Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

¿No consigues que tu hijo duerma bien?

Las especialistas en pediatría, María José Gil Domínguez y Concepción Hidalgo Figueroa, nos ofrecen unos sencillos consejos para que nuestros hijos concilien el sueño en verano y por tanto los padres también

¿No consigues que tu hijo duerma bien? Las pediatras Quirónsalud Huelva, María José Gil Domínguez y de Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla Concepción Hidalgo Figueroa, explican que en verano los días son más largos, hay más horas de luz y suelen cambiarse los hábitos de actividades en los niños, horarios para irnos a la cama; y esto suele afectar al sueño. Los niños necesitan su descanso diario que oscila entre las 18 a 20 horas de sueño en un recién nacido y en y debemos cumplirlo para preservar su salud, siguiendo unas pautas que eviten interferencias en su sueño fomentando hábitos saludables, para ello es importante sincronizar y encontrar armonía entre nuestro "reloj jefe" o central (regido por la luz-oscuridad) con los "relojes periféricos" (reloj de la alimentación, de los hábitos sociales, de la tecnología, o de la actividad física).

La pediatra del Hospital Quirónsalud Huelva, María José Gil, hace hincapié en la importancia en establecer una rutina y horarios en los niños, que tienen un "reloj" generalmente bien programado, y esos horarios y rutinas se ven constantemente alterados en verano, lo que genera secundariamente la alteración de la programación de ese "reloj".MARÍA_JOSÉ_GIL_DOMÍNGUEZImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoMARÍA_JOSÉ_GIL_DOMÍNGUEZ

A continuación, las pediatras señalan 7 sencillas pautas que, si las seguimos con constancia, todos saldremos beneficiados: nuestros hijos y nosotros.

1. Hábitos alimentarios. Limitar el consumo de alimentos y bebidas estimulantes, cenas pesadas, (es recomendable la leche). En el caso de los lactantes, no darles de comer cada vez que se despierten.

2. Regularidad del ritmo sueño-vigilia. Establecer un horario regular y flexible para transformarlo en hábito, levantarle siempre a la misma hora, aunque haya dormido poco para fortalecer su ritmo circadiano aprovechando la luz solar por la mañana. Tener en cuenta sus necesidades y preferencias dentro de los límites posibles.

3. Rituales. Instaurar rituales que indiquen que es la hora de dormir (cepillado de dientes, cuento, apagar luz…).

4. Actividad y ejercicio físico. Limitar las actividades estimulantes antes de acostarle (juegos, deportes competitivos, películas de acción). El ejercicio físico es muy recomendable, pero mejor por la mañana, evitando deportes intensos a última hora. También puede funcionar utilizar un método de relajación.

5. El dormitorio para dormir. Dentro de lo posible no utilizar el dormitorio para otras actividades que no sean ir a dormir para que el niño asocie su dormitorio exclusivamente al descanso.

6. Factores ambientales. Mantener la habitación de nuestros hijos en unas condiciones óptimas: controlar el ruido excesivo, calor o frío (entre 18-22 grados), evitar demasiada sequedad o humedad, una adecuada ventilación, utilizar una cama grande y no excesivamente dura.

7. Preocupaciones y/o alteraciones emocionales. Averiguar la existencia de problemas en casa, entorno, amigos, que puedan generar inestabilidad emocional y que puedan interferir en el inicio y el mantenimiento del sueño.CONCEPCIÓN_HIDALGO _FIGUEROA_REDUCImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCONCEPCIÓN_HIDALGO _FIGUEROA_REDUC

Según indica Concepción Hidalgo Figueroa, la especialista de Quirónsalud Sagrado Corazón, "siguiendo estas pautas que son aparentemente sencillas pero que requieren de una disciplina diaria, estamos seguras de conseguir un buen descanso de todos durante estas vacaciones".

Si a pesar de ello, los problemas de sueño persisten, apostilla, "debéis consultar con vuestro pediatra, pueden coexistir otros factores que sean los causantes de esa falta de sueño".