Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Mª Jesús García-Dihinx. Cirugía Plástica y Reparadora. Hospital de Día Quirónsalud Zaragoza

  • Sensibilidad en el pecho después de una cirugía plástica

    La sensibilidad del pecho después de la cirugía es uno de los temas centrales a tratar durante la consulta con el profesional que hará la intervención, ya que es una de las mayores preocupaciones que tienen los pacientes que deciden realizar un aumento de pecho.

    dolor mamasUna de los mitos que se extiende alrededor de la mamoplastia de aumento es la pérdida de sensibilidad en la zona. Si bien es importante aclarar que las primeras semanas los pacientes notan falta de sensibilidad en la región, es algo absolutamente normal y con el transcurso del tiempo se recupera el sentido del tacto sin ninguna dificultad.

    En este sentido, es importante aclarar que durante la intervención quirúrgica se producen alteraciones en las terminaciones nerviosas del tejido, por lo tanto, algunas ramas sensitivas se ven afectadas debido a la incisión qué efectúa el cirujano plástico durante la operación.
    Luego de un tiempo de efectuada la cirugía el paciente recupera la sensibilidad debido a que las terminaciones nerviosas de las ramas sensitivas se regeneran con absoluta normalidad. En este período también se pueden sentir calambres y pinchazos, pero es parte de una recuperación normal de las diferentes lesiones que sufrió el tejido durante la intervención quirúrgica.

    Asimismo, la pérdida de sensibilidad afecta diferentes áreas que corresponden a la vía de acceso para el implante seleccionada. Justamente, cuando la vía de acceso elegida es el borde de la areola el riesgo es menor que cuando se realiza en la areola-pezón. Sin embargo, cuando se opta por la vía axilar la pérdida de sensibilidad se da en el brazo, la cual es absolutamente temporaria.

    De este modo, hablar con el profesional que va a realizar la cirugía estética es de crucial importancia para que el paciente pueda evaluar los pros y los contras que tendrá y sobre todo los cuidados que deberá tener durante el postoperatorio.

    Sin embargo, si bien la pérdida de sensibilidad es poco frecuente puede ocurrir, ya que cada paciente es absolutamente distinto, por lo cual, las cirugías se plantean de forma absolutamente individualizada.

    Tener el pecho que siempre se soñó es posible y si se somete a una cirugía con profesionales de renombre no se corre el riesgo de poner en juego la salud. Precisamente, una cirugía estética es una intervención quirúrgica que debe llevarse a cabo con absoluta responsabilidad y con conocimiento, para que la calidad de vida del paciente no se vea afectada en lo más mínimo.

  • ¿Es usted una buena candidata para la reducción de mama?

    reduccionLa reducción de pecho es una intervención quirúrgica que sirve para reducir el tamaño del pecho de las pacientes la que, en la mayoría de casos, tiene un volumen excesivo con relación al cuerpo. Normalmente, esta operación es solicitada por mujeres descontentas con el tamaño de su pecho, que pueden padecer problemas médicos como dolores de espalda y cuello, problemas de respiración o deformidades en el esqueleto, además, también se realiza en hombres que sufren de ginecomastia (tejido mamario super desarrollado). Con esta técnica se elimina el tejido graso, tejido mamario y piel y se eleva la posición de las mamas. El tamaño de la aureola también puede ser reducido si este es excesivamente grande. La finalidad de esta intervención es proporcionar unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

    ¿Quién es buen candidato?

    Como os hemos comentado anteriormente, más que por motivos estéticos, la mayoría de la gente acude a este tipo de cirugía por problemas físicos. En la mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque también puede realizarse antes si estos problemas físicos son muy importantes. Este procedimiento no está recomendado en mujeres que quieran dar el pecho después del embarazo.

    Los motivos más frecuentes por los que una mujer se somete a esta intervención de reducción son:

    • Dolores en la parte superior de la espalda, en el cuello o los hombros.
    • Erupciones recurrentes debajo de las mamas.
    • Problemas nerviosos crónicos causados por la mala postura, que ocasionan entumecimiento u hormigueo en brazos y manos.
    • Estrías en los senos.
    • Problemas respiratorios.
    • Infecciones recurrentes de quistes mamarios.

