Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Hidratación y protección solar, factores clave para tener unos pies sanos en verano

La podóloga de Quirónsalud Tenerife Beatriz TorcidaLa podóloga de Quirónsalud Tenerife Beatriz TorcidaCuando llega el verano y las altas temperaturas dejamos atrás las botas y los zapatos cerrados para utilizar sandalias. Ganamos frescor, pero nuestros pies pueden verse perjudicados si no les damos a cambio los cuidados que requieren. La podóloga de Quirónsalud Tenerife, Beatriz Torcida, nos recuerda que, igual que hacemos con el resto del cuerpo, con los pies debemos seguir unas pautas mínimas de higiene, hidratarlos a diario y protegerlos del sol; asimismo es muy importante elegir un calzado adecuado para prevenir lesiones.

Desde su punto de vista, la hidratación diaria con productos específicos es fundamental. "Mientras que la piel del dorso del pie es similar a la del resto del cuerpo, la de la planta es más espesa y resistente. Esta particularidad hace que debamos utilizar productos específicos para su cuidado", apunta la especialista, para luego dejar claro que lo mejor para los periodos de calor son las cremas hidratantes con urea; pues ayudan a evitar las grietas, sobre todo en las zonas más secas como los talones. Al ser un queratolítico, la urea contribuye a que la piel que necesita renovarse se desprenda lo que hace que la hidratación sea más eficiente.

Asimismo, Beatriz Torcida explica que tras la ducha y antes de la hidratación es muy importante secar bien los pies, sobre todo la zona que está entre los dedos, para evitar que la humedad favorezca la aparición de hongos. En el caso de que se nos hinchen los pies por el calor, el descanso y las duchas frías nos ayudarán a recuperar el equilibrio.

Para Torcida otro aspecto fundamental es proteger los pies del sol. "Es común que se aplique la crema fotoprotectora sólo hasta el tobillo olvidando los pies, sin tener en cuenta que los empeines, que están en línea perpendicular con los rayos del sol, son muy propensos a sufrir quemaduras", apunta la podóloga de Quirónsalud Tenerife.

El mejor calzado

Sobre el calzado más adecuado, la podóloga explica que es fundamental elegir unos zapatos transpirables, para evitar el exceso de sudoración, y con una buena sujeción, especialmente en el tobillo y talón. "Debe tener una suela de entre 2 y 5 centímetros y que proteja la planta de los pies con un material blando y cómodo, pero rígido a la flexión. Así favorecerá un movimiento relajado del pie en balancín en cada paso", asegura la especialista.

Beatriz Torcida desaconseja el uso habitual de chanclas. Sólo son aconsejables en las zonas comunes de baño para evitar infecciones. "Este tipo de calzado empeora ciertas lesiones como la fascitis, los esguinces o las metatarsalgias", asegura la experta de Quirónsalud, quien indica que en el caso de utilizar zapatos cerrados "es imprescindible acompañarlos con el uso de calcetines de materiales naturales, como el algodón o el hilo, que ayudan a la termorregulación del pie".

Torcida se refiere de manera especial a las personas con diabetes, que, debido a su enfermedad, pierden sensibilidad en los pies. A este colectivo les aconseja estar especialmente atentos, pues, sin darse cuenta, pueden sufrir rozaduras o heridas y su detección temprana es vital para evitar la aparición de úlceras más complicadas de curar.

Por último, la especialista recomienda la visita al podólogo si se observa algún problema en los pies como picor constante, amarilleamiento o engrosamiento de las uñas o dolor; pues así se podrá evitar propagar un contagio, si tenemos hongos, o que empeore alguna otra patología. "El podólogo aplicará el tratamiento adecuado en función del problema de que se trate, ya sea técnicas de quiropodia para callos y durezas; productos antitranspirantes para combatir el exceso de sudoración y el mal olor de los pies; o plantillas que ayuden a atenuar la deformidad y el dolor", concluye.

Etiquetas: podología, quirósnalud tenerife, cuidado pies en verano, beatriz torcida