Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de Dermatología de Quirónsalud en Tenerife

  • Vitíligo: esas manchas blancas en la piel

    Esta enfermedad de la piel ha tenido gran trascendencia social durante toda la historia. Existen referencias de ella en libros sagrados de la India, 1.400 años antes de Cristo. El estigma asociado con el vitíligo, en algunas culturas, se remonta a aquellos tiempos, cuando se confundía con la lepra u otros trastornos contagiosos o desfigurantes. Origina una gran repercusión estética y psicológica para las personas que la padecen.

    El vitíligo es una enfermedad de causa desconocida, con una cierta predisposición genética, que aparece en todas las razas. Afecta a entre el 1 y el 2% de la población y a ambos sexos por igual; y, aunque se puede presentar a cualquier edad, es más frecuente que lo haga entre los 10 y los 30 años.

    A pesar de los grandes avances científicos, aún no se ha podido dilucidar la causa por la que no están presentes los melanocitos (células productoras de melanina) en las manchas blancas. No obstante, se postulan diversos factores, como los genéticos, los autoinmunes y los mecanismos neurogénicos (las terminaciones nerviosas cercanas liberan un mediador neuroquímico tóxico para los melanocitos). Muchos pacientes atribuyen el comienzo de la enfermedad a alguna circunstancia específica de su vida, una crisis o cierta enfermedad: la pérdida del trabajo, la muerte de un familiar cercano, un accidente o una patología sistémica grave.


    Cuadro clínico

    Las manifestaciones clínicas del vitíligo son muy específicas y, en general, asintomáticas. La lesión característica es una mancha de color blanco tiza o lechosa con límites bien definidos, de un tamaño que varía desde puntiformes hasta grandes manchas, de diferentes formas. Su número es variable, pues se puede presentar como una lesión única o en una cantidad tal que resulte incontable.

    vitíligovitíligo


    Tipos de vitíligo

    a) Focal: mancha aislada o unas pocas dispersas.

    b) Segmentario: manchas unilaterales con distribución de una metámera (campo o zona asociada a un nervio que sale de la medula espinal). Tiende a ser de comienzo precoz y más estable que el generalizado. Suele aparecer en la zona del nervio trigémino, cuello y tronco.

    c) Generalizado: es el tipo más común y se caracteriza por manchas diseminadas. Es habitual que estas manchas se dispongan de manera simétrica sobre las superficies extensoras de las extremidades, principalmente en las articulaciones de los dedos de las manos, codos y rodillas. Otras superficies comprometidas son la muñeca, el ombliguo, la zona lumbosacra, la tibia anterior y la axila. Pueden ser periorificiales, localizándose alrededor de los ojos, la nariz, las orejas, la boca y el ano. También puede afectar a las mucosas (labios, parte distal del pene y los pezones). Se puede asociar con canicie prematura.

    d) Universal: afecta prácticamente a toda la superficie corporal.


    Asociaciones

    Se puede asociar con alopecia areata, anormalidades pigmentarias del iris y la retina, enfermedadestiroideas (hipertiroidismo, hipotiroidismo, bocio tóxico y tiroiditis), diabetes mellitus, enfermedades de lasglándulas suprarrenales (Addison) y anemia perniciosa (por deficiencia de vitamina B12).


    Diagnóstico

    Es fácil, aunque en personas de piel clara puede ser útil la exploración con luz de Wood.


    Tratamiento

    Se deben considerar cuatro aspectos de la enfermedad:

    1) Proteger las zonas sin pigmento con ropas o filtros solares para evitar quemaduras solares, frecuentes por la ausencia de melanina.

    2) Intentar la repigmentación de las áreas blancas, a partir de la regeneración de los melanocitos de la piel sana de alrededor o de los folículos pilosos sanos del área afectada. Esta es una tarea difícil para la que se pueden utilizar: corticoides tópicos potentes cuando las lesiones son pequeñas, inmunomoduladores tópicos (tacrolimus) y fotoquimioterapia (PUVA). También se pueden realizar injertos de piel sana o cultivos de melanocitos en las áreas de la piel afectada.

    3) Intentar la despigmentación de las áreas pigmentadas sanas con monobenciléter de hidroquinona al 20%. Se utiliza si fracasa la repigmentación.

    4) Disimular las lesiones con maquillaje.

    Y ahora te invito a plantearnos aquellas dudas que puedan haberte surgido en la zona de comentarios.