    Además, las mamas no son únicamente una fuente de alimento. También son un rasgo distintivo de la sexualidad humana y por ello, puede suponer una gran carga emocional para aquellas mujeres que tienen senos grandes, especialmente para las más jóvenes. Por ello existen varias motivaciones psicológicas que llevan a las mujeres a una intervención de reducción:

    • Atención indeseada que la hace sentirse avergonzada.
    • Limitaciones para poder realizar deportes al aire libre.
    • Traumas derivados de su sexualidad.

    La mejor solución para saber si eres un buen candidato para una reducción de pecho es consultar con un cirujano, el cual evaluará el tamaño y la forma de las mamas y el estado general de salud. Se explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y forma que tendrán las mamas después de la operación y todos los procedimientos que sean mejores para ti. También le explicará que tipo de anestesia se utilizará y la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía. Alguna de la información que debes decirle a tu cirujano es si eres fumador o no, el número de embarazos previos y si está en tu mente volver a quedarte embarazada o dar de mamar.

  • La relación entre la cirugía plástica y la Navidad

    cirugía navidad

    Se acerca un nuevo año, y ese siempre es un momento muy elegido para señalarlo como fecha de inicio de algo. Es cuando la gente se propone hacer deporte, comer sano o empezar alguna actividad que le sea interesante. Es cuando se hacen un mayor número de promesas sobre el futuro y sobre uno mismo. Y uno de los terrenos o de los ámbitos en los que más se nota es en el estético y corporal. Y es que en estas fechas es cuando más aumentan las operaciones de cirugía estética.

    Los datos así lo demuestran. Un nuevo año es también un momento para tener un nuevo cuerpo, una nueva cara, una nueva forma de ser. Tiene sentido, ya que así se consigue fijar una fecha para este proceso y, a la vez, darle un sentido de renovación. De ahí que en la actualidad sea tan común. Lo cierto es que es una fecha como cualquier otra e, incluso, si se piensa adecuadamente, tiene bastantes ventajas. Para empezar, coinciden vacaciones, por lo que la recuperación tras el procedimiento será bastante más sencilla y fácil de llevar a cabo. Por otro lado, al ser un ambiente frío, se facilita que el proceso se recupere mejor, ya que el calor no suele ayudar. Sin embargo, como decíamos, es más por un momento psicológico que por otra cosa.

    Ahora bien, cabría pensar en la clase de operaciones que son las más comunes durante estas fechas.

    Operaciones quirúrgicas

    • Liposucción. La grasa siempre es un elemento que anula la estética y la belleza de muchos cuerpos. Por eso, este método es tan empleado como forma de eliminarla. En los hombres suele estar en el cinturón abdominal, y en las mujeres en las piernas, aunque no siempre tiene que ser así. Esta sencilla operación puede resolver el problema.
    • Lifting. Los signos de la edad se pueden notar en la piel, especialmente en la de la cara. Esta pierde la elasticidad, ya que se van rompiendo las relaciones entre las diferentes células del cutis. Por eso, esta técnica de estiramiento es tan solicitada, ya que permite recuperar una piel joven y con buen aspecto.
    • Después del embarazo. Tras un proceso así, el cuerpo de la mujer cambia muy significativamente en muchos aspectos. Por eso, existen procedimientos quirúrgicos que permiten devolverle al cuerpo su estado original. Se trata de técnicas específicas para todas aquellas mujeres que acaban de ser madres.

    Procedimientos no quirúrgicos

    No todo pasa por quirófano. Aquí estarían algunos de los tratamientos más solicitados.

