Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Mª Jesús García-Dihinx. Cirugía Plástica y Reparadora. Hospital de Día Quirónsalud Zaragoza

  • Prepararse para Cirugía Mamaria

    blogblogYa has decidido someterte a una cirugía mamaria, pero ¿estás suficientemente preparada, física y mentalmente, para todo lo que conlleva? Y no se trata sólo de la operación, también hay que contar con los días inmediatamente posteriores.
    Es necesario conocer y estar conforme con los pasos necesarios que conlleva esta cirugía, de este modo podrás también prever y preparar hasta el detalle todo lo necesario de manera que tu experiencia sea la mejor posible y estés segura de estar tomando la decisión adecuada.


    Preparación remota:

    • Realizar una mamografía: hacerse una mamografía básica es una decisión conveniente antes de someterse a un aumento de pecho o a cirugía de reconstrucción, puesto que los implantes pueden suponer un problema a la hora de detectar posteriormente la existencia de cáncer de mama (especialmente si el implante se sitúa sobre el músculo). Asegúrate de que el técnico que la realiza conozca tu intención de someterte a cirugía mamaria para que realice todas las imágenes necesarias.
    • Evita fumar: los efectos perjudiciales del tabaco sobre la cantidad de oxígeno en sangre (y su influencia en el corazón y otros órganos vitales, causando, por ejemplo, infartos) hacen que en el caso de cirugías programadas el paciente deba dejar de fumar entre 6 y 8 semanas antes. Dejar de fumar disminuye los índices de monóxido de carbono en sangre y mejora la saturación de oxígeno en sangre. De este modo se pueden minimizar posibles complicaciones.
    • Examina las razones por las que vas a someterte a la cirugía. No son motivos suficientes las presiones de tu novio, marido o pareja, o el que los demás serán más felices con ello. La única razón posible es hacerlo por ti misma: ten expectativas realistas sobre cuánto va a mejorar tu carrera, relaciones, éxitos… Lo único que te tiene que importar es la percepción que tienes de ti misma y tu confianza.

    Preparación inmediata:

    • Ajuste de medicaciones: La cirugía interrumpirá, posiblemente, algunas medicaciones o exigirá reajustar otras para evitar complicaciones con la intervención. Avisa a tu médico y que tome las decisiones pertinentes.
    • De vísperas: no es conveniente beber o comer nada desde la medianoche del día previo a la cirugía. Así se evitan complicaciones con la anestesia, vómitos, reflujos, obstrucción de vías, etc.
    • Prepara el medio de transporte, y otras circunstancias: Tras la cirugía necesitarás tener previsto quién te llevará a casa, o si tienes hijos pequeños o mascotas, quién se va a hacer cargo de ellos, y cómo vas a resolver las pequeñas cuestiones domésticas. Ten en cuenta que durante unos días no puedes levantar pesos, realizar movimientos o esfuerzos… Ten resuelto el tema de las comidas, limpieza… de tu casa.
    • Mantén limpia tu piel: el cirujano te aconsejará usar jabón antibacteriano antes y después de la cirugía, procura evitar el uso de lociones, perfumes, desodorante y otros productos de perfumería que supongan un riesgo de contaminación.
  • Cirugía estética masculina: qué quieren los hombres que desean mejorar su físico

    La belleza ya no es territorio exclusivo de las mujeres. Cada vez son más los hombres que se preocupan por su aspecto físico y los que acaban confiando en las manos de un profesional. El objetivo que persigue la cirugía estética masculina es que ellos también alcancen un equilibrio entre la belleza exterior y su faceta más íntima y personal.

    En la actualidad, son muchas las clínicas que han notado un considerable aumento de clientela masculina, pero todavía ellas son mayoría en los centros de cirugía estética (un 78 por ciento frente al 22 de los hombres). Existen estudios que demuestran que la tendencia está cambiando. Por citar tan solo uno de ellos, la SECPRE (Sociedad Catalana de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) ha calculado que en los últimos cinco años la demanda de cirugía estetica masculina ha crecido hasta un 25 por ciento.

