Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Servicio de Pediatría y Neonatología del Hospital Quirónsalud Bizkaia

  • Prevención de infecciones en el recién nacido

    Por la Dra. Ana Partidas Perich, servicio de Pediatría y Neonatología del Hospital Quirónsalud Bizkaia y del Centro Médico Quirónsalud Plaza Euskadi

    iStock-1169000364Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoiStock-1169000364Los niños pequeños por debajo de los 3 meses de edad y en particular los recién nacidos (primer mes de vida), son especialmente vulnerables a las infecciones debido a la inmadurez de su sistema inmune (sus defensas) propias de la edad. A pesar de los anticuerpos maternos que reciben a través de la placenta y de la leche materna, es recomendable tomar algunas otras medidas para minimizar el riesgo de que se enfermen, ten en cuenta, que durante este período de vida algunas infecciones pueden llegar a ser graves.

    A continuación, enumeramos algunas de las cosas que tú y tu familia podéis hacer para proteger al más pequeño de la casa.

    • Limita el número de visitas. Esto es especialmente importante si los que acuden a ver al bebé están resfriados o han estado enfermos en los días previos.
    • Optimiza la higiene de manos. Conviene que cualquier persona que vaya a manipular al recién nacido, tenga las manos limpias, bien sea con agua y jabón o mediante el uso de soluciones hidroalcohólicas. Este apartado incluye a los padres, hermanos y cuidadores en general.
    • Evita la exposición al tabaco. La exposición al humo del tabaco se ha relacionado con empeoramiento de cuadros respiratorios en los niños pequeños como es el caso de la bronquiolitis.
    • Evita los sitios con aglomeraciones de gente y con escasa ventilación (bares, autobuses, centros comerciales…).
    • Utiliza habitaciones separadas para el niño y sus hermanos. Es también recomendable que acostumbremos a los hermanos mayores a realizar lavado de manos y a no besar al bebe de cintura para arriba, sobre todo si están o han estado enfermos en días previos.
    • Utiliza pañuelos desechables.

    En caso de que alguno de los cuidadores esté enfermo y no pueda evitarse el contacto con el recién nacido, se recomienda el uso de mascarilla quirúrgica.

    • Se recomienda la vacunación antigripal anual a todos los convivientes y cuidadores, ten en cuenta que tu bebe no podrá recibir esta vacuna hasta que sea mayor de 6 meses.
    • Si es posible, evita llevar al niño a la guardería durante el primer año de vida.

    Pero ¿qué pasa si a pesar de haberlo hecho todo bien, el niño se enferma?

    Pues en caso de que se presente síntomas de algún proceso infeccioso, estas son las cosas que debes vigilar y por las que debes consultar:

    • Fiebre (más de 38ºC rectal, sin sumar ni restar nada, lo que pone el termómetro).
    • Llanto o irritabilidad continua. Si lo has probado todo (le has sacado los gases, le has cambiado el pañal, le has ofrecido comida…) y sigue llorando sin consuelo, hay que verle.
    • Rechazo del alimento.
    • Tendencia al sueño continua. Los recién nacidos y niños pequeños suelen dormir muchas horas, sin embargo, si en los ratos que está despierto, tiende a dormirse, es preferible consultar.
    • Dificultad para respirar. Si puedes ver las costillas de tu bebe cada vez que respira, notas claramente la diferencia entre el abdomen y el pecho o silba cuando respira, hay que verle.

    Si cualquiera de estas situaciones se presenta o no estás segur@ de que el bebé se encuentre bien, recuerda que puedes encontrar atención pediátrica en el Hospital Quirón Bizkaia las 24 horas del día y en el Centro Médico Quirón Plaza Euskadi en horario de lunes a viernes de forma continuada desde las 9h hasta las 20 h.

  • Vacaciones saludables en verano

    Por la Dra. Michelle Floyd, servicio de Pediatría y Neonatología del Hospital Quirónsalud Bizkaia y del Centro Médico Quirónsalud Plaza Euskadi

    iStock-1262846600Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoiStock-1262846600Ha llegado el verano y las ansiadas vacaciones. Buen tiempo, más horas de luz… Todos tenemos ganas de estar fuera y disfrutar, tal vez aún más este año.
    Con las vacaciones escolares y en el trabajo llega el momento de descansar. Estar en la naturaleza y respirar aire puro, viajar a un lugar de veraneo, tal vez visitar a familiares o amigos que no hemos visto hace tiempo, … Todos merecemos un pequeño escape. ¡Es bueno para cuerpo y mente!

