Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos hace partícipes a los pacientes de pediatría en su proceso asistencial

Madrid 30 de junio de 2015.- El Hospital Universitario Rey Juan Carlos -en colaboración con el Hospital General de Villalba-, perteneciente a la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, ha puesto en marcha, a través del Servicio de Pediatría, la Unidad de Calidad y el Área de Atención al Paciente, el Proyecto "Infórmame también". El objetivo de esta iniciativa es normalizar el proceso de información clínica a pacientes en edad pediátrica para consolidar la cultura de la información aplicada directamente sobre el niño. "El menor no debe ser un mero espectador pasivo del intercambio informativo en el entorno sanitario", explica el Dr. Iván Carabaño, Jefe de Servicio de pediatría del HURJC y del HGV.

Para la puesta en marcha de este proyecto se trazó un estudio descriptivo, transversal, para el cual se realizó una encuesta de forma aleatoria a 100 niños de entre 6 y 14 años que acudieron a las consultas externas de los dos hospitales.

A los encuestados se les informó en términos comprensibles para los niños incluidos en el rango de edad del estudio, incidiendo especialmente en dos hechos: la importancia de presentarse debidamente a los pacientes pediátricos para que conozcan la identidad de los profesionales que les atienden -aporta cercanía-, y la importancia de recalcar si se va a solicitar o no alguna prueba complementaria -con el fin de atemperar la incertidumbre-.

Los resultados fueron ampliamente satisfactorios, dado que el 92% de los pacientes sabía el nombre de su médico, el 100% fue informado de su problema de salud y un 97% dijo comprender la información que se le aportó. Además, el 91% entendió si se le iba a pedir o no alguna prueba complementaria y el 98% expresó que le tranquilizaba saber lo que le ocurría, igual porcentaje que reconoció sentirse contento con su hospital.

Adicionalmente, como acción de mejora, se procederá a la redacción de un documento de recomendaciones al alta para pacientes pediátricos, en un lenguaje comprensible y adaptado a la edad de éstos.