Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Dermatología de Quirónsalud en Tenerife

  • Prepárate para recibir los primeros rayos de sol

    Con la primavera comienza el buen tiempo y muchos aprovechamos la Semana Santa para realizar actividades al aire libre. Después de meses sin tomar el sol es importante que sigamos una serie de recomendaciones para asegurar la salud de nuestra piel:

    protección solarprotección solar


      1. No olvides el protector solar. La protección solar diaria es básica para evitar el cáncer de piel y, además para mantener una piel más joven, con menos arrugas y sin manchas. El factor de protección para nuestra zona geográfica debe ser igual o superior a 30, salvo que por razones concretas se precise un factor más alto o un protector específico como aquellos que contienen fotoliasa, una enzima específica que ayuda a revertir el daño celular secundario al sol en nuestra piel. Es importante destacar que no sólo debe protegerse la piel del rostro, también con la llegada del calor y la ropa veraniega, hay que acordarse del escote, las manos y los brazos. Existen fotoprotectores fluidos, antiedad, compactos a modo de maquillajes, en polvo, minerales, para pieles atópicas, para pieles con alergia solar... Hay un fotoprotector para cada necesidad. Lo ideal es consultar con el dermatólogo el más adecuado, según tipo de piel, hábitos de vida, patologías previas, historia familiar y hábitos de vida.
      2. Cúbrete. Usa gorra/sombreros/pamelas y gafas de sol. Este punto es especialmente importante en aquellas personas con escaso cabello para evitar la incidencia directa y perpendicular de la radiación ultravioleta sobre el cuero cabelludo con el consiguiente daño solar. Sin embargo, en personas sin este problema, también es importante la protección del mismo para evitar una caída excesiva de cabello secundaria a la radiación solar. Por otro lado, el uso de gafas de sol homologadas y certificadas es fundamental para prevenir problemas oculares importantes, tales como el pterigión, la degeneración macular o el melanoma conjuntival.
      3. Refuerza tu piel. Hay productos orales a base de vitaminas (D y E), minerales y antioxidantes (licopenos, carotenos…) con acción protectora, que refuerzan la piel antes, durante y después de la exposición solar.
      4. Evitar la exposición solar entre las 12:00 y 16:00 horas y durante todo el día en niños menores de 3 años.
      5. Vigila tus lunares (nevus). Es recomendable realizar una revisión anual de las lesiones pigmentadas cutáneas por parte de un dermatólogo. Gracias a los medios actuales de dermatoscopia manual y digital se diagnostican lesiones malignas en fases muy iniciales. Lesiones que si se diagnostican de forma tardía pueden comprometer la vida de la persona que las padece. Por supuesto, si se observan cambios en un lunar (cambios de forma, borde irregular, cambios de color, sangrado o picor), se debe consultar con el dermatólogo con la mayor celeridad posible.
      6. Hidrata la piel. Es muy importante en cualquier época del año. Con los primeros rayos de sol, comienzan los primeros baños en piscinas. Hay que tener en cuenta que las sustancias químicas que se utilizan para limpieza pueden resecar e irritar la piel, por lo que es importante utilizar un emoliente adecuado para recuperar la hidratación. Con la primavera hay algunas patologías cutáneas que pueden empeorar, entre ellas el psoriasis y la dermatitis atópica. Es especialmente importante hidratar mucho la piel en estos casos para minimizar la aparición de brotes.
      7. Una crema facial para cada estación. Existen tratamientos domiciliarios que se usan en otoño-invierno (épocas de menor radiación solar), como ocurre con algunos tratamientos para las manchas o el fotoenvejecimiento, que con la llegada del buen tiempo se suelen sustituir por otras fórmulas más adecuadas o se reduce la proporción de algún principio activo. Esto ocurre con la hidroquinona o el ácido glicólico.
      8. La sudoración excesiva tiene solución. Con el calor reaparecen problemas como la hiperhidrosis, por ello, se debe conocer las opciones posibles, entre ellas desodorantes específicos o tratamientos orales o infiltrados (toxina botulínica).
      9. Bebe agua. Beber abundante agua y tomar alimentos ricos en antioxidantes.
      10. Ponte cómodo. Usa de ropa adecuada, fresca y preferiblemente de algodón.

    Dra. Nayra Merino

  • Protección solar, imprescindible en verano

    Ahora que llega el verano y suben las temperaturas muchas personas intentan broncearse de una forma rápida con la finalidad de lucir un "color más bonito" en la playa. Tanto la utilización de cabinas de bronceado, como la exposición intensa e intermitente al sol puede conllevar problemas en nuestra piel y ojos quedeberemos evitar.


    cancer pielcancer piel


    ¿Tan malo es el sol?

