Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

¿Qué hacer cuando nuestros hijos presentan alergia a los animales de compañía?

La doctora Cristina Ortega Casanueva, responsable de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José, da unas pautas para que los padres actúen en caso de reacción alérgica

La doctora Cristina Ortega Casanueva, alególoga pediátrica del Hospital Quirónsalud San José, ha subrayado el incremento que se ha producido en los últimos años de las alergias a los animales en los niñosEste enlace se abrirá en una ventana nueva. A la pregunta de qué hacer si a nuestro hijo las mascotas le provocan síntomas alérgicos, esta especialista ofrece algunos prácticos consejos.


¿Existe tratamiento para la alergia a los animales?

"El único tratamiento es retirar el animal de la vivienda y evitar su contacto". Tomar esta decisión parece, a primera vista, sencillo, pero a menudo no lo es tanto, debido al cariño que se establece entre el niño y su mascota.

"Además, evitar completamente el contacto con el animal que ocasiona la alergia es también complicado, por lo que llamamos la exposición indirecta, es decir, cuando se visitan casas o sitios donde haya estas especies o, incluso, al tratar con personas que las tienen de mascotas", continúa la experta en alergia infantil.

Mientras se retira el animal, al igual que ocurre con el resto de las alergias, se deberá utilizar un tratamiento farmacológico diario pautado por el pediatra (antihistamínicos, corticoides inhalados y broncodilatadores de corta acción de rescate).


¿Cómo actuar si tenemos un niño alérgico a animales?

• Los familiares que tienen animales deben conocer la alergia del niño y evitar llevarlos a su casa.

• Evitar en lo posible acudir a lugares donde sabemos que hay animales.

• Informar al colegio. Sería recomendable que los compañeros del colegio que conviven con mascotas llevaran ropa que no haya estado en contacto con estas.

• Si los padres trabajan con animales o han estado en contacto con ellos (montando a caballo, si son veterinarios…) deberían cambiarse de ropa y ducharse antes de volver al domicilio.


¿Por qué debe retirarse el animal de la casa si es inevitable que haya contactos indirectos?

El nivel de exposición es directamente proporcional a la gravedad de los síntomas. Los contactos indirectos son menos intensos que tener al animal dentro del hogar.


Niño alérgico a los animales con familiares con mascotas. ¿Cómo se aborda el tema?

Durante el verano o los periodos vacacionales, muchos niños se desplazarán al pueblo de sus abuelos, quienes en muchas ocasiones tendrán mascotas o animales en la casa.

A los padres de niños alérgicos a los animales y que habitualmente no conviven con ellos, la doctora Ortega Casanueva, responsable de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José, les da unas pautas para que, en el caso de tener que convivir con ellos durante las vacaciones, no presenten síntomas o, si lo hacen, sean los mínimos posibles.

Estas mismas medidas sirven si el niño es alérgico a animales, tiene mascota y los padres del paciente deciden no retirarla:

• Evitar que el niño toque al animal y si lo hace, que se lave las manos después.

• No permitir que el animal entre en su dormitorio y menos aún que duerma con el niño.

• Las camas de los animales deben limpiarse frecuentemente y estar ubicadas en una zona apartada.

• Ventilar la vivienda a diario.

• Utilizar sistemas de purificación de aire que contengan filtros de alta eficiencia HEPA.

• Limpiar de forma minuciosa la casa con aspiradores con filtros HEPA (colchones, almohadas, cortinas y alfombras).

• Bañar a los perros y los gatos al menos una vez por semana.

• Lavar la ropa que haya estado en contacto con los animales.

• Frotar a la mascota con una toalla húmeda, varias veces por semana.

• Existen lociones no tóxicas que se aplican sobre el pelo del animal, lo humedecen y evitan que se desprenda tanta caspa. Pueden emplearse una vez a la semana.


"No se ha demostrado que aplicar estas medidas en conjunto sea igual de beneficioso que el retirar al animal de la vivienda", especifica la doctora Ortega Casanueva, quien recuerda que el tratamiento con vacunas con alérgenos de animales se recomienda en aquellos niños alérgicos para los que la exposición a los animales es inevitable. "En la actualidad hay disponibles vacunas para combatir los síntomas que producen los gatos, los perros y los caballos", concluye la especialista.

CO2



Etiquetas: Dra. Cristina Ortega Casanueva, Unidad de Alergia y Neumología Infantil, Hospital Quirónsalud San José, Departamento de Pediatría y Neonatología, Alergia a las mascotas, Alergia a los animales, Alergia a los perros, Alergia a los gatos, Alergia infantil a los animales