Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del Dr. Pedro Rodríguez Jiménez. Hospital Ruber Internacional

  • ¿Sudas mucho? Ve al dermatólogo

    Miradry okImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoMiradry ok

    La hiperhidrosis consiste en el exceso de sudoración en ocasiones localizado en axilas, manos, pies, cuero cabelludo o incluso generalizado. El sudor es el mecanismo que tiene el organismo para regular la temperatura corporal, es decir, que cuando la temperatura corporal esta aumenta, el organismo suda para enfriar nuestro cuerpo. Pero en ocasiones se suda demasiado. Este fenómeno se llama hiperhidrosis.

    Aunque la causa de la hiperhidrosis puede ser una infección, o hasta un linfoma (siempre hay que estudiar los casos a fondo), en la mayoría de los casos se trata de una alteración idiopática, es decir, que no sabemos por qué ocurre, somos así.

    Si bien es un problema de salud que no causa riesgo físico, el perjuicio emocional es importante, así cada día vemos en consulta pacientes que tienen que condicionar la ropa que eligen, a donde acuden con sus amigos o incluso si dar la mano o no a la gente al saludarla, con la consiguiente disminución de la autoestima.

    Hoy los dermatólogos contamos con muchos tratamientos seguros y eficaces para ayudar a los pacientes con hiperhidrosis. ( desodorantes antiperspirantes, oxibutinina oral, toxina botulínica (botox ®) o incluso cirugía). Pero el tratamiento que más ha cambiado el tratamiento de la hiperhidrosis, específicamente axilar, en los últimos años, es la tecnología de las microondas. A través del dispositivo Miradry®. Consiste en eliminar a través de calor las glándulas sudoríparas. Se realiza en una o dos sesiones, con anestesia local, y el efecto es permanente. Las ondas microondas, un tipo de radiación no ionizante (es decir que no causa daño al ser humano, por eso las tenemos en casa) actúan donde hay más agua (por eso las usamos en casa, ¡para calentar el agua de los alimentos!) . En la piel la zona entre la dermis y la grasa es la zona con que presenta más contenido en agua al ser donde se situan las glándulas que producen el sudor, por lo que este sistema destruye selectivamente las células de esta capa de la piel. Los resultados son muy buenos no solo para disminuir la hiperhidrosis, sino que también disminuye para reducir el mal olor (bromidrosis) ya que también destruye las glándulas apocrinas, y como decía, lo que es mejor, es permanente. Llevamos más de 700 pacientes tratados con más de ciclos de tratamiento y sabemos que con 1 sesión, nuestros pacientes aproximadamente sudan la mitad de lo que sudaban, es decir, siguen sudando, pero su calidad de vida es la que debe ser.

  • La famosa finasterida y el síndrome post-finsterida

    La finasterida se usa desde los años 90 cuando la empresa MSD comercializó el Finasterida para el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata (aumento del tamaño de esta glándula en hombres ancianos). Durante los ensayos clínicos vieron con sorpresa que los pacientes además de mejorar sus síntomas prostáticos recuperaban densidad capilar y aparecía pelo en zonas donde ya estaba perdido.

    Este hallazgo fue vox populi y muchos dermatólogos y en ocasiones pacientes por el boca a boca, comenzaron a comprar la pastilla Propecia®, equivalente a 5mg de finasterida, y partirla por la mitad para tomar 2,5mgr, consiguiendo mejorar su salud capilar sin efecto apenas en la próstata.

    Años después y con mucha experiencia a nuestras espaldas, usamos con mucha frecuencia, siendo uno de los fármacos más prescritos por dermatólogos, la finasterida a dosis de 1mg, aprobada para el tratamiento de alopecia de tipo androgenética (calvicie común) en hombres de entre 18 y 41 años de edad. Ojo, usándose muchas veces fuera de ficha técnica (previa explicación al paciente y con las pertinentes medidas), en hombres más mayores y en mujeres.