    No. Los efectos beneficiosos del sol en el ser humano son muy reconocidos y podríamos destacar los siguientes:

    • Mejora algunas enfermedades dermatológicas como la psoriasis y la dermatitis atópica.

    • Mejora el estado de ánimo.

    • Permite la síntesis de la vitamina D, esencial para prevenir el raquitismo en los niños y la osteoporosis en los ancianos.

    • Favorece la circulación.

    Sin embargo, también acarrea una serie de efectos desfavorables que deberemos de conocer para ser conscientes de los problemas que podría llevar una inadecuada exposición al sol.


    ¿Todos somos igual de vulnerables ante la exposición solar?

    No. Existen diferentes tipos de piel y cada una de ellas tolera mejor y peor los rayos de sol. Según una serie de características personales que estudiamos en la consulta de dermatología, catalogamos a nuestros pacientes en diferentes grupos de riesgo. Así, se consideran personas con mayor riesgo de desarrollar los efectos indeseables del sol aquellas que cumplan alguna de las siguientes características:

    • Tener más de 50 años

    • Piel clara, ojos claros y pelo rubio o pelirrojo (fo¬totipos bajos) o que sufren quemaduras con facilidad

    • Haber sufrido quemaduras solares en la infancia

    • Tener más de 50 lunares

    • Tener muchas pecas

    • Tener historia familiar de cáncer de piel

    • Pasar demasiado tiempo al sol, ya sea por motivos laborales o de ocio

    Exponerse al sol de forma intensa en cortos periodos de tiempo como ocurre en las vacaciones

    • Utilizar o haber utilizado cabinas de bronceado

    • Estar trasplantado de algún órgano


    ¿Cómo podría evitar o minimizar los efectos del sol en mi piel?

    Llevando a cabo una adecuada fotoprotección. Una buena protección solar es imprescindible para disminuir la tasa de cáncer de piel que ha aumentado espectacularmente en los últimos años en nuestro país. Para realizar una correcta exposición solar tendremos que tener en cuenta los siguientes apartados:

    • Cuando sea posible debemos evitar la exposición directa a la radiación solar especialmente en las horas centrales del día (11-16 horas) con elementos como sombrillas o gorras. No debemos confiarnos en circunstancias que comportan una falsa seguridad como el aire fresco o la alta nubosidad (los rayos pueden atravesar las nubes). Permanezca a la sombra.

    • Debemos usar protección ocular (gafas) y filtros solares (de factor de protección 30 o superior) antes de salir de casa (30 minutos antes de exponerse al sol), repitiendo la aplicación cada dos horas, tras el baño o una sudoración excesiva.

    • La crema solar ha de aplicarse en todo el cuerpo, extremando la precaución en áreas sensibles como la cara, cuello, labios, cuero cabelludo, hombros y escote. Use también protector labial.

    • La exposición solar debe de ser progresiva. Deja que tu piel se acostumbre al sol de forma gradual y sobretodo evite las quemaduras solares.

    • Bebe agua y líquidos para evitar la deshidratación.

    Evita los perfumes y colonias alcohólicas que contengan esencias vegetales, porque actúan como fotosensibilizantes.

    • Cuidado con los medicamentos que pueden inducir fotosensibilidad.

    Protégete la cabeza con sombreros, gorras o bajo la sombra de un árbol o sombrilla. Este punto es especialmente importante en ancianos y niños pequeños.

    • Evita la exposición solar en menores de 3 años.


    Ahora te invito a plantearnos aquellas dudas que puedan haberte surgido en la zona de comentarios.


    Patricia ContrerasPatricia ContrerasDra. Patricia Contreras

    Dermatóloga

    Hospital Quirónsalud Tenerife

Buscador de Tu piel te protege, cuídala
Sobre este blog

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y nos conecta con el exterior al tiempo que nos protege de él. Está permanentemente expuesto a las inclemencias del frío, el sol, los traumatismos, sin embargo, muchas veces olvidamos esta especial vulnerabilidad y la descuidamos. Con este blog, el equipo de Dermatología del Grupo Hospitalario Quirónsalud en Tenerife quiere ofrecerte sus consejos para cuidar adecuadamente la piel sana, pero también para tratar y prevenir aquellas enfermedades más frecuentes. Desde aquí trataremos de dar respuesta a todas tus dudas.

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.