Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

El asma afecta en España a dos millones y medio de personas, con una prevalencia del 5% en adultos y el 10% en niños

Más de la mitad de los pacientes no tiene su enfermedad controlada, aumentando su impacto en las regiones urbanizadas

El asma afecta en España a alrededor de dos millones y medio de personas, contando con una prevalencia del 5% en adultos y hasta el 10% en niños, según ha indicado el jefe del servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Córdoba, Luis Manuel Entrenas.

El doctor Entrenas ha explicado que hoy, Día Mundial del Asma, es importante llamar la atención en esta enfermedad, que en la mayor parte de los casos es fácilmente controlable con medicación, habitualmente administrada por vía inhalatoria. Sin embargo, un porcentaje de pacientes desarrolla asma de más gravedad, con gran impacto en su calidad de vida, con síntomas que afectan a las actividades diarias, al sueño, requerimientos elevados de medicación y frecuentes crisis, que a veces precisan atención hospitalaria y tratamiento con corticoides sistémicos.

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas que desencadena obstrucción bronquial y se manifiesta por dificultad al respirar, sensación de falta de aire, ruidos torácicos (pitos) y tos. Puede ocurrir de forma aislada y limitada a las vías aéreas, pero con mucha frecuencia se asocia a manifestaciones en otros órganos del aparato respiratorio como la nariz (rinitis, rinosinusitis) o de otros sistemas, como la piel (dermatitis), especialmente en pacientes que asocian procesos alérgicos o inflamatorios.

Existen distintos niveles de afectación de la enfermedad y distintas formas de asma, ha señalado el doctor Entrenas, dependiendo de la edad de comienzo, la asociación con otros procesos, el tipo de proceso inflamatorio subyacente y comorbilidades, entre otros aspectos. Generalmente los pacientes disponen de un tratamiento para las crisis puntuales, lo que se denomina tratamiento "de rescate" y un tratamiento de mantenimiento, que es el que se debe utilizar de forma regular todos los días para controlar la enfermedad aunque el paciente se encuentre totalmente asintomático.

En este sentido, ha recordado que se calcula que más de la mitad de los pacientes con asma no tiene su enfermedad controlada. La causa principal es la falta de adhesión a la medicación, se trata de una enfermedad crónica que requiere un tratamiento crónico pero en ocasiones, los pacientes se confían y abandonan el uso de estos medicamentos debido a la eficacia y potencia antiinflamatoria de los medicamentos. El paciente no percibe la necesidad, pero pasados días o semanas, el proceso inflamatorio que estaba controlado, se reactiva y surgen de nuevo los síntomas, por lo que es preciso el uso de la medicación de rescate con frecuencia.

Así, el especialista ha insistido en la importancia de concienciar al paciente sobre la necesidad de realizar el tratamiento indicado de manera regular para evitar que el asma pase de ser un proceso controlado a descontrolado. La prevalencia y el impacto del asma están incrementándose de manera notable en las regiones urbanizadas, en relación con los cambios ambientales y del estilo de vida. LUIS MANUEL ENTRENAS 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLUIS MANUEL ENTRENAS 1

Todavía hay pacientes asmáticos que usan de forma esporádica inhaladores, pero que no han sido evaluados de forma específica, no se les han practicado pruebas respiratorias, ni se ha estudiado qué tipo de asma tienen ni sus comorbilidades, como el tabaquismo, el sobrepeso, el reflujo gastro-esofágico, y las bronquiectasias, entre otras.

El asma es una enfermedad multifactorial que no se puede prevenir y en la que participan muchos elementos, tanto relacionados con la persona (genética, comorbilidades), como con el entorno (exposición ambiental a irritantes, contaminantes o alérgenos). Como todas las enfermedades crónicas, lo más importante es mantener un buen control y prevenir los ataques.