Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

IDCsalud Fundación Jiménez Díaz a la cabeza en el uso de linfografías por resonancia magnética

Evita el daño directo sobre el sistema linfático, además de aportar fiabilidad y precisión diagnóstica

  • Esta nueva tecnología ha demostrado mayor fiabilidad y precisión en el diagnóstico y tratamiento de los linfedemas que las técnicas tradicionales
  • A pesar de la alta prevalencia del linfedema y su morbilidad, los expertos señalan que el diagnóstico de la enfermedad y su manejo son poco adecuados.

El servicio de Radiología de IDCsalud Fundación Jiménez Díaz ha realizado veinte linfografías por resonancia magnética para explorar el sistema linfático desde que implantó esta técnica pionera hace un año. Esta nueva tecnología ha demostrado ser más eficaz, eficiente y precisa para el diagnóstico y tratamiento de los linfedemas, que aparecen cuando el sistema linfático está dañado, que las técnicas tradicionales.


Actualmente en España, son pocos los centros que cuentan con equipos conjuntos de resonancia magnética 3 Tesla y programas de reconstrucción tridimensional de última generación para el estudio no invasivo del sistema linfático y el linfedema.


Según explica la doctora Ángeles Franco, Jefe de Servicio de Diagnóstico por Imagen de IDCsalud Fundación Jiménez Díaz, "la ventaja de esta técnica es que evita el daño directo sobre el sistema linfático, además de aportar una fiabilidad y precisión diagnóstica no alcanzada hasta ahora". Esta tecnología evita, por tanto, errores de diagnóstico, mejorando el manejo de la enfermedad y eludiendo consultas o pruebas complementaras innecesarias. Además, no requiere preparación previa y no somete al paciente a radiación (rayos X).


Por ello, la linfografía por resonancia magnética ha superado ya a otras técnicas como la linfografía directa por rayos X y la linfogammagrafía, que es una prueba de Medicina Nuclear.


Para realizar esta prueba se administra al paciente, a nivel intradérmico, un contraste paramagnético y, a continuación, se realiza una resonancia magnética. "Esta técnica nos permite establecer el diagnóstico del linfedema primario y secundario de origen post­quirúrgico, tanto en miembros superiores como inferiores y plantear siempre un tratamiento óptimo y personalizado para cada paciente", subraya el doctor Alberto Alonso-Burgos, responsable desde el área de Radiología Vascular Intervencionista de este tipo de exploraciones y médico adjunto del Servicio de Diagnóstico por Imagen, a la vez que destaca que, "excepto en pacientes severamente claustrofóbicos o con implantes metálicos o marcapasos, la exploración puede realizarse en cualquier persona".


Gran prevalencia, pero bajo diagnóstico

El linfedema se produce por la acumulación de líquidos en tejidos del cuerpo cuando hay un daño en el sistema linfático. Aunque puede afectar a otras partes del cuerpo, por lo general se produce en brazos o piernas y es habitual que aparezca como secuela de la cirugía tras un cáncer, como por ejemplo en el de mama. A pesar de que es una patología de gran prevalencia y morbilidad para los pacientes, "continúa siendo un gran interrogante, lo que ha derivado en un infra-diagnóstico de la enfermedad y un mal manejo", apunta la doctora Franco.


En la medida en la que esta técnica permite hacer un diagnóstico preciso, así como realizar un tratamiento definitivo de una manera planificada y segura, se ahorra en tiempos quirúrgicos y de ingresos y se evitan complicaciones, tal y como señala el doctor Alonso-Burgos. "El paciente, al estar correctamente orientado, recibe un solución definitiva".