Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Mª Jesús García-Dihinx. Cirugía Plástica y Reparadora. Hospital de Día Quirónsalud Zaragoza

  • La elevación mamaria después del parto

    MastopexiaMastopexia

    Cada vez son más las mujeres que acuden a mi consulta para mejorar el aspecto de sus pechos después del embarazo o tras el periodo de lactancia. Si después del embarazo no te sientes cómoda con el aspecto de tus senos, la Mastopexia es la solución adecuada. La elevación mamaria trata de restablecer la firmeza perdida de los pechos logrando un aspecto más joven y, en consecuencia, poder sentirse con más confianza en una misma.

    El proceso de la elevación mamaria

    La Mastopexia, cirugía encargada de elevar los senos, es el proceso de elevar las mamas y darles una forma y aspecto más juvenil. Con este procedimiento se realizan unas incisiones alrededor de la areola, y en algunos casos se pueden extender hasta la parte baja del pecho para eliminar el exceso de piel sobrante. Seguidamente se reposicionan la areola y el pezón para volver a tensar la piel y cerrar las incisiones.


    Recuperación de la Mastopexia
    Los días siguientes a la operación, a excepción de unas leves molestias (que suelen ser combatidas con la receta de medicamentos para aliviar el dolor o las molestias) no suelen presentar mayores complicaciones o requerir tratamientos específicos. Sí debe evitarse el ejercicio físico para evitar complicaciones durante la recuperación, y es aconsejable evitar levantar o cargar con objetos pesados durante las primeras cuatro semanas. Por eso, suele ser conveniente contar con la ayuda de alguna persona cercana o familiar, durante los primeros días de la recuperación, para evitar sobre-esfuerzos, especialmente en el cuidado de niños pequeños o recién nacidos.

    La Mastopexia es la solución técnica adecuada para aquellas mujeres que, tras el embarazo, no están contentas con el aspecto de sus pechos, ya sea porque ellos se han vaciado, caído, o ambas cosas a la vez. La cirugía de elevación mamaria, además de ayudar a recuperar la forma y el aspecto de tus pechos, ayuda en consecuencia a que se recupere la confianza en una misma.
    Si necesitas más información acerca de la Mastopexia, o consideras que eres una candidata para este tratamiento, en Quirón estamos encantados de poder ayudarte.

  • ¿Puedo amamantar después del aumento de senos?

    post amamantarpost amamantarSi te has sometido a una operación de aumento de pecho y te gustaría saber si puedes dar el pecho a tu bebé, este post te interesará. Aquí se explican todos los detalles, tanto si te has sometido a un aumento de pecho como de reducción del mismo.

    Es importante desmentir falsos mitos sobre este tema ya que se utiliza mucho tiempo y dinero para mejorar el aspecto y, para una mujer, es muy importante poder alimentar a su bebé de la forma más natural posible.

    ¿Si me he realizado una intervención, podré amamantar a mi bebé?

    Partimos de la base de que, por supuesto, una mujer con implantes de silicona podrá amamantar a su bebé. Quizás hace muchos años era algo impensable, sin embargo, con las técnicas que en la actualidad se utilizan no afectan al tejido glandular, con lo que es posible generar leche para el bebé. Actualmente las prótesis se insertan detrás del músculo del pecho y la cicatriz bajo de la mama, por ello, el pezón no sufre apenas alteración.
    Es cierto que algunas prótesis se insertan por la areola, justo detrás de la glándula mamaria. Este tipo de operación tampoco impide la lactancia, aunque sí es cierto que pueden producir algún tipo de inconveniente.
    Simplemente hay que llevar una serie de cuidados si así es el tipo de operación que la mujer se ha realizado, prestando especial atención a que el bebé nunca deje el pecho vacío, se deben dar más tomas y en el primer síntoma de inflamación, acudir al médico.

    ¿Puede perjudicar al bebé? ¿Se deformará el pecho?

    Por supuesto que no, de hecho, no existe ningún estudio que avale esa teoría de que la silicona de las prótesis pueda dañar al bebé, ni siquiera se transmitirse por la leche. Este es uno de los falsos mitos de los que hablábamos al inicio del post.
    Es cierto que los pechos con el paso de la edad suelen tender a la decadencia, flacidez y estrías y más, después de los embarazos. Pero eso no es directamente proporcional a si se tiene una prótesis o no, es decir, que no suelen deformarse los pechos por ello.