    • Bótox, uno de los procedimientos más conocidos de la cirugía plástica, y que destaca por su gran efectividad. Devuelve la tensión al rostro, reafirma y corrige. Son implantes que se pueden poner en diferentes partes y que ayudan a modificar la forma y el tono del cuerpo, consiguiendo excelentes resultados.
    • Rellenos. O, en inglés, fillers, también muy parecidos a la anterior técnica. Consiste en inyectar sustancias naturales bajo la piel en zonas como la cara, por ejemplo, para conseguir modificarla. Lo que se busca es corregir y camuflar los molestos y feos signos de la edad, ocultando las arrugas y devolviéndole a la piel su estado natural. Es una técnica muy socorrida en personas de ambos sexos y de todas las edades. La diferencia es que sus efectos no son tan duraderos como los del bótox.

    En conclusión, la cirugía estética significa empezar algo nuevo. Cambiar lo que no nos gusta y reemplazarlo por otro tipo de elementos. Como la Navidad. Por eso, en esta época del año tanta gente se anima a hacer realidad sus sueños y realizar un cambio estético a su cuerpo. Año nuevo, cuerpo nuevo.

  • La importancia de someterse a una rinoplastia

    RinoplastiaEn ocasiones, muchas personas se plantean el hecho de someterse a una rinoplastia. A veces resulta difícil tomar la decisión por el temor a los riesgos de un procedimiento quirúrgico. Pero los beneficios de quienes apuestan por ello no se hacen esperar.

    Son muchas las causas por las que un paciente se opera la nariz. Muchos quieren verse estéticamente mejor, con unos rasgos más simétricos. En otras ocasiones, existen problemas respiratorios que solo una rinoplastia puede corregir. Pero hay casos extraordinarios, derivados de accidentes de la vida diaria, que a veces pueden causar graves daños en el rostro, y solo una operación estética es capaz de devolvernos el aspecto que nos es propio.

    Los beneficios de una operación de nariz

    Lo primero es saber elegir los profesionales adecuados que han de realizar dicha intervención quirúrgica. Una vez puestos en buenas manos, es imprescindible tener clara la decisión que nos ha llevado a realizar esta operación.

    Principalmente, el motivo por el que alguien acaba decantándose por esta opción está en los beneficios que obtendrá tras el proceso. Entre otros, se encuentran los que van a suponer una mejora de la salud y confianza en uno mismo.

    Asimetrías congénitas

    Son muchos los pacientes que han sentido inseguridad al percibir que su rostro perdía simetría porque habían nacido con la nariz torcida o la sentían demasiado grande. Este sentimiento, que hace inseguras a varias personas, les imposibilita para mantener relaciones sociales.

    La rinoplastia consigue el efecto deseado en los que se someten a ella. No solo les da seguridad a sí mismos, sino que se sienten mejor en las relaciones sociales, proyectando a sus interlocutores una firmeza tal que les puede abrir fácilmente las puertas a más posibilidades, por ejemplo a una situación laboral exitosa.

    Problemas respiratorios

    Existen problemas respiratorios debido a la posición de las fosas nasales como la apnea del sueño. En muchas ocasiones, y por prescripción médica, se aconseja al paciente que se someta a una operación con el fin de corregir esto.

    Los resultados, en estos casos, suelen ser muy buenos, devolviendo a la persona un nivel de salud adecuado. Algunos pueden temer la intervención quirúrgica, pero tras los beneficios la satisfacción es plena.

    La recuperación tras un accidente

    Hay momentos inesperados que nos cambian por completo, y no solo por su impacto psicológico sino también por su repercusión en nuestra apariencia física. La vida de las personas puede verse limitada a raíz de un accidente.

    Los accidentes de tráfico son los mayores culpables de deformidades en el rostro. Son muchas las personas que deciden someterse a una rinoplastia para recuperar su aspecto anterior y así pasar página de tan traumático recuerdo.

    Después de la operación, se ha demostrado que muchos accidentados han podido superar ciertas secuelas psicológicas típicas de un accidente de tráfico.

    Los beneficios tras una rinoplastia son numerosos. Aunque muchas veces el miedo de tener que entrar en un quirófano sea muy intenso, y se pueda pensar que la recuperación va a ser muy larga, el fin y los resultados terminan de convencernos de que merece la pena.

