Quirónsalud

Saltar al contenido

Servicio de Odontología. Hospital Quirónsalud Alicante,Torrevieja, Murcia y Valencia

  • Consecuencias de un traumatismo facial y su tratamiento

    Texto elaborado por la Unidad Integral Avanzada de Odontología y Cirugía Maxilofacial de Valencia.Este enlace se abrirá en una ventana nueva


    Se consideran traumatismos faciales todos aquellos que ocurren y afectan a las estructuras de la cara y la boca, ya sea a nivel óseo o de los tejidos blandos.


    Los traumas faciales pueden dividirse en varias categorías: los traumas de los tejidos blandos incluyen moratones, abrasiones y excoriaciones, lesiones causadas por instrumentos cortantes y contusiones con desgarro y heridas con pérdida de sustancia.


    Por otra parte, se pueden encontrar los traumas del esqueleto facial, que incluyen fracturas de la mandíbula, del hueso maxilar, el pómulo y la órbita.



    Síntomas de una traumatismo facial 


    Como se comentaba los traumatismos faciales se pueden diferenciar en dos tipos, por lo que los síntomas pueden ser de diferente índole según el tipo que se de en el paciente.

    Sin embargo, los síntomas más comunes de un trauma facial:


    • Falta de dientes.
    • Visión doble.
    • Alteración de la sensibilidad del rostro.
    • Irregularidad o deformidad o de los huesos faciales.
    • Dificultad para respirar a través de la nariz debido a sangrado y/o hinchazón.
    • Problemas de visión causados por inflamación en la zona alrededor de los ojos.


    Causas de un traumatismo facial

    Las causas más comunes de traumas faciales en pacientes son:

    • Accidentes de tráfico, deportivos o domésticos.
    • Heridas penetrantes.
    • A raíz de agresiones físicas. 

    Complicaciones de un traumatismo facial

    Generalmente, los pacientes con trauma facial se recuperan completamente tras el tratamiento.


    Dependiendo de la gravedad del trauma, puede que el aspecto anterior al trauma no se recupere por completo.


    En los graves, puede ser que el especialista maxilofacial vea necesario recurrir a una cirugía adicional después de los primeros 6-12 meses.


    Las posibles complicaciones de un trauma facial son:


    • Sensación de debilidad o entumecimiento
    • Irregularidades en el rostro
    • Infecciones
    • Hemorragias
    • Daños en el sistema nervioso o en el cerebro
    • Visión doble o pérdida de la visión


    Consecuencias de un traumatismo facial



    Los traumatismos faciales pueden alterar funciones importantes localizadas en los órganos de los sentidos de la cara, entre estos podemos mencionar:


    • Alteraciones visuales, en el caso de los que afectan a las órbitas y área ocular.
    • Alteraciones del olfato, en los traumatismos nasales y centrofaciales.

    Además, cuando se ven implicados el maxilar o la mandíbula, es frecuente la aparición de maloclusión (alteración de la forma de morder), lesiones o pérdidas dentarias y deformidad en el contorno mandibular, con la consiguiente alteración para la deglución y la masticación.


    Si las fracturas afectan a las articulaciones temporomandibulares (ATM)Este enlace se abrirá en una ventana nueva existen también limitación de la apertura y el movimiento mandibular.


    Por último, pueden aparecer también alteraciones de la sensibilidad o el movimiento de la cara por afectación de los nervios faciales.




    Diagnóstico de un traumatismo facial


    Para el correcto diagnóstico del tipo y afectación de traumatismo es necesaria una evaluación clínica exhaustiva y la realización de pruebas radiológicas específicas (Ortopantomografía, CBCT, Tac facial…). Esto permitirá elaborar un correcto plan de tratamiento.


    ¿Qué especialista trata los traumatismos faciales?


    El especialista que te ayudará a recuperarte tras sufrir un trauma facial es el cirujano plástico o maxilofacial.

    En Quirónsalud contamos con una Unidad Integral Avanzada de Odontología y Cirugía Maxilofacial Este enlace se abrirá en una ventana nuevacompuesta por un equipo de especialistas maxilofaciales.


    El especialista cualificado para el tratamiento de los traumas faciales es el Cirujano Maxilofacial,Este enlace se abrirá en una ventana nueva que decide cómo y de qué forma tratar cada problema.


    Inicialmente en Urgencias Este enlace se abrirá en una ventana nuevase realiza la estabilización del paciente, el tratamiento primero de heridas y lesiones de tejidos blandos y la evaluación clínica y radiológica.


    Con posterioridad se decide cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso. En los casos de traumatismos muy graves, que pueden asociar lesiones en otras áreas (cráneo Torax, abdomen…) puede ser necesario el ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).


    Tratamiento de las lesiones en la cara


    En algunos casos el tratamiento será quirúrgico, reponiendo los huesos faciales correctamente y fijándolos con placas especiales (miniplacas). En otros casos puede ser suficiente una inmovilización de los maxilares mediante bloqueo con gomas para dejar que la fractura cure por sí sola.


    El abordaje quirúrgico de los huesos faciales se realiza mediante incisiones estéticas o por dentro de la boca, para minimizar las cicatrices.

    En muchos casos con un tratamiento es suficiente. Sin embargo en los casos de traumatismos extensos y graves pueden quedar secuelas como deformidad facial, alteraciones de la visión, disfunción articular o pérdidas dentarias graves, que precisarán cirugías correctoras posteriores con reconstrucción de las partes afectadas, así como la colaboración interdisciplinar con otros especialistas (oftalmólogos, otorrinos, odontólogos…).

    El objetivo final es conseguir una restauración funcional y estética lo más completa posible.