    Pelo largoPelo largo

    A día de hoy también tenemos disponible un primo hermano más potente en el mercado llamado dutasterida. Ambos fármacos impiden la acción de una enzima (sustancia que transforma otras sustancias), la 5-alfa-reductasa, a nivel del folículo piloso y de la próstata. Esta enzima se encarga de activar la testosterona, y la testosterona activada en pacientes genéticamente predispuestos, adelgaza el folículo piloso hasta que se atrofia por completo (el pelo no se cae, ¡pero cada año es más fino!).

    Con el boom de los trasplantes y la preocupación generalizada por la caída del pelo de los últimos años, este fármaco se ha convertido en conversación habitual de muchos hombres, que insisto, muchas veces lo toman sin supervisión médica.

    En internet podemos encontrar múltiples mitos o fake news asociadas al uso de estos medicamentos, derivados la mayoría de errores de interpretación del prospecto y basado sobre todo en cuando se utilizaban a mayores dosis (5 veces mayor que la que usamos en alopecia) y en varones ancianos. Vamos a ver los que más preocupan a los pacientes cuando vienen a consulta:

    • El efecto adverso que consideraríamos típico o más frecuente de la finasterida es la disminución de la líbido (deseo sexual). Siendo el más frecuente es aún así raro (se da en menos del 3%, estudiado en miles de pacientes) y es reversible al dejar el tratamiento, con lo cual, si ocurriera, la solución es tan sencilla como dejar el tratamiento. Aquí entra en juego la subjetividad, igual que existe el efecto "placebo" y a veces mejoramos por pensarlo, existe el efecto "nocebo", notamos un efecto adverso solo por pensarlo.
    • Fertilidad: Los fármacos pueden disminuir el volumen de eyaculación pero no la concentración de espermatozoides. Parece prudente suspenderlos por parte del hombre cuando una pareja está intentando concebir (por parte de la mujer es obligatorio como veréis más adelante)
    • ¿Y la disfunción sexual? La finasterida a las dosis que se utiliza para la alopecia androgenética, no provoca disfunción eréctil Así lo demostró un estudio en 2016 que analizaba 17 ensayos clínicos con un total 17. 424 pacientes. El resultado fue que la disfunción eréctil aparecía con la misma proporción con el paso de los años en los hombres que toman finasterida y en los que no.
    • Finasteride a dosis bajas no afecta a la próstata: A las dosis habitualmente usadas en alopecia no tendría ningún efecto sobre la próstata. En todo caso, el efecto sería positivo, ya que prevendría que la próstata creciera de forma anormal.
    • Las mujeres pueden tomar finasterida. Con una precaución muy importante, en edad fértil siempre debe evitar quedarse embarazada mientras toma el medicamento y un tiempo después de suspenderlo (1 mes en el caso de finasterida y 6 meses en el caso de dutasterida) ya que su uso podría asociarse a malformaciones. El haber tomado estos fármacos sin embargo no repercute negativamente en los futuros embarazos de la paciente.
    • No necesitas ningún control analítico mientras tomas Finasterida. Sin embargo, dependiendo de tu edad, puede que necesites una analítica inicial y que tu dermatólogo contacte con tu urólogo para poder realizar adecuadamente tus controles de próstata ya que tomar el fármaco influye en los niveles de PSA (marcador usado para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata). Estos medicamentos parecen además disminuir el riesgo de cáncer de próstata y no aumentan el riesgo de cáncer de mama ni de ningún tipo de cáncer.
    • Para rizar el rizo, ha aparecido en diferentes foros un término no médico y no reconocido claramente por la comunidad científica llamado el "síndrome postfinasterida". Se trata de un cuadro de disfunción sexual, así como de depresión, ansiedad e incluso ideas suicidas que no cedería tras suspender el medicamento. El problema de todos esos síntomas es la subjetividad individual y no han podido ser demostrados en los estudios que lo intentaban porque existen demasiados sesgos para poder creer que es real.

