Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

El 85 % de la población sufre dolor de espalda en algún momento de su vida

La hernia discal y la estenosis de canal destacan como las patologías lumbares más frecuentes

La hernia discal y la estenosis de canal lateral son las causas más frecuentes del dolor lumbar y de la pierna. En el caso de la primera puede afectar a personas de todas las edades, aunque es más frecuente en adultos activos laboralmente. Suele ser una enfermedad benigna, pero causa estragos económicos por la incapacidad física que condiciona al que la padece. Su síntoma típico es el dolor de la porción baja de la espalda que irradia hacia una pierna. La doctora Sandra Rodríguez Barceló, especialista en neurocirugía del Hospital Quirónsalud Murcia, explica que "si en el plazo de unas semanas el dolor no desaparece o mejora, es inútil continuar insistiendo con el tratamiento conservador; hoy en día la cirugía mínimamente invasiva de la hernia discal es rápida y segura en la mayoría de los casos y hace desaparecer el dolor y la invalidez que provoca de forma inmediata. En estos casos refractarios al tratamiento médico, cuanto más se retrase la operación, peor resultado se consigue".

La estrechez o estenosis del canal vertebral es más frecuente en personas ya mayores, porque casi siempre es consecuencia de la degeneración de la columna vertebral, con el engrosamiento que conlleva de las pequeñas articulaciones vertebrales y de sus ligamentos. Suele causar también dolor lumbar irradiado a las piernas, pero lo típico es la claudicación de la marcha: el paciente no puede continuar tras un período corto andando. Según la doctora Rodríguez, "en los casos más graves se afecta también el esfínter urinario. En esta enfermedad, los analgésicos alivian los dolores, pero no solucionan el problema. Lo realmente efectivo es una intervención quirúrgica que solucione la estrechez del canal vertebral. El alivio y la mejoría son inmediatos. El problema es que una intervención quirúrgica en personas muy mayores puede tener riesgos".


Neurocirugía mínimamente invasiva: la neuroendoscopia

Para solucionar ambos problemas existen las unidades de neuroendoscopia, tecnología que utiliza cámaras de vídeo que se introducen a través de incisiones cutáneas muy pequeñas y permiten tanto la extirpación de la hernia discal como la descompresión de la estrechez vertebral. Una cirugía que hace posible que los recién operados se marchen a casa a las pocas horas y por su propio pie. Esta técnica mínimamente invasiva se práctica en muy pocos centros en España.

Las técnicas endoscópicas también se utilizan para extirpar determinados tumores de la base de cráneo, como son los adenomas de hipófisis. En este caso, la óptica y los instrumentos quirúrgicos se introducen a través de la nariz. Se llega al tumor atravesando corredores anatómicos naturales, es decir, reduciendo al mínimo la necesidad de cortar estructuras normales para alcanzar el adenoma. En consecuencia, la recuperación suele ser también inmediata.

Los adenomas de hipófisis son tumores benignos de una glándula crucial para el funcionamiento de la mayoría de las hormonas del organismo y producen la disminución del deseo sexual o impotencia. "Con frecuencia estos síntomas los achaca el enfermo a su propia naturaleza o a los efectos de la edad que va teniendo, retrasando así un tratamiento que lo puede solucionar de forma inmediata", asegura la doctora Rodríguez.

En otras ocasiones, el paciente deja pasar todos estos avisos y el tumor llega a alcanzar un tamaño considerable, hasta el punto de sufrir pérdida de visión total o parcial. Esto es lo que provoca la consulta con el médico en la mayoría de los casos. La intervención quirúrgica, si se realiza sin mucha demora, posibilita la recuperación visual de forma completa.


Etiquetas: hernia discal, estenosis, neurocirugia, quironsalud murcia