Quirónsalud

Saltar al contenido

Blog de la Dra. Sonia García Vizuete, Jefa de Servicio de Medicina del Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Sur

El cascanueces: más que Tchaikovsky

Algunas veces, la anatomía humana nos juega malas pasadas, es decir, sin existir ninguna patología externa, la propia disposición de los órganos dentro del cuerpo es causa de enfermedad.

En este caso, vamos a comentar el sindrome del Cascanueces, Sindrome de Wilkie o pinza aorto mesentérica.

No son exactamente lo mismo, ya que cada uno de ellos hace énfasis en una de los problemas que produce la última.

La arteria mesentérica superior es la responsable del riego de buena parte de los órganos abdominales y del intestino. Es una arteria de gran calibre que, a su vez, nace de la gran arteria central del cuerpo humano, la arteria aorta.

arteria mesentéricaarteria mesentérica

Cuando nace de la aorta, la arteria mesentérica superior, sale formando un ángulo de unos 35 grados, y entre medias hay una almohadilla de grasa visceral. En ese triángulo, pasan la vena renal y el duodeno.

En algunas personas ese ángulo es mucho más estrecho, de forma que esas "tuberías" que pasan a través de ese triángulo tienen mucho menos espacio, lo que produce problemas.

Cuando lo que queda oprimido es la vena renal izquierda, se produce el llamado síndrome del cascanueces.

En este síndrome, la vena no puede llevar correctamente la sangre hasta la vena cava y se producen dilataciones venosas parecidas a las varices. El síntoma por el que suelen ir al médico los pacientes es por la aparición de sangre en la orina, sobre todo tras el ejercicio físico, pero también la congestión pelvica o la presencia de varices en los ovarios.

Otras veces, los pacientes tienen problemas para vaciar el estómago porque el duodeno está comprimido. El duodeno es la primera parte del intestino delgado, y es el lugar por el que tiene que salir del estómago toda la comida una vez digerida. A este problema le llamamos Sindrome de Wilkie y normalmente los pacientes se quejan de dolor tras la comida y digestiones pesadas. Algunos pueden tener vómitos y llegar a cuadros de desnutrición.

El diagnostico de estos problemas se hace mediante una sospecha clínica por los síntomas del paciente y se confirma mediante un TAC abdominal con contraste.

El tratamiento del sindrome de Wilkie es tratar de ganar peso para que la almohadilla de grasa visceral aumente el ángulo que forman las dos arterias y el duodeno deje de estar comprimido.

El problema es que conseguir eso a veces es difícil, ya que se trata de personas constitucionalmente delgadas, que, además se llenan pronto al comer, vomitan con facilidad y no pueden comer mucha cantidad.

En casos muy extremos puede ser necesaria una derivación quirúrgica que resulta más eficaz y sencilla en el sindrome del cascanueces (donde la afectación es sobre todo venosa).


Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.
Comentario de blog
No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Buscador de De tripas corazón
Sobre este blog

Este Blog nace como un canal de divulgación sanitaria sobre nutrición y enfermedades digestivas, con una dimensión clínica pero también social, ofreciendo información veraz y aclarando falsos mitos, contribuyendo en definitiva a una adecuada educación para la salud, tan necesaria en nuestro tiempo.

Nube de etiquetas

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.