    Como punto final, me gustaría decir que este medicamento es seguro y que en la mayoría de las personas no ocasiona ningún efecto adverso. Si desafortunadamente estos se presentaran, se resolverán al retirar la medicación. Es fundamental que la prescripción y el control de la evolución y la eficacia del fármaco estén supervisados.

  • Me ha picado una medusa

    En pleno verano es raro el día que no vemos en consulta una picadura de medusa ya que sobre todo con las temperaturas altas vemos un aumento de población de medusas en las costas.

    Es importante saber que la toxicidad de la medusa varía según la especie, siendo común que todas provocan una picadura dolorosa y urente (i.e que arde) por las toxinas que liberan las células de los tentáculos. Estas picaduras suelen desaparecer espontáneamente pero el tratamiento puede aliviar sus síntomas y acelerar la recuperación. Algunas especies como la famosa carabela portuguesa (Physalia spp) puede producir necrosis cutánea y síntomas neurovasculares.

    MedusasMedusas

    Lo primero y más importante tras la picadura es salir rápido del agua para evitar que cualquier reacción nos pille dentro imposibilitando el nado.

    Cuando tenemos la picadura delante debemos extraer con pinzas o con toallas (no tocando directamente) cualquier resto de tentáculo para evitar que sigan liberándose toxinas. No debemos aplicar agua dulce (el cambio osmótico puede hacer que empeore la liberación de toxinas), orina (el método Friends por la famosa serie) ni amoniaco (el cambio brusco de pH también puede empeorar la liberación de toxinas. En algunas especies la dilución de vinagre (ácido acético) al 50% con agua de mar puede neutralizar la picadura, pero como normalmente no sabemos la especie de la medusa es mejor no hacerlo. Por tanto lo único que podemos hacer inicialmente es aclarar la zona con agua de mar abundantemente durante unos minutos. Es controvertido el usar agua caliente ya que podría favorecer el paso de toxinas a sangre por la vasodilatación.

    Una vez que ha pasado el momento agudo de la picadura es bueno comenzar con cremas de corticoides antiinflamatorias y antiinflamatorios en pastillas en los casos graves. Siempre además que notemos algo de síntomas sistémicos (taquicardia, temblor...) consultar con urgencia. Esto es de especial importancia en niños, donde una picadura siempre va a ser más grave ya que porcentualmente va a afectar a una proporción superior del total de la superficie corporal respecto a los adultos.

    Por último, proteger la zona con protector solar para evitar pigmentaciones tardías y saber que sorprendentemente, algunas picaduras se reactivan semanas después por una reacción inmune tardía, pudiendo requerir tratamiento adicional.

  • Desmontamos 10 mitos sobre la protección solar

    Puede que pienses que te estás aplicando la protección solar correctamente, o que creas que no la necesitas en absoluto. Comprueba estos mitos y verdades sobre la protección solar antes de salir al sol.

    Mito 1: La protección solar provoca cáncer

    Falso. No hay pruebas médicas de que la protección solar provoque cáncer. Hay datos de sobra sobre el papel en el cáncer de piel de los rayos UV y las cabinas de bronceado. A algunas personas les preocupa que las sustancias químicas utilizadas en los protectores solares sean absorbidas por la piel y causen cáncer.

    Uso de protector solarUso de protector solar

    Si te preocupa la absorción de que el fotoprotector se absorba y pase a sangre, ya que hubo algunos artículos muy relevantes en el año 2020 que lo demostraban, usa fotoprotector mineral o físico. Son protectores a base de óxido de zinc o dióxido de titanio. De hecho, basta con un solo día de uso para que varios ingredientes comunes de los productos de protección solar ingresen al torrente sanguíneo a niveles detectables. En este trabajo publicado en JAMA Dermatology se encontró que la concentración en la sangre de tres de los ingredientes comunes en estos protectores continuó aumentando a medida que persistía el uso diario, y luego permaneció en el cuerpo durante al menos 24 horas después de que terminara el uso de protector solar. Estos hallazgos no parecen suponer ningún riesgo, pero debemos siempre mantenernos vigilantes

