Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

El Centro Médico Teknon, primer centro privado de Cataluña en practicar la sialoendoscopia

La introducción de este tratamiento mínimamente invasivo viene de la mano del Dr. Miguel Quer, del equipo del Dr. Jordi Coromina

La sialoendoscopia es un tratamiento mínimamente invasivo que sirve para solventar muchos problemas que afectan a las glándulas salivares. El más importante de todos es la sialoadenitis obstructiva, que a su vez también es el más común, y que consiste en la formación de cálculos que obstruyen uno de los conductos de drenaje ocasionando dolores cólicos, inflamaciones e infecciones.

Ahora, el Centro Médico Teknon es el primer hospital privado en introducir esta técnica de la mano del Dr. Miguel Quer, del equipo del Dr. Jordi Coromina, quien inició esta técnica hace un año en el Hospital Sant Pau de Barcelona, con excelentes resultados. Ahora es el único profesional que la realiza en Cataluña.

Técnica versátil

sialoendoscopia_nuevosialoendoscopia_nuevoEsta técnica no solo está indicada para la sialoadenitis obstructiva, sino que también sirve para detectar y tratar múltiples patologías salivares. Es el caso de la litiasis, una obstrucción de las glándulas salivares que puede acabar generando una sialoadenitis; de la estenosis de conducto o de las obstrucciones de moco, y anomalías de conducto. Esta técnica es aplicable tanto en las glándulas parótidas como en las submaxilares.

"Hasta la fecha había pocas alternativas terapéuticas para estos pacientes. Muchas veces se limitaba a un tratamiento paliativo, con antibióticos o antiinflamatorios. En los casos más graves la alternativa era la extirpación de la glándula, con las complicaciones que esto suponía para los pacientes. La extracción suponía además un riesgo de lesionar el nervio marginal, con el problema estético añadido de la cicatriz en aquellos casos en los que el abordaje debía hacerse desde el exterior", aclara el Dr. Quer.

"Con la sialoendoscopia todos estos problemas ya no existen, redundando además en un postoperatorio más corto y menos doloroso para los pacientes", añade Quer. La técnica consiste en la introducción de un endoscopio semirrígido con un diámetro entre 0,9 y 1,3 mm. A través de tres canales se introduce el propio endoscopio, la irrigación de suero y los instrumentos necesarios para la operación.

Previamente se ha de llevar a cabo una dilatación del conducto mediante sondas salivares y dilatadores. Esta puede ser la parte más tediosa o complicada del proceso, sobre todo en el caso de papilas estenóticas o de difícil localización. Aunque pueda parecer en conjunto una técnica simple, requiere de un aprendizaje organizado y secuencial.

Pocas contraindicaciones

Según el Dr. Quer, "una de las principales ventajas con la que cuenta esta técnica es que casi no se encuentra contraindicada en ningún caso. Únicamente en aquellos pacientes con una inflamación aguda, en los que el uso del sistema dilatador y el endoscopio aumentan la posibilidad de una posterior infección. Quitado este caso, la técnica es posible siempre".

Para aquellas piedras de menos de 4 mm en la glándula submandibular y de menos de 3 mm en la parótida, la sialoendoscopia permite su extracción sin más complicación. En el caso de piedras de tamaño intermedio, de entre 5 y 7 mm, se hace necesaria una fragmentación antes de dicha extracción. Para aquellas piedras de más de 8 mm es necesario llevar a cabo otro tipo de abordaje.