    Antonio BelloAntonio BelloDoctor Antonio Bello

    Dermatología

    Hospital Quirónsalud Tenerife

  • Diez consejos para cuidar la piel en invierno

    El invierno afecta a todo nuestro organismo, es de sobra conocido como afecta al sistema respiratorio y a los huesos, pero no hay que olvidarse de la piel. La piel en invierno, al igual que en verano, se encuentraexpuesta a las inclemencias climatológicas, siendo las zonas más sensibles al frio; las mejillas, los labios, el cuello, el escote y las manos.

    piel inviernopiel invierno


    Por todo ello, es importante tener en cuenta una serie de consejos:

    1. Hidratar a diario y varias veces al día la piel. Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis...). Un emoliente adecuado (a base de lanolina, urea...) ayudará a mantener una piel sana durante el invierno.
    2. Evitar lavar excesivamente las manos. Las dermatitis de desgaste que afectan al dorso de manos son un motivo frecuente de consulta en esta época del año, especialmente en personas que por razones laborales se las lavan de forma repetida, para evitarlo se debe promover el uso de guantes, la hidratación y las cremas con efecto barrera.
    3. Evitar productos agresivos para el lavado de las manos, cara y cuerpo. Usar productos suaves y testados dermatológicamente.
    4. Evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Usar agua tibia y evitar ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel.
    5. Hidratar los labios y protegerlos de la luz ultravioleta. Los labios sufren mucho en invierno, más aún si se tiene alguna alteración de base (queilitis atópica, actínica...).
    6. No olvidar las gafas de sol y la protección solar diaria también en invierno, especialmente en zonas donde haya nieve, ya que ésta refleja el 80% de la radiación solar.
    7. Usar guantes y prendas de abrigo. Especialmente aquellos pacientes con sensibilidad al frío y que suelan padecer de perniosis (sabañones) o fenómenos de Raynaud (dedos de las manos fríos y que tornan en color blanco, azulado y rojo).
    8. Evitar, en lo posible, los cambios bruscos de temperatura (paso del ambiente frío del exterior al ambiente caldeado del interior de los locales y las casas), ya que esto aumenta la posibilidad de aparición de capilares dilatados (telangiectasias o arañas vasculares) en la cara (especialmente mejillas), con el consecuente problema estético. En este punto, debemos hacer hincapié en tres aspectos:
    a. Los principios activos más recomendados para pieles no sensibles son: la vitamina C, el ácido retinoico, el ácido glicólico y los hidroxiácidos (con importante función antiedad). Sin embargo, hay pieles sensibles e intolerantes que deben utilizar otro tipo de productos, ricos en sustancias calmantes, vasoconstrictoras y descongestivas, como el dexpantenol, alfabisobolol, rusco, ácido glicirrético... Además, deben evitar productos que contengan alcohol, conservantes o perfumes. Por ello, es fundamental la valoración individual dermatológica de cada tipo de piel.
    b. La textura de la crema ideal dependerá también del tipo de piel y de si se padece alguna afección de base, en general, el fluido será mejor para las pieles mixtas o grasas y la textura en crema para las pieles maduras y secas. Existen novedosas mascarillas y tratamientos de consulta, como la mesoterapia con ácido hialurónico, que ayudan a una hidratación en profundidad. De todas formas, insistimos en que lo mejor, es consultar con un dermatólogo, su médico especialista en el cuidado de la piel, tanto sana como enferma.
    c. Por último, puntualizar en que el invierno es la mejor época para realizar tratamientos despigmentantes faciales intensivos (para las manchas oscuras), tanto domiciliarios como en la consulta médica (peelings químicos o mascarillas).
    9. Cuidar la alimentación. Aumentar el consumo de vitamina C y antioxidantes. No olvidar beber entre 1,5-2 litros de agua al día.
    10. Evitar el tabaco y el alcohol, ya que repercuten de forma negativa en la salud de nuestra piel, generando radicales libres. Además, el alcohol empeora la dilatación capilar facial.

    Y ahora, te invito a plantearnos aquellas dudas que puedan haberte surgido en la zona de comentarios.



    Nayra MerinoNayra MerinoDra. Nayra Patricia Merino de Paz

    Dermatología

    Hospital Quirónsalud Tenerife y Hospital Quirónsalud Costa Adeje

Buscador de Tu piel te protege, cuídala
Sobre este blog

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y nos conecta con el exterior al tiempo que nos protege de él. Está permanentemente expuesto a las inclemencias del frío, el sol, los traumatismos, sin embargo, muchas veces olvidamos esta especial vulnerabilidad y la descuidamos. Con este blog, el equipo de Dermatología del Grupo Hospitalario Quirónsalud en Tenerife quiere ofrecerte sus consejos para cuidar adecuadamente la piel sana, pero también para tratar y prevenir aquellas enfermedades más frecuentes. Desde aquí trataremos de dar respuesta a todas tus dudas.

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.