Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

“El miedo al fracaso, cuando no llega un embarazo, se vive con ansiedad, estrés, impotencia, rabia, pensamiento obsesivo e incluso sensación de pérdida de control sobre sus vidas”

¿Qué podemos hacer cuándo buscamos un embarazo y no llega? Vicenta Giménez, psicóloga de la Unidad de Reproducción Asistida nos da algunos consejos:

"El primer consejo es consultar con un especialista en la materia. En ocasiones las mujeres acuden a sus ginecólogos de referencia, se realizan sus revisiones periódicas y su médico le indica que todo está bien, que no se obsesione con el tema, pero no debemos olvidar que el 40% de las dificultades reproductivas proceden de la baja calidad seminal, por lo que aunque nos encontremos ante una pareja joven, si la gestación no llega pasado un año, es recomendable consultar con una Unidad de Medicina Reproductiva, ya que, por ejemplo, si existiese una azoospermia en el varón (ausencia de espermatozoides en el eyaculado), por mucho que esa pareja espere, por muy jóvenes que sean y por muy relajados que estén, nunca conseguirían un embarazo de forma espontánea", explica Vicenta Giménez, psicóloga de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital de Día Quirónsalud Donostia.

"También es muy importante que las parejas con un hijo previo, si no llega este segundo embarazo, también acudan al especialista, ya que puede que las condiciones hayan cambiado y allá donde antes no había problemas, puede que ahora sí los haya", añade la especialista.

"El segundo consejo es poner en forma nuestro cuerpo. En ocasiones, iniciar el camino hacia la maternidad-paternidad, tiene similitud con las carreras de fondo como las maratones. Llevar una dieta equilibrada rica en antioxidantes, un peso equilibrado y abandonar hábitos tóxicos y sedentarios ayudará a potenciar la fertilidad natural. Se ha comprobado que en pacientes obesas, la disminución de un 10% del peso corporal, aumenta las probabilidades de conseguir un embarazo y el consumo de antioxidantes, mejora la calidad espermática. Estas recomendaciones no nos aseguran un embarazo, pero sí tendremos más garantías de éxito ¿alguien se plantea correr una maratón sin preparación previa?", asegura Vicenta Giménez.

"La tercera recomendación es llevar a cabo alguna técnica de relajación mental y física y para ello el yoga puede ser un gran aliado, ya que además de proporcionar bienestar físico, ayuda a calmar la mente y a centrarse ‘en el aquí y en el ahora’ de las sensaciones, y no debemos olvidar que sentimos a través de nuestro cuerpo, vivimos en nuestro cuerpo y no sólo en nuestra mente", afirma la psicóloga.

"Y el cuarto consejo es ‘enamorarse’ de algún proyecto de vida, o de alguna actividad lúdica tanto individual o en pareja o en familia. Es muy importante evitar que el proyecto de ser padres sea el único objetivo que se tenga en la vida. A nivel individual, es recomendable poder llevar a cabo otras actividades que apasionan, como por ejemplo, el bricolaje, o la jardinería o jugar a golf, etc. Y como pareja es importante tener proyectos juntos algo que cobra vital importancia cuando ya se tiene un hijo previo y no llega el segundo y parece que todo puede girar alrededor de ese embarazo que no llega, por lo que hay que organizar planes ‘en familia’, esas escapadas al monte o excursiones", añade Vicenta Giménez.

¿Cómo gestionar las emociones?

"El abanico de emociones suelen ser muy variables y lo describen como una montaña rusa emocional, con periodos de ilusión y desilusión mensuales, cuando llega la menstruación y confirma que ese mes tampoco llega el embarazo. Es importante darse el espacio para sentir la tristeza, la rabia y la frustración y no negarse a sí mismo esos sentimientos. En ocasiones se puede sentir alegría por los embarazos ajenos, pero también mucha rabia, envidia y tristeza, ya que los demás consiguen aquello que ellos más desean, y puede que estos sentimientos estén enfocados hacia familiares y amigos. Y por supuesto, la ansiedad y el estrés están muy presentes y se deben de mantener a raya", explica la especialista.

