Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Nueva técnica para tratar el cáncer de recto que evita la resección y la bolsa de colostomía

El equipo de cirugía general y aparato digestivo de Hospital Quirónsalud Zaragoza, compuesto por los doctores Rocío Ferrer y José Fernando, ha practicado, por primera vez en un centro privado aragonés, una intervención de cáncer de recto por la técnica TAMIS.

Esta práctica quirúrgica se realiza vía intrarrectal, utilizando el instrumental de laparoscopia, y está indicada para tratar neoplasias benignas o pólipos que no sobrepasen la capa mucosa del recto (estadio T1), y no se pueden extirpar por colonoscopia.

Tal y como explica la doctora Ferrer, "esta técnica supone una gran mejora para la extirpación de lesiones dentro del recto que, en otras circunstancias, requieren cirugías mucho más agresivas que pueden implicar el corte de parte del intestino y su posterior unión o permanecer de por vida con una bolsa de colostomía".

Se realiza mediante la introducción de un dispositivo especial flexible, llamado de puerto único, a través del ano. Por el mismo se introduce el instrumental y se insufla gas para crear una cavidad en el recto y poder acceder a la lesión.

Esta técnica por tanto mejora la recuperación del enfermo ya que, como apunta el doctor José Fernando, "gracias al acceso directo se reduce el tiempo de intervención y la recuperación es más rápida y menos dolorosa. Solo conlleva 24 horas de ingreso y no requiere quimioterapia o radioterapia".

Este equipo de cirujanos tiene una dilatada experiencia en esta técnica y, aseguran, que "los resultados son muy favorables".