Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de los residentes de Psicología de la FJD

El efecto espectador en situaciones de emergencia

Todos somos capaces de reconocer una escena de emergencia en la vía pública, no sólo por las ambulancias y policía que hay en la calle, sino por la cantidad de gente que se aglutina alrededor del suceso. Esta expectación se produce no sólo cuando la víctima ya está siendo atendida, sino también cuando todavía necesita ayuda; sin embargo, se observa el fenómeno de que a las personas nos cuesta prestar auxilio.

202009 18 El efecto espectador en situaciones de emergenciaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto202009 18 El efecto espectador en situaciones de emergencia

Desde la psicología social, los autores Bibb Latané y John Darley, en 1970 estudiaron esta ausencia de ayuda en situaciones sociales, a la que llamaron el efecto espectador, que consiste en que cuanto mayor es el número de personas que presencia una situación de emergencia, menor es la probabilidad de recibir auxilio. Por lo que es más probable ser socorrido si hay una sola persona que si hay varias.

Este fenómeno se empezó a estudiar en los años 60 a raíz de casos de espectadores pasivos ante crímenes en los que era posible conseguir ayuda, como ocurrió en el asesinato de Kitty Genovese, una mujer de 28 años, en Nueva York.

El 13 de marzo de 1964, un hombre persiguió a Kitty GenoveseEste enlace se abrirá en una ventana nueva y la apuñaló en la espalda. Kitty pidió ayuda, pero sólo una persona gritó que la dejara en paz. El ladrón huyó, pero volvió diez minutos después para continuar agrediéndola, robarla y abusar sexualmente de ella. Este ataque duró en torno a 30 minutos y ocurrió ante al menos 38 personas, quienes a pesar de escuchar los gritos de la víctima no acudieron a socorrerla. ¿Por qué nadie se acercó a ayudar a Kitty? La respuesta está en el efecto espectador.

Darley y Latané publican en el Journal of Personality and Social Psychology una investigación titulada "La intervención de los espectadores en emergencias: la difusión de la responsabilidadEste enlace se abrirá en una ventana nueva", donde concluyen que:

  • Cuando sólo estaba presente un espectador y la víctima, el 85% de las personas respondió a la situación de emergencia.
  • Cuando estaban involucradas dos personas y la víctima, el 62% respondió.
  • Mientras que cuando el experimento involucraba a tres o más individuos, sólo el 31% de las personas buscó ayuda para atender a la víctima.

La explicación a este efecto incluye diferentes elementos:

  • Ignorancia pluralista: aparece cuando casi todos los miembros de un grupo rechazan en lo privado una idea, pero creen que el resto de los miembros la aceptan ("Si nadie ha hecho nada, es que realmente no pasa nada, aunque yo crea que es una emergencia").
  • Difusión de la responsabilidad entre todos los espectadores ("Somos muchos ya habrá llamado alguien a la policía", "Si nadie hace nada, ¿por qué lo tengo que hacer yo?).
  • La ambigüedad de la situación: la situación no permite identificar de forma clara si es una emergencia o no.
  • La aprensión a la evaluación: miedo a que el resto de los espectadores juzguen si nuestra intervención está siendo acertada.

Este efecto no se produce sólo en víctimas de agresiones físicas o emergencias médicas en lugares públicos, también es posible vivirlo en situaciones sociales. En la prensa aparece con cierta frecuencia casos en los que alguien es atacado verbalmente o acosado y nadie hace o dice nada para defender a la víctima.

202009 18 El efecto espectador en situaciones de emergencia 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto202009 18 El efecto espectador en situaciones de emergencia 2

¿Cómo evitarlo?

Cuando somos el espectador:

  • Debemos ser capaces de identificar la situación como irregular, violenta o de emergencia.
  • Gestionar la confusión y el miedo.
  • Utilizar la empatía, entender que todas las personas son dignas de ayuda y que cualquiera podríamos estar en una situación similar y necesitar auxilio.
  • Ser consciente de que se puede ayudar, aunque no tengamos conocimientos médicos, siempre se puede llamar a una ambulancia o a la policía.

Cuando somos la víctima:

  • No esperar de forma pasiva que alguien que está presenciando la emergencia preste ayuda de forma espontánea.
  • Dirigirse a una persona en concreto, realizar contacto visual y explicitar nuestra necesidad: "Disculpe, el señor de la camisa blanca, necesito que me ayude…"
  • En caso de que se negara a brindar su ayuda, solicitarla a otra persona, también de manera concreta.

"La empatía reside en la habilidad de estar presente sin opinión"

M. Rosemberg


Adela Sánchez-Escribano Martínez

Residente de Psicología Clínica

Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de Psicología y salud
Sobre este blog

Hábitos beneficiosos para nuestra salud mental y bienestar psicológico. Educación sobre nuestras emociones y pensamientos. Consejos para promover el bienestar psicológico...

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.