    Solicita más información en el servicio de Odontología y Cirugía Maxilofacial Avanzada Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva







  • Quistes maxilares y su solución

    La salud de nuestra boca es algo fundamental para nuestro día a día, por ello es importante su cuidado y ponerse en manos de profesionales que cuiden tu salud. Los quistes maxilaresEste enlace se abrirá en una ventana nueva son alteraciones frecuentes, generalmente de origen benigno.

    quistes mandibularesquistes mandibulares

    ¿Qué es un quiste maxilar?

    Un quiste maxilar es una lesión benigna, con forma de bolsa o saco, bien circunscrita y estÁ recubierta por un epitelio. Estas lesiones pueden destruir el hueso y provocar movimiento dentario. Su contenido es generalmente líquido.

    Cómo detectar un quiste dental

    Una de las grandes particularidades de un quiste oral es que no duele y por eso en muchas ocasiones pasa desapercibido para el paciente.

    Generalmente es necesario realizar una radiografía para diagnosticar esta patología que se manifiesta a través de una zona oscura en el hueso. En el caso de que estemos ante un quiste de gran tamaño, suele producirse unos o más de esos signos: un abombamiento de la estructura ósea, una infección de la misma, movilidad en los dientes y hasta una fractura patológica de la mandíbula en los casos de quistes gigantes.

    Causa de los quistes orales

    Aunque existen una gran cantidad de causas posibles la gran mayoría son de origen dentario, por infección crónica de un diente.

    Un número mucho menor puede tener otras causas, como los de origen odontogénico formados a partir del epitelio del folículo dentario («germen») de dientes incluidos o ya erupcionados. Puede suceder, aunque es muy infrecuente, que los quistes óseos o mandibulares se malignicen.

    Síntomas de los quistes en la boca

    Como hemos dicho, entre los síntomas que podemos encontrar de estos quistes están: abombamiento de la estructura ósea, una infección de la misma, movilidad en los dientes y hasta una fractura patológica de la mandíbula en los casos de quistes gigantes.

    Tratamiento de los quistes maxilares

    El tratamiento puede variar según el origen del quiste. En el caso de que se haya originado por infección dentaria crónica, la endodoncia Este enlace se abrirá en una ventana nueva(o sea, la retirada del material infectado del interior del diente) puede en ocasiones solucionar los problemas sobre los quistes óseos o mandibulares. En caso contrario habría que acudir a la cirugía para extirpar el quiste.

    En el caso de los quistes odontogénicos o de otros orígenes, el único y obligado tratamiento es el quirúrgico.

    Cómo prevenir los quistes

    Estas son las claves para reducir el riesgo de sufrir quistes maxilares.

    Mantén una buena salud bucodental

    En la mayoría de casos, los quistes tienen un origen dental. Consecuentemente, si nuestra salud bucodental es adecuada, limitaremos mucho la aparición de infecciones que puedan conducir a quistes.

    Extraer los cordales incluidos

    Eliminar los cordales incluidos no solo reduce la posibilidad de tener quistes maxilares. También disminuye el riesgo de caries, infecciones, deterioro de dientes y encías, apiñamiento dental, pérdida de hueso y tumores.

    Es importante conocer los síntomas

    El principio, este tipo de quistes no suele provocar dolor, aunque sí que puede presentar síntomas como movimiento dentario o la expansión de las corticales óseas. A medida que la infección se agudiza, el dolor y la inflamación serán mayores y podrán aparecer fístulas en la encía (canales por donde sale el pus de la infección).

    Acude al especialista

    Si detectas uno de los síntomas anteriores o crees que puedes haber desarrollado un quiste, la mejor solución es que un profesional haga un diagnóstico. Como en tantos casos, una detección temprana facilitará el tratamiento y evitará las complicaciones.

    Diagnóstico exhaustivo

    Si ya tienes un quiste maxilar, un diagnóstico detallado no es solo necesario para su eliminación, también lo es para evitar futuras proliferaciones. Conocer la causa y detalles del quiste actual nos permitirá evitar quistes futuros.

    ¿Cómo es el postoperatorio para quitar un quiste maxilar?

    Es un procedimiento indoloro, pero que suele provocar un pequeño edema en el postoperatorio. La intensidad del mismo dependerá en gran medida del tipo y tamaño del quiste operado.

    Como en cualquier intervención en la zona buco facial, la higiene es fundamental, debido a que las bacterias proliferan y mantener la suciedad a raya es fundamental para prevenir infecciones de la zona intervenida. Por ello, es importante que el paciente siga las indicaciones del especialista, así como la asistencia al control postoperatorio, para descartar infecciones y verificar que la recuperación se esté logrando satisfactoriamente.

    En los casos en los que por el tamaño del quiste el dentista no haya podido salvar los dientes del paciente, una vez se haya esperado varios meses para que la zona regenere y se forme hueso, podrán colocarse implantes dentales para sustituir los dientes perdidos.

    ¿Los quistes maxilares están relacionados con algún tipo de cáncer?

    Los tumores y quistes de la mandíbula, en ocasiones denominados tumores y quistes odontogénicos, pueden variar mucho en tamaño y gravedad.

    Por lo general, estos crecimientos no son cancerosos (benignos), pero pueden ser agresivos e invadir los huesos y tejidos circundantes, y desplazarse a los dientes.

    En muy pocas ocasiones estos quistes pueden ser malignos.

    En los centros de Quirónsalud contamos con un equipo de odontólogos que tratan y previenen este tipo de quistes orales.

    Texto elaborado por el doctor Héctor TafallaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, jefe de laUnidad Dental de Quirónsalud AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva




Buscador de La salud comienza en tu boca
Sobre este blog

Blog de salud bucodental elaborado por especialistas de los hospitales de Alicante, Murcia, Torrevieja y Valencia.

Perfil profesional
Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.