Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Qué comer durante el ciclo menstrual

Una de cada tres mujeres sufre todos los meses las consecuencias de la menstruación. La rebelión hormonal conduce a comer alimentos muy calóricos como el chocolate que, al tener triptófano, produce bienestar. La carne, al ser rica en hierro, previene la anemia y, contra la retención de líquidos, mesura con la sal

Durante los días previos a la menstruación, la mujer experimenta una serie de síntomas que, en mayor o menor medida, alteran desde su comportamiento hasta su aspecto físico. Irritabilidad, cambios repentinos de humor, hinchazón abdominal y retención de líquidos se revelan sin ningún pudor todos los meses. De hecho, según una encuesta elaborada por Infito (Centro de Investigación sobre Fitoterapia), una de cada tres mujeres españolas mayores de 18 años sufre algún tipo de trastorno de este tipo. Pese a que no existe un tratamiento único que pueda combatir de manera global esta sintomatología, lo que sí es cierto es que la nutrición puede jugar un papel determinante, tanto antes como durante y después de la regla, a la hora de luchar contra la naturaleza propia de la mujer.
Fuente: La Razón