Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Quirónsalud Tenerife repara con éxito un aneurisma gigante de aorta abdominal

La intervención se realizó por vía mini invasiva y fue llevada a cabo por un equipo multidisciplinar liderado por el cirujano cardiovascular Ignacio Díaz de Tuesta

Personal de Hospital Quirónsalud Tenerife ha logrado reparar con éxito un aneurisma gigante de aorta en el abdomen por medio de la colocación de una prótesis por vía endovascular, esto es, sin tener que recurrir a cirugía abdominal abierta. La intervención duró unas tres horas y fue dirigida por el cirujano cardiovascular de Quirónsalud Tenerife, el doctor Ignacio Díaz de Tuesta, quien destaca lo excepcional de esta intervención, no sólo por el tamaño de la aneurisma, que medía más de 10 centímetros, sino también por las angulaciones que presentaba la aorta.

"Ambas circunstancias, que dificultan mucho este tipo de cirugía ya de por sí complicada, hizo que se plantease el traslado del paciente a la península para una cirugía compleja, ya que los análisis iniciales realizados por otros especialistas indicaban la inviabilidad de una solución mínimamente invasiva", apunta el cirujano, quien explica que el tratamiento quirúrgico de esta patología consiste básicamente en sustituir la sección dañada de la aorta por una prótesis o injerto en forma de tubo.

Un aneurisma se produce cuando un segmento de la aorta se dilata como consecuencia de la debilidad de una de las paredes de la propia arteria. Este tipo de patología no presenta síntomas y es muy peligrosa, ya que puede romperse en cualquier momento y provocar hemorragias muy graves. Su reparación quirúrgica está totalmente recomendada cuando miden más de cinco centímetros de tamaño. "En el caso que nos ocupa el aneurisma medía el doble, más de diez centímetros, y tenía cuatro acodamientos cercanos a los 90º; lo que sin duda lo convierte en un caso excepcional y tremendamente delicado. Resulta sorprendente que haya alcanzado este tamaño sin romperse. Es como si hubiera vivido todo este tiempo con un balón muy inflado en la barriga que estaba a punto de estallar", señala el cirujano cardiovascular.

Cuando comenzaron a estudiar el caso, los especialistas se plantearon tres opciones quirúrgicas. La primera consistía en reparar la aorta con cirugía abierta accediendo por medio de una incisión en el abdomen directamente al aneurisma para colocar las prótesis, que al tener forma tubular permiten reconducir el riego evitando que la sangre circule por el aneurisma. No obstante, los cirujanos también pueden acceder a la aorta con técnicas de cirugía mínimamente invasiva realizando una pequeña incisión a la altura de las dos ingles. De esta forma, acceden al sistema circulatorio por medio de las arterias femorales y, guiados por rayos x en una sala de hemodinámica, pueden llevar hasta la zona sobre la que quieren trabajar el injerto o prótesis para poder reparar la zona dañada.

Adaptar la prótesis

Descartada la cirugía abierta por la edad y otras patologías que padece el paciente, los especialistas se centraron en estudiar qué prótesis se adaptarían mejor a la anatomía del paciente. Optaron por una solución híbrida, pues primero tuvieron que rectificar las arterias del paciente, para luego colocar una prótesis articulada que permitirá adaptarse a su particular anatomía.

El doctor Díaz De Tuesta destaca el trabajo previo que realizó el ingeniero que formó parte del equipo ya que, con imágenes virtuales del aneurisma se pudo obtener una reconstrucción completa de la aorta, en base a la cual se hicieron todos los cálculos de tamaño, ángulo y tensión necesarios para garantizar el éxito de la intervención.

"Este ha sido un caso límite y de extrema complejidad al que hemos podido dar solución gracias a la profesionalidad no sólo del personal del hospital Quirónsalud Tenerife, sino también del equipo multidisciplinar de especialistas que se desplazaron desde la península para participar en ella", subraya el doctor Díaz de Tuesta, quien también considera clave la el trabajo de logística que se tuvo que poner en marcha en el citado hospital para que todo funcionara a la perfección; pues además de habilitar la sala de hemodinámica como quirófano híbrido con todos los medios y el personal que requiere este tipo de operación, se activó de forma paralela un quirófano convencional por si finalmente la prótesis no se podía colocar vía endovenosa y tenía que realizarse una cirugía abierta de emergencia

"Lo importante, concluye el especialista, era tenerlo todo preparado para reducir al máximo el riesgo de la intervención y garantizar en la medida de lo posible el éxito de la misma".

Etiquetas: aneurisma, aorta, cirujano Díaz de Tuesta, Quirónsalud Tenerife, cirugía cardiovascular, cirugía mínimamente invasiva