Con el objetivo de localizar áreas de mejora en los diferentes servicios del Hospital, el equipo de dirección ha empezado las llamadas Happy Hours en las que personal asistencial y no asistencial del Comité de dirección realiza un análisis de diversos ítems como el carro de paros, las neveras, las zonas sucias, limpieza… para comprobar que todo está correcto o si se debe realizar alguna acción de mejora.

Las Happy hours tienen un espíritu constructivo y han de servir para ayudar a los servicios a detectar posibles fallos cuya corrección les permitirá una mejor y más segura atención al paciente.

Las rondas las realizan parejas formadas por un miembro asistencial y uno no asistencial del Comité de dirección o personal directamente implicado en el Proyecto Joint Commission y se realizan diariamente.