Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

La pandemia retrasa la detección del glaucoma, una de las enfermedades “más peligrosas” del ojo

La pandemia de la Covid-19 podría haber provocado un retraso en la detección de casos de glaucoma en la región por la disminución de la afluencia de pacientes a consultas de oftalmología para realizar sus revisiones periódicas. Así lo explica Belén Torres Ledesma, oftalmóloga del Hospital Quirónsalud Clideba, con motivo de la celebración, mañana, del Día Mundial del Glaucoma, una de las patologías, ha recordado, más graves entre las que afectan al ojo.


La doctora Torres ha señalado que el glaucoma ha sido otra de las "enfermedades olvidadas" durante la pandemia. Así, "lamentablemente se ha producido una progresión de determinadas enfermedades oculares como el glaucoma que no han sido detectadas ni tratadas a tiempo debido a la disminución de afluencia a las consultas por miedo a infectarse de la Covid-19".


La oftalmóloga ha indicado que el glaucoma "es una de las patologías más peligrosas que afecta a los ojos y que puede llegar a causar ceguera". Además, ha apuntado que "el glaucoma es la primera causa de la ceguera irreversible que afecta entre el 1% y 2% de la población mundial". Se trata de una "patología progresiva" que afecta al nervio óptico. Este tejido nervioso es el encargado de transmitir la imagen que reciben los ojos al cerebro, y en esta enfermedad, el nervio se degenera hasta provocar en las últimas etapas de la enfermedad la invidencia ocular.


Asimismo, la facultativa ha explicado que se trata de "una enfermedad silenciosa, puesto que al inicio de la misma perdemos una visión periférica que apenas se nota ni duele, por lo que hasta que no está avanzada no nos percatamos de que la tenemos, momento en el que ya es tarde para recuperar la visión".


En este sentido, Torres Ledesma, ha recalcado la importancia de acudir a las revisiones periódicas oculares. "La primera de ellas se realiza al mes de nacimiento, luego se hace un chequeo en la infancia a partir de los 3 años, después a los 6-7 años y, si no hay defecto en la visión, lo adecuado es realizar la revisión a partir de los 40 años, cada año o dos años según el riesgo que tenga cada paciente".


Causas
Según ha indicado la doctora, existen multitud de factores que pueden provocar esta enfermedad, ya que "la patogénesis exacta no es del todo conocida". Entre ellas se encuentra una causa mecánica, debido a un aumento de presión intraocular en nuestros ojos; una causa vascular, debido a una mala circulación del nervio óptico; e incluso, una causa de muerte celular, debido al envejecimiento de las células de ese nervio óptico.


En cuanto a los factores de riesgo asociados al glaucoma, Torres Ledesma ha detallado que el más importante es la presión intraocular, ya que "se puede modificar con tratamientos si se detecta a tiempo". Además, existen otros factores de riesgo como son la edad (si tenemos más de 70 años la probabilidad de padecer la enfermedad puede aumentar de 3 a 8 veces); los antecedentes familiares; la diabetes; y la miopía, entre otros.


Tratamientos
Respecto al tratamiento que se emplea para tratar el glaucoma, Torres Ledesma ha indicado que "depende del grado de evolución de la enfermedad y del control que se tiene de la misma". No obstante, ha subrayado que la presión intraocular es el único factor que se puede modular mediante fármacos tópicos (administración de gotas) que ayudan a controlar la presión. En caso de no ser suficiente con la prescripción de medicamentos se podría emplear tratamiento con láser, en algunos casos seleccionados y, por último, si esta técnica ya no es efectiva, se opta por la cirugía.


En relación con la cirugía de glaucoma, la doctora ha explicado que "consiste en realizar una vía de drenaje a través de la cual pueda salir el líquido acuoso del ojo y disminuir así la tensión ocular". Incluso, ha detallado Ledesma, se pueden poner dispositivos de drenaje para que pueda salir el contenido acuoso del ojo con el fin de reducir la tensión intraocular.

Prevención
Según ha asegurado la doctora "la mejor prevención es la revisión periódica de la vista para así detectar a tiempo la tensión ocular y adelantarnos a la enfermedad e impedir que ésta avance, evitando así la ceguera". También se ha confirmado que hay ciertos alimentos que pueden ayudar a frenar el avance del glaucoma, como son la fruta, la vitamina A y C, los vegetales ricos en carotenoides, y se recomienda reducir el consumo de cafeína.

Etiquetas: Hospital Quirónsalud Clideba | Belén Torres Ledesma | Día Mundial del Glaucoma | glaucoma