Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

A partir de los 50 años la mitad de los varones presenta algún síntoma en la próstata

A partir de los 50 años la mitad de los varones presenta algún síntoma relacionado con la patología de próstata, según informa el doctor Emilio López Alcina, especialista en urología y responsable de la Unidad de Láser Prostático de Hospital Quirón Valencia, con motivo del Día Europeo de la Salud Prostática. Entre las dolencias más frecuentes, la prostatitis, la hiperplasia benigna de próstata o HBP y el cáncer de próstata.

La HBP se manifiesta a partir de la cincuentena: "Es a esta edad cuando la mitad de la población masculina manifiesta algún signo relacionado con esta patología", explica el especialista. La mayoría de los síntomas se presentan de manera gradual y progresiva, con problemas a la hora de ir a orinar, además de la urgencia y la incontinencia, lo que provoca la necesidad repetitiva de acudir al baño por las noches e, incluso, infecciones urinarias recurrentes y sangrado al miccionar. El doctor López Alcina recomienda acudir al especialista ante cualquiera de estos síntomas, además de someterse a un chequeo urológico anual a partir de los 50.

El tratamiento de esta dolencia puede manejarse inicialmente con la modificación del estilo de vida y fármacos, "pero si la sintomatología empeora o si aparecen complicaciones, lo conveniente es recurrir a la cirugía", añade el urólogo. Entre todas las técnicas actuales el especialista recomienda las basadas en nuevas fuentes de energía como el láser, porque permiten tratar de forma eficaz y segura la HBP, de manera mínimamente invasiva, no requiere hospitalización y reduce al mínimo los efectos secundarios.

Para el cuidado de la próstata el especialista recomienda beber una media de dos litros de agua diarios, orinar de forma relajada, tratar de no estar sentado mucho tiempo para no congestionar la zona pélvica, no abusar del alcohol ni de la comida picante o de las bebidas estimulantes, como el té o el café, y por último, mantener relaciones sexuales de manera habitual.

Avances en el estudio del cáncer de próstata

La Unidad de Ingeniería Biomédica de Hospital Quirón Valencia ha puesto en marcha un estudio de cuantificación de imagen para establecer rangos precisos de normalidad y enfermedad mediante biomarcadores de imagen obtenidos por resonancia magnética para el estudio del cáncer de próstata, el segundo con mayor número de diagnósticos a escala mundial entre la población masculina. Como explica el doctor Roberto Sanz, ingeniero biomédico de Hospital Quirón Valencia, "los estudios de cuantificación nos aportan información sobre el movimiento del agua por el tejido y detectar cuáles son las zonas afectadas por el carcinoma de próstata, ya que existe una disminución de la difusión del agua en los tejidos tumorales respecto al sano, lo que permite conocer la agresividad del tumor a través de la perfusión sanguínea, detectando aquellas zonas que tienen un mayor aporte sanguíneo. Finalmente hacemos los análisis metabólicos de la próstata, donde se produce un aumento de ciertos compuestos químicos relacionados con la presencia del tumor". Con estos estudios se obtiene un diagnóstico más completo y preciso para ayudar a los especialistas a tomar decisiones con mayor seguridad, tanto si se decide tratar al paciente, como si se opta por una estrategia de vigilancia activa de la enfermedad.

En la actualidad se utilizan diversas técnicas para evaluar y diagnosticar el carcinoma de próstata. Las más habituales suelen ser el PSA (siglas inglesas del Antígeno Prostático Específico), el tacto rectal o la obtención de biopsias, cuya práctica lleva implícita procedimientos invasivos y molestos para los pacientes. "Pero hoy en día, las técnicas de imagen van ganando protagonismo como medio opcional y complementario, ya que nos aportan un mayor conocimiento de la enfermedad y una evaluación temprana de la efectividad de los tratamientos. Todo ello con medios incruentos y sin molestia alguna para los pacientes", concluye el doctor Luís Martí Bonmatí, jefe del Servicio de Diagnóstico por la Imagen de Hospital Quirón