Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

¿Cómo lidiar con la dermatitis atópica?

La doctora Libe Aspe, especialista en dermatología del Hospital Quirónsalud Vitoria, nos habla sobre las claves para mitigar los síntomas de esta molesta enfermedad.

¿Qué es la dermatitis atópica y a quién afecta?dermatitisdermatitis

La dermatitis atópica es una de las enfermedades inflamatorias de la piel más frecuentes. De hecho, se calcula que alrededor del 15-20 % de los niños y del 5-7 % de los adultos la padecen.

No se trata necesariamente de una enfermedad hereditaria aunque en muchos casos lo es. Sin embargo, lo cierto es que, aunque tenga carácter hereditario, el grado de afectación puede variar muchísimo de un familiar a otro.

Existen varias fases de la enfermedad: la dermatitis del lactante, la del niño y la de los adultos.

En el caso de los lactantes, se trata de eccemas y rojeces que aparecen principalmente en las mejillas y el dorso de los brazos. Sin embargo, existen casos más complicados en los que estos eccemas aparecen por todo el cuerpo, incluso en el cuero cabelludo.

Es una enfermedad que alarma mucho a los padres y produce gran preocupación ya que resta muchísima calidad de vida por los picores que ocasiona. Los bebés están nerviosos, lloran mucho, se hacen heridas al rascarse, no duermen bien…

Una vez que pasamos de la dermatitis del lactante a la infantil, se puede decir que los eccemas casi siempre aparecen en los pliegues (codos y detrás de las rodillas) porque es donde hay más fricción y donde se acumula más sudor.

En el caso de los adultos, la dermatitis es mucho menos frecuente.

¿Qué cuidados básicos conviene tener en cuenta para mantener controlada la enfermedad?

Lo más importante es mantener la piel muy bien hidratada. Hay que tratar de que los niños adquieran el darse crema hidratante después de la ducha como una rutina más de su cuidado personal.

Conviene también evitar los baños prolongados porque, aunque en una primera impresión puede parecer que los picores disminuyen, a la larga la piel se reseca más. De hecho, se recomienda sustituir los baños por duchas.

Otros consejos básicos serían, por ejemplo, utilizar jabones sin perfumes y ropa de algodón.

¿Empeora la dermatitis en alguna época del año?

El invierno es la peor época para los pacientes con dermatitis atópica por dos motivos principales:

En primer lugar porque, como todos sabemos, el frío reseca muchísimo la piel.

En segundo lugar, existe otra razón más desconocida, incluso sorprendente, que es que la radiación ultravioleta disminuye en invierno. Paradójicamente, el sol tiene un efecto antiinflamatorio en la piel. Por eso, cuando la gente dice que la dermatitis le mejora con el agua del mar, en realidad lo que no saben es que lo que les está haciendo mejorar no es el agua del mar si no la radiación solar.

De hecho, existe un tratamiento a nivel hospitalario que se utiliza cuando la afectación es muy extensa y no mejora con la aplicación de cremas que se llama fototerapia y que consiste en introducir a los pacientes en cabinas de ultravioleta.

¿Es recomendable el uso de corticoides?

Corticoide es una palabra que conlleva connotaciones negativas para la población general. Sin embargo, no hay que dramatizar ni tenerles "miedo".

Si con los cuidados básicos de la piel no se consigue controlar los brotes de dermatitis, los corticoides de uso tópico se convierten en un buen aliado. Siempre se aplican en poca cantidad, en una superficie reducida y poniendo límites de días y pausas de descanso. Si se aplica a tiempo cuando el brote está empezando es probable que con 2, 3 o como máximo 5 días, se consiga erradicar. Sin embargo, si aguantamos sin aplicarlo para ver si se soluciona "solo" casi con seguridad, finalmente será necesario utilizar mucha más cantidad.

En resumen…

No existe una solución definitiva para acabar con las molestias originadas por esta enfermedad pero se podría decir que lo más importante es mantener la piel constantemente hidratada con una crema adecuada. No es necesario que sea una crema especialmente cara. A cada piel le va bien una crema diferente y es cuestión de ir probando hasta que encontremos la que mejor resultado ofrezca en cada paciente.