    Los tratamientos más demandados por ellos

    El inevitable paso del tiempo hace estragos entre mujeres y hombres por igual, pero existen tratamientos especialmente demandados por los varones. Uno de ellos es la cirugía de párpados o blefaroplastia, que reduce tanto los pliegues efecto de la gravedad, como las bolsas que aparecen bajo los ojos. El tratamiento es relativamente rápido, se realiza con anestesia local y las cicatrices son mínimas.

    También sienten cierta preocupación por el aspecto de los tejidos de la cara y el cuello (piel, grasa y músculos), por lo que cada vez son más los que recurren al lifting para corregir la flacidez. Además de la edad, esta afección se ve agravada por el sol, el tabaquismo o el estrés. Se soluciona devolviendo la tensión en la piel y el sistema muscular, a la vez que se realizan lipoesculturas en las zonas con grasa localizada. La intervención dura entre dos o tres horas.

    Tener unas facciones equilibradas también son objetivos de la cirugía estética masculina. En este sentido es clave la rinoplastia, que soluciona desde la desviación del tabique nasal o la estructura de la punta de la nariz, hasta la reducción de su anchura o de la posible giba. Los hombres no suelen buscar una nariz más estilizada y aguda, sino una proporcionalidad en sus facciones. También es común la corrección de la mandíbula, especialmente para aumentarla y así dotar al paciente de un aspecto más masculino.

    La liposucción y la ginecomastia son también procedimientos muy demandados por ellos. Consisten en la reducción de la grasa localizada y, en el caso de los pechos de los hombres, también remodelar el tamaño y la forma del pezón y la aureola. Esta afección es común en adolescentes que han sufrido una desigualdad hormonal durante su crecimiento y también en adultos que han perdido tono muscular por el sedentarismo.

  • Por qué los pacientes recurren a la cirugía plástica

    estética y reparadoraestética y reparadoraAcudir a un cirujano plástico no debería de ser un problema para nadie, dejando a un lado la presión social, los complejos y la presión familiar que esto nos pueda generar. La cirugía plástica reparadora se ocupa de curar y corregir las enfermedades, malformaciones, traumatismos y problemas estéticos tanto adquiridos como contraídos a lo largo de nuestra vida. Reparaciones tras un cáncer o accidente, tumores, lunares, verrugas, quemaduras, etc., son los casos que más habitualmente trata la cirugía plástica reparadora. También debemos conocer otra rama de la cirugía plástica, la cirugía plástica y estética, donde el paciente busca obtener con ella una armonía facial y corporal general acorde con los cánones sociales de belleza.

    La apariencia externa es muy importante para cualquiera de nosotros y no debemos dudar, cuando sea necesario, en acudir al cirujano plástico. La cirugía plástica es un gran aliado para avanzar en nuestra vida y superar muchos obstáculos, tanto estéticos como psicológicos, por eso, cada vez más gente recurre a este sistema, siendo estos los casos más comunes por los que un paciente recurre a la cirugía plástica:

    • El paso del tiempo:

    Según vamos envejeciendo, muchas personas se resisten a este paso inexorable y tratan de vencerlo con métodos como cremas rejuvenecedoras y tratamientos varios, pero ninguno ofrece tantos recursos como la cirugía plástica y estética. Por eso se ha extendido tanto esta práctica, siendo una de las razones más comunes por las que un paciente acude a visitar un centro de estética y cirugía plástica ¿A quién no le gusta parecer más joven y que encima los demás se lo digan?

    • Cirugía reconstructiva:

    En estos casos la cirugía puede ayudar enormemente, ya que no sólo se convierte en un medio para mejorar nuestra figura o estética, sino que es un componente psicológico reparador esencial. Son las mujeres las que recurren más a esta cirugía tras padecer ciertas enfermedades como el cáncer de mama. También se recurre a ella como método reconstructor total o parcial de parte del cuerpo tras un accidente o por malformaciones físicas.

