Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Dermatología de Quirónsalud en Tenerife

  • Tratamiento del acné y secuelas cicatrizales

    AcnéAcnéEl acné es una enfermedad cutánea frecuente que se origina debido a la obstrucción e inflamación del folículo pilosebáceo. Puede afectar a la cara, espalda y pecho y presentar lesiones inflamatorias, comedones o incluso nódulos y quistes.

    La predisposición genética es un factor importante para su desarrollo, en el que también influyen factores bacterianos, exceso de producción de grasa, inflamación y taponamiento de los folículos pilosos.

    Aproximadamente un 80% de las personas padecerán acné en algún momento de sus vidas, con un 20% de casos severos con cicatrices permanentes y severa afectación psicológica debido al cuadro. En la adolescencia es más frecuente en hombres que en mujeres, sin embargo, en la vida adulta es más frecuente en mujeres.

    Para tratar el cuadro activo, existen múltiples opciones farmacológicas, tanto aplicadas tópicamente como vía oral: antibióticos, retinoides, anti-andrógenos, anticonceptivos orales, ácidos, etc.

    Cuando el cuadro inflamatorio o activo se ha resuelto, muchas veces, persiste un cuadro residual conformado únicamente por cicatrices. En estos casos es importante complementar el tratamiento con otras técnicas que permitan al paciente mejorar estéticamente el estado de la piel, ya que muchas veces, las áreas más afectadas son la cara, escote y espalda. Estas áreas son visibles en las relaciones sociales de los pacientes y el cuadro cicatrizal puede llegar a afectar a su autoestima y sus relaciones personales.

    Entre las opciones posibles, de menor a mayor intensidad, contamos con peelings superficiales, medios y profundos, técnicas de micropunción, infiltraciones intralesionales, rellenos de hialurónico, mesoterapias, cirugía, etc.

    Estas técnicas pretenden mejorar el aspecto homogéneo de la piel, devolver uniformidad al color, rellenar cicatrices deprimidas y atenuar el pigmento que en ocasiones se acompaña de la cicatrización. Todo ello aporta un aspecto más saludable a la piel, mejorando las secuelas cicatrizales e incluso los comedones y las lesiones inflamatorias leves.

    Dra. Marina Rodríguez Martín

  • Adolescencia no tiene por qué ser sinónimo de acné

    adolescenciaadolescenciaEn mayor o menor grado, el 80% de la población tendrá acné en algún momento de su vida. Esta patología inflamatoria crónica del folículo pilosebáceo es una de las enfermedades cutáneas más frecuentes y alcanza su máxima incidencia en la adolescencia. Lejos de los que opinan que es algo inherente a la adolescencia y que "ya pasará", si seguimos una serie de pautas, sus efectos sobre la piel y las repercusiones sociales, psicológicas y emocionales a las que puede dar lugar, se verán sensiblemente reducidas.

    Para prevenir y mejorar el acné existen unas medidas básicas importantes, como una buena limpieza de la piel, sin caer en el exceso, que lo podría agravar.

    Hay que prohibir la manipulación de las lesiones, sobre todo en épocas de stress y tendremos que advertir que el uso de cosméticos, incluidas las cremas hidratantes, pueden agravarlo. En el caso de las mujeres para las que puede resultar traumático la prohibición de utilizar maquillaje para disimular sus lesiones, se puede indicar el uso de productos sin aceites en su composición.

    El tratamiento del acné es complejo y se basa en la elección de diferentes medidas terapéuticas de forma individualizada y personalizada para cada paciente en función de las características de su piel y la severidad de la enfermedad. Mientras que las formas leves se pueden controlar con medicación tópica (peróxido de benzoílo, antibióticos tópicos y el ácido retinoico y sus derivados), las moderadas y graves serán subsidiarias de medicación oral, como antibióticos orales, terapéutica hormonal antiandrogénica y la isotretinoina (derivado sintético de la vitamina A).

    El acné lo pueden provocar varios factores:

    a) La obstrucción del canal pilosebáceo, con formación de un tapón de queratina.
    b) Una alteración cualitativa y cuantitativa de la producción de sebo por respuesta exagerada de la glándula sebácea a los andrógenos
    c) La modificación de la flora bacteriana del folículo pilosebáceo, con proliferación de un bacilo conocido como propionibacterium acnes.

    Se suele localizar en las áreas de la piel donde la densidad de los folículos pilosebáceos es mayor como son lacara, la parte superior de la espalda y la región centro torácica.

    Asimismo, se puede clasificar, según su severidad, en acné no inflamatorio (comedones), inflamatorio(pápulas, pústulas, nódulos) y formas mixtas (comedones, pápulas y pústulas).

    En elacné se originan una serie de lesiones, como son el comedón abierto o punto negro y el comedón cerrado, que son considerados las lesiones iniciales del acné y que consisten en unas estructuras formadas por sebo secretado por la glándula sebácea mezclada con queratina (proteína) del canal folicular. Los comedones abiertos tienen un tapón córneo central de color negro engastado en el poro del folículo y los cerrados son microquistes sin que se aprecie el orificio folicular.

    Otras lesiones que se forman son las pápulas, las pústulas y los nódulos. Las pápulas son lesiones elevadas, rojas y que en su evolución pueden presentar un punto de pus en el centro, convirtiéndose entonces en pústulas, que se suelen resolver con tratamiento en varios días sin dejar cicatriz. Los nódulos son lesiones más profundas, que provienen de la reacción inflamatoria del folículo sebáceo y la dermis circundante. Son dolorosos y pueden evolucionar hacia la curación o empeorar hacia la formación de quistes o abscesos.

    Las lesiones residuales del acné son consecuencia de la resolución de las lesiones inflamatorias, pudiendo dejar cicatrices atróficas, hipertróficas e incluso queloides.

    Hay que prestar especial atención a las mujeres con acné, trastornos menstruales, aumento del vello y alopecia, porque pueden presentar un hiperandrogenismo (alteración hormonal). Hay que considerar como signo de alarma del acné, un brote súbito de pústulas muy inflamatorias, que evolucionan a úlceras necróticas, supurativas y que se acompañan de fiebre, malestar general, astenia, anorexia y pérdida de peso, porque podemos estar ante una forma infrecuente de acné denominado fulminans.


    Y ahora te invito a plantearnos aquellas dudas que puedan haberte surgido en la zona de comentarios.


    Dr. Antonio Bello

    Dermatología

    Hospital Quirónsalud Tenerife

Buscador de Tu piel te protege, cuídala
Sobre este blog

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y nos conecta con el exterior al tiempo que nos protege de él. Está permanentemente expuesto a las inclemencias del frío, el sol, los traumatismos, sin embargo, muchas veces olvidamos esta especial vulnerabilidad y la descuidamos. Con este blog, el equipo de Dermatología del Grupo Hospitalario Quirónsalud en Tenerife quiere ofrecerte sus consejos para cuidar adecuadamente la piel sana, pero también para tratar y prevenir aquellas enfermedades más frecuentes. Desde aquí trataremos de dar respuesta a todas tus dudas.

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.