  • ¿Puedo amamantar después del aumento de senos?

    post amamantarSi te has sometido a una operación de aumento de pecho y te gustaría saber si puedes dar el pecho a tu bebé, este post te interesará. Aquí se explican todos los detalles, tanto si te has sometido a un aumento de pecho como de reducción del mismo.

    Es importante desmentir falsos mitos sobre este tema ya que se utiliza mucho tiempo y dinero para mejorar el aspecto y, para una mujer, es muy importante poder alimentar a su bebé de la forma más natural posible.

    ¿Si me he realizado una intervención, podré amamantar a mi bebé?

    Partimos de la base de que, por supuesto, una mujer con implantes de silicona podrá amamantar a su bebé. Quizás hace muchos años era algo impensable, sin embargo, con las técnicas que en la actualidad se utilizan no afectan al tejido glandular, con lo que es posible generar leche para el bebé. Actualmente las prótesis se insertan detrás del músculo del pecho y la cicatriz bajo de la mama, por ello, el pezón no sufre apenas alteración.
    Es cierto que algunas prótesis se insertan por la areola, justo detrás de la glándula mamaria. Este tipo de operación tampoco impide la lactancia, aunque sí es cierto que pueden producir algún tipo de inconveniente.
    Simplemente hay que llevar una serie de cuidados si así es el tipo de operación que la mujer se ha realizado, prestando especial atención a que el bebé nunca deje el pecho vacío, se deben dar más tomas y en el primer síntoma de inflamación, acudir al médico.

    ¿Puede perjudicar al bebé? ¿Se deformará el pecho?

    Por supuesto que no, de hecho, no existe ningún estudio que avale esa teoría de que la silicona de las prótesis pueda dañar al bebé, ni siquiera se transmitirse por la leche. Este es uno de los falsos mitos de los que hablábamos al inicio del post.
    Es cierto que los pechos con el paso de la edad suelen tender a la decadencia, flacidez y estrías y más, después de los embarazos. Pero eso no es directamente proporcional a si se tiene una prótesis o no, es decir, que no suelen deformarse los pechos por ello.

    ¿Cuánto tiempo hay que esperar para quedarte embarazada si te has hecho un implante? ¿Y después de dar a luz?

    En el embarazo una mujer experimenta muchos cambios hormonales, así como un aumento de pecho y distensión de todos los tejidos de los pechos. Se produce mucha retención de líquidos y la vascularización es mayor. Por ello, si hace poco que se ha realizado la intervención de aumento de pecho es mejor esperar un año aproximadamente para que todos los tejidos cicatricen bien y las prótesis se adapten al cuerpo.
    Si por el contrario, te gustaría realizarte una intervención de aumento de pecho y acabas de dar a luz, tus hormonas están igual de alteradas, por ello es recomendable esperar seis meses si no das el pecho y, si amamantas a tu bebé, también seis meses a partir de que tu bebé deje de alimentarse.

    ¿Y si la intervención ha sido de reducción de pecho?

    En este tipo de operación las circunstancias cambian, ya que se elimina tejido mamario y los conductos por los que tiene que pasar la leche quedan interrumpidos. A veces resulta inviable poder amamantar después de este tipo de operación.
    Aun así, dependerá del tipo de intervención y de la técnica que se utilice, por lo que no es una ciencia exacta y si te has sometido a este tipo de operación o quieres hacerlo, es recomendable que conozcas todo de primera mano para luego tomar una decisión u otra con respecto a la lactancia.

24 resultados
Páginas: 1 2 3 4 5 Página siguiente
Buscador de Tendencia estética
Sobre este blog

En el blog la Doctora García-Dihinx además de hablar de las técnicas más innovadoras y últimos avances medico estéticos, queremos ofrecer consejos y respuestas a aquellos pacientes que están interesados en realizarse algún tratamiento de cirugía plástica y cirugía estética

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.