Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Prebióticos y probióticos

Seguro que muchas veces has oído hablar de Lactobacillus, Bifidobacterium, fructooligosacáridos (FOS), inulina, pero…. ¿sabes qué son?

Desde la Consulta de Nutrición os queremos explicar lo que son los prebióticos y probióticos y sus diferencias.

Un probiótico son microorganismos vivos (bacterias o levaduras) no patógenos, que ingeridos en cantidades adecuadas producen un efecto beneficioso sobre la salud, fundamentalmente sobre la flora intestinal.

Algunos de estos efectos consisten en prevenir y tratar las diarreas e infecciones intestinales, mejorar y equilibrar la flora intestinal, combatir el estreñimiento y disminuir el tiempo de tránsito intestinal, potenciar el sistema inmunitario, mejorar la digestión de la lactosa y aumentar las defensas.

Los prebióticos son componentes alimentarios no digeribles, pero con un efecto fisiológico en el intestino al estimular el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas. Se trata de un tipo de hidrato de carbono presente en algunos alimentos que, aunque nuestro sistema digestivo no es capaz de digerir, son fermentados en el tracto gastrointestinal y utilizados como "alimento" por determinadas bacterias intestinales beneficiosas.

Pueden estar presentes de forma natural en los alimentos vegetales (ajo, cebolla, puerro, espárrago, alcachofas, tomates, plátanos) o ser añadidos para dotarlos de beneficios concretos como en los preparados lácteos, bebidas, alimentos infantiles, galletas y panes.

En la Consulta de Nutrición podemos ayudarte a que tengas una flora intestinal equilibrada ¡Pregúntanos!