Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog del doctor José Mª Borro, cirujano torácico de Hospital Quirónsalud Valencia

Cómo afecta el tabaco a nuestra salud


Tabaco y salud

Frecuentemente confiamos en que los avances cientificos sean la forma más adecuada de proporcionar curación a la mayor parte de nuestras enfermedades; sin embargo, la mejor manera de disminuir la principales causas de mortalidad es la dehabituación tabáquica.

La enfermedad coronaria, el cáncer de pulmón, las dolencias cerebrovasculares y la broncopatía crónica obstructiva ocupan un puesto preferente en el macabro ranking de mortalidad; están altamente relacionadas con el consumo de tabaco y científicamente probado con estudios epidemiológicos y observacionales.

La OMS considera el tabaquismo como drogodependencia, pero uno de los problemas relacionados con el hábito tabáquico respecto a otras drogas es el largo periodo de tiempo que transcurre entre el hábito y el desarrollo de enfermedades dependientes del mismo, que frecuentemente es superior a 20 años en los que el individuo se encuentra esencialmente bien.

Tan importante como reconocer que el tabaco favorece el desarrollo de múltiples enfermedades es saber que la cesación del hábito tabaquico disminuye progresivamente el riesgo de padecer cáncer de pulmón o enfermedad coronaria y detiene habitualmente el deterioro progresivo de la bronquitis crónica.

La gente que fuma vive menos, pero quizás más importante que vivir para muchas personas es la calidad de vida. Es evidente que la deshabituación tabáquica conduce a corto plazo a una evidente mejoría en la calidad de vida, que se traduce en grandes cosas, como son la disminución de la probabilidad de padecer enfermedades o la mejora de la capacidad de esfuerzo que nos permite subir escaleras, hacer algún deporte o progresar en el mismo, oler, disfrutar del sabor de la comida, notar la piel más suave, hacer desaparecer esa tonalidad amarilla de nuestros dientes o uñas, por no hablar de la tranquilidad con que uno puede ver una película, una obra de teatro, una ópera o, incluso, viajar en avión sin la tensión de estar esperando el final para contrarrestar los efectos de la dependencia.

No es difícil dejar de fumar cuando existe una motivación médica o el paciente se siente claramente mal; pero no hay duda de que ese momento es tarde ya en la mayor parte de los casos, porque frecuentemente entonces el daño, aunque no siempre sea definitivo, está hecho. Hay que recordar que cuanto antes dejemos de fumar más fácil será recuperar completamente la situación respiratoria correspondiente a nuestra edad.

Por otra parte, no debiera ser la enfermedad la única motivación para dejar el tabaco. El embarazo y los hijos debieran ser la primera motivación en el tiempo, ya que estos eventos suelen ocurrir en una etapa de la vida, entre los 20 y 40 años, en los que es posible recuperar el daño producido al organismo. Está probado estadísticamente que el tabaco provoca menor peso en los recién nacidos (por cierto, no sirven los ejemplos de que yo fumaba y mi hijo pesó 4 kg al nacer, pues la estadística sirve para eso, para conocer lo que nos pasa a todos en conjunto y no únicamente lo que me sucedió a mií o a mi vecina), pero no existen estudios sobre la implicación del tabaco en otros aspectos del desarrollo, como puede ser la inteligencia, los reflejos, etc. ¿Podrá el tabaco influir en el futuro desarrollo de mis hijos? No lo sabemos, pero quizás no merezca la pena someter a nuestro futuro hijo a ese riesgo. No pensemos que esta motivación es solo para las mujeres, ya que el embarazo debe vivirse en pareja y desde la posibilidad de ser fumadora pasiva hasta la dificultad de dejar de fumar cuando tu pareja lo hace aconsejan que ambos aprovechen este momento para conseguir la motivación suficiente para abandonar el hábito tabáquico.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de A pleno pulmón
Sobre este blog

En este espacio queremos acercar a nuestros pacientes los avances más significativos en cirugía torácica, así como todos los trastornos y patologías que pueden ser tratados gracias a las diferentes técnicas, además de poder solventar todas vuestras dudas

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.