    • Cirugía plática estética:

    La sociedad competitiva en la que vivimos conduce a muchas personas a recurrir a este tipo de cirugía. El verse mejor ante la sociedad, buscar un físico que encaje con los cánones sociales establecidos, la moda y especialmente los patrones de belleza orientados a un determinado tipo de figura y cuerpo empujan a muchas personas a tomar esta decisión tan personal.

    Hay muchas más razones de especial relevancia por las que se recurre a la cirugía plástica, pero las que hemos comentado son las más comunes y recurrentes y que engloban la mayoría de los casos que nos podemos encontrar. Pero lo más importante de todo es que si se acuda a la cirugía, ya sea por estética o como medida reparadora, se haga sin miedo ni complejos, se elija bien el método apropiado y, ante todo, se sepa elegir bien el centro y el cirujano más adecuado, ya que esta es una decisión muy importante en nuestras vidas y así nos lo debemos plantear.

  • Cómo recuperarte cuanto antes de una cirugía plástica

    Después de una intervención de cirugía plástica, es muy normal que los pacientes quieran retomar cuanto antes sus vidas; además, seguramente estén deseando disfrutar los cambios realizados en su cuerpo. Pero es importante seguir ciertas recomendaciones si queremos reducir el tiempo de recuperación.

    Aquí presentamos 5 consejos fáciles de seguir para una recuperación rápida y satisfactoria:

    1. No aguantar el dolor

    Después de algunas operaciones es normal sentir dolor. Por eso el médico prescribe analgésicos que deben tomarse para reducirlo.

    Debemos tener en cuenta los efectos del dolor en el organismo. No solo es la incomodidad, sino el incremento de la presión arterial. Esto aumenta el riesgo de hematomas en la zona con el consiguiente retraso en la cicatrización.

    Es conveniente evitar medicamentos no prescritos, es decir, aquellas sustancias que no precisan receta médica pero que solemos tomar para el dolor. Estas pueden afectar a la coagulación y retrasar la curación.

    Hay que tener en cuenta que los analgésicos afectan a nuestro ritmo intestinal y podrían ocasionar estreñimiento.

    2. Moverse

    Los primeros días después de la intervención se necesita reposo. Pero después hay que moverse. Es recomendable dar un paseo corto de vez en cuando y salir a la calle a respirar.

    El movimiento ayuda a reducir muchos de los síntomas posoperatorios, como el estreñimiento o el dolor.

    3. Utilizar prendas de compresión

    Algunas operaciones precisan su uso para mejorar el aspecto de las cicatrices, haciéndolas más suaves y menos visibles.

    La compresión ayuda al cuerpo a reabsorber el edema y a reducir la inflamación y los hematomas. También mejora la retracción de la piel y ayuda en la prevención de arrugas y estrías.

    4. Evitar el deporte

    Muchos pacientes están deseando volver al gimnasio a entrenar cuanto antes. Pero es importante no poner en peligro la recuperación, por lo que la vuelta al deporte deberá realizarse de forma segura.

    Además del reposo de los dos primeros días, hay que tener en cuenta que el ejercicio físico intenso debería retrasarse al menos dos meses. según el tipo de intervención que se haya realizado.

    Hay varias razones para ello. El ejercicio intenso eleva la presión arterial y puede producir sangrados, así como aparición de hematomas que provocan inflamación en la zona.

    También existe el riesgo de que la herida quirúrgica se abra, con la consiguiente deformación de la cicatriz. Estas cicatrices suelen tener después peor aspecto.

    Es mejor esperar un poco más hasta estar completamente curado.

    5. Dejar de fumar

    Esta es una recomendación para todas las personas, pero especialmente para aquellas que se recuperan de una intervención quirúrgica.

    La nicotina hace que los vasos sanguíneos se compriman, con lo que no llega suficiente sangre a la zona de la herida. Si los tejidos no reciben bastante sangre no tendrán los nutrientes y el oxígeno necesarios para su regeneración.

    También es habitual que las personas que fuman presenten problemas de coagulación sanguínea, lo que aumenta el riesgo de sangrado.

    Esperamos que esta información le resulte de interés. Póngase en contacto con nosotros para resolver cualquier duda y recibir el consejo oportuno.