    Por supuesto, no debemos olvidar las recomendaciones sanitarias y mantener la distancia social, una buena higiene de manos y usar la mascarilla, sobre todo en espacios cerrados.

    Os dejamos aquí unas recomendaciones para tener en cuenta durante el verano. Al mantener a tus hijos seguros, podéis disfrutar aún más este verano.


    EL SOL

    Es fantástico poder recibir la Vitamina D y energía positiva del sol, pero tenemos que protegernos para que no nos haga daño.

    - Los niños menores de 6 meses no deben exponerse al sol directamente, siempre deben estar a la sombra.

    - Conforme van creciendo, se mueven más y es difícil mantenerles quietos en un mismo sitio, pero intenta que estén en la sombra lo más posible.

    - Usa ropa ligera que le cubra la mayor parte del cuerpo y gorras y camisetas para el agua.

    - Evita la exposición directa al sol en las horas de más intensidad, de 12-16 horas de la tarde.

    - Aplica cremas de protección solar con frecuencia.
    Se recomienda usar cremas solares minerales +/- antioxidantes que protejan contra rayos UVA y UVB y con SPF 50+.

    - ¡Y no olvides ofrecerles agua con frecuencia!


    VIAJES. VIAJANDO EN COCHE:

    Es probable que utilicemos más el coche, especialmente para desplazarnos a nuestros destinos favoritos del verano.

    No olvides:

    - Los niños siempre están más seguros en los asientos traseros.

    - Usa correctamente los sistemas de retención infantil y los cinturones de seguridad.

    - Es más seguro mantener los lactantes mirando contramarcha el máximo tiempo posible (incluso hasta los 3-4 años).

    Para más información visita la web de la Dirección General de Tráfico: https://www.dgt.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva


    EL AGUA (PISCINA, MAR, RÍOS, LAGOS, LAGUNAS…):

    A la mayoría de los niños suele gustarles bañarse y jugar en el agua. Se puede disfrutar en el agua desde edades tempranas, pero por seguridad debéis tener en cuenta:

    - SIEMPRE deben estar supervisados, cuando estén cerca del agua o en el agua, a cualquier edad, incluso aunque ya sepan nadar.

    - Los niños pequeños se pueden ahogar en cantidades muy pequeños de agua, como en un cubo de la playa.

    - Si no sabe nadar, tiene una discapacidad, o si está en cualquier tipo de embarcación, debe usar chalecos salvavidas.

    - Las piscinas privadas deben tener un cercado completo y una cubierta firme para evitar que los niños entren sin estar supervisados.

    - Buscar un sitio seguro para bañarse.

    - Evitar la natación por la noche.

    - No tirarse de cabeza en zonas dónde no se conozca la profundidad del agua, para evitar un traumatismo craneal y daños cerebrales serios


    JUEGOS EN EL EXTERIOR/AL AIRE LIBRE:

    Es el momento en el que los niños aprovechan para jugar fuera de casa con sus familiares y amigos. Se usan mucho más las bicicletas, patines, patinetes, etc. Asegúrate que tu hijo o hija usa el casco y lo tiene bien puesto. También que utilice las protecciones adecuados (rodilleras, muñeceras, etc.) si están patinando.

    ¡Ah! Y no os olvidéis de hacerlo también vosotros. Los niños aprenden con el ejemplo.


    Fuente: Guía para padres sobre la prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil | EnFamilia (aeped.es)Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Buscador de Pequesalud
Sobre este blog

La salud de los más pequeños se merece los cuidados más grandes. De la mano del equipo de Pediatría y Neonatología del Hospital Quirónsalud Bizkaia te acercamos información, recomendaciones y pautas de salud para acompañaros en cada etapa de desarrollo de vuestros hijos.

Pediatria y NeonatologíaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoPediatria y Neonatología

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.