Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Los especialistas advierten de la importancia del control auditivo neonatal para evitar trastornos de lenguaje

Si un niño nace con algún tipo de sordera y su cerebro no recibe sonidos durante los primeros años, difícilmente se desarrolla el habla; de ahí la necesidad del diagnóstico precoz.

Dr. Manuel Conde - Otoemisiones acústicas recién nacido (1)Dr. Manuel Conde - Otoemisiones acústicas recién nacido (1)

  • Si un niño nace con algún tipo de sordera y su cerebro no recibe sonidos durante los primeros años, difícilmente se desarrolla el habla; de ahí la necesidad del diagnóstico precoz.
  • El Hospital Quirónsalud Málaga realiza una media de 2.140 pruebas auditivas al año en recién nacidos y niños.

"Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), 5 de cada 1.000 recién nacidos padecen algún tipo de sordera, pero, lo que es aún más importante que se sepa, es que las dificultades auditivas, si no se diagnostican y tratan en los primeros años de vida, pueden ser perjudiciales para el desarrollo del pequeño", advierte el doctor Manuel Conde, especialista del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Y es que -añade- "si un niño nace con algún tipo de sordera y su cerebro no recibe sonidos durante los primeros años, nunca se pone en marcha el proceso del lenguaje o lo hace de forma más lenta y deficitaria, provocando un desajuste en su desarrollo personal y social".

Por ello, el equipo de Otorrinolaringología destaca "la necesidad de llevar a cabo un control auditivo en el recién nacido para evitar problemas en el lenguaje más adelante. Si detectamos este problema de forma precoz, especialmente antes de los dos años, podemos tratar el déficit auditivo con audífono o implante coclear y permitir que se desarrolle el lenguaje antes de que se pierda la capacidad de hablar", señala el doctor Manuel Conde.

Además, el diagnóstico precoz no solo ayuda a identificar la sordera de causa genética, sino que "podemos detectar y tratar otras patologías que cursan con sordera, entre otros síntomas, como los síndromes de Pendred y de Alport; o algunas infecciones víricas prenatales que pueden producir otras secuelas neurológicas severas irreversibles, como el citomegalovirus, que es la segunda causa de sordera congénita después de la causa genética".

Cribado Auditivo Neonatal

Para un fácil diagnóstico y un precoz tratamiento, el servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva cuenta con el llamado Cribado Auditivo Neonatal, "un procedimiento sencillo, rápido e indoloro que se realiza a todos los recién nacidos para saber si el pequeño detecta los sonidos", explica el doctor Conde.

Quirónsalud Málaga sigue el protocolo propuesto por la CODEPEHEste enlace se abrirá en una ventana nueva (Comisión para la Detección Precoz de Hipoacusia en España), que consiste en realizar una o varias pruebas y, si el resultado es negativo (el pequeño no detecta los sonidos), el bebé es derivado a la Unidad de Hipoacusia Infantil para iniciar la fase de diagnóstico. "Es muy importante comenzar el cribado auditivo en los primeros 15 días de vida; tiempo en el que además las aseguradoras médicas suelen incluir al bebé en el seguro de la madre. Sea como fuere, se debe diagnosticar la sordera o patologías relacionadas de forma precoz para iniciar el tratamiento lo más rápido posible".

Una de las primeras pruebas que se realiza en el Servicio de Otorrinolaringología es la de Otoemisiones Acústicas, que consiste en colocar un pequeño dispositivo en el conducto auditivo del pequeño que manda una señal y recoge una respuesta cuando el oído es normal. Es totalmente indolora, no invasiva y no suele tardar más de dos minutos. En ocasiones, se hace otra prueba llamada Potenciales Evocados Auditivos, donde también se colocan unos cables adheridos a la piel del bebé. Esta se realiza en 5-10 minutos y es importante que el niño permanezca tranquilo o, mejor, dormido. En el caso de bebés que tengan algún factor de riesgo de sordera congénita, se le hará un seguimiento estrecho durante meses.

"Si se diagnostica una sordera, dependiendo del grado, el tratamiento irá desde la observación del desarrollo del lenguaje, la estimulación logopédica, la adaptación de prótesis auditivas (audífono) o el tratamiento quirúrgico, como es la colocación de un implante coclear, que también realizamos en la Unidad de Hipoacusia Infantil del Hospital Quirónsalud Málaga", señala el otorrino.

El Hospital Quirónsalud Málaga destaca por su férreo control del desarrollo en las pruebas auditivas en recién nacidos, realizando alrededor de 2140 pruebas auditivas al año. Todos los pequeños que nacen en el Hospital Quirónsalud Málaga pasan por la consulta de Otorrinolaringología a los pocos días de nacer para poder realizarse la prueba y detectar un posible déficit lo antes posible. Así mismo, cualquier familia que dude de un posible problema en el desarrollo del oído de su hijo, sean recién nacidos o niños, pueden pedir una consulta al equipo de Otorrinolaringología para que sea valorado.

El lenguaje en los primeros años de vida

Además de saber si un recién nacido oye bien, es importante que estemos atentos al desarrollo del lenguaje del bebé durante los siguientes cinco años. En general, estos son los avances esperados en el lenguaje de los niños:

Del nacimiento a los 3 meses:

• Se sobresalta ante los ruidos fuertes.

• Se despierta ante los sonidos.

• Parpadea o abre más los ojos ante los ruidos.

De 3 a 4 meses:

• Se tranquiliza con la voz de la madre.

• Deja de jugar, escucha los nuevos sonidos.

• Busca la fuente de sonidos nuevos que no están a la vista.

De 6 a 9 meses:

• Disfruta con los juguetes musicales.

• Arrulla y gorjea con inflexiones (cambios de tono).

• Dice "mamá".

De 12 a 15 meses:

• Responde a su nombre y al "no".

• Cumple órdenes sencillas.

• Tiene un vocabulario de tres a cinco palabras.

• Imita algunos sonidos.

De 18 a 24 meses:

• Conoce las partes del cuerpo.

• Tiene un vocabulario de 20 a 50 palabras.

• Dice frases de dos palabras.

• La mitad de lo que habla es entendible para los extraños.

A los 36 meses:

• Tiene un vocabulario de 500 palabras.

• Dice frases de cuatro o cinco palabras.

• Un 80 % del habla es entendible para los extraños.

• Comprende algunos verbos.

Por tanto, ante un niño de cualquier edad con un retraso en el desarrollo del lenguaje, siempre se debe realizar un estudio auditivo con el fin de detectar una posible sordera o patologías que cursan con sordera.

Dr. Manuel Conde - Otoemisiones acústicas recién nacido (1)