    ¿Cuánto tiempo hay que esperar para quedarte embarazada si te has hecho un implante? ¿Y después de dar a luz?

    En el embarazo una mujer experimenta muchos cambios hormonales, así como un aumento de pecho y distensión de todos los tejidos de los pechos. Se produce mucha retención de líquidos y la vascularización es mayor. Por ello, si hace poco que se ha realizado la intervención de aumento de pecho es mejor esperar un año aproximadamente para que todos los tejidos cicatricen bien y las prótesis se adapten al cuerpo.
    Si por el contrario, te gustaría realizarte una intervención de aumento de pecho y acabas de dar a luz, tus hormonas están igual de alteradas, por ello es recomendable esperar seis meses si no das el pecho y, si amamantas a tu bebé, también seis meses a partir de que tu bebé deje de alimentarse.

    ¿Y si la intervención ha sido de reducción de pecho?

    En este tipo de operación las circunstancias cambian, ya que se elimina tejido mamario y los conductos por los que tiene que pasar la leche quedan interrumpidos. A veces resulta inviable poder amamantar después de este tipo de operación.
    Aun así, dependerá del tipo de intervención y de la técnica que se utilice, por lo que no es una ciencia exacta y si te has sometido a este tipo de operación o quieres hacerlo, es recomendable que conozcas todo de primera mano para luego tomar una decisión u otra con respecto a la lactancia.

  • Aumento de senos con prótesis: respuestas a las preguntas más frecuentes

    post mamaspost mamas

    Tomar la decisión de realizarse un aumento de senos es una de las decisiones más importantes en la vida de una mujer. Su importancia radica tanto en las consecuencias estéticas como en los posibles riesgos que pueda entrañar dicha operación. Por ello, a toda persona que opta por un aumento de senos mediante prótesis le surgen numerosas preguntas que encontrarán respuestas en este post.

    ¿Cada cuánto tiempo se han de cambiar los implantes?

    Aunque la tecnología está avanzando a pasos agigantados, y los diferentes fabricantes se afanan en alargar la vida útil de las prótesis mamarias, lo cierto es que en la actualidad no se puede garantizar con total seguridad que estas no se deban cambiar con el paso del tiempo. Tampoco existe una norma que dicte cada cuánto hay que sustituir dichas prótesis, pues ello depende tanto del material de las mismas como múltiples factores. Lo que sí parece seguro que es muy probable que deban ser sustituidas, al menos, una vez a lo largo de la vida de la paciente en cuestión.

    ¿Cuánto tiempo dura la recuperación tras la operación?

    Depende del tipo de operación, pues si los implantes se han colocado a nivel submuscular, la recuperación durará unos quince días. No obstante, si se han colocado a nivel subfascial, esta será tan solo diez días.

    ¿En qué consiste el postoperatorio?

    Como en toda intervención con cirugía, el postoperatorio es de vital importancia. Durante estos días la paciente ha de tomar analgésicos, antiinflamatorios y, por supuesto, antibióticos para evitar posibles infecciones. Esta etapa es bastante llevadera en este tipo de operaciones, aunque la paciente experimentará agujetas pectorales y una sensación de hinchazón, aunque no dolor.

    ¿Cuánto tiempo hay que estar sin hacer deporte?

    No hay que olvidar que se trata de una operación quirúrgica con su correspondiente postoperatorio. Aunque este varía en función de cada paciente, suele ser recomendable no realizar actividades deportivas o de cualquier otra índole similar durante un mes aproximadamente, siempre que la recuperación haya transcurrido sin problemas.

    ¿Cuánto tiempo hay que estar sin practicar sexo?

    La respuesta de la pregunta anterior es perfectamente válida para esta pregunta. Si todo sale bien, lo aconsejable es esperar un mes.

    ¿Cómo afecta el embarazo a las prótesis?

    Las prótesis no se van a ver afectadas por el embarazo, por lo que no existe ningún riesgo al respecto. No obstante, como es lógico, la lactancia y los cambios hormonales propios del embarazo sí que producen cambios en la apariencia de los senos. Tanto la talla como la turgencia de los pechos de la mujer cambian durante esta etapa, por lo que al pasarla es muy probable que los mismos presenten un aspecto algo "caído". Sin embargo, siempre se pueden realizar determinados retoques para devolverle a los senos el aspecto que se desee.