"En ocasiones será prudente para estas parejas alejarse de los amigos y los familiares con niños pequeños o bebés y hay que poder permitirles que lo hagan y no enfadarse con ellos, ya que más adelante se normalizará la relación y es importante hacerles saber que siempre estarán ahí para ellos para cuando lo precisen y quieran comentar su situación", añade.

Cerca del 70-80% de los pacientes el miedo al fracaso es su principal preocupación

El apoyo psicológico en los procesos de reproducción es fundamental, ya que los estudios demuestran una gran afectación emocional, siendo la primera causa de abandono de los tratamientos de medicina reproductiva, a pesar de un buen pronóstico médico y siendo comparable emocionalmente a padecer un cáncer.

"Nuestra Unidad no sólo ofrece asesoramiento, acompañamiento y atención emocional a todos los pacientes que así lo precisen, sino que establece un screening emocional a todos ellos desde la primera consulta con su ginecólogo, es decir, a su llegada a nuestra Unidad y previo al comienzo de cualquier tratamiento. De este modo se lleva a cabo una labor de prevención, detección de pacientes ya afectados emocionalmente, recomendaciones individuales y pedagógicas sobre los tratamientos, con un detallado informe", explica Vicenta Giménez.

"Los estudios refieren que cerca del 70-80% de los pacientes, consideran el miedo al fracaso como su principal preocupación, con presencia de niveles elevados de ansiedad, estrés, impotencia, rabia, pensamiento obsesivo, sensación de pérdida de control sobre sus vidas..., pero sólo un 10% pide ayuda voluntariamente, por lo que es muy importante que el médico sea sensible a estos temas y recomiende a sus pacientes un apoyo psicológico especializado. Además no debemos olvidar que en ocasiones los pacientes han de utilizar óvulos o esperma de donantes, lo que genera un gran duelo por la fertilidad perdida, así como la pérdida de la continuidad genética y no es fácil manejar esta información entre familiares y amigos, así como ofrecérsela al futuro niño, o cómo compartirla entre hermanos, algunos estarán vinculados genéticamente con sus padres y otros puede que no", subraya la especialista.

Gestionar el embarazo

"En ocasiones la llegada del embarazo viene acompañada de muchos miedos y no olvidemos que el éxito no es conseguir un embarazo, sino un niño sano. Durante el primer trimestre aparece el miedo a los abortos, o si el embrión ha implantado correctamente en el útero o es un embarazo ectópico. Durante el segundo trimestre llegan los miedos a las malformaciones y en el tercer trimestre los miedos al parto prematuro o incluso al propio parto o cesárea o si surgen complicaciones y lo que necesitamos transmitir en todo momento es calma y trabajar todos estos miedos. Y no hay que olvidar que todo este proceso afecta mucho a ambos miembros de la pareja y en ocasiones los miedos no les permiten disfrutar de estos momentos únicos e irrepetibles, como tampoco de su vida sexual", concluye Vicenta Giménez.

Sobre Quirónsalud

Quirónsalud es el grupo hospitalario más importante de España y el tercero de Europa. Está presente en 13 comunidades autónomas, cuenta con la tecnología más avanzada y dispone de una oferta superior a 6.200 camas en más de 80 centros, como la Fundación Jiménez Díaz, Ruber, Clínica La Luz, Teknon, Dexeus, Policlínica de Gipuzkoa, etc., así como con un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional.

Trabajamos en la promoción de la docencia (siete de nuestros hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (contamos con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, único centro investigador privado acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).

Asimismo, nuestro servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros, y la traslación clínica de nuestras investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando más de 1.600 proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como cardiología, endocrinología, ginecología, neurología y oncología, entre otras.

Etiquetas: Vicenta Giménez