Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Pío García Gómez, responsable del servicio de Oftalmología del Hospital Quirónsalud Vitoria

Cirugía láser

Hoy hablaremos de las cirugías con láser para pacientes con miopía, hipermetropía y astigmatismo:

Cirugía láserCirugía láser

Como siempre digo a mis pacientes, existen tres requisitos para poder operarse:

  1. Ser mayor de 18 años.
  2. Que la graduación sea estable. Entendemos por estable una graduación en la que no haya habido aumentos de más de una dioptría en el último año. La explicación para esto es que nosotros con el láser operamos la graduación que el paciente tiene en este momento. Por lo tanto, si la graduación le siguiera aumentando, le habríamos quitado las dioptrías que tiene hoy, pero no la que va a tener dentro de un año. De ahí la importancia de este punto para que el éxito de la operación se mantenga a largo plazo.
  3. Se debe tratar en ojos sin patologías previas. El láser lo aplicamos en una lente natural del ojo llamada córnea y es necesario que esta córnea esté sana y tenga un grosor determinado para que podamos aplicar el láser. Con una prueba llamada topografía descartamos una enfermedad congénita llamada queratocono, una enfermedad que tenemos de nacimiento pero que muchas veces no da la cara hasta que no nos operamos. De ahí la importancia de descartar dicha enfermedad.

El siguiente punto importantísimo para que el resultado de la cirugía sea el esperado es saber qué nos ofrece la cirugía.

La cirugía no hará que tengamos visiones de "superhombres o supermujeres", lo que hace es quitarnos las dioptrías, es decir, que veamos lo mejor que podíamos ver previamente con gafas o lentes de contacto, pero sin tener que llevarlas.

Yo siempre les digo a los pacientes que hagan la siguiente prueba: Probar a ver un reloj del microondas o del horno con gafas o lentes de contacto antes de operarse y que lo vuelvan a hacer el día que les dé el alta, pero sin las gafas puestas. Si son capaces de verlo, es porque el resultado de la intervención ha sido un éxito.

Hay muchos pacientes que nos piden que "los dejemos a 0". El cero es un valor que no existe, nosotros consideramos ojos normales y que no necesitan gafas aquellos que están en valores de +-0.5 dioptrías.

Aclaradas todas estas cuestione previas, vamos a ver los distintos tipos de intervenciones láser para operar la miopía, hipermetropía y astigmatismo. No podemos operar todas las dioptrías que queramos, ya que por un lado los láseres no son igual de efectivos y, por otro lado, porque el láser lo que hace es evaporar tejido de nuestra lente natural llamada córnea por lo que necesitamos que esta lente sea lo más gruesa posible para poder operar un mayor número de dioptrías. Por regla general, consideramos un valor normal de esta lente: 460-600 micras.

1) CIRUGÍA LASIK O "queratomileusis in situ asistida con láser":

Como he comentado antes, el láser se aplica sobre una lente natural del ojo llamada córnea.

La córnea tiene 6 capas, pero la capa sobre la que tenemos que actuar se llama estroma.

Para ello, en esta técnica lo que hacemos es crear algo similar a un bolsillo en la córnea (como si fuera un sobre). Este "bolsillo" puede hacerse de 2 formas: con un microqueratomo o con un láser FEMTOSEGUNDO y así dejamos expuesto el estroma, donde el láser de excímeros "evapora" el tejido. La cantidad de tejido evaporado dependerá del número de dioptrías y la localización del tejido dependerá de si somos miopes, hipermétropes o tenesmo astigmatismo.

Una vez que hemos aplicado el láser sobre la córnea, volvemos a colocar el bolsillo que hemos levantado sobre la córnea y dejamos descansar al paciente durante unos quince minutos antes de irse a casa con los ojos cerrados.

Este procedimiento se realiza con anestesia tópica, es decir en forma de gotas, aunque en el Hospital Quirónsalud Vitoria siempre hay un anestesista en el quirófano que habitualmente pone algo de medicación a los pacientes para que estén más tranquilos, pero nunca dormidos.

El procedimiento dura aproximadamente diez minutos los dos ojos. Por la tarde el paciente requiere estar en casa con los ojos cerrados para que el "bolsillo" que hemos realizado se mantenga en su posición. En las primeras horas puede notarse una sensación de arenilla o el ojo seco.

La principal ventaja de esta técnica reside en que al día siguiente el paciente puede hacer una vida prácticamente normal, con visiones casi del 100%. Pero es importante también decir que la recuperación definitiva tiene lugar a los 3 meses.

En mi práctica clínica suelo hacer las siguientes revisiones para ver la evolución de los pacientes: la misma tarde de la intervención, a la semana, al mes y a los 3 meses.

El paciente después de la cirugía tendrá que instilarse un tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios durante una semana. Es muy importante seguir al pie de la letra el protocolo explicado en consulta, ya que la complicación más grave en cualquier cirugía es la infección. Además, el paciente también deberá hacer uso de lágrimas artificiales y gafas de sol para evitar la sequedad que es típica de este procedimiento. Por ello, como explicaré próximamente en otro post, en gente que sabemos tiene algún grado de sequedad leve se recomienda realizar otro procedimiento.

Os recuerdo que ante cualquier duda que os pueda surgir, podéis contactarme en la siguiente dirección: piojesus.garcia@quironsalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Con mucho ojo
Sobre este blog

Espacio en el que el Dr. Pío García, especialista en oftalmología del Hospital Quirónsalud Vitoria, responderá las dudas más frecuentes que se le presentan en su consulta en el día a día.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.