    ¿Impiden las prótesis amamantar a los bebés?

    En realidad no, aunque hay que tener en cuenta que el tipo de operación escogida influye en la lactancia. Así, en las prótesis colocadas por el surco o por las axilas no suelen suponer ningún impedimento para dar el pecho. Por su parte, las colocadas por la areola pueden disminuir la sensibilidad del pezón, haciendo que la producción de leche también disminuya.

    ¿Se pueden romper las prótesis mamarias? ¿Cuáles serían sus consecuencias?

    Es poco probable que se rompan, pues no se rompen por la presión, sino por la incisión. Es decir, se puede hacer cualquier cosa como si no se llevasen las prótesis. Si por algún motivo llegase a romperse la prótesis, su material no se mezclaría con los tejidos corporales, pudiéndose retirar mediante operación sin mayores riesgos.

    Tal y como se ha expuesto, el aumento de senos con prótesis es una técnica completamente digna de confianza.

  • Todo lo que necesita saber acerca de una reducción de pecho

    La reducción de pechos mediante cirugía estética está considerada como un proceso seguro, aunque los pacientes que quieran realizarlo deben saber antes una serie de riesgos y seguridades del proceso. Entre los riesgos más frecuentes se encuentran el riesgo de infección, que la anestesia no actúe al 100% o que quede como resultado no sea el deseado. Sin embargo, los beneficios de una reducción mamaria suelen superar a los posibles riesgos de la operación.

    La Dra. García-Dihinx, explica algunos de los riesgos y complicaciones que pueden suceder en la operación, además de que el primer paso que todo cirujano debe realizar es el de proveer de información al paciente.

    Pechos asimétricos

    Uno de los posibles riesgos de la operación de reducción de pechos es la de que estos pueden quedarse asimétricos. Sin embargo, si el procedimiento es realizado por un cirujano especializado en este tipo de intervenciones, este riesgo se reducirá notablemente. Pero si esto ocurre, puede ser fácilmente solventado con una pequeña operación tras la operación principal de reducción de senos.

    Al mismo tiempo, los pacientes deben saber que los pechos no son originalmente simétricos. Una diminuta diferencia en tamaño y forma es natural, y no debe ser motivo de una corrección quirúrgica adicional.

    Altura irregular en los pezones

    La reducción de pechos concierne un cambio en el tamaño y forma de los senos y el desplazamiento de ciertas partes de piel. Por lo tanto, existe un riesgo de que los pezones no queden a la misma altura que estaban. En algunos casos, los pezones y la areola serán puestos en su correspondiente lugar de nuevo.

    En otros casos, el pezón permanecerá en su lugar, pero la piel del pecho será alterada para encajar con las partes con menos piel como consecuencia de la reducción mamaria.

    Cambios en la sensibilidad

    La pérdida de sensibilidad en los pechos es un posible riesgo como consecuencia de la reducción de la mama, particularmente si la areola ha sido quitada y luego injertada de nuevo.

    Hasta cierto punto, incluso con los procedimientos de reducción de senos no injertados, existe el riesgo de alterar la sensibilidad de los pezones o los senos como resultado del procedimiento. A veces este cambio en la sensibilidad puede ser temporal, pero en algunos casos la pérdida de sensibilidad puede ser permanente.

    Problemas para la lactancia

    Como consecuencia de la reducción de pechos, es posible que las mujeres no puedan amamantar. La cantidad de riesgo dependerá del tipo de técnica quirúrgica utilizada para el procedimiento. En el caso de la reducción de pechos clásica, el riesgo de afectar a la capacidad para amamantar aumenta, ya que varios conductos lácteos son quitados, haciendo más difícil la capacidad de poder amamantar en el futuro.

    Por último, si estas pensando en realizarte una reducción de senos, es de máxima importancia que se ponga en contacto con un profesional de cirugía plástica, estética y reparadora. De esa manera, los riesgos de la operación se disminuirán y los resultados serán los esperados.

Buscador de Tendencia estética
Sobre este blog

En el blog la Doctora García-Dihinx además de hablar de las técnicas más innovadoras y últimos avances medico estéticos, queremos ofrecer consejos y respuestas a aquellos pacientes que están interesados en realizarse algún tratamiento de cirugía plástica y cirugía estética

Archivo del blog
Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.