    Mito 2: Tengo la piel oscura. No necesito usar protector solar

    Falso. La piel oscura es igual de susceptible al daño solar. Simplemente es más difícil ver el daño solar en la piel oscura. Las células de la piel responden a los rayos UV liberando pigmento. Este pigmento, que consideramos una quemadura solar, es más difícil de ver en la piel oscura. Independientemente del color de tu piel, aplícate el protector solar

    Mito 3: Mi protector solar es resistente al agua, así que no necesito volver a aplicarlo después de nadar o sudar

    Falso. No existe ningún protector solar resistente al agua. Además, no lo querríamos, ¡porque entonces no podríamos lavarlo! Es posible que veas que las etiquetas de algunos protectores y bloqueadores solares dicen que son "waterproof" o "water resistant". Esto significa que mantendrán parte de su eficacia pese a mojarte, pero lo recomendable es reaplicarlo al salir.

    Mito 4: Mi protector solar es de FPS 50, por lo que no necesito aplicarlo tan a menudo

    Falso. El número se refiere a la cantidad de protección que se obtiene del protector solar, pero no a su duración ya que, por el sudor, roce…irá pasando su efecto. Asegúrate de usar un protector solar con FPS 30 o superior y reaplicarlo cada dos horas.

    Mito 5: Mi maquillaje tiene FPS. No necesito usar protector solar

    Falso. Lo más probable es que no lleves suficiente maquillaje para proteger realmente tu piel del sol. Y probablemente no lo uses en todas las zonas que están expuestas al sol.

    Mito 6: No necesito protección solar si está nublado o hace frío

    Falso. Si está nublado o hace frío, tienes que aplicarte el protector solar de la misma manera que lo harías si fuera un día cálido y soleado. Las nubes filtran fundamentalmente la radiación infraroja y por ello baja la sensación de calor, pero hasta el 80% de la radiación UV (responsable del cáncer de piel) sigue llegando a la superficie terrestre.

    Mito 7: La protección solar impide que el cuerpo absorba la vitamina D

    Falso. La vitamina D es un nutriente vital para la salud humanad (la formación de hueso, la inflamación, el cáncer…y como no la COVID). El cuerpo la produce fácilmente mediante la exposición a los rayos UV. En teoría, usar protector solar el 100% del tiempo evitaría que una persona obtuviera los niveles adecuados de vitamina D. Muchos científicos y dermatólogos sugieren que sólo de 5 a 10 minutos de exposición al sol al día pueden crear la cantidad adecuada de vitamina D en el cuerpo.

    Mito 8: Las cámaras de bronceado proporcionan un bronceado de base protector

    Falso. Las cabinas de bronceado utilizan altas concentraciones de luz UVA para oscurecer la piel rápidamente, mientras que el sol incluye tanto luz UVA como UVB. La exposición del cuerpo a altos niveles de luz UVA de una cama de bronceado crea un bronceado temporal que hará muy poco para proteger la piel de la exposición al sol y de las quemaduras causadas por la luz UVB.

    Mito 9: No puedes broncearte mientras llevas protector solar

    Falso. El protector solar ayuda a proteger contra los rayos UVA y UVB, pero puede no proteger el cuerpo completamente. Es posible broncearse mientras se usa el protector solar, incluso cuando alguien se lo aplica varias veces a lo largo del día, porque esa aplicación nunca va a ser perfecta.

    El bronceado es la respuesta protectora natural del cuerpo a la exposición a los rayos UV y debe quedar claro que siempre es una agresión al cuerpo, ya que solo se desencadena cuando ya ha habido daño a nivel celular.

    Mito 10: El protector solar nunca caduca

    Falso. En contra de la creencia común, el protector solar caduca de forma natural. Los ingredientes activos pueden descomponerse con el tiempo, y el uso de un protector solar caducado puede dejar la piel desprotegida.

