Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Causas y medidas para prevenir la dermatitis del pañal

El uso regular de un pañal, especialmente en aquellos casos en los que su cambio sea poco regular o esté húmedo, puede provocar problemas de irritación en las nalgas del bebé. La dermatitis del pañal está relacionada con la sensibilidad de la piel y el roce del pañal. Es un síntoma de alarma para los padres y resulta molesto para el bebé.

Los síntomas más característicos de esta dermatitis son el enrojecimiento de la piel de los glúteos, muslos y genitales y las molestias que el bebé siente, visibles en los procesos de cambio de pañal, ya que empieza a quejarse o llorar al lavarle o tocarle la zona en contacto con el mismo.

Las causas de esta irritación pueden ser provocadas por diferentes causas, entre las que se encuentran:

  • Irritación por exposición prolongada a heces u orina.
  • Rozadura de la ropa o pañal cuando quedan demasiado ajustados.
  • Aplicación de toallitas u otros productos de limpieza que puedan irritar las pieles sensibles.
  • Ingesta de nuevos alimentos sólidos que pueden provocar cambios en las heces del bebé.
  • Irritación por el uso de nuevos productos para el cuidado de la piel.
  • Infecciones provocadas por la mezcla de calor y humedad que producen hongos y bacterias, especialmente en los pliegues de la piel.
  • Limpieza excesiva de la zona del pañal.
  • Los bebés con dermatitis atópica u otros problemas de sensibilidad en la piel son más propensos a padecer este tipo de irritaciones.
  • Ingesta de antibióticos que pueden provocar diarrea o irritación en la zona.

Su tratamiento puede realizarse en casa siguiendo una serie de sugerencias, aunque es recomendable consultar a un experto en los casos en los que la dermatitis del pañal esté acompañada de fiebre, supuración, picor o sangrado de las heridas. En cualquier caso, existen una serie de consejos a seguir para prevenir y tratar los casos de dermatitis del pañal:

  • Cambio de pañales con frecuencia.
  • Cuando sea posible, es recomendable dejar al bebé pequeños períodos de tiempo sin el pañal para que la piel respire.
  • Enjuagar las nalgas del bebé con agua tibia en cada cambio de pañal. Evitar el uso de jabones y toallitas con alcohol o perfume.
  • Secar la piel a golpecitos o al aire libre, ya que frotar las nalgas del bebé puede aumentar la irritación.
  • Utilización de pañales de la talla correcta, que no queden demasiado ajustados y pueda producir rozaduras.
  • En casos de frecuente irritación, utilizar cremas "barrera" que se adhieren a la piel y evitan su contacto con la humedad.
  • Evitar el uso de polvos de talco en casos de dermatitis del pañal, pues puede penetrar en la herida y aumentar la hinchazón.