Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

El acompañamiento emocional, clave para las parejas con dificultades reproductivas

2019 02 22 Un momento del desarrollo del encuentro2019 02 22 Un momento del desarrollo del encuentro

  • Los asistentes al encuentro pusieron en valor la consideración de una continuidad asistencial y trasladaron la sensación de falta de información en relación al proceso, tanto por el ‘bloqueo emocional’, como por el lenguaje técnico utilizado
  • Las claves pasan por hablar con profesionales sobre el recorrido emocional durante el proceso, buscar espacios para comunicarse en pareja, permitirse vivir cada emoción y cada etapa y tener otros proyectos vitales o planes ilusionantes que puedan convivir con el deseo de ser padres

Con el objetivo de reducir y paliar el impacto emocional que supone tener que recurrir a técnicas de reproducción asistida, el equipo de matronas del Hospital Universitario Rey Juan CarlosEste enlace se abrirá en una ventana nueva, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, ha organizado recientemente el Encuentro-tertulia: acompañamiento emocional en las dificultades reproductivas y los procesos de fertilidad.

En la jornada, celebrada en colaboración con Mª Ángeles Urrea, psicóloga especializada en fertilidad y autora del libro Cuaderno de emociones en procesos de fertilidad, se puso de relieve, tal y como reclama la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), la importancia de atender la dimensión humana y emocional implícita en los procesos de reproducción asistida.

"Las matronas conocemos la importancia de atender los aspectos emocionales del cuidado", apunta Miriam Sobrino, matrona del equipo de Paritorio del centro y sexóloga de su Servicio de Ginecología y Obstetricia, quien menciona estudios recientes que apuntan ya a que las tasas de embarazo no tendrían que ser el único determinante de la calidad de las terapias de reproducción asistida, y que para mejorar las mismas sería preciso tener presente otros aspectos como la satisfacción de los pacientes.

En el encuentro, los asistentes pusieron en valor la consideración de una continuidad asistencial; es decir, tener un profesional de referencia y recudir en lo posible las rotaciones de éstos. También trasladaron la sensación de falta de información en relación al proceso, "muchas veces, no porque no se les dé información, sino que no les llega porque tienen un ‘bloqueo emocional’, o bien el lenguaje utilizado es muy técnico", relata Sobrino. Por ello, hablar con profesionales sobre el recorrido emocional durante el proceso es un gran apoyo.

El acompañamiento emocional en los procesos reproductivos

"El mejor acompañamiento emocional en las dificultades reproductivas y los procesos de fertilidad es aquel que tiene en consideración la dimensión humana, que es capaz de aterrizar las cuestiones generales y técnicas -como pruebas diagnósticas, analíticas, procedimientos médicos- de forma individual y personalizada, en cada pareja, en cada mujer y cada hombre", señala la matrona. En este sentido, insiste en la importancia de tomar conciencia de ese impacto emocional con el fin de poder preguntar, pensar en estrategias para escuchar más y mejor a las parejas y ser creativos en los cuidados e iniciativas.

El proceso emocional, que comienza con el deseo de tener hijos, la búsqueda de embarazo y el abandono de métodos anticonceptivos, pasa de la ilusión y las grandes expectativas a la decepción de la espera. En ese momento, asegura Sobrino, "alguna pareja puede que empiece a preguntarse sobre sus capacidades, aunque uno de los momentos de mayor impacto suele llegar con el diagnóstico de infertilidad".

"De repente se sitúan ante un nuevo escenario, el de las técnicas de reproducción asistida, y a partir de ahí, se da un vaivén de emociones que van evolucionando y pasando de una a otra de manera paralela al trasncurso del proceso de reproducción assitida, por lo que hay momentos de angustia, temor, miedos, ilusión, incertidumbre, tristeza, esperanza, desesperanza…", asegura.

La huella que suele dejar esta realidad es tan marcada y dolorosa que es preciso ayudar a las parejas a que incorporen una mirada más comprensiva hacia ellos mismos, ya que muchos "acostumbran a sentirse cuestionados en su identidad como mujer u hombre y pareja", continua. Es necesario, por tanto, explicar el proceso e impacto emocional, "que lo conozcan como conocen el proceso médico; así, cuando llegue la tristeza, el temor, la angustia y el pensamiento reiterativo, harán una lectura adaptativa ante el proceso", dice la matrona.

El proceso emocional, cosa de dos

Las dificultades para tener un hijo son una de las experiencias más complejas de abordar como pareja, dándose en todo el proceso diferencias emocionales significativas en ambos miembros. "Es uno de los pocos procesos médicos en los que el paciente es la pareja ya que son dos los que van a las consultas, dos que tienen dudas diferentes, miedos distintos, maneras de gestionar la incertidumbre y la espera que no tienen por qué coincidir", comenta Sobrino.

Adicionalmente, muchas parejas presentan dificultades para mantener sus relaciones sociales, lo que conlleva cierto aislamiento, sentimiento de incomprensión y soledad. Asimismo, es frecuente que las personas cercanas tengan algunas ‘torpezas’ para desenvolverse en su manera de acompañar, de preguntar y simplemente de estar.

Las parejas también coinciden en la dificultad para sobrellevar los embarazos de los otros (amigos, familiares, compañeros…). "La vida parece que avanza para todos menos para ellos, que con cierta frecuencia posponen planes, proyectos y cambios de vida a la espera del ansiado hijo", incide la experta.

A este respecto, resultan beneficiosos los espacios para comunicarse en pareja, ya que, a veces, reconocen que no quieren cargar al otro con la emoción propia y dejan de compartirla. Como consecuencia, pueden dejar de comprenderse o de sentirse acompañados por el otro. Para evitarlo, esta profesional aconseja permitirse vivir cada emoción y cada etapa. "Cuando se expresan, se integran más fácilmente", indica, dando otra pista: "Hablar sobre el miedo y escribir las angustias colocan las emociones en un lugar menos dañino". Además, tener otros proyectos vitales o planes ilusionantes que puedan convivir con el deseo de ser padres es clave en el proceso.