El servicio de neurología del Hospital Universitario Dexeus, del Grupo Quirónsalud, ha incorporado a sus instalaciones un estimulador magnético transcraneal (EMT). Se trata de una herramienta de gran valor diagnóstico y Dexeus será el único centro privado de Barcelona que cuente con ella. Gracias a este EMT, los pacientes con afectación de la vía motora contarán con una prueba sencilla e indolora que ayudará en su diagnóstico y tratamiento. La Dra. Sara Yagüe, jefa de Neurofisiología del Hospital Universitario Dexeus, ha sido una de las impulsoras en la adquisición de este equipo nuevo.


Aplicaciones múltiples

Entre los diferentes tipos de pacientes que pueden beneficiarse de las posibilidades diagnósticas de esta nueva herramienta se encuentran principalmente aquellos con alteraciones de la vía corticoespinal secundarias a una patología de la médula espinal. En patologías medulares como la mielopatía cervical, las hernias discales con compresión medular, la siringomielia, la mielitis o las lesiones ocupantes de espacio (quistes o tumores) es de importancia vital valorar si existe afectación motora y en qué grado, ya sea para diagnóstico, tratamiento, indicación quirúrgica, valoración prequirúrgica o seguimiento evolutivo.


En pacientes que presentan una debilidad aguda o crónica puede ser de gran utilidad para establecer el origen de dicho déficit, ayudar a filiar la etiología y establecer un mejor tratamiento.


En pacientes con esclerosis múltiple, los estudios de estimulación magnética permiten detectar afectaciones de la vía motora y hacer un seguimiento de dicho déficit motor y su respuesta al tratamiento.


Así mismo, gracias al tiempo de conducción motora se puede determinar el grado de afectación de las neuronas motoras de ámbito central en pacientes con parkinsonismo atípico, esclerosis lateral amiotrófica o signos ambiguos de afectación de la vía piramidal o corticoespinal y ayudar en el diagnóstico de dichas entidades. Otra aplicación es en pacientes con un ictus agudo, como un modo de predecir la recuperación del déficit motor.


Técnica no invasiva e indolora

Esta técnica fue introducida por el Dr. Barker en 1985. Desde entonces, ha constituido un método rutinario dentro de la neurofisiología clínica para valorar la integridad de las vías corticoespinales en diferentes patologías neurológicas que comportan una disfunción de dichas vías.


Básicamente, consiste en una bobina que se coloca de manera tangencial a la cabeza del paciente y a través de la misma se aplica un campo magnético que penetra el cráneo con una atenuación mínima e induce una corriente en el tejido cerebral. Esta corriente desciende por el tracto corticoespinal y los nervios periféricos y genera respuestas musculares que permiten estudiar en detalle el funcionamiento del sistema nervioso.


_G9A2518


Una de las ventajas principales de la estimulación magnética transcraneal es que se trata de un método seguro, no invasivo e indoloro de estimulación del córtex motor. De este modo, se puede realizar un estudio de la vía corticoespinal tanto para buscar alteraciones en ella como para comprobar su mejoría sobre la base de los tratamientos que se apliquen. La estimulación magnética transcraneal constituye una herramienta de gran valor tanto en el diagnóstico como en el seguimiento posterior de los pacientes.


En este video la Dra. Sara Yagüe explica cómo funciona la nueva técnica



Etiquetas: neurología | vía motora