    Si tienes alguna duda sobre cómo proteger tu piel del sol, pregunta a tu dermatólogo. La respuesta podría ayudarte a reducir el riesgo de cáncer de piel.

  • Bienvenida al blog

    La crema antiedad milagrosa no existe. El Botox® es un producto natural que no hincha. Beber agua no hidrata la piel. Lavarse mucho las manos las seca. Vivimos preocupados por la piel y estamos sometidos a un bombardeo informativo en anuncios y redes sociales, así como sobrepasados con la oferta de cremas y cosméticos en farmacias. Estos son solo algunos de las decenas de mitos que existen en dermatología. El cuidado de la piel está de moda y la potencia del marketing hace que invirtamos cientos de euros en intentar mejorar nuestro aspecto. La dermatología es una especialidad médico-quirúrgica que implica al menos 10 años de formación y, sin embargo, confiamos en consejos de gurús o influencers que aparecen en revistas o redes sociales. La amplia oferta de consejos y procedimientos médico-estéticos para la piel nos plantea grandes problemas.

    BienvenidoBienvenido

    LAS ETIQUETAS DE LAS CREMAS. Leemos el empaquetado de nuestros cosméticos y encontramos principios activos con nombres variados y que aseguran resultados visibles en semanas. Sin embargo, ¿es lo mismo un cosmético que un "cosmocéutico" o que un "medicamento tópico"? Lo único que sabemos es que hay cosas que nos suenan bien y están de moda y otras que nos suenan mal o ya no se llevan, pero quizá sin mucho criterio porque nadie nos ha enseñado a leer etiquetas. Pero no es tan fácil.

    LA PASTILLA FUERTE DEL ACNÉ O LOS CORTICOIDES. Si hay dos cosas con las que los dermatólogos luchamos a diario son: convencer a nuestros pacientes sobre la seguridad de la isotretinoína, popularmente conocida como Roacutan® y la de los corticoides ¿Es cierto que es mejor evitarlos?

    LO «NATURAL» COMO RELIGIÓN. En los últimos años ha ido calando el mensaje de que sólo si algo es "natural", es más saludable. Sin embargo, lo natural es precisamente envejecer o el cáncer y muchas veces la mejor forma de luchar contra ellos es recurriendo a los químicos.

    EL BOTOX ME VA A HINCHAR LA CARA. Es un error muy frecuente confundir diferentes procedimientos estéticos que no tienen ninguna relación en cuanto a resultados. El Botox®, el ácido hialurónico o los hilos tensores. Cada uno tiene una indicación específica y todos pueden ayudar a conseguir resultados acordes con lo esperado por cada paciente.

    TENGO LA VITAMINA D POR LOS SUELOS. Una controversia actual en el mundo médico son los niveles en sangre de vitamina D y vemos como esta carencia hace que muchos pacientes crean que deben tomar el sol sin protección para obtenerla. Por otro lado, el cáncer de piel es el único que sigue aumentando en las estadísticas año tras año ¿qué elegimos: prevenir la osteoporosis o el cáncer?

    LA LEGISLACIÓN EN COSMÉTICA. Esta es la clave de algunos problemas actuales. El nivel de exigencia legal que se aplica para poder publicitar la eficacia de un cosmético o un remedio natural homeopático no es el mismo que el de los medicamentos. Por ello, un cosmético puede prometer resultados espectaculares con letras grandes en prensa y televisión sin haberlos demostrado mediante un ensayo clínico controlado previo.

    En este blog que empieza hoy, vamos a intentar aclarar todos estos mitos así como otras dudas muy frecuentes sobre todos los aspectos del cuidado de la piel, tanto médicos como quirúrgicos y estéticos.

Buscador de Pregunta y tu dermatólogo responde
Sobre este blog

En este blog sobre dermatología vamos a intentar aclarar desde el rigor científico temas de actualidad en dermatología que interesan a nuestros pacientes. Se abordarán problemas y dudas frecuentes que se nos presentan en consulta en el día a día, con un lenguaje sencillo para todos.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.