezclado con contraste y 10ml de azul de metileno.

    Adjustable totally implantable intragastric prosthesis

    El Adjustable Totally Implantable Intragastric Prosthesis (ATIIP) es un BIG de poliuretano que tiene forma de balón de rugby, de 12cm de longitud y un volumen de 300ml cuando se hincha con aire.

    Se coloca mediante técnica de gastrostomía endoscópica percutánea seguido por la liberación de un sistema totalmente implantable subcutáneo a través de un procedimiento quirúrgico.

    Este método puede reducir la probabilidad de dislocación del dispositivo y permite el ajuste del volumen del balón. La posición proximal del balón en el fundus-cuerpo podría afectar a la acomodación gástrica, procesos neurohormonales y actividad eléctrica gástrica, modificando así varios procesos de control de la saciedad.

    ¿Para quién está indicado cada uno de ellos?

    La indicación de cualquiera de los balones intragástricos disponibles es para pacientes con IMC entre 30 y 40, salvo el balón Elipse que está recomendado para pacientes solo con sobrepeso, es decir con IMC entre 26 y 29.

    Los balones mas utilizados en España son el Balón de 6 meses de Orbera o Medsil y los de 12 meses de Orbera y Spatz3. No existen estudios científicos encaminados a comparar los resultados entre ellos. Tampoco está definida la indicación precisa para cada uno de ellos.

    Cómo se coloca un balón intragástrico

    La colocación de un balón intragástrico se realiza bajo control endoscópico y anestésico.

    Se debe realizar inicialmente una gastroscopia diagnóstica para comprobar que no existe ninguna contraindicación y si está todo bien, se procede a la introducción del balón en la cavidad gástrica y al hinchado bajo control endoscópico.

    No precisa ingreso hospitalario y el paciente puede marcharse a su domicilio en poco tiempo.

    Para la retirada del balón se aconseja una anestesia general ya que la intubación endotraqueal permite proteger la vía aérea, evitando así la posibilidad de paso de líquido a los pulmones. Para la retirada del balón tampoco se precisa un ingreso hospitalario.

    Postoperatorio de balón intragástrico.

    Los primeros días tras la colocación de un balón intragástrico se produce cierto rechazo gástrico ya que el estómago no está acostumbrado al balón e intenta expulsarlo. Las manifestaciones clínicas suelen consistir en espasmos, náuseas e incluso vómitos. Para mitigar estos síntomas se recomienda tomar una medicación durante tres a siete días.

    Pasado el periodo de adaptación, el único medicamento que hay que tomar durante todo el tiempo que dura el balón es un protector gástrico que evitará los síntomas de reflujo y protegerá la mucosa gástrica para evitar la formación de alguna úlcera.

    Contraindicaciones de la colocación del balón intragástrico

    Las contraindicaciones absolutas para la colocación de un balón intragástrico son las siguientes:

    - Paciente no colaboradores o con incapacidad para entender los objetivos y seguir las normas establecidas en el protocolo.

    - Enfermedades sistémicas que impidan un correcto seguimiento.

    - Enfermedades psiquiátricas mayores.

    - Drogadicción o alcoholismo activos.

    - Embarazo y lactancia.

    - Contraindicación absoluta anestésica

    - Negación del paciente a firmar el consentimiento

    - Esofagitis péptica grave, úlcera gastroduodenal y Enfermedad de Crohn.

    - Cirugía gástrica previa.


    Una vez colocado el balón al paciente, en el seguimiento es primordial el papel que va a jugar el psicólogo y evidentemente el nutricionista. Hay que motivar continuamente al paciente para que cumpla las pautas recomendadas y a su vez animarle a que realice ejercicio.

    Todo ello es fundamental para el éxito del balón. El objetivo fundamental es lograr que el paciente cambie sus hábitos tanto alimentarios como de ejercicio físico siendo esto la clave para que esa pérdida de peso se pueda mantener en el tiempo.

    En Quirónsalud Alicante contamos en la Unidad de Obesidad con el equipo de profesionales que se encargarán de ofrecerte un programa completo, dirigido por un equipo multidisciplinar en el que se te realizarán controles médicos, planificación de una dieta completamente personalizada a tu caso, así como asesoramiento en la actividad física y apoyo/ ecuación para que tu alimentación sea placentera y consciente.

    Si quieres cambiar tu salud, Quirónsalud Alicante es tu centro.

    Texto elaborado por el doctor Juan Antonio Casellas, endoscopista de la Unidad de Obesidad de Alicante y Valencia


55 resultados
Buscador de Objetivo peso saludable
Sobre este blog

Blog realizado por especialistas de los Hospitales Quirónsalud Murcia, Torrevieja y Valencia donde encontrarás consejos de expertos profesionales de la nutrición, la psicología, la medicina deportiva y la cirugía para que tu camino hacia el objetivo de un peso saludable y una vida más plena sea más sencillo y alcanzable.

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.