Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

El proyecto de humanización en Obstetricia y Pediatría del Hospital Universitario Infanta Elena, reconocido en el Índice de Humanización de Hospitales Infantiles

La iniciativa incluye la implementación de circuitos diferenciados para pacientes pediátricos Covid y no Covid y la intensificación de sus servicios no presenciales para poder atender a todos los pacientes en un contexto protegido

  • El IHHI premia como Buena Práctica la adaptación del hospital desde el inicio de la pandemia para ponerse el servicio de sus pacientes, garantizando el derecho de accesibilidad a la asistencia en condiciones de igualdad sin pérdida de la humanización en los cuidados, y atendiendo a sus tres ejes estratégicos: la prevención en salud, la experiencia del paciente y la gestión responsable
  • El Índice de Humanización de Hospitales Infantiles es una herramienta de autoevaluación que permite a los hospitales medir cuantitativa y cualitativamente el grado de humanización de sus áreas de atención pediátrica

El proyecto de humanización en Pediatría llevado a cabo por el Hospital Universitario Infanta ElenaEste enlace se abrirá en una ventana nueva desde el inicio de la pandemia generada por el Covid-19, que ha incluido la implementación de circuitos diferenciados para pacientes pediátricos afectados y no afectados por el coronavirus y la intensificación de su estrategia de servicios no presenciales para poder ofrecer la mejor atención sanitaria a todos sus pacientes en un contexto protegido ha sido reconocido como Buena Práctica en el Índice de Humanización de Hospitales Infantiles (IHHI) de la Fundación Atresmedia, cuyos resultados se han dado a conocer hace unos días.

Esta herramienta de autoevaluación que mide el grado de humanización de la asistencia hospitalaria con los pacientes pediátricos ha premiado así, entre los 120 centros hospitalarios de toda España que han participado en su segunda edición, la labor desarrollada por el hospital de Valdemoro, que se adaptó desde el inicio de la pandemia para ponerse el servicio de sus pacientes en cumplimiento de sus tres ejes estratégicos: la prevención en salud y la búsqueda de la máxima calidad asistencial; la optimización de la experiencia del paciente y el trato humanizado ofrecido; y la gestión responsable y eficiente de los recursos sanitarios.

Y es que, como recuerda el Dr. Enrique de la Orden, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red sanitaria pública madrileño, "tras el inicio de la pandemia, el hospital tuvo que adaptarse a la nueva situación de forma continuada, dados los escenarios tan cambiantes, para garantizar el derecho de accesibilidad a la asistencia en condiciones de igualdad, sin pérdida de la humanización en los cuidados".

Adaptaciones eficaces y seguras

Así, promovido por los doctores Juan Miguel Rodríguez Candia, jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del hospital, y Montserrat González, jefa de sección del mismo servicio, éste mantuvo su actividad creando y decorando en tiempo récord un "búnker paritorio" que, gracias también al trabajo e implicación del equipo de matronas, facilitó tanto la estancia conjunta de madre, pareja e hijo como la lactancia materna, desde el ingreso hasta el alta, sin tener contacto con el resto de los circuitos del centro, y evitando así posibles contagios.

Por su parte, gracias al jefe de la Unidad de Neonatología, el Dr. Weimar García, ésta también se mantuvo abierta y se configuró un programa de alta precoz para aquellas madres y recién nacidos clínicamente recuperados y que voluntariamente lo aceptaban, con disponibilidad de una consulta presencial para ambos a las 24 horas del alta.

En cuanto al Servicio de Pediatría, tal y como explica su responsable, se reorganizaron y reubicaron sus consultas cerca de la entrada del hospital para permitir el movimiento de los niños sin interferir en el necesario distanciamiento social, y adaptaron sus agendas a fin de aumentar los tiempos de consulta.

Adicionalmente, se potenciaron los servicios no presenciales gracias a la infraestructura digital previamente consolidada por el hospital mediante el uso del Portal del Paciente (aplicación propia desarrollada para promover la autogestión de la salud de los pacientes y la comunicación bidireccional con el hospital) tutelado, con videollamadas, diálogo web, consultas no presenciales y consultas telefónicas, ayudando así a responder a la necesidad de continuar el seguimiento de los pacientes, evitando su desplazamiento innecesario en algunos casos y facilitándolo en condiciones de seguridad en otros.

En este sentido, también se mantuvo un contacto permanente con los pediatras de Atención Primaria mediante el uso de e-consultas y correos electrónicos, tanto para ayudar en la resolución de pacientes procedentes del primer nivel asistencial como para agilizar la derivación urgente de pacientes no demorables, incide el Dr. De la Orden.

Por último, en las Urgencias Pediátricas del hospital, que permanecieron siempre abiertas, se establecieron circuitos Covid y no Covid señalizados e identificados respectivamente con imágenes de los personajes Mario y Luigi, adaptándose los puestos de observación para favorecer el distanciamiento social y señalizándose las bancadas de espera. Medidas que también se implementaron en el Hospital de Día Pediátrico y la Hospitalización Pediátrica.

El IHHI, herramienta de autoevaluación de la humanización en atención pediátrica

El Índice de Humanización de Hospitales Infantiles es una herramienta de autoevaluación diseñada por la Fundación Atresmedia con el consenso de la comunidad sanitaria que permite a los hospitales medir cuantitativa y cualitativamente el grado de humanización de sus áreas de atención pediátrica, así como identificar tanto sus puntos fuertes como las áreas susceptibles de mejora en aspectos que inciden en la humanización en base a seis áreas de análisis (Información general, Urgencias, Consultas, Ingreso, Otros Servicios y Unidad de Intervención Especializada) y un total de 41 criterios de evaluación.

En su segunda edición, han cumplimentado el cuestionario del IHHI un total de 120 hospitales públicos, privados y de gestión mixta, así como grandes, medianos y pequeños, la mayoría de los cuales ha obtenido valores en torno al 50 por ciento o superiores. Concretamente, el Hospital Universitario Infanta Elena, clasificado entre los hospitales pequeños del ranking, ha obtenido una puntuación de 67,26 -muy por encima del promedio de su categoría y titularidad, situado en 50,10-, fruto del trabajo llevado a cabo desde hace meses por todos los trabajadores del centro, desde médicos, enfermeras, matronas hasta personal administrativo, de Mantenimiento, Sistemas, Limpieza y Cocina, entre otros.

Entre las oportunidades de mejora señaladas en el informe de este año figuran aspectos como la formación en humanización para los profesionales sanitarios, la atención psicológica para niños y adolescentes ingresados, los programas anti-estrés para pequeños pacientes, sus familiares y los profesionales, las unidades específicas para adolescentes, las unidades de dolor, y las unidades de Cuidados Paliativos.