Contacte con el Servicio de Dermatología

Dermatología

Los lunares deberían ser objeto de revisión en cualquier momento ya que al ser la piel el tejido orgánico más extenso del cuerpo humano es recomendable revisarlo exhaustivamente para comprobar que esté todo en orden. Especialmente susceptibles de una atención especial son aquellos pacientes con una distribución de los pigmentos que pueden presentar un mayor riesgo de convertirse en malignos.

Es por ello que, ante la observación del menor cambio de tamaño o color de un lunar, hay que ponerse inmediatamente en contacto con el servicio de dermatología del Hospital Universitari Dexeus, que cuenta también con una unidad de prevención y detección precoz del cáncer de piel.