  • Cómo evitar la contractura capsular con prótesis de mama

    Tras una cirugía de prótesis mamaria la contractura capsular es uno de los problemas más comunes. Es por ello que suele ser una de las preocupaciones de mayor frecuencia en las pacientes que se someten a esta intervención estética.

    En Quirónsalud además de brindar una gran diversidad de tratamientos estéticos, nos dedicamos a informar a nuestros pacientes con métodos preventivos. De esta manera, múltiples condiciones o afecciones podrán evitarse. Por ello, hoy te contamos cómo evitar la contractura capsular con prótesis de mama.

    ¿De qué trata la contractura capsular?
    Antes de hablar de su prevención es necesario destacar que la contractura capsular es una complicación secundaria al implante de una prótesis mamaria. Esta intervención podría ser un aumento de pecho o mamario, elevación de pechos con implantes o la conocida mastopexia con la inclusión de dicho objeto.

    En otras palabras, consiste en la reacción del organismo frente al objeto extraño, es decir la prótesis, quien produce un tejido fibrótico con características duras alrededor del implante.

    Un buen ejemplo para esta reacción recae en una cáscara de huevo, una cobertura firme la cual provoca que la mama quede dura, deformada y que probablemente cause dolor.

    ¿Cuáles son las causas de la contractura capsular?
    Cuando se habla de las causas de la contractura capsular existen diversas teorías para explicar su origen. Pese a esta realidad, la razón más señalada recae en un problema multifactorial, en pocas palabras, se basa en diversas causas que en conjunto pueden ocasionar dicha contractura.

    Para hacer mención a estos motivos se encuentra el factor genético, ya que hay mujeres que tienden a generar la contractura muscular en mayor grado que otras.

    Además, existe la posibilidad de una infección subclínica. Es decir en la intervención se pudieron quedar ciertas bacterias, haciendo que el cuerpo rechace la prótesis generando la fibrosidad.

    Consejos para prevenir la contractura capsular con prótesis de mama
    Ya que la contractura capsular con prótesis de mama podría ser la respuesta a múltiples acciones o afecciones es necesario tomar las previsiones necesarias para evitar este resultado. Entre las acciones que se podrían tomar al respecto, se encuentran:

    • Elegir al especialista ideal, el cual tenga la capacidad de realizar una técnica quirúrgica minuciosa evitando el sangrado en su mayor expresión.
    • Emplear implantes texturados de excelente calidad, los cuales deberán poseer una cubierta de poliuretano en pacientes que hayan experimentado una contractura capsular o suponga un riesgo.
    • La posición del implante debe encontrarse en el bolsillo submuscular, por debajo del músculo pectoral.

    Además de estas recomendaciones se sugiere la técnica no touch, en este sentido el implante se ingresa dentro de la cavidad sin tocar nada más que los guantes estériles del cirujano. Por otra parte, el cuidado postoperatorio tras un aumento de pecho no debe contener masajes. Todo esto sin olvidar la implementación de los drenajes debido a su amplio porcentaje de infección.

    Finalmente es necesario contar con un control y seguimiento ideal a través de la ecografía, ya que de esta manera será sencillo evidenciar cualquier anomalía.

    ¿Cómo se soluciona una contractura muscular?
    En el caso de haber sido operada y evidenciar una contractura capsular, la cual se manifiesta con dolores, pecho más duro y pérdida de forma, será necesario una cirugía secundaria por contractura capsular. Por ello no dudes en contactar con nosotros, ya que somos especialistas en este tipo de intervenciones. Retiraremos la cápsula y colocaremos uno nuevo tomando todas las previsiones antes descritas.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Tendencia estética
Sobre este blog

En el blog la Doctora García-Dihinx además de hablar de las técnicas más innovadoras y últimos avances medico estéticos, queremos ofrecer consejos y respuestas a aquellos pacientes que están interesados en realizarse algún tratamiento de cirugía plástica y cirugía estética

Archivo del blog
Nube de etiquetas